Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 29 - 23 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro II, Sesión 29

23 de febrero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estoy en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Es nuestro sol un sublogos o su manifestación física?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: En ese caso, supongo que ese sublogos creó este sistema planetario en todas sus densidades, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No es así. El sublogos de vuestra entidad solar diferenció algunos componentes experimentales contenidos en los patrones de la energía inteligente iniciada por el Logos que creó las condiciones básicas y los índices vibratorios homogéneos en vuestra galaxia principal, como la habéis llamado.

Interrogador: Entonces, ¿ese sublogos que constituye nuestro sol es el mismo que se manifiesta en diferentes partes de la galaxia, o todas las estrellas de la galaxia?

Ra: Soy Ra. Por favor, reformulad la pregunta.

Interrogador: Lo que quiero decir es que, si hay aproximadamente 250.000 millones de estrellas como la nuestra en esta galaxia principal, ¿son todas ellas parte del mismo sublogos?

Ra: Soy Ra. Todas ellas son parte del mismo Logos. Vuestro sistema solar, como lo denominaríais, es una manifestación algo diferente, debido a la presencia de un sublogos.

Interrogador: Permitidme comprobar si estoy en lo cierto: ¿nuestro sol es un sublogos del Logos de la galaxia principal?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Existen otros sublogos en nuestro sistema planetario, creados a partir del sublogos de nuestro sol?

Ra: Soy Ra. Efectivamente.

Interrogador: ¿Podríais darme un ejemplo de un sublogos secundario, por llamarlo así?

Ra: Soy Ra. Un ejemplo es vuestro complejo mente/cuerpo/espíritu.

Interrogador: Entonces, cada entidad que existe sería un tipo de sublogos del sublogos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es dentro de los límites de cualquier observación, pues toda la creación está viva.

Interrogador: Entonces, el planeta sobre el que caminamos sería una forma de sublogos de otro sublogos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Una entidad planetaria es denominada Logos únicamente si interacciona de manera armónica con las entidades o los complejos mente/cuerpo que se hallan sobre Su superficie o en Su campo electromagnético.

Interrogador: ¿Los sublogos como nuestro sol tienen una polaridad metafísica, positiva o negativa, tal como hemos venido utilizando el término?

Ra: Soy Ra. Tal como utilizáis el término, no. Las entidades que atraviesan el nivel planetario cuentan con la fortaleza de la infinidad inteligente mediante el uso del libre albedrío, recorriendo las acciones de la cualidad de ser. La polaridad no es tal como la entendéis. Únicamente cuando la esfera planetaria comienza a interactuar armónicamente con los complejos mente/cuerpo, y más especialmente con los complejos mente/cuerpo/espíritu, es cuando asume distorsiones debido a los complejos de pensamiento de las entidades que interactúan con dicha entidad planetaria. La creación del infinito Creador carece de la polaridad que mencionáis.

Interrogador: Gracias. Ayer afirmasteis que los planetas de primera densidad parten de un estado intemporal. ¿Podéis explicar cómo llega a producirse el efecto que apreciamos como tiempo?

Ra: Soy Ra. Acabamos de describiros el estado de la cualidad de ser de cada Logos. El proceso por el que el espacio/tiempo llega a presentar forma continuada es una función del desarrollo cuidadoso, digamos, de un plan completo de índices vibratorios, densidades y potenciales. Cuando este plan se ha conglomerado en los complejos de pensamiento del Amor, comienzan a surgir las manifestaciones físicas; este primer estadio de manifestación es el de la conciencia.

En el momento en que esta aglomeración alcanza el punto de manifestación de vida o de existencia, punto o fuente de inicio, el espacio/tiempo comienza a desplegar su pergamino de vida.

Interrogador: Entiendo que el Amor crea la vibración en el espacio/tiempo para formar el fotón, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Es básicamente correcto.

Interrogador: Entonces, la aplicación continuada del Amor —parto de la base de que es dirigido por un sublogos o por un sublogos secundario— crea rotaciones de estas vibraciones que son unidades diferenciadas de velocidad angular. Posteriormente, esto crea elementos químicos en nuestra ilusión física y, voy a suponer, elementos en las densidades no físicas y otras de la ilusión, ¿es así?

Ra: Soy Ra. El Logos crea todas las densidades. Vuestra pregunta es algo confusa. No obstante, afirmamos que el Logos crea tanto las densidades de espacio/tiempo como las densidades correspondientes de tiempo/espacio.

Interrogador: Lo que asumo es que las crecientes rotaciones cuantizadas de las vibraciones se muestran como el material de estas densidades, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Es básicamente correcto.

Interrogador: Entonces, a causa de estas rotaciones existe un movimiento hacia el interior de estas partículas, contrario a la dirección de la progresión del espacio/tiempo tal como lo entiendo, y esa progresión dirigida hacia el interior se percibe como lo que denominamos gravedad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No es así.

Interrogador: ¿Podéis explicar cómo surge la gravedad?

Ra: Soy Ra. Lo que llamáis gravedad puede ser considerado como la presión hacia la luz/amor interior, la búsqueda hacia la línea espiral de luz que avanza hacia el Creador. Es una manifestación de un hecho o condición espiritual de la expresión de vida.

Interrogador: La gravedad que conocemos de nuestra luna es menor que la de nuestro planeta; ¿se debe a algún principio metafísico que podáis explicar?

Ra: Soy Ra. Lo físico y lo metafísico no pueden separarse. Por ello, lo que habéis expuesto para tratar de explicar este fenómeno permite calcular la fuerza gravitacional de la mayoría de los objetos debido a diversos aspectos físicos, como lo que llamáis «masa». Sin embargo, hemos considerado necesario indicar la naturaleza metafísica correspondiente e igualmente importante de la gravedad.

Interrogador: En ocasiones tengo dificultad para encontrar un punto sobre el que apoyarme en mi búsqueda. Trato de buscar los principios metafísicos, como podríais decir, que existen tras nuestra ilusión física.

¿Podríais proporcionar un ejemplo de la fuerza de gravedad en las condiciones de tercera densidad sobre la superficie del planeta Venus? ¿Sería mayor o menor que la terrestre?

Ra: Soy Ra. Digamos que la gravedad, la fuerza de atracción que describimos también como la fuerza que ejerce presión hacia el exterior, hacia el Creador, es mayor espiritualmente sobre la entidad que denomináis Venus debido al mayor grado de éxito en la búsqueda del Creador, por así decir.

Este punto solo cobra importancia al considerar que cuando toda la creación en su infinidad ha alcanzado la suficiente masa gravitacional de naturaleza espiritual, la creación entera se aglomera de forma infinita; la luz busca y halla su fuente y, así, finaliza la creación y comienza una nueva creación, de una forma muy semejante a lo que llamáis un «agujero negro», con sus condiciones de masa infinitamente grandiosa en el punto cero desde el que ninguna luz puede observarse, pues ha sido absorbida.

Interrogador: Entonces, el agujero negro sería un punto en el que el material del entorno ha conseguido la unificación con la unidad o con el Creador, ¿es así?

Ra: Soy Ra. El agujero negro que se manifiesta en tercera densidad es la manifestación del complejo físico de ese estado espiritual o metafísico; así es.

Interrogador: Entonces, cuando nuestro planeta alcance totalmente la cuarta densidad, ¿habrá mayor gravedad?

Ra: Soy Ra. Habrá una mayor gravedad espiritual, lo que causará una ilusión más densa.

Interrogador: Supongo que esa ilusión más densa incrementa la aceleración gravitacional por encima de los 9,8 metros por segundo cuadrado que experimentamos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Vuestras entidades carecen de los instrumentos necesarios para medir la gravedad espiritual y solo pueden observar algunas de sus manifestaciones extremas.

Interrogador: Lo sé, no podemos medir la gravedad espiritual, pero me preguntaba si podría medirse el efecto físico como un incremento en la constante gravitacional; esa era mi pregunta.

Ra: Soy Ra. El incremento mensurable con los instrumentos existentes sería únicamente de naturaleza estadística y no significativo.

Interrogador: De acuerdo. A medida que se forma la creación, que se forman los átomos en rotaciones de la vibración que es luz, en ocasiones se aglomeran de forma particular, en un entramado de estructura que denominamos cristalina. Supongo que debido a la formación a partir de la energía inteligente de esa estructura cristalina precisa, es posible captar dicha energía mediante alguna técnica y traerla a la ilusión física trabajando sobre la estructura cristalina, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es, únicamente en la medida en que la estructura física cristalina haya sido cargada por el correspondiente complejo mente/cuerpo/espíritu cristalizado, regularizado o equilibrado.

Interrogador: No pretendo derivar hacia temas sin importancia, pero a veces es difícil distinguir exactamente en qué dirección apuntar. Quisiera investigar algo más esta idea de los cristales y de su uso. Por lo que habéis dicho, deduzco que para utilizar los cristales con el fin de explotar la energía inteligente es necesario contar con un complejo mente/cuerpo/espíritu parcialmente no distorsionado, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es manifiestamente correcto.

Interrogador: Debe existir un punto en el que la eliminación de la distorsión alcanza el mínimo para poder utilizar el cristal en la captación de la energía inteligente, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto únicamente si se comprende que cada complejo mente/cuerpo/espíritu tiene su propio punto mínimo particular, por decirlo así.

Interrogador: ¿Podéis decir por qué cada complejo mente/cuerpo/espíritu tiene su propio punto mínimo de distorsión?

Ra: Soy Ra. Cada complejo mente/cuerpo/espíritu es una parte única del Creador.

Interrogador: Entonces, estáis afirmando que no existe un nivel único de pureza requerido para aprovechar la energía inteligente mediante el uso de los cristales, sino que puede haber una gran variación en la cantidad de distorsión de cada entidad, y que cada entidad debe alcanzar su punto particular de lo que podríamos llamar dinamización de la capacidad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No es correcto. La necesidad para el complejo mente/cuerpo/espíritu es alcanzar determinado equilibrio; dicho equilibrio permite entonces alcanzar un nivel preciso de mínima distorsión. Las dificultades críticas son únicas para cada complejo mente/cuerpo/espíritu debido a la destilación de la experiencia que en su totalidad conforma, digamos, el estado del rayo violeta de cada entidad particular.

Este equilibrio es el necesario para que se realice el trabajo de búsqueda de la puerta de acceso a la infinidad inteligente mediante el uso de los cristales o mediante cualquier otro instrumento. No hay dos naturalezas cristalizadas de mente/cuerpo/espíritu que sean idénticas. Los criterios de distorsión, desde el punto de vista de la vibración, quedan establecidos.

Interrogador: Comprendo. Entonces, si se es capaz de leer el rayo violeta de una entidad, de verlo, ¿es posible determinar inmediatamente si la entidad podría utilizar los cristales para explotar la energía inteligente?

Ra: Soy Ra. Es posible para una entidad de quinta densidad o superior.

Interrogador: ¿Podéis indicar cómo debería utilizar el cristal una entidad que haya alcanzado satisfactoriamente la suficiente aptitud del rayo violeta?

Ra: Soy Ra. Podemos decir que la puerta de acceso a la infinidad inteligente surge de la vibración simpática en un estado equilibrado que acompaña a la voluntad de servir, de buscar.

Interrogador: ¿Podéis decir exactamente cómo debería proceder con el cristal una entidad para utilizarlo en la búsqueda de la infinidad inteligente?

Ra: Soy Ra. El uso del cristal en la manifestación física es ese uso por el que la entidad de naturaleza cristalina carga el cristal físico ajustado a esa búsqueda, haciéndolo así vibrar en armonía y transformándolo en el catalizador o puerta de acceso por la que la infinidad inteligente puede tornarse en energía inteligente, sirviendo ese cristal como analogía del rayo violeta de la mente/cuerpo/espíritu en forma relativamente no distorsionada.

Interrogador: ¿Es posible que nos instruyáis en los usos específicos de los cristales?

Ra: Soy Ra. Es posible. Consideramos que hay cosas que no conviene transmitiros debido a la posible infracción de vuestro libre albedrío. Las entidades de la Confederación lo han hecho así en el pasado. Los usos del cristal, como sabéis, incluyen los usos para la sanación, el poder, e incluso para el desarrollo de formas de vida. Consideramos que no procede instruiros en este momento en que vuestros pueblos han mostrado una tendencia a utilizar fuentes pacíficas de poder con fines no armónicos.

Interrogador: ¿Es posible que deis un ejemplo de diversos desarrollos planetarios en lo que denominaría un sentido metafísico en relación con el desarrollo de la conciencia y sus polaridades a través de toda la galaxia? En otras palabras, creo que algunos de estos planetas avanzan con bastante rapidez a densidades más elevadas, y otros tardan más. ¿Podéis dar alguna indicación de dicho avance?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta extensa de esta sesión.

El Logos particular de vuestra galaxia principal ha utilizado gran parte de Su material aglomerado para reflejar la cualidad de ser del Creador. De ese modo, gran parte de vuestro sistema galáctico carece de la progresión de la que habláis y permanece espiritualmente como una porción del Logos. De aquellas entidades en las que anida la conciencia, como suponéis, hay una variedad de periodos de tiempo/espacio durante los cuales dicha conciencia alcanza las densidades superiores de experiencia.

¿Tenéis alguna pregunta breve que formular antes de que finalicemos?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más confortable o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Sois muy concienzudos y la entidad está bien alineada.

Soy Ra. Os dejo ahora en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 29 - 23 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research