Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 4 - Sesión 9, 27 de enero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


PayPal - The safer, easier way to pay online!

Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 4

Sesión 9, 27 de enero de 1981

Jim: Ninguno de nosotros mostró nunca especial interés en la reencarnación. De nuevo, es fácil perder el foco de interés en las oportunidades de crecimiento que ofrece el momento presente si se presta demasiado interés a las vidas anteriores. La única pregunta de esta naturaleza que hicimos a Ra dio lugar a una respuesta que parecía apoyar nuestra falta de interés en las vidas pasadas.

Carla: Personalmente, no me cabe duda de que encarnamos muchas veces, y de que a través de esos ciclos de manifestación entablamos relaciones complejas y significativas que arraigan profundamente en nuestro ser. Don me había dicho que cuando nos conocimos tuvo la certeza de que acabaríamos juntos. Puesto que lo que siguió inmediatamente para mí fue un matrimonio de cuatro años con un hombre que en realidad no deseaba casarse, un día le espeté que debía haberme advertido de ese hecho en 1962, lo que me hubiera ahorrado aquellos cuatro años difíciles. «¿Cómo? —me respondió—; ¿hubieras preferido ahorrarte todo ese excelente catalizador?».

Tanto Donald como Jim me han mostrado una estima tan amorosa y generosa que resulta extraordinaria, a menos que se introduzca el concepto de los vínculos anteriores. No me cabe ninguna duda de que ya hemos servido juntos anteriormente, en otras vidas y en otros tiempos. Una pequeña parte de esa interesante historia anterior le fue expresada hace años a Jim en una lectura psíquica: se sugirió que en las grandes llanuras norteamericanas del siglo XIX, Don y Jim fueron hermanos que convivieron juntos como rancheros. Yo fui en esa época el hijo de Jim, el sobrino de Don, y solo viví hasta la edad de cinco años, pues arrastraba una enfermedad desde el nacimiento. Se sugirió también que esto fue una preparación para que cuidaran de mí en esta vida, pues tengo que bregar con la discapacidad, la limitación y, especialmente, tuve que enfrentarme al ataque psíquico durante el periodo del contacto Ra. En algún nivel siento que es cierto. Sin embargo, siento también que no hace falta que sepamos nada de nuestras relaciones anteriores para aprender y servir juntos en la actualidad. Tenemos todo lo que necesitamos para afrontar el momento presente; lo demás es meramente accesorio.

Sesión 9, 27 de enero de 1981

Interrogador: ¿Es posible que nos digáis algo acerca de nuestras experiencias pasadas, nuestras encarnaciones anteriores?

Ra: Soy Ra. Es posible. No obstante, esa información es cuidadosamente guardada por vuestra totalidad de mente/cuerpo/espíritu, para no influenciar vuestras experiencias en el espacio/tiempo actual.

Os examinamos para hallar la información que no es perjudicial para vuestro ser. Desde la distorsión del deseo de vuestra libertad frente a toda idea preconcebida, solo puedo hablar de manera general. Los miembros de este grupo han trabajado y convivido juntos en más de una ocasión, en las que sus relaciones han variado. El karma está equilibrado, como lo llamáis; siendo cada uno instructor del otro. El trabajo ha implicado la sanación, la comprensión de los usos de la energía terrestre y el trabajo en ayuda de civilizaciones que han realizado un llamamiento, al igual que nosotros hemos acudido al llamamiento de vuestra esfera. Esto pone fin al material que consideramos inofensivo revelar.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 4 - Sesión 9, 27 de enero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research