Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 19 - Sesión 32, 27 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


PayPal - The safer, easier way to pay online!

Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 19

Sesión 32, 27 de febrero de 1981

Jim: Mucha gente nos ha escrito a lo largo de los años, describiéndonos lo que han llamado «ataques psíquicos» y queriendo saber cómo protegerse de ellos. Parece que no es necesario llevar a cabo ningún ritual elaborado ni lanzar un llamamiento de ayuda a una legión de portadores de luz. Ra describe el modo en que cualquier persona puede recibir toda la protección que resulte necesaria en cualquier situación. Y es muy, muy simple.

Carla: El próximo será mi 54 cumpleaños, y a medida que voy cumpliendo años, cada vez estoy más convencida de que nuestro camino consiste siempre en ofrecer alabanza y gracias por cualquier cosa que llegue hasta nosotros, con independencia de cómo la califique nuestra opinión humana. Eso es fácil de hacer en los buenos tiempos, pero requiere cierta persistencia de disciplina entrenar la mente para no retroceder ante los problemas que vemos llegar. Sin embargo, animo a todos a que cultiven esa paciente tenacidad que rechaza dudar del Creador, sin importar los hechos. Una vez que hemos percibido muy claramente que nos hallamos seguros en las manos y en el corazón del Creador, todo se hace más sencillo. Pero el trabajo nunca está completo, pues volvemos a fallar una y otra vez en reconocer la luz, y ello causa confusión en los patrones de nuestro destino.

Sesión 32, 27 de febrero de 1981

Interrogador: Tengo una pregunta de parte de Jim que quisiera formular en este momento. Voy a leerla: el vehículo físico del instrumento se encuentra en proceso de recuperación de la ingestión de un producto químico. Ella ignoraba la coyuntura que estaba creando. ¿Cómo podemos los tres que estamos presentes aquí ser más conscientes del riesgo de provocar tales coyunturas mediante nuestros actos y nuestros pensamientos? ¿Es posible que las provoquemos, sin quererlo, mientras preguntamos en diversos ámbitos durante el curso de estas sesiones? ¿Y qué podemos hacer para protegernos de las influencias negativas en general? ¿Hay algún ritual o meditación que podamos realizar para protegernos?

Ra: Soy Ra. Aunque simpatizamos son el gran deseo de servir que expresa la pregunta, nuestra respuesta se ve limitada por la distorsión del Camino de la Confusión. Vamos a decir algunas cosas generales que pueden servir de ayuda en ese ámbito.

En primer lugar, cuando este instrumento distorsionó su complejo corporal hacia la disminución de energía vital debido a ese suceso, fue una sustancia reconocible la que provocó la situación. Esa sustancia no era natural, por decirlo así, ni tampoco el complejo mente/cuerpo/espíritu era del todo consciente de su distorsión hacia la debilidad física. Los hechos naturales de la existencia cotidiana, por llamarlos así, de una entidad sin las distorsiones causadas por la ingestión de productos químicos sumamente potentes pueden considerarse siempre de naturaleza apropiada. No hay errores, incluyendo en la acción de este instrumento.

En segundo lugar, este instrumento ha demostrado eficazmente el medio de protección contra cualquier influencia negativa o debilitadora para los que siguen el camino positivo. Considerad el potencial que ese hecho concreto ha tenido para que las influencias negativas entraran en el instrumento. En su soledad y en la interacción con el prójimo, este instrumento ha pensado en el Creador, alabando y dando siempre gracias al Creador por las experiencias que ha vivido. A su vez, eso ha permitido en ese yo particular que tales energías se conviertan en un catalizador para la apertura y el fortalecimiento de la capacidad del prójimo de proceder en un estado de mayor polaridad positiva. Así podemos ver que protegerse es muy sencillo. Dad gracias por cada momento. Ved al yo y al prójimo como el Creador. Abrid el corazón. Reconoced siempre la luz y alabadla. Esa es toda la protección necesaria.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 19 - Sesión 32, 27 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research