Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 14 - 29 de enero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro I, Sesión 14

29 de enero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: Tras revisar el trabajo de esta mañana, creo que podría ser útil profundizar en algunas cuestiones. Habéis dicho que la segunda densidad tiende a alcanzar la tercera, que es la densidad de la conciencia del propio ser, o de sí mismo. Esa tendencia se ve impulsada cuando seres de tercera densidad confieren atributos a las formas más avanzadas de segunda densidad. ¿Podéis explicar lo que queréis decir con eso?

Ra: Soy Ra. Al igual que cuando vestís una prenda, así vuestros seres de tercera densidad revisten a ciertos seres de segunda densidad de la conciencia de sí, lo que suele llevarse a cabo a través de la relación que favorecen vuestras denominadas «mascotas». También se ha llevado a cabo de otras formas, entre las que se incluyen diversos conjuntos de prácticas religiosas mediante las que se personifica y se transmite amor a seres naturales de segunda densidad en su forma grupal.

Interrogador: Cuando la Tierra estaba en segunda densidad, ¿cómo se revistió a los seres de segunda densidad que la habitaban?

Ra: Soy Ra. No se produjo ese mismo proceso como tal, sino la simple dotación de capacidades de tercera densidad que adquiere la línea de la espiral de luz al reclamar una distorsión hacia lo alto, de una densidad a otra. El proceso requiere más tiempo cuando no se produce ese revestimiento por parte de seres encarnados de tercera densidad.

Interrogador: Entonces, ¿cómo era la forma de segunda densidad que se convirtió en el hombre terrestre de tercera densidad? ¿Qué aspecto tenía en segunda densidad?

Ra: Soy Ra. La diferencia entre las formas corporales de segunda y de tercera densidad sería escasa en la mayor parte de los casos, pero en el caso particular de vuestra esfera planetaria el proceso se interrumpió por los que encarnaron aquí desde la esfera planetaria a la que llamáis Marte. Estos seres fueron sometidos a ciertos ajustes mediante modificaciones genéticas, y por tanto sí se produjeron algunas diferencias muy significativas, en lugar de un avance progresivo desde las formas bípedas de vuestro nivel de segunda densidad al de tercera densidad. Es algo que no tiene nada que ver con la ubicación del alma, sino con las circunstancias propias de la afluencia de los pertenecientes a aquella cultura.

Interrogador: Por el material que nos habéis facilitado anteriormente, entiendo que esto ocurrió hace 75.000 años, cuando comenzó nuestro proceso evolutivo de tercera densidad. ¿Podéis relatar la historia, señalando únicamente los puntos de desarrollo, por así decir, que tuvieron lugar en el curso de esos 75.000 años; cualquier punto en que se produjo el contacto para potenciar ese desarrollo?

Ra: Soy Ra. El primer intento de ayudar a vuestros pueblos se produjo hace 75.000 de vuestros años, el cual ya hemos descrito. El siguiente tuvo lugar hace aproximadamente 58.000 de vuestros años, y se prolongó durante un largo periodo de vuestro tiempo, con los de Mu, como denomináis a esa raza o complejo social de mente/cuerpo/espíritu. El siguiente intento tardó más en llegar; se produjo hace aproximadamente 13.000 de vuestros años, cuando se proporcionó cierta información inteligente a los habitantes de la Atlántida, y consistió en las tareas de sanación y trabajo con el cristal que ya hemos mencionado anteriormente. El siguiente intento fue hace 11.000 de vuestros años. Se trata de aproximaciones, pues no somos del todo capaces de procesar vuestro propio sistema de medida de vuestro espacio/tiempo. Esto ocurrió en lo que llamáis Egipto, y también hemos hablado de ello. Los mismos seres que llegaron con nosotros volvieron aproximadamente 3.500 años más tarde para tratar de ayudar una vez más al complejo social de mente/cuerpo/espíritu que habitaba en Sudamérica. Sin embargo, las pirámides de aquellas denominadas ciudades no se emplearon de manera correcta.

En consecuencia, no se prosiguió con aquel intento. También hubo un aterrizaje hace aproximadamente 3.000 de vuestros años en Sudamérica, como la llamáis. Se llevaron a cabo algunos intentos de ayudar a vuestros pueblos hace aproximadamente 2.300 años, esta vez en la zona de Egipto. Durante la restante parte del ciclo, nunca hemos abandonado vuestra quinta dimensión y hemos estado trabajando en este ciclo menor para preparar la cosecha.

Interrogador: ¿Fue la visita a Egipto, hace 11.000 años, la única en la que realmente caminasteis sobre la Tierra?

Ra: Soy Ra. Entiendo vuestra pregunta como distorsionada en la dirección del yo antes que en la del prójimo. Nosotros, de complejo vibratorio de sonido Ra, únicamente hemos caminado entre vosotros en aquella ocasión.

Interrogador: Creo que en una sesión anterior dijisteis que las pirámides se construyeron para circundar la Tierra. ¿Cuántas se construyeron?

Ra: Soy Ra. Hay seis pirámides equilibradoras, y otras cincuenta y dos que se erigieron para tareas adicionales de sanación e iniciación entre vuestros complejos mente/cuerpo/espíritu.

Interrogador: ¿Qué es una pirámide equilibradora?

Ra: Soy Ra. Podéis imaginar los numerosos escudos de fuerza de la Tierra dispuestos en su red perfectamente geométrica. Las energías fluyen hasta los planos terrestres, como los llamáis, desde puntos determinados magnéticamente. Debido a las crecientes distorsiones de formas-pensamientos en la comprensión de la Ley del Uno, se constató que todo el planeta era susceptible de desequilibrio. Las estructuras piramidales equilibradoras se cargaron con cristales que adquirieron el equilibrio apropiado de las fuerzas energéticas que fluyen a los diversos centros geométricos de energía electromagnética que rodean y modelan la esfera planetaria.

Interrogador: Permitidme que haga una sinopsis, y decidme si estoy en lo cierto. Todas estas visitas de los últimos 75.000 años tenían como finalidad proporcionar a los habitantes de la Tierra la comprensión de la Ley del Uno, y de esa forma permitirles avanzar a través de la cuarta, la quinta y la sexta densidad. Fue un servicio proporcionado a la Tierra. Las pirámides se utilizaron también para ofrecer la Ley del Uno en su propio modo. En cuanto a las pirámides equilibradoras, no estoy totalmente seguro; ¿estoy en lo cierto hasta aquí?

Ra: Soy Ra. Estáis en lo cierto dentro de los límites de la precisión que permite el lenguaje.

Interrogador: ¿La pirámide equilibradora evitó que la Tierra cambiara su eje?

Ra: Soy Ra. Esta pregunta no ha quedado clara. Por favor, reformuladla.

Interrogador: ¿El equilibrado se refiere al que se realiza sobre el individuo que recibe iniciación dentro de la pirámide, o al equilibrado físico de la Tierra sobre su eje en el espacio?

Ra: Soy Ra. Las estructuras de pirámides equilibradoras podían utilizarse, y se utilizaron, para la iniciación individual. Sin embargo, estas pirámides también se concibieron para equilibrar la red de energía planetaria, mientras que el resto de las pirámides no están situadas adecuadamente para la sanación de la Tierra, sino para la sanación de los complejos mente/cuerpo/espíritu. Habíamos observado que vuestra densidad se había deformado hacia lo que nuestra distorsión/comprensión de la tercera densidad en vuestra esfera planetaria conoce por una continuidad de tiempo/espacio en un modelo de encarnación, con el fin de tener mayor oportunidad de aprender/enseñar las Leyes o los Medios de la distorsión fundamental de la Ley del Uno, que es el Amor.

Interrogador: Decidme si es correcta la siguiente afirmación: las pirámides equilibradoras debían permitir lo que llamamos un aumento de la esperanza de vida de las entidades de este planeta para que adquirieran mayor sabiduría de la Ley del Uno mientras se encuentran en el plano físico en un periodo dado, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Sin embargo, las pirámides a las que no denominamos con el complejo vibratorio de sonido «pirámides equilibradoras» eran más numerosas y se utilizaron exclusivamente para el propósito citado, junto con la enseñanza/aprendizaje de los sanadores para cargar y permitir esos procesos.

Interrogador: George Van Tassel construyó un aparato en nuestro desierto del oeste denominado «integratrón». ¿Este artilugio funcionaría para el propósito de incrementar la esperanza de vida?

Ra: Soy Ra. El aparato está incompleto y no conseguirá el fin mencionado.

Interrogador: ¿Quién proporcionó a George la información sobre cómo construirlo?

Ra: Soy Ra. Hubo dos contactos que facilitaron a la entidad cuyo complejo vibratorio de sonido es George esa información. Uno fue de la Confederación. El segundo, del grupo de Orión. La Confederación tuvo que hallar la distorsión hacia el no contacto a causa de la alteración de los esquemas vibratorios del complejo mental del llamado George. Así, el grupo de Orión utilizó a este instrumento; no obstante, este instrumento, aun en su confusión, era un complejo mente/cuerpo/espíritu dedicado desde el fondo de su corazón al servicio a los demás, de forma que lo peor, diríamos, que pudo hacerse fue desacreditar a esta fuente.

Interrogador: ¿Sería de alguna utilidad para las gentes de este planeta completar ese mecanismo?

Ra: Soy Ra. La cosecha es ahora. En este momento no existe ninguna razón para introducir esfuerzos encaminados a estas distorsiones hacia la longevidad, sino más bien de propiciar distorsiones hacia la búsqueda del corazón del ser, pues lo que reside claramente en el campo energético del rayo violeta es lo que determinará la cosecha de cada complejo mente/cuerpo/espíritu.

Interrogador: Remontándonos al comienzo de este periodo de 75.000 años, hubo una cosecha a los 25.000 años de su inicio, lo que quiere decir hace 50.000 años. ¿Podéis decirme cuántos fueron cosechados en aquel momento?

Ra: Soy Ra. No hubo cosecha.

Interrogador: ¿No hubo cosecha? ¿Y hace 25.000 años?

Ra: Soy Ra. Se inició una cosecha en la última parte del segundo ciclo, tal como medís el tiempo/espacio, con algunos individuos que hallaron la puerta de acceso a la infinidad inteligente. La cosecha de aquel tiempo, aunque sumamente escasa, constó de aquellas entidades que presentaban una distorsión extrema hacia el servicio al resto de entidades que tenían que repetir el gran ciclo. Por lo tanto, aquellas entidades permanecieron en tercera densidad, aunque podían abandonarla en cualquier momento/presente haciendo uso de la infinidad inteligente.

Interrogador: Entonces, en la cosecha de hace 25.000 años, las entidades que podrían haber sido cosechadas a la cuarta densidad prefirieron permanecer al servicio de esta población planetaria, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Por lo tanto, no hubo cosecha, pero hubo entidades cosechables que escogerán la forma de entrar en la cuarta dimensión.

Interrogador: Durante los últimos 2.300 años habéis estado trabajando para crear una cosecha lo más amplia posible al final del ciclo total de 75.000 años. ¿Podéis manifestar, con respecto a la Ley del Uno, por qué lo hacéis?

Ra: Soy Ra. Hablo por el complejo de memoria social denominado Ra. Vinimos entre vosotros para ayudaros. Nuestros esfuerzos en el servicio se vieron pervertidos; por consiguiente, nuestro deseo es eliminar en la medida de lo posible las distorsiones causadas por los que malinterpretan nuestra información y nuestra guía. La causa general de tal servicio que ofrece la Confederación es la principal distorsión de la Ley del Uno, que es el servicio. El Ser único de la creación es como un cuerpo, si aceptáis esta analogía de tercera densidad. ¿Ignoraríamos un dolor en la pierna, un hematoma sobre la piel, una herida ulcerosa? No. No se ignora una llamada. Nosotros, las entidades de la aflicción, hemos escogido como nuestro servicio tratar de sanar la aflicción que hacemos análoga a los dolores del complejo/distorsión del cuerpo físico.

Interrogador: ¿De qué densidad es Ra?

Ra: Soy Ra. Somos de sexta densidad, con una profunda aspiración a la séptima densidad. Para nosotros, la cosecha tendrá lugar en aproximadamente dos millones y medio de vuestros años, y nuestro deseo es estar preparados para la cosecha a medida que se aproxima en nuestra continuidad de espacio/tiempo.

Interrogador: Y os preparáis para esa cosecha a través del servicio que podéis proporcionar, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Es correcto. Ofrecemos la Ley del Uno, la resolución de las paradojas, el equilibrio de amor/luz y luz/amor.

Interrogador: ¿Qué duración tiene uno de vuestros ciclos?

Ra: Soy Ra. Uno de nuestros ciclos equivale a setenta y cinco millones de vuestros años.

Interrogador: ¿Setenta y cinco millones de años?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: En vuestro servicio, consistente en ofrecer la Ley del Uno, ¿trabajáis en este momento con otros planetas, además de con la Tierra, o sólo con la Tierra?

Ra: Soy Ra. En este momento trabajamos únicamente con esta esfera planetaria.

Interrogador: Habéis afirmado que os han llamado 352.000 entidades de la Tierra. ¿Significa esto que ese es el número de los que comprenderán y aceptarán la Ley del Uno?

Ra: Soy Ra. No podemos calcular la exactitud de vuestra afirmación, pues los que llaman no son, en todos los casos, capaces de comprender la respuesta a su llamada. Además, los que no han realizado un llamamiento previo pueden, con gran trauma, descubrir las respuestas a la llamada casi al mismo tiempo que su llamada tardía. No hay tiempo/espacio en la llamada. Por lo tanto, no podemos calcular la cifra de vuestros complejos mente/cuerpo/espíritu que, en la distorsión de vuestra continuidad de espacio/tiempo, escucharán y comprenderán.

Interrogador: ¿Cómo soléis llevar a cabo vuestro servicio de ofrecer la Ley del Uno? ¿Cómo lo habéis hecho durante los últimos 2.300 años? ¿Cómo lo habéis proporcionado normalmente a los pueblos de la Tierra?

Ra: Soy Ra. Hemos utilizado canales como este, pero en la mayoría de los casos los canales se sienten inspirados por sueños y visiones sin ser conscientes de nuestra identidad o existencia. Este grupo en particular ha sido entrenado a fondo para reconocer tal contacto, lo que lo hace capaz de ser consciente de una fuente focal o vibratoria de información.

Interrogador: Cuando contactáis con las entidades en sus sueños o de otro modo, previamente estas entidades han debido iniciar una búsqueda en la dirección de la Ley del Uno, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Por ejemplo, las entidades de Egipto vivían en un estado de panteísmo, como podríais denominar la distorsión de adorar a diversas partes individualizadas del Creador. Pudimos contactar a una de las entidades cuya orientación era hacia el Uno.

Interrogador: Supongo que a medida que concluya el ciclo y surjan los inconvenientes, habrá algunas entidades que comiencen a buscar, o que el catalizador del trauma oriente hacia la búsqueda, y entonces escucharán vuestras palabras telepáticamente, o en forma escrita, como en este libro, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Estáis en lo cierto, excepto en comprender que los inconvenientes han comenzado.

Interrogador: ¿Podéis decir quién tuvo la responsabilidad de transmitir el libro Oahspe?

Ra: Soy Ra. Lo transmitió un complejo de memoria social de la Confederación cuya idea, como fue presentada al Consejo, era utilizar parte de la historia física conocida de las denominadas religiones o distorsiones religiosas de vuestro ciclo con el fin de velar y desvelar parcialmente aspectos o distorsiones primarias de la Ley del Uno. Todos los nombres pueden considerarse creados por sus características vibratorias. La información que encierra tiene que ver con una comprensión más profunda del amor y la luz, y con los intentos de definición de la inteligencia infinita a través de numerosos mensajeros para enseñar/aprender a las entidades de vuestra esfera.

Interrogador: ¿Hay otros libros que podéis nombrar, disponibles para este fin, que se hayan proporcionado por la Confederación?

Ra: Soy Ra. No podemos compartir esa información, pues ello deformaría vuestros esquemas de discernimiento en vuestro futuro. Podéis preguntar acerca de una obra particular.

Interrogador: ¿Quién transmitió el Libro de Urantia?

Ra: Soy Ra. Fue proporcionado por una serie de entidades desencarnadas de vuestros propios planos terrestres, los denominados planos interiores. Dicho material no ha sido transmitido por el Consejo.

Interrogador: ¿Quién hablaba a través de Edgar Cayce?

Ra: Soy Ra. Ninguna entidad hablaba a través de Edgar Cayce.

Interrogador: ¿De dónde procedía la información que canalizó Edgar Cayce?

Ra: Soy Ra. Hemos explicado anteriormente que la inteligencia infinita llega a la energía inteligente desde la octava densidad. El de complejo vibratorio de sonido Edgar utilizó esa puerta de acceso para ver el presente, que no es la continuidad que experimentáis, sino un potencial complejo de memoria social de esta esfera planetaria. El término que habéis usado para esto es el «Registro akáshico» o la «Sala de los archivos». Esta va a ser la última pregunta que podéis formular ahora.

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más confortable, o para ayudar durante la transmisión?

Ra: Soy Ra. Tan solo reiteramos la importancia de la alineación. Este instrumento está desplazado 0,2º de la dirección del lugar de descanso, lo cual es correcto y puede «observarse», digamos, a simple vista, y recordarse al instrumento. Estáis siendo muy cuidadosos. ¿Hay alguna otra pregunta breve que podamos contestar antes de concluir la sesión?

Interrogador: ¿Podéis decir si llevamos a cabo nuestros esfuerzos de un modo razonablemente correcto?

Ra: Soy Ra. La Ley es Uno. No hay errores.

Soy Ra. Dejo a este instrumento en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros en el poder y la paz del Creador único. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 14 - 29 de enero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research