Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 20 - 9 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro I, Sesión 20

9 de febrero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estoy en comunicación con vosotros.

Interrogador: Por remontarnos un poco en el tiempo, ¿qué ocurrió con las entidades de segunda densidad que no fueron cosechadas cuando comenzó la tercera densidad? Supongo que algunas de ellas no la alcanzarían.

Ra: Soy Ra. La segunda densidad puede repetir durante la tercera densidad una parte de su ciclo.

Interrogador: En ese caso, algunas de las entidades de segunda densidad que no fueron cosechadas al comienzo de este periodo de 75.000 años se encuentran todavía en este planeta. ¿Ha sido alguna de estas entidades de segunda densidad cosechada a tercera densidad en los últimos 75.000 años?

Ra: Soy Ra. Es algo que se ha producido cada vez con mayor frecuencia.

Interrogador: Por lo tanto, cada vez más entidades de segunda densidad están alcanzando la tercera densidad. ¿Podéis dar un ejemplo de una entidad de segunda densidad que haya llegado recientemente a tercera densidad?

Ra: Soy Ra. Quizá el caso más frecuente de graduación de segunda densidad durante el ciclo de tercera densidad sea el de las mascotas.

Para el animal que está expuesto a las influencias individualizadoras del vínculo con una entidad de tercera densidad, esta individualización favorece un agudo incremento en el potencial de la entidad de segunda densidad, de modo que tras el cese del complejo físico, el complejo mente/cuerpo no retorna a la conciencia indiferenciada de esa especie, por así decir.

Interrogador: ¿Podéis proporcionar entonces un ejemplo de una entidad de tercera densidad que fuera en su existencia previa una entidad de segunda densidad? ¿Qué tipo de entidad llega a ser aquí?

Ra: Soy Ra. Cuando una entidad de segunda densidad vuelve como de tercera densidad para el inicio de este proceso de aprendizaje, la entidad está equipada con las formas más bajas, si queréis llamar así a estas distorsiones vibratorias, de conciencia de tercera densidad; es decir, equipadas con la conciencia de sí.

Interrogador: Esta sería una forma humana como la nuestra, que comenzaría las comprensiones de tercera densidad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: En cuanto al rápido cambio que se produjo en el vehículo físico de la segunda a la tercera densidad, habéis dicho que ocurrió en aproximadamente una generación y media. Se perdió el pelo corporal y hubo cambios estructurales.

Estoy al corriente de la física de Dewey B. Larson, que afirma que todo es movimiento, o vibración. ¿Es correcta mi suposición de que la vibración básica que compone el mundo físico cambia, creando así un conjunto diferente de parámetros en ese breve periodo de tiempo entre cambios de densidad, lo que posibilita un nuevo tipo de ser? ¿Estoy en lo cierto?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Es correcta la física de Dewey Larson?

Ra: Soy Ra. La física del complejo vibratorio de sonido, Dewey, es un sistema correcto hasta donde le es posible alcanzar, pues hay elementos que no se han incluido en ese sistema. Sin embargo, los que vienen después de esta entidad concreta, al utilizar los conceptos básicos de vibración y el estudio de las distorsiones vibratorias, comenzarán a comprender lo que conocéis como gravedad y lo que consideráis como dimensiones «n». Son cosas que deben incluirse necesariamente en una teoría física más universal, por decirlo así.

Interrogador: Esta entidad, Dewey, ¿ha aportado este material para su utilización principalmente en cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Ayer estuvimos hablando sobre la división que ocurre cuando una entidad escoge, ya sea de modo consciente o inconsciente, el camino que conduce al servicio al prójimo o al servicio al yo. Surgió la cuestión filosófica de por qué existe tal división. Tuve la impresión de que, al igual que ocurre con la electricidad, si no tenemos polaridad eléctrica no tenemos electricidad; no tenemos acción. Por lo tanto, supongo que ocurre lo mismo en la conciencia. Si no tenemos polaridad en la conciencia, tampoco tenemos acción o experiencia, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Podéis utilizar el término general «trabajo».

Interrogador: Entonces, el concepto de servicio al yo y de servicio al prójimo es obligatorio si queremos que exista un trabajo, ya sea un trabajo en la conciencia o un trabajo de naturaleza mecánica en el concepto newtoniano, en lo físico, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto, con una añadidura: la bobina, como podéis comprender ese término, está enrollada, tiene potencial, está lista. Lo que aún falta por polarizar es la carga.

Interrogador: Entonces la carga la proporciona la conciencia individualizada, ¿es así?

Ra: Soy Ra. La carga la proporciona la entidad individualizada que utiliza las emanaciones y efusiones de energía mediante las elecciones del libre albedrío.

Interrogador: Gracias. Tan pronto como comenzó la tercera densidad hace 75.000 años y encarnamos en entidades de tercera densidad, ¿cuál era la esperanza media de vida humana en aquel momento?

Ra: Soy Ra. Al comienzo de este particular periodo de vuestra continuidad de espacio/tiempo la esperanza media de vida era de aproximadamente novecientos de vuestros años.

Interrogador: ¿Aumentó o disminuyó la esperanza media de vida a medida que fuimos progresando en la experiencia de tercera densidad?

Ra: Soy Ra. La esperanza de vida del complejo físico en esta densidad tiene una utilidad particular y, dado el armónico desarrollo de sus aprendizajes/enseñanzas, debía mantenerse constante a lo largo de todo el ciclo. Sin embargo, vuestra esfera planetaria particular desarrolló vibraciones hacia el segundo gran ciclo que la redujeron espectacularmente.

Interrogador: Partiendo de la base de que un gran ciclo dura 25.000 años, ¿cuál era la esperanza de vida al final del primer gran ciclo?

Ra: Soy Ra. La esperanza de vida al final del primero que llamáis gran ciclo era de aproximadamente setecientos de vuestros años.

Interrogador: Entonces, en 25.000 años reducimos la esperanza de vida en unos doscientos años, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Podéis indicar las razones para esa disminución de la esperanza de vida?

Ra: Soy Ra. Las causas para esa disminución son siempre una vibración disonante o no armoniosa entre los seres. En el primer ciclo esto no fue muy pronunciado, debido la dispersión de los pueblos, pero hubo un creciente complejo/distorsión hacia la tendencia a la separación de otros seres.

Interrogador: Supongo que al comienzo de uno de estos ciclos pudo haber, o bien una polarización positiva, que ocurriría por lo general durante los 25.000 años, o bien una polarización negativa. ¿La razón para la polarización negativa y la disminución de la esperanza de vida es la afluencia de entidades procedentes de Marte, que ya habían polarizado negativamente en cierta forma?

Ra: Soy Ra. No es correcto. No hubo una polarización fuertemente negativa debido a esta afluencia. La disminución de la esperanza de vida se debió principalmente a la falta de acumulación de orientación positiva. Cuando no hay avance se van perdiendo gradualmente las condiciones que propician el progreso; esa es una de las dificultades de no estar polarizado: las oportunidades de progreso, digamos, se van limitando constantemente.

Interrogador: Según lo entiendo, al comienzo de este ciclo de 75.000 años teníamos una mezcla de entidades: los que se habían graduado desde segunda densidad en la Tierra para pasar a tercera densidad, y un grupo de entidades transferidas desde el planeta Marte para continuar su tercera densidad aquí, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Debéis recordar que los que fueron transferidos a esta esfera estaban a mitad de su tercera densidad, por lo que esta tercera densidad fue una adaptación, más que un comienzo.

Interrogador: ¿Qué porcentaje de las entidades que estaban aquí en tercera densidad en ese momento procedía de Marte, y qué porcentaje se cosechó desde la segunda densidad de la Tierra?

Ra: Soy Ra. Quizá hubiera la mitad de entidades de tercera densidad procedentes del Planeta Rojo, Marte, como lo llamáis. Quizá un cuarto procedente de la segunda densidad de vuestra esfera planetaria, y aproximadamente otro cuarto procedente de otras fuentes, otras esferas planetarias cuyas entidades escogieron esta esfera planetaria para el trabajo en tercera densidad.

Interrogador: Cuando encarnaron aquí, ¿se mezclaron estos tres tipos en las mismas sociedades o grupos, o se mantuvo cada sociedad o grupo separado de los demás?

Ra: Soy Ra. En su mayor parte no se mezclaron.

Interrogador: ¿Condujo esta separación a la posibilidad de energía bélica entre los diferentes grupos?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Esto contribuyó a reducir la esperanza de vida?

Ra: Soy Ra. Efectivamente, esto redujo la esperanza de vida, como la llamáis.

Interrogador: ¿Podéis indicar por qué novecientos años es la esperanza de vida óptima?

Ra: Soy Ra. El complejo mente/cuerpo/espíritu de tercera densidad tiene quizá un programa de acción catalítica que puede llegar a ser cientos de veces más intensivo que el de no importa qué otra densidad, del que puede destilar las distorsiones y los aprendizajes/enseñanzas. Así, el aprendizaje/enseñanza es más confuso para el complejo mente/cuerpo/espíritu que se ve, digamos, inundado por un océano de experiencias.

Durante los primeros, digamos, ciento cincuenta o doscientos de vuestros años, tal como medís el tiempo, un complejo mente/cuerpo/espíritu atraviesa el proceso de una niñez espiritual. La mente y el cuerpo no se encuentran en una configuración suficientemente disciplinada para dar claridad a los influjos espirituales. Para ello está el resto de la duración de la vida, para optimizar las comprensiones que resultan de la propia experiencia.

Interrogador: Entonces, actualmente parecería que la duración de nuestra esperanza de vida es demasiado corta para aquellos que acaban de comenzar las lecciones de tercera densidad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Las entidades que de algún modo han aprendido/enseñado las distorsiones adecuadas para un rápido crecimiento pueden realizar ahora su trabajo dentro de los límites de una esperanza de vida más corta. Sin embargo, la gran mayoría de vuestras entidades se encuentra en lo que podría considerarse una infancia perpetua.

Interrogador: Remontándonos al primer periodo de 25.000 años, o gran ciclo, ¿qué tipo de ayuda prestó la Confederación a las entidades que estaban en dicho periodo para que tuvieran la oportunidad de crecer?

Ra: Soy Ra. Los miembros de la Confederación que moran en los planos interiores de existencia dentro del complejo planetario de densidades vibratorias trabajaron con estas entidades. También hubo la ayuda de un miembro de la Confederación que trabajó con las entidades de Marte para hacer la transición.

En su mayor parte, la participación fue limitada, pues lo apropiado era permitir el total funcionamiento del mecanismo de la confusión para que las entidades planetarias pudieran desarrollar lo que ellas deseaban en, digamos, la libertad de su propio pensamiento.

Suele ocurrir que un ciclo planetario de tercera densidad tiene lugar de forma que no es preciso que exista ayuda exterior, digamos, o de otros seres, prestada bajo la forma de información. En su lugar, las propias entidades son capaces de trabajar hacia las polarizaciones y los objetivos adecuados del aprendizaje/enseñanza de tercera densidad.

Interrogador: Supongo que si se hubiera alcanzado la máxima eficiencia en ese periodo de 25.000 años, las entidades hubieran sido polarizadas hacia el servicio al yo o el servicio a los demás, o uno u otro. Eso las hubiera hecho cosechables al final de dicho periodo, en cuyo caso hubieran tenido que ir a otro planeta, puesto que este hubiera seguido siendo de tercera densidad durante otros 50.000 años, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Precisemos vuestra suposición, que es compleja y correcta en parte.

El deseo original es que las entidades busquen y lleguen a ser uno. Si las entidades pueden hacerlo en un momento, pueden avanzar en un momento; así, si esto ocurriera en un gran ciclo, de hecho, el planeta de tercera densidad se encontraría vacío al final del mismo.

Sin embargo, lo común es que hacia la mitad del desarrollo de tercera densidad, digamos, a lo largo de todo el universo infinito, exista una pequeña cosecha tras el primer ciclo; el resto, que ha quedado significativamente polarizado, finaliza el segundo ciclo con una cosecha mucho mayor; el resto, todavía más significativamente polarizado al finalizar el tercer ciclo, culmina el proceso y completa la cosecha.

Interrogador: ¿La Confederación vigilaba el proceso y esperaba ver una cosecha al final del periodo de 25.000 años, en el que un porcentaje sería cosechable para la cuarta densidad positiva y otro porcentaje para la cuarta densidad negativa?

Ra: Soy Ra. Es correcto. Podéis considerar nuestro papel en el primer gran ciclo como el del jardinero que, consciente de la estación, aguarda con alegría la primavera. Cuando la primavera no llega, las semillas no brotan, y entonces el jardinero debe trabajar en el jardín.

Interrogador: ¿Debo entender, entonces, que no hubo cosecha, ni positiva ni negativa, al final de esos 25.000 años?

Ra: Soy Ra. Así es. Los pertenecientes al que llamáis el grupo de Orión trataron de ofrecer información a las entidades de tercera densidad durante aquel ciclo. Sin embargo, esa información no fue a parar a oídos de los que trataban de seguir ese camino de polaridad.

Interrogador: ¿Qué técnica empleó el grupo de Orión para proporcionar esa información?

Ra: Soy Ra. Emplearon dos tipos de técnicas: una, la transferencia de pensamiento, o lo que llamáis «telepatía»; otra, la disposición de ciertas piedras para sugerir grandes influencias de poder, siendo el caso de las estatuas y formaciones rocosas de vuestras zonas del Pacífico, y hasta cierto punto, en las regiones de América Central, como las conocéis en la actualidad.

Interrogador: ¿Estáis haciendo referencia, en parte, a las cabezas de piedra de la Isla de Pascua?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Cómo podrían esas cabezas de piedra influenciar a la gente para emprender el camino del servicio al yo?

Ra: Soy Ra. Podéis imaginar a aquellas entidades que viven de tal forma que sus complejos mente/cuerpo/espíritu parecen estar a la merced de fuerzas que no pueden controlar. Dada la existencia de una entidad como una estatua o una formación rocosa cargada con nada más que poder, es posible para el libre albedrío de los que vieran esa particular estructura o formación atribuirle dicho poder, poder sobre las cosas que no pueden ser controladas. Eso, entonces, tiene el potencial de una distorsión mayor hacia el poder sobre los otros.

Interrogador: ¿Cómo se construyeron esas cabezas de piedra?

Ra: Soy Ra. Se construyeron mediante el pensamiento, tras un examen de la mente profunda, el tronco del árbol de la mente, observando las imágenes que con mayor probabilidad podían causar un sobrecogimiento en el observador.

Interrogador: ¿Lo llevaron a cabo las propias entidades de Orión? ¿Lo hicieron en el plano físico? ¿Aterrizaron, o lo hicieron desde los planos mentales?

Ra: Soy Ra. Casi todas estas estructuras y formaciones se construyeron a distancia, mediante el pensamiento. Las entidades de vuestro plano/densidad terrestre crearon algunas de ellas en tiempos posteriores, imitando a las construcciones originales.

Interrogador: ¿De qué densidad era la entidad de Orión que construyó esas cabezas?

Ra: Soy Ra. La cuarta densidad, la densidad del amor o de la comprensión, fue la densidad de la entidad concreta que ofreció esa posibilidad a los de vuestro primer gran ciclo.

Interrogador: Utilizáis la misma nomenclatura para la cuarta densidad negativa y para la cuarta densidad positiva. Ambas son llamadas la dimensión del amor o de la comprensión. ¿Es correcto?

Ra: Soy Ra. Así es. Amor y comprensión, ya sea del yo o del yo hacia el prójimo, son uno.

Interrogador: ¿Cuántos años hace que se construyeron esas cabezas, aproximadamente?

Ra: Soy Ra. Hace aproximadamente 60.000 de vuestros años en la continuidad del pasado de vuestro tiempo/espacio.

Interrogador: ¿Qué estructuras se construyeron en Sudamérica?

Ra: Soy Ra. En esa ubicación se crearon ciertas estatuas características, algunas formaciones de lo que llamáis roca, y otras de roca y tierra.

Interrogador: ¿Entre ellas se incluyen las líneas de Nazca?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Puesto que estas últimas solo pueden observarse a cierta altitud, ¿qué utilidad tenían?

Ra: Soy Ra. Las formaciones eran útiles porque estaban cargadas con energía de poder.

Interrogador: Estoy algo confuso. Las líneas de Nazca apenas son inteligibles para una entidad que camine sobre la superficie. No puede verse nada, sino una discontinuidad en la superficie. Sin embargo, si se sube a cierta altitud pueden apreciarse los diseños. ¿Qué utilidad tenían para las entidades que caminaban sobre la superficie?

Ra: Soy Ra. En el tiempo/espacio que es ahora vuestro presente, es difícil percibir que en el tiempo/espacio de hace 60.000 años esa tierra estaba dispuesta de modo que los poderosos diseños estructurales eran visibles desde el punto elevado de las colinas distantes.

Interrogador: En otras palabras, ¿en aquel tiempo existían colinas desde las que podían verse estas líneas?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta extensa de esta sesión.

Todo ese terreno plano que veis ahora en esa zona incluía colinas en numerosos lugares. La continuidad del tiempo/espacio ha procedido a erosionar mediante el viento y el agua, como diríais, y en gran medida, tanto las formidables estructuras de tierra diseñadas en aquel momento, como la naturaleza del paisaje circundante.

Interrogador: ¿Creo entender entonces que estas líneas no son más que los restos de lo que hubo en su día?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Gracias. Necesitamos saber si es posible continuar hoy con otra sesión, y si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más confortable.

Ra: Soy Ra. Es posible. Os pedimos que observéis atentamente la alineación del instrumento. Por lo demás, estáis siendo muy concienzudos.

¿Hay alguna otra pregunta breve antes de que finalicemos?

Interrogador: En la siguiente sesión, pretendo centrarme en el desarrollo de las entidades orientadas positivamente en los primeros 25.000 años. Sé que no podéis hacer sugerencias, pero ¿podéis hacer algún comentario al respecto?

Ra: Soy Ra. La elección es vuestra, de acuerdo con vuestro discernimiento.

Soy Ra. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 20 - 9 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research