Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 38 - 13 de marzo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro II, Sesión 38

13 de marzo de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: Remontándonos al material anterior, quisiera saber si la razón por la que la energía nuclear llegó a esta densidad hace unos cuarenta años tuvo algo que ver con que las entidades presentes aquí y que ocasionaron la destrucción de Maldek tuvieran una nueva oportunidad de utilizar la energía nuclear de manera pacífica, en lugar de con fines destructivos.

Ra: Soy Ra. No es correcto, pues eso equivaldría a poner el carro antes que los bueyes, como se suele decir. El deseo de ese tipo de información atrajo esos datos hasta vosotros. No fue debido a influencias exteriores; al contrario, fue algo deseado por vuestros pueblos. A partir de ese punto, vuestro razonamiento es correcto: las entidades desearon esa segunda oportunidad que habéis mencionado.

Interrogador: ¿Cuál fue el mecanismo para que se viera cumplido el deseo de obtener información relativa a la energía nuclear?

Ra: Soy Ra. Tal como entendemos la pregunta, el mecanismo fue lo que podríais llamar «inspiración».

Interrogador: ¿Esa inspiración puede consistir en una entidad que transmita a la persona los pensamientos con la información deseada? ¿Sería ese el mecanismo de la inspiración?

Ra: Soy Ra. El mecanismo de la inspiración determina una extraordinaria facultad de deseo o voluntad para conocer o recibir información sobre un ámbito particular, además de la capacidad de mantener una actitud abierta y confiada en lo que podríais llamar «intuición».

Interrogador: ¿Podéis indicar qué apariencia tendría cada uno de los rayos, del rojo al violeta, en una entidad perfectamente equilibrada y sin distorsión?

Ra: Soy Ra. No podemos precisar esa información, pues cada equilibrio es perfecto y único. No es nuestra intención ser enigmáticos.

Pongamos el ejemplo de una entidad particular, como un Errante; los rayos podrían verse como sumamente uniformes; rojo, naranja y amarillo. El rayo verde es sumamente brillante y está equilibrado, digamos, por un índigo más tenue; entre estos dos se encuentra el punto de equilibrio, el rayo azul del comunicador cuya fuerza centellea más de lo normal. En el rayo violeta vemos ese espectrógrafo único, por decirlo así, y al mismo tiempo un violeta puro que lo rodea todo; a su vez, está rodeado por la combinación de los rayos rojo y violeta, lo que indica la integración de la mente, el cuerpo y el espíritu. Todo ello englobado al mismo tiempo en el patrón vibratorio de la verdadera densidad de la entidad.

Esta descripción puede observarse tanto en la falta de equilibrio como en la entidad perfectamente equilibrada. Esta última comprensión es sumamente útil a la hora de tratar con el prójimo. La capacidad de sentir bloqueos es útil únicamente para el sanador. No se puede hablar propiamente de un pequeño juicio cuando se observa un equilibrio de colores. Por supuesto, cuando vemos muchos de los plexos de energía debilitados y bloqueados podemos comprender que la entidad todavía no ha tomado el testigo y emprendido la carrera. No obstante, los potenciales siempre están ahí; todos los rayos totalmente equilibrados están a la espera de ser activados.

Quizá, otro modo de abordar la pregunta es este: en la entidad totalmente potenciada, los rayos se superponen uno sobre otro con idéntico esplendor vibratorio y destellante brillo, hasta que el color que lo engloba todo es el blanco. Esto es lo que podéis llamar un equilibrio potenciado en tercera densidad.

Interrogador: ¿Es posible para un planeta de tercera densidad formar un complejo de memoria social que opere en tercera densidad?

Ra: Soy Ra. Es posible únicamente en la última parte, o séptima etapa de tal densidad cuando las entidades están armoniosamente preparadas para la graduación.

Interrogador: ¿Podríais dar un ejemplo de un planeta de esa naturaleza, tanto de tercera densidad del tipo de servicio al prójimo como de servicio al yo, y en ese nivel de progreso?

Ra: Soy Ra. Por lo que sabemos, no existen complejos de memoria social de tercera densidad de orientación negativa. Los complejos de memoria social de tercera densidad de orientación positiva no son del todo desconocidos, pero son muy escasos. Aun así, una entidad del cuerpo planetario de la estrella de Sirio se ha aproximado a este cuerpo planetario en dos ocasiones. Es una entidad de tercera densidad avanzada y forma parte de un complejo de memoria social de tercera densidad; hemos hecho referencia a ella en sesiones anteriores. No obstante, el complejo de memoria social es un fenómeno propio de cuarta densidad.

Interrogador: Me preguntaba si ese particular complejo de memoria social de la estrella de Sirio evolucionó de los árboles.

Ra: Soy Ra. Esa conjetura roza la exactitud. Las formas de vegetación de segunda densidad que consiguieron la graduación a tercera densidad en el planeta llamado Canis eran cercanas al árbol, tal como lo conocéis.

Interrogador: Me preguntaba también, puesto que la acción de naturaleza bélica no es posible para la vegetación, que yo sepa, si eso sería una ventaja, al pasar de segunda a tercera densidad, para no llevar una memoria racial de naturaleza bélica y por tanto poder desarrollar una sociedad más armoniosa y acelerar la evolución en esa naturaleza.

Ra: Soy Ra. Así es. No obstante, para poder equilibrarse y comenzar a polarizar adecuadamente, se necesita investigar movimientos de todo tipo, especialmente la belicosidad.

Interrogador: Entonces, supongo que sus investigaciones sobre la belicosidad las han realizado principalmente mediante el tipo de información que pudieron extraer de la memoria de Hixson, y no del estado de guerra entre ellos.

Ra: Soy Ra. Así es. Para las entidades de esa descendencia, la lucha sería prácticamente imposible. De hecho, el estudio de los movimientos de todo tipo es su forma de meditación, pues su actividad está en el nivel de lo que llamaríais meditación, y por tanto requieren un equilibrio, al igual que vuestras entidades necesitan momentos constantes de meditación para equilibrar sus actividades.

Interrogador: Creo que este es un punto importante para que comprendamos el aspecto equilibrante de la meditación, pues aquí tenemos su antítesis en otro tipo de evolución. Estas entidades se desplazaban, como nos dijo Charlie Hixson, sin mover las piernas. Supongo que utilizaban un principio algo similar al del movimiento de vuestras campanas de cristal para desplazar sus vehículos físicos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es parcialmente erróneo.

Interrogador: Supongo que su forma de desplazamiento no está en función del apoyo mecánico, como en nuestro caso, sino en función directa de la mente, conectada en alguna forma a la acción magnética de un planeta, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto en gran parte. Se trata de un fenómeno electromagnético controlado por impulsos de pensamiento de una débil naturaleza eléctrica.

Interrogador: ¿Sus naves han sido visibles para alguien de nuestro planeta en esa región y en esa época? ¿Están elaboradas con material de tercera densidad, como esta silla?

Ra: Soy Ra. Así es. Os rogamos que formuléis una última pregunta sobre un tema antes de que finalicemos, pues la energía vital de este instrumento se encuentra baja en este espacio/tiempo.

Interrogador: ¿Podéis proporcionar alguna idea de las condiciones de un planeta de cuarta densidad negativa o de servicio al yo?

Ra: Soy Ra. La graduación a la cuarta densidad negativa la logran aquellos seres que han contactado de manera consciente con la infinidad inteligente a través del uso de los rayos de energía rojo, naranja, y amarillo. Por lo tanto, las condiciones planetarias de cuarta densidad negativa incluyen la alineación y realineación constantes de las entidades en sus esfuerzos por formar patrones dominantes de energía combinada.

La cuarta densidad inicial es donde tiene lugar la lucha más intensa. Cuando se ha establecido el orden de la autoridad y todos sus miembros han combatido hasta convencerse de que cada uno de ellos se encuentra en el lugar adecuado para la estructura de poder, comienza a operar el complejo de memoria social. Siempre, el efecto telepático de la cuarta densidad y la transparencia del pensamiento tienden a ser utilizados para beneficio de los que se encuentran en la cima de esa estructura de poder.

Como podéis comprender, ello suele ser muy desfavorable para el avance en la polarización de las entidades de cuarta densidad negativa, pues una mayor polarización negativa únicamente puede conseguirse por medio del esfuerzo grupal. A medida que las entidades de cuarta densidad consiguen combinarse, pueden polarizar mediante servicios al yo como los que ofrecen los cruzados de Orión.

Podéis formular más preguntas concretas en la próxima sesión de trabajo. ¿Hay alguna pregunta breve antes de que dejemos a este instrumento?

Interrogador: Solo quisiera preguntar si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Todo está bien. Os dejamos en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 38 - 13 de marzo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research