Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 28 - 22 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro II, Sesión 28

22 de febrero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estoy en comunicación con vosotros.

Interrogador: Puede que hoy vuelva sobre algunos de mis pasos, pues creo que posiblemente estemos en la parte más importante de nuestra tarea al tratar de dilucidar el modo en que todo es uno, en que todo procede de la infinidad inteligente. No resulta sencillo, así que os ruego que disculpéis mis errores en la formulación de las preguntas.

El concepto que ahora mismo tengo del proceso, partiendo tanto de lo que habéis transmitido como de parte del material de Dewey Larson relativo a la física del mismo, es que la infinidad inteligente se expande hacia el exterior desde todos los puntos y en todas direcciones; lo hace de manera uniforme, como la superficie de una pompa o de un balón, que se expanden desde todos los puntos. Esta expansión se produce a la velocidad unitaria, o velocidad de la luz. Esta es la idea que mantiene Larson sobre la progresión de lo que denomina espacio/tiempo. ¿Es correcto ese concepto?

Ra: Soy Ra. Ese concepto no es correcto, como tampoco lo es cualquier otro concepto de la infinidad inteligente. Es correcto en el contexto de un Logos particular, o Amor, o foco de este Creador que ha escogido, digamos, Sus leyes naturales y modos de expresarlas, ya sea matemáticamente o de cualquier otro modo.

La infinidad inteligente única e indiferenciada, no polarizada, plena y total, es el macrocosmos del ser que permanece envuelto en el misterio. Somos mensajeros de la Ley del Uno. La unidad, en esta aproximación de comprensión, no puede especificarse por medio de cualquier física, sino que solo puede llegar a ser infinidad inteligente, activada o potenciada mediante el catalizador del libre albedrío. Esto puede ser difícil de aceptar; sin embargo, las comprensiones que tenemos que compartir comienzan y finalizan en el misterio.

Interrogador: Ayer llegamos a un punto en el que estuvimos considerando los colores de la luz. Dijisteis lo siguiente: «La naturaleza de los patrones vibratorios de vuestro universo depende de las configuraciones dispuestas sobre el material original, o luz, por el foco o Amor que emplea Su energía inteligente para crear cierto patrón de ilusiones o densidades con el fin de satisfacer Su propia estimación inteligente de un método de conocerse a sí mismo». Después, dijisteis que había más material que gustosamente compartiríais, pero nos quedamos sin tiempo. ¿Podríais darnos más información sobre ese punto?

Ra: Soy Ra. Al proporcionar esta información retornamos a los métodos particulares de comprensión o discernimiento que ofrece el conocido con el complejo vibratorio de sonido Dewey, correctos para el segundo sentido de la infinidad inteligente: el potencial que, a través del catalizador, genera la cinética.

Esta información es una progresión natural de reconocimiento de la forma cinética de vuestro entorno. Podéis comprender que cada color o rayo es, como hemos dicho, una parte muy específica y particular de la representación de la infinidad inteligente por parte de la energía inteligente, habiendo sido examinado cada rayo previamente en otros aspectos.

Esta información puede ser útil aquí. Hablamos de manera no específica para incrementar la profundidad de vuestra conceptualización de la naturaleza de lo que es. El universo en el que vivís recapitula cada parte de la infinidad inteligente. Así, veréis que los mismos patrones se repiten en los ámbitos físicos y en los metafísicos; los rayos o porciones de luz, como suponéis, son esas zonas de lo que podríais llamar ilusión física, que giran, vibran, o cuya naturaleza podría ser, digamos, contabilizada o categorizada en forma de rotación en el espacio/tiempo, como la describe el conocido como Dewey; algunas sustancias comprenden varios de estos rayos en una manifestación física visible, lo que se evidencia en la naturaleza de vuestros minerales cristalizados que consideráis preciosos, siendo el rubí de color rojo, etcétera.

Interrogador: Esta luz apareció como consecuencia de la vibración, que es consecuencia del Amor. ¿Es correcta mi afirmación?

Ra: Soy Ra. La afirmación es correcta.

Interrogador: Entonces, esta luz puede condensarse en materia, como la conocemos en nuestra densidad, en todos nuestros elementos químicos, gracias a las rotaciones de la vibración en unidades cuantificadas o intervalos de velocidad angular, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es, efectivamente.

Interrogador: Gracias. Me pregunto cuál es el catalizador o activador de la rotación. ¿Qué inicia la rotación para que la luz se condense en nuestros elementos físicos o químicos?

Ra: Soy Ra. Es necesario considerar la función activadora del foco conocido como Amor. Esta energía es de una naturaleza que ordena de forma acumulativa, desde lo mayor a lo menor, de forma que cuando Su universo, como lo podríais llamar, se completa, la forma de desarrollo de cada detalle es inherente a la luz viva y se desarrolla de una forma u otra; vuestro propio universo ha sido bien estudiado de modo empírico por lo que llamáis vuestros científicos, y con gran exactitud ha sido comprendido o discernido, digamos, por las comprensiones o los discernimientos del conocido como Dewey.

Interrogador: ¿Cuándo entra en juego la individualización o la parte individualizada de la conciencia? ¿En qué punto la conciencia individualizada asume el trabajo realizado sobre la luz básica?

Ra: Soy Ra. Permanecéis cuidadosamente en el dominio de la creación en sí misma. En este proceso, debemos incrementar vuestra confusión afirmando que el proceso por el que el libre albedrío actúa sobre el potencial de la infinidad inteligente para convertirse en energía inteligente focalizada tiene lugar sin el espacio/tiempo del que sois tan conscientes, pues constituye vuestra experiencia de continuidad.

La experiencia o existencia de espacio/tiempo surge una vez que se ha completado el proceso de individualización del Logos o Amor y que el universo físico, como lo denominaríais, se ha aglomerado o ha comenzado a verse atraído hacia el interior, mientras que se extiende hacia el exterior hasta el punto en que los que llamaríais cuerpos solares hayan creado, a su vez, un caos intemporal que se aglomera en lo que llamáis planetas; estos vórtices de energía inteligente pasan gran parte de lo que llamáis la primera densidad en un estado de intemporalidad, pues la comprensión del espacio/tiempo es uno de los aprendizajes/enseñanzas de esta densidad de existencia.

Por tanto, nos es difícil responder a vuestras preguntas en relación con el tiempo y el espacio y sus relaciones con lo que llamaríais la creación original, que no forma parte del espacio/tiempo tal como podéis comprenderlo.

Interrogador: Gracias. Una unidad de conciencia, una unidad individualizada de conciencia, ¿crea una unidad de la creación? Por poner un ejemplo, una conciencia individualizada crea una galaxia de estrellas, del tipo que contiene muchos millones de ellas; ¿ocurre así?

Ra: Soy Ra. Puede ocurrir. Las posibilidades son infinitas. Así, un Logos puede crear lo que llamáis un sistema estelar, o puede crear miles de millones de sistemas estelares. Esta es la causa de la confusión con el término «galaxia», pues existen muchas diferentes entidades de Logos o creaciones, y nosotros llamaríamos a cada una de ellas, empleando vuestros complejos vibratorios de sonido, una galaxia.

Interrogador: Tomemos como ejemplo el planeta sobre el que estamos, y decidme en qué medida la creación fue creada por el mismo Logos que creó este planeta.

Ra: Soy Ra. Este Logos planetario es un Logos poderoso que crea aproximadamente 250.000 millones de vuestros sistemas estelares para Su creación. Por tanto, las leyes o modos físicos de esta creación, por decirlo así, van a permanecer constantes.

Interrogador: Entonces, lo que estáis diciendo es que el sistema lenticular de estrellas que llamamos galaxia en el que nos encontramos, con aproximadamente otros 250.000 millones de soles como el nuestro fue creado por un único Logos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Puesto que existen muchas partes individualizadas de conciencia en esta galaxia lenticular, ¿se subdividió este Logos en más individualizaciones de conciencia para crear estas conciencias?

Ra: Soy Ra. Eres perspicaz. Es correcto, aunque aparentemente sea una paradoja.

Interrogador: ¿Podéis explicar por qué decís que aparentemente es una paradoja?

Ra: Soy Ra. Parecería que si un Logos crea los medios de la energía inteligente para un gran sistema, no habría necesidad o posibilidad de diferenciación de los demás sublogos; sin embargo, dentro de ciertos límites, este es precisamente el caso, y es perspicaz esa observación.

Interrogador: Gracias. Voy a denominar a la galaxia lenticular en la que estamos la «galaxia principal», para diferenciar los términos. ¿Toda la conciencia en forma individualizada que se incluye en lo que denominamos la galaxia principal comienza y atraviesa todas las densidades en orden; una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete y ocho, o algunas comienzan en un rango mayor, de manera que existe siempre una mezcla de conciencias inteligentes en la galaxia?

Ra: Soy Ra. Este último caso está más cerca de la exactitud. En cada comienzo se produce el inicio desde la fuerza infinita. El libre albedrío actúa como catalizador. Los seres comienzan a formar los universos. La conciencia comienza entonces a obtener el potencial de la experiencia. Los potenciales de la experiencia se crean como parte de la energía inteligente y han quedado fijados antes de que comience dicha experiencia.

Sin embargo, debido al libre albedrío que actúa de manera infinita sobre la creación, siempre hay una gran variedad de respuestas iniciales al potencial de la energía inteligente. Así comienza a manifestarse, de manera casi inmediata, lo que podríamos llamar el fundamento de la naturaleza jerárquica de seres, a medida que algunas partes de conciencia aprenden mediante la experiencia de una forma mucho más efectiva.

Interrogador: ¿Hay alguna razón para que algunas partes sean más eficientes en su aprendizaje?

Ra: Soy Ra. ¿Hay alguna razón para que algunos aprendan más rápido que otros? Podéis observar la función de la voluntad… la atracción, digamos, hacia la línea de luz en espiral ascendente.

Interrogador: Supongo que se crearon ocho densidades en el momento en que se creó esta galaxia, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es básicamente correcto. Sin embargo, cabe resaltar que la octava densidad opera también en sus etapas finales como la densidad inicial, o primera densidad, de la siguiente octava de densidades.

Interrogador: ¿Queréis decir entonces que existe un número infinito de octavas de densidades, de la primera a la octava?

Ra: Soy Ra. Quisiéramos establecer que somos verdaderamente los humildes mensajeros de la Ley del Uno. Podemos hablaros de nuestras experiencias y nuestras comprensiones, y enseñar/aprender de modo limitado, pero no podemos hablar con pleno conocimiento de causa de todas las creaciones. Lo único que sabemos es que son infinitas. Suponemos que existe un número infinito de octavas.

No obstante, nuestros propios maestros nos han transmitido que existe una unidad de creación envuelta en el misterio, en la que toda conciencia se aglomera cíclicamente y comienza de nuevo. Por ello, solo podemos decir que asumimos una progresión infinita a través de lo que entendemos que es de naturaleza cíclica y, como hemos dicho, que está envuelto en el misterio.

Interrogador: Gracias. Cuando el Logos ha creado esta galaxia principal, existe polaridad, en el sentido de que tenemos polaridad eléctrica. Tenemos polaridad eléctrica en ese momento, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Lo acepto como correcto, con la condición de que lo que llamáis eléctrico debe entenderse no solamente como el significado que estableció Larson, sino también en lo que llamaríais un sentido metafísico.

Interrogador: ¿Queréis decir que en ese momento no tenemos únicamente una polaridad de carga eléctrica, sino también una polaridad de la conciencia?

Ra: Soy Ra. Así es. Todo está potencialmente disponible desde el comienzo de vuestro espacio/tiempo físico; es función de los complejos de conciencia comenzar a utilizar los materiales físicos para obtener experiencia y poder polarizar a continuación en sentido metafísico. Los potenciales para ello no los crea quien vive la experiencia, sino la energía inteligente.

Esta va a ser la última pregunta extensa para la sesión, debido a nuestro deseo de proteger a este instrumento a medida que recobra poco a poco la energía del complejo físico. ¿Tenéis alguna otra pregunta que podamos contestar brevemente antes de que concluyamos?

Interrogador: Supongo que el proceso de creación, tras la creación original de la galaxia principal, prosigue por la consiguiente individualización de la conciencia del Logos, de manera que existen muchas, muchas partes de la conciencia individualizada que crean otros objetos para experimentar en toda la galaxia, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es, ya que en las directrices o caminos del Logos, el sublogos puede hallar numerosos medios de diferenciar las experiencias sin añadir o sustraer nada a dichos caminos.

Interrogador: Gracias. Y puesto que no tenemos más tiempo, preguntaré si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para favorecer el contacto.

Ra: Soy Ra. La disposición del instrumento es correcta; sois muy meticulosos.

Soy Ra. Amigos míos, os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del Creador único. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 28 - 22 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research