Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 21 - 10 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro I, Sesión 21

10 de febrero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estoy en comunicación con vosotros.

Interrogador: Tengo un par de preguntas que no quisiera olvidarme de formular en esta sesión, así que es lo primero que voy a hacer.

La primera pregunta es: ¿Se vería afectado de alguna manera el contenido futuro de este libro si el instrumento lee el material que ya hemos obtenido?

Ra: Soy Ra. En vuestra medida del tiempo/espacio, las futuras comunicaciones que ofrezcamos a través de este instrumento no guardan relación con su complejo mental. Ello se debe a dos cosas: en primer lugar, la fidelidad del instrumento para dedicar su voluntad al servicio del infinito Creador; en segundo lugar, la distorsión/comprensión de nuestro complejo de memoria social de que el modo más efectivo de comunicar material con la menor distorsión posible, dada la necesidad de utilizar complejos vibratorios de sonido, es separar la mente consciente del complejo espíritu/mente/cuerpo para poder comunicar sin referencia a ninguna orientación del instrumento.

Interrogador: ¿Utilizáis el vocabulario del instrumento o vuestro propio vocabulario para comunicaros con nosotros?

Ra: Soy Ra. Utilizamos el vocabulario del lenguaje con el que estáis familiarizados. Este no es el vocabulario del instrumento; sin embargo, como este particular complejo mente/cuerpo/espíritu retiene el uso de un número suficientemente elevado de complejos vibratorios de sonido, esa distinción no suele ser de importancia.

Interrogador: Sabemos que la cuarentena se estableció totalmente al comienzo de este ciclo de 75.000 años. Supongo que los Guardianes eran conscientes de las infracciones al libre albedrío que ocurrirían si no la establecían en ese momento, y por consiguiente, lo hicieron, ¿es así?

Ra: Soy Ra. La suposición no es del todo correcta, por cuanto sigue: aquellas entidades cuya experiencia de tercera densidad en el Planeta Rojo finalizó prematuramente fueron ayudadas genéticamente mientras eran transferidas a esta tercera densidad. Esa acción, aunque fue llevada a cabo por el deseo de ayudar, se consideró una infracción al libre albedrío. La ligera cuarentena que debía implantarse, y que ejercen los Guardianes, o jardineros, como podríais llamarlos, se intensificó.

Interrogador: Cuando comenzó el ciclo de 75.000 años, la esperanza de vida era aproximadamente de novecientos años, como media. ¿Cuál fue el proceso y el mecanismo de planificación, por llamarlo así, de reencarnación en aquel periodo, y cómo se aplicó el periodo entre encarnaciones de la tercera densidad física al crecimiento del complejo mente/cuerpo/espíritu?

Ra: Soy Ra. Esta pregunta es de las más complejas. Vamos a comenzar la explicación. El patrón de encarnación del complejo mente/cuerpo/espíritu que inicia la tercera densidad comienza en la oscuridad, pues podéis considerar vuestra densidad como una de sueño y olvido, como podríais decir. Este es el único plano de olvido. La entidad de tercera densidad tiene que olvidar para que los mecanismos de confusión, o de libre albedrío, puedan operar sobre el complejo de conciencia recién individualizado.

Así, la entidad principiante, en completa inocencia, está orientada hacia un comportamiento animal, utilizando a los otros seres únicamente como extensiones del yo para la preservación de todo el ser. Lentamente, la entidad toma conciencia de sus necesidades, por así decir, que no son las propias del animal; es decir, que no son necesarias para la supervivencia. Estas necesidades incluyen: la necesidad de compañía, la necesidad de la risa, la necesidad de belleza, la necesidad de conocer el universo. Tales son las necesidades del comienzo.

A medida que las encarnaciones comienzan a acumularse, se descubren otras necesidades: la necesidad de negociar, la necesidad de amar, la necesidad de ser amado, la necesidad de sublimar comportamientos animales a una perspectiva más universal.

Durante la primera parte de los ciclos de tercera densidad las encarnaciones tienen lugar de manera automática y ocurren con rapidez tras el cese del complejo de energía del vehículo físico. Existe una pequeña necesidad de revisar o sanar las experiencias de la encarnación. A medida que los centros de energía comienzan a activarse en mayor grado, es cada vez mayor el contenido de la experiencia durante la encarnación que guarda relación con las lecciones del amor.

Por consiguiente, el tiempo entre encarnaciones se prolonga, como podríais entenderlo, para prestar la atención adecuada a la revisión y a la sanación de las experiencias de la encarnación previa. En un momento dado de la tercera densidad se activa el centro de energía del rayo verde y, en ese momento, la encarnación deja de ser automática.

Interrogador: Cuando la encarnación deja de ser automática, supongo que la entidad puede decidir el momento en que necesita encarnarse por el bien de su propio proceso de aprendizaje. ¿También elige a sus padres?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: En este momento de nuestro ciclo, cercano a su fin, ¿qué porcentaje de entidades encarnadas está realizando sus propias elecciones?

Ra: Soy Ra. El porcentaje aproximado es del 54%.

Interrogador: Gracias. Durante este primer ciclo de 25.000 años, ¿hubo algún desarrollo industrial, alguna maquinaria disponible para la población?

Ra: Soy Ra. De acuerdo con el significado que atribuís al término «maquinaria», la respuesta es no. Sin embargo, digamos que hubo diversos instrumentos elaborados con madera y roca que se emplearon para obtener alimento y para agredir.

Interrogador: Al finalizar este primer ciclo de 25.000 años, ¿se produjo algún cambio físico rápidamente, como el que ocurre al final de un ciclo de 75.000 años, o se trata únicamente de un índice temporal que indica que ha llegado el tiempo de la cosecha?

Ra: Soy Ra. No hubo cambio, excepto el que se produjo de acuerdo con la energía inteligente, o lo que podríais llamar evolución física, que ajustó los complejos físicos a su entorno, como en el caso del color de la piel, según la zona de la esfera sobre la que vivían las entidades, o el crecimiento gradual de los pueblos gracias a la mejor alimentación.

Interrogador: Entonces, al final del primer periodo de 25.000 años, supongo que los Guardianes descubrieron que no había cosecha de entidades con orientación positiva o negativa. ¿Qué ocurrió entonces? ¿Qué medidas se tomaron?

Ra: Soy Ra. No se tomaron medidas, excepto permanecer conscientes de la posibilidad de un llamamiento de ayuda o de una mayor comprensión entre las entidades de esta densidad. La Confederación se preocupa por preservar las condiciones conducentes al aprendizaje; este, en su mayor parte, gira en torno a la distorsión fundamental del libre albedrío.

Interrogador: Entonces, los jardineros de la Confederación no hicieron nada hasta que algunas de las plantas de su jardín solicitaron su ayuda, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Cuándo se produjo el primer llamamiento, y cómo?

Ra: Soy Ra. El primer llamamiento se produjo hace aproximadamente 46.000 de vuestros años. Fue realizado por las entidades de Maldek; estas entidades fueron conscientes de su necesidad de rectificar las consecuencias de su acción, y estaban sumidas en cierta confusión en su estado de encarnación en cuanto a las circunstancias de dicha encarnación; los que no eran conscientes adquirieron conciencia, los conscientes se hallaron en un estado de gran confusión. Esto creó un llamamiento. La Confederación envió amor y luz a estas entidades.

Interrogador: ¿Cómo envió la Confederación esos amor y luz; qué hizo?

Ra: Soy Ra. En la Confederación existen entidades planetarias que, desde sus esferas planetarias respectivas, no hacen más que mandar amor y luz como emanaciones puras a los que realizan el llamamiento. Esto no adopta la forma de pensamiento conceptual, sino de un amor puro e indiferenciado.

Interrogador: ¿La primera distorsión de la Ley del Uno requirió que se otorgara una cantidad de tiempo igual, digamos, al grupo orientado hacia el servicio al yo?

Ra: Soy Ra. En este caso, durante cierto lapso de vuestro tiempo eso no fue necesario, debido a la orientación de las entidades.

Interrogador: ¿Cuál era su orientación?

Ra: Soy Ra. La orientación de esas entidades era tal que la ayuda de la Confederación pasó desapercibida.

Interrogador: Puesto que no se percibió, no fue necesario equilibrarla, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Lo que hay que equilibrar es la oportunidad. Cuando hay ignorancia, no hay oportunidad. Cuando existe un potencial, entonces cada oportunidad será equilibrada, no solo por las orientaciones positivas y negativas de los que ofrecen ayuda, sino también por la orientación de los que la solicitan.

Interrogador: Muchas gracias. Siento ser tan torpe en el planteamiento de mis preguntas, pero eso ha aclarado bastante mi comprensión.

Posteriormente, en el segundo gran ciclo de 25.000 años, ¿se desarrolló alguna gran civilización?

Ra: Soy Ra. Desde el punto de vista del desarrollo de una gran tecnología, no hubo grandes sociedades durante ese ciclo. Se produjo cierto avance entre los de Deneb que escogieron encarnar corporalmente en lo que llamaríais China.

Se dieron pasos adecuados y positivos para activar el complejo de energía del rayo verde en muchas partes de vuestra esfera planetaria, incluyendo América, el continente que denomináis África, la isla a la que llamáis Australia y lo que conocéis como la India, así como en diversos pueblos diseminados.

Ninguno de ellos llegó a alcanzar una grandeza como la de Lemuria o la Atlántida por la formación de fuertes complejos sociales y, en el caso de la Atlántida, grandes conocimientos tecnológicos.

No obstante, en la zona de vuestra esfera planetaria conocida como Sudamérica, se desarrolló una gran distorsión vibratoria hacia el amor. Estas entidades fueron cosechables al final del segundo gran ciclo, sin ni siquiera haber formado nunca fuertes complejos sociales o tecnológicos.

La siguiente va a ser la pregunta que concluirá esta sesión. ¿Hay alguna pregunta que podamos contestar rápidamente antes de concluir?; este instrumento está algo agotado.

Interrogador: Quisiera disculparme por mi confusión, que me ha hecho avanzar hasta este segundo ciclo de 25.000 años.

Quisiera también preguntar si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más confortable. Nos gustaría tener una segunda sesión hoy.

Ra: Soy Ra. Quizá podáis observar una ligera falta de alineación entre el libro, la vela y la perpendicularidad del incensario. No es muy significativa pero, como hemos dicho, los efectos acumulativos sobre este instrumento no son positivos. Estáis siendo muy metódicos. Podemos mantener una segunda sesión, dada la adecuada manipulación y el ejercicio del complejo físico de este instrumento.

Soy Ra. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del Creador único. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro I, Sesión 21 - 10 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research