Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 2 - 20 de enero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo).

La Ley del Uno, Libro I, Sesión 2

20 de enero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz de nuestro infinito Creador. Estoy con este complejo mente/cuerpo/espíritu que se ha ofrecido como canal. Me comunico con vosotros.

Es el momento oportuno para formular preguntas en las proyecciones de vuestra distorsión mental de este tiempo/espacio. Así pues, puedo manifestar a este grupo que mi propio complejo de memoria social tiene un método particular para comunicarse con los pocos que pudieran ser capaces de armonizar sus distorsiones con las nuestras, y es el de responder a solicitudes de información. Nos sentimos cómodos con este formato. Pueden comenzar las preguntas.

Interrogador: Supongo que hay suficientes personas que podrían entender lo que manifestáis, que estarían suficientemente interesadas en ello para que escribamos un libro con vuestras comunicaciones, y me preguntaba si estaríais de acuerdo.

En caso afirmativo, pienso que quizá sería adecuado proporcionar alguna información sobre vuestra historia.

Ra: Soy Ra. La posibilidad de comunicación, como la llamaríais, del Uno al Uno, a través de la distorsión con significado aceptable, es la razón por la que hemos contactado con este grupo. Algunos captarán sin una distorsión significativa lo que comunicamos a través de la conexión con este complejo mente/cuerpo/espíritu. Sin embargo, si deseáis compartir nuestras comunicaciones con otros, nuestra distorsión nos lleva a percibir que ello sería muy útil para la regulación y cristalización de vuestros propios patrones vibratorios en los niveles de experiencia que denomináis vida. Si uno es iluminado, ¿no lo son todos? Por consiguiente, nos inclinamos a hablar para vosotros en cualquier medio que podáis desear de proporcionar un diálogo. Enseñar/aprender es la Ley del Uno en una de sus distorsiones más elementales.

Interrogador: ¿Podríais decirnos algo sobre vuestro pasado histórico y sobre vuestro contacto con razas antiguas de este planeta? Así tendríamos algo con lo que empezar.

Ra: Soy Ra. Somos conscientes de que vuestro complejo mente/cuerpo calcula el método adecuado de llevar a cabo la tarea de crear un instrumento de enseñanza/aprendizaje. Somos conscientes de que para vosotros nuestra encarnación, como la llamáis, es cuestión de interés. Hemos esperado a una segunda pregunta para hacer hincapié en que el tiempo/espacio de algunos miles de vuestros años crea un interés un tanto engañoso. Así pues, al proporcionar esta información, pedimos que no se ponga énfasis sobre nuestras experiencias en vuestro espacio/tiempo local. La enseñanza y el aprendizaje que constituyen nuestra responsabilidad son antes filosóficos que históricos. Vamos a proceder a contestar a vuestra pregunta, inocente cuando se evalúa adecuadamente.

Pertenecemos a la Confederación que hace once mil de vuestros años visitó a dos de vuestras culturas planetarias que en aquel momento estaban en estrecho contacto con la creación del Creador único. Ingenuamente, creímos que podríamos enseñar/aprender mediante el contacto directo, y que las distorsiones del libre albedrío relativas al criterio o a la personalidad individuales no corrían peligro; no pensamos que serían distorsionadas, pues estas culturas estaban ya estrechamente alineadas con una creencia universal en la presencia de vida o conciencia en todas las cosas. Llegamos y fuimos bien recibidos por los pueblos a los que deseábamos servir. Tratamos de ayudarles con medios técnicos para la sanación de las distorsiones del complejo mente/cuerpo/espíritu mediante el uso del cristal, apropiado para la distorsión y colocado en una serie adecuada de proporciones de material tiempo/espacio. Así se crearon las pirámides.

Descubrimos que la tecnología se reservó en gran parte a aquellos con la efectiva distorsión mente/cuerpo de poder. No era esa la finalidad de la Ley del Uno. Dejamos a vuestros pueblos. El grupo que debía trabajar en la zona de Sudamérica, como llamáis a esa parte de vuestra esfera, no se rindió tan fácilmente, y volvió. Nosotros no lo hicimos; sin embargo, nunca hemos dejado vuestra vibración debido a la responsabilidad que asumimos por los cambios producidos en la conciencia, en primer lugar, y que después hallamos distorsionados en formas no subordinadas a la Ley del Uno. Intentamos contactar con los gobernantes de la tierra a la que habíamos llegado, la tierra a la que llamáis Egipto o, en algunas zonas, la Tierra Sagrada.

En la Decimoctava Dinastía, como se conoce en vuestros registros de distorsiones de espacio/tiempo, pudimos contactar con un faraón, como le llamaríais. Este hombre tenía una limitada experiencia vital en vuestro plano y era un… como este instrumento denominaría, un Errante. Así, este complejo mente/cuerpo/espíritu recibió nuestras distorsiones de comunicación y pudo combinar sus distorsiones con las nuestras. Esta joven entidad había recibido un complejo vibratorio de sonido que vibraba en honor a un dios próspero, que este complejo mente/cuerpo, al que llamamos instrumento, denominaría «Ammon». La entidad decidió que este nombre, en honor de uno entre muchos dioses, no era aceptable para incluirlo en su complejo vibratorio de sonido; por ello, cambió su nombre a otro que hacía honor al disco solar. Esta distorsión, denominada «Aten», era una distorsión cercana a nuestra realidad, tal como entendemos la naturaleza de nuestra propia distorsión del complejo mente/cuerpo/espíritu. Sin embargo, no se corresponde totalmente con la prevista enseñanza/aprendizaje que se transmitió. Esta entidad, Ikhnaton [(Akenatón)], llegó al convencimiento de que la vibración del Uno era la verdadera vibración espiritual y, por tanto, decretó la Ley del Uno.

Sin embargo, las creencias de esta entidad fueron aceptadas por muy pocos. Sus sacerdotes las observaron únicamente en apariencia, sin la distorsión espiritual hacia la búsqueda. El pueblo continuó con sus antiguas creencias. Cuando esta entidad dejó de existir en esta densidad, las creencias centradas en dioses numerosos recuperaron su lugar y prosiguieron hasta que el conocido como Mahoma facilitó al pueblo una distorsión más inteligible de las relaciones mente/cuerpo/espíritu.

¿Tenéis interés en información más detallada en este momento?

Interrogador: Estamos muy interesados en la totalidad de la historia que tenéis que relatar y en profundizar en la Ley del Uno. Formularé algunas preguntas a medida que avancemos, que pueden o no guardar relación directa con la comprensión de la Ley del Uno. Sin embargo, creo que el modo correcto de presentar este material como un vehículo de enseñanza/aprendizaje es investigar diferentes facetas de lo que nos decís. Hablasteis de la curación por el cristal. —Otra cosa que quiero mencionar es que cuando el instrumento se fatigue, deseamos interrumpir la comunicación y continuar con las preguntas en otro momento, cuando el instrumento recupere energía—. Si el instrumento está en condiciones en este momento, quisiéramos recibir alguna información sobre la curación por el cristal que habéis mencionado.

Ra: Soy Ra. El principio de la curación por el cristal se basa en la comprensión de la naturaleza jerárquica de la estructura de la ilusión que constituye el cuerpo físico, como lo llamaríais. Hay cristales que inciden en las energías que entran en el cuerpo espiritual; otros, que trabajan sobre las distorsiones del espíritu a la mente; y otros que equilibran las distorsiones entre la mente y el cuerpo. Todas estas sanaciones por medio del cristal se cargan a través de canales purificados. Sin la cristalización relativa del sanador que trabaja con el cristal, el cristal no se cargará adecuadamente. El segundo elemento es la alineación adecuada con los campos de energía del planeta que habitáis y con las distorsiones holísticas o cósmicas, o corrientes que llegan al aura planetaria, de forma que un índice adecuado de formaciones y ubicaciones dentro de estas es de ayuda en el proceso de esclarecimiento o equilibrado.

Enumerar los diversos cristales que pueden utilizarse sería agotador para este instrumento, aunque podéis preguntarnos en otra sesión, si lo deseáis. La delicadeza, digamos, en la selección del cristal es de importancia primordial y, en realidad, una estructura cristalina como la del diamante o la del rubí puede emplearse por un canal purificado que esté lleno del amor/luz del Uno, en prácticamente cualquier aplicación.

Ciertamente, ello lleva su iniciación, y nunca ha habido muchos que perseveren hasta el punto de progresar a través de las diversas distorsiones de abandono que la iniciación ocasiona.

¿Podemos daros brevemente más información sobre esta u otra cuestión?

Interrogador: Sí. Habéis mencionado que las pirámides fueron fruto de esto. ¿Podríais explicar algo más? ¿Fuisteis responsables de la construcción de la pirámide; cuál era su propósito?

Ra: Soy Ra. Las pirámides de mayor tamaño fueron construidas por nuestra capacidad para utilizar las fuerzas del Uno. Las piedras están vivas. Es algo que no ha sido tan entendido por las distorsiones mente/cuerpo/espíritu de vuestra cultura. La finalidad de las pirámides era doble:

Por un lado, disponer de un lugar de iniciación adecuadamente orientado para aquellos que desearan convertirse en canales purificados o iniciados para la Ley del Uno.

Por otro lado, deseábamos guiar cuidadosamente a los iniciados en desarrollar un proceso de sanación para aquellos a quienes pretendían ayudar, y para el planeta mismo. Se diseñó una pirámide tras otra, cargadas por el cristal y el Iniciado, para equilibrar la energía entrante de la Creación Única con las numerosas y múltiples distorsiones mente/cuerpo/espíritu del planeta. Con ese afán, pudimos continuar el trabajo que los hermanos de la Confederación habían llevado a cabo a través de la construcción de otras estructuras en las que el cristal también estaba presente, y completar así un anillo de ellas, como diría este instrumento, distribuidas sobre la superficie de la Tierra.

Este instrumento comienza a perder energía. Contestaremos a una pregunta o a un tema más, y después os dejaremos por este tiempo/espacio.

Interrogador: ¿Podríais indicar si originariamente había una piedra cimera en la cúspide de la pirámide, de qué estaba compuesta, y cómo transportasteis los pesados bloques para construir la pirámide? ¿Qué técnica se empleó para ello?

Ra: Soy Ra. Invito a que se nos formule esa pregunta en nuestra próxima sesión, como denominaríais la distorsión/intercambio de nuestras energías.

Si tenéis alguna pregunta sobre el uso adecuado de este complejo mente/cuerpo/espíritu, agradeceríamos que la plantearais ahora.

Interrogador: Dad la pregunta por hecha. No tengo ninguna otra. ¿Cuál es el uso adecuado de este instrumento? ¿Qué debemos hacer? ¿Qué deberíamos hacer para maximizar su capacidad y su comodidad?

Ra: Soy Ra. Nos complace que hayáis formulado esa pregunta, pues no consideramos que tengamos el derecho/deber de compartir nuestras percepciones sobre ningún tema que no sea filosófico, sin que nos sea preguntado directamente. Sin embargo, este complejo mente/cuerpo/espíritu no está siendo correctamente utilizado, y por lo tanto está experimentando distorsiones innecesarias del cuerpo que resultan en su cansancio.

Las vibraciones pueden purificarse perfectamente mediante la realización de un sencillo círculo del Uno y la vibración verbal, al mismo tiempo, del diálogo siguiente:

Pregunta: «¿Cuál es la Ley?».

Respuesta: «La Ley es Uno».

Pregunta: «¿Por qué estamos aquí?».

Respuesta: «Tratamos de hallar la Ley del Uno».

Pregunta: «¿Por qué buscamos a Ra?».

Respuesta: «Ra es un humilde mensajero de la Ley del Uno».

Ambos: «Regocijaros y purificad este lugar en la Ley del Uno. No dejad que penetre en el círculo que hemos recorrido alrededor de este instrumento ninguna forma-pensamiento, pues la Ley es Uno».

El instrumento debería estar en trance en ese momento. La situación correcta es que la cabeza apunte veinte grados norte-nordeste. Esa es la dirección desde la que emanan las distorsiones de amor/luz más recientes o de la Nueva Era, menos distorsionadas, y este instrumento hallará confort en ellas. Este es un instrumento sensible; es decir, que las distorsiones que entran en su complejo mente/cuerpo/espíritu proceden de cualquiera de sus sentidos. Por lo tanto, conviene hacer lo siguiente:

Colocar cerca de la cabeza de la entidad un cáliz que no haya sido usado antes, con agua.

Situado en el centro, el libro que más afinidad presenta con las distorsiones mentales del instrumento más próximas a la Ley del Uno, que es la Biblia que sostiene en sus manos con frecuencia.

Al otro lado de la Biblia, una pequeña cantidad de incienso en un incensario que no haya sido utilizado antes.

Detrás del libro que simboliza al Uno, que estará abierto por el Evangelio de San Juan, en su Capítulo Uno, una vela blanca.

El instrumento se vería fortalecido si vistiera una prenda blanca. Deberá permanecer cubierto y tumbado, con los ojos tapados.

Consideramos que, aunque este es un complejo de actividad/circunstancia y podría parecer muy distorsionado respecto a la experiencia dirigida a la enseñanza/aprendizaje, estos detalles sobre la técnica del trance reducirán las distorsiones de la mente de los que se encuentren cerca del instrumento cuando perciban su mejora de las distorsiones relativas al cansancio. Solo tenemos que añadir que si estas sesiones de enseñanza/aprendizaje se mantienen durante el tiempo/espacio en que vuestro sol no ilumina la sala, es mejor llamar al instrumento antes de encender la luz artificial.

Soy Ra. Os dejo en la gloria y en la paz del Creador. Regocijaros en el amor/luz e id en el poder del Creador. Os dejamos en dicha. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 2 - 20 de enero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research