Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 24 - Sesión 39, 16 de marzo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 24

Sesión 39, 16 de marzo de 1981

Jim: Las dificultades para recuperar la energía física que experimentó Carla como consecuencia de las dos ingestiones de LSD continuaron reduciendo el tiempo de las sesiones y manteniendo su estado de relativa fragilidad. De nuevo, pudimos comprobar no solo los poderosos efectos de este agente químico (que no recomendamos a nadie), sino también los incluso más poderosos efectos de las elecciones erróneas realizadas por quienes desean por encima de todo servir a los demás. A medida que aumentaba el tiempo y la experiencia con el contacto Ra, nos dábamos cada vez más cuenta de que el honor de proporcionar este tipo de servicio llevaba consigo la necesidad de una idéntica medida de responsabilidad para proporcionar el servicio con tanta pureza y armonía como fuéramos capaces de conseguir en cualquier faceta de la experiencia vital. Lo que se aprendía debía practicarse en la vida diaria, o de lo contrario tendríamos dificultades en el ritmo vital, que eran los medios por los que la mente subconsciente iba a proporcionar la oportunidad de recuperar el equilibrio y la armonía perdidos. Esas dificultades podrían entonces intensificarse por los cruzados de Orión, en forma de ataques psíquicos destinados a poner fin al contacto con Ra.

Descubrimos también que cada persona que encarna trae consigo ciertos caminos, preferencias o formas de nutrir su esencia interior. Esa esencia interior es el verdadero artífice y ennoblecedor de nuestras vidas cotidianas. Cuando preguntábamos a Ra sobre el mejor modo de ayudar al instrumento, solíamos recibir sugerencias más específicas de acuerdo con la situación, pero siempre se nos recordaba las cualidades que conformaban los medios de Carla para nutrir su ser interior.

Carla: Los datos obtenidos del contacto Ra indican que nunca dispuse verdaderamente de mucha energía física, lo que se ajusta al propio sentido personal y subjetivo que tengo de mí misma como una persona que avanza en su camino a fuerza de energía mental y espiritual, perezosa físicamente. Lo llamo pereza porque paso duros momentos cuando me esfuerzo por realizar una tarea física, a menos que sea caminar y pasear, bailar o nadar, actividades rítmitcas que adoro. Incluso en mi niñez era bastante capaz de sentarme y leer, o sentarme e imaginar, durante horas. Así que las sesiones que manteníamos agotaban completamente mi energía física innata con bastante rapidez. Hasta este mismo día, creo que desde emtonces siempre he salido adelante a fuerza de nervio y del simple gozo de estar viva, del que dispongo en abundancia.

Tanto Don como Jim eran personas muy honradas, de marcada integridad y carácter, que me ayudaron enormemente, pues el proceso del ataque psíquico podría solo incidir en distorsiones inherentes. Se amaban uno al otro y se trataban con gran respeto, e hicieron todo lo que estuvo en su mano por ayudarme. Fueron maravillosos para garantizar que todo se realizara de la manera más correcta posible para que yo me sintiera más cómoda. También he tenido la ventaja de ser una especie de «alma recta» durante toda mi vida. Por lo tanto, la energía negativa podía tan solo intensificar mis numerosos «problemas» físicos. Por esa razón, las sesiones eran sumamente agotadoras, pero de todas formas me regodeaba en ellas, pues ver el placer de Don en las conversaciones con Ra era pago más que suficiente para mí. Descuidaba la fuerza vital, y lo sigo haciendo, si dándola puedo ver al prójimo vivir más plenamente.

Debería señalar que considero la pureza interior de la que habla Ra no como una virtud brillante, no como un logro personal, sino más bien como un don natural. No puedo recordar un solo momento en que no estuviera completamente sumida en la pasión de mi vida: la vida misma. Siempre me he visto como una criatura de Dios, y he deseado que mi vida fuera un regalo para esa deidad. Me atraía la virtud tanto como a otros les atrae el juego o las drogas. Esta inexplicable condición se mantiene aún: mis esperanzas para esta vida siguen siendo, simplemente, dar todo lo que tengo al Creador. Lo que no es esa pureza: la castidad autoimpuesta o el retiro respecto a las funciones del mundo. He seguido siempre mis relaciones y basado mi vida alrededor de ellas, he confiado en mi pasión y he tenido un lado terrenal, incluso vulgar. Sencillamente, creo que la vida es una maravilla y un gozo, y que todas las limitaciones, confusión, pérdidas y dolor de este mundo no han cambiado mi opinión al respecto.

Sesión 39, 16 de marzo de 1981

Interrogador: El instrumento se preguntaba si la sensación de fragilidad que siente es resultado de la ingestión química de hace unas seis semanas.

Ra: Soy Ra. Así es. Este instrumento está atravesando el periodo más intenso de debilidad y distorsión del complejo físico debido a los efectos dobles de las dos ingestiones. Este instrumento podría esperar que esa intensidad extrema perdure durante un periodo de quince o veinte de vuestros ciclos diurnos. Las distorsiones de debilidad comenzarán a atenuarse, aunque no tan rápido como habíamos pensado en un principio, debido a las propias distorsiones de debilidad del instrumento. Este instrumento es muy afortunado por tener un grupo de apoyo que le imprime la prudencia necesaria en lo que concierne a estas sesiones en estos momentos. Este instrumento es capaz de despejar casi instantáneamente el complejo mental/emocional y el complejo espiritual para la pureza que esta labor requiere, pero su distorsión hacia la fidelidad al servicio no proporciona el mejor de los juicios para valorar las distorsiones de debilidad de su complejo físico. Por ello, agradecemos vuestra ayuda en el espacio/tiempo reciente, en que habéis tomado la decisión de no mantener la sesión. Esa fue la decisión correcta y el consejo que recibió este instrumento fue adecuado.

Interrogador: ¿Hay algo que el instrumento pueda hacer además de lo que está haciendo ya para que su recuperación sea más rápida? Sé que no ha podido hacer ejercicio debido a su problema con el pie en los dos últimos días, pero esperamos volver sobre ello. ¿Hay algo más que pueda hacer?

Ra: Soy Ra. Como hemos sugerido, en este momento las entidades negativas están están activando todos los bloqueos para perjudicar a este instrumento. Esa es la causa del problema antes mencionado con el dedo del pie. Es oportuno que este instrumento participe en gran medida en la veneración al infinito Creador a través de los complejos vibratorios de cánticos sagrados durante este periodo. Cuanto más activa sea la existencia física, tanto en los movimientos de ejercicio como en sentido sexual, mejor. No obstante, la necesidad de las distorsiones de este instrumento hacia lo que llamaríais ética tienen su efecto sobre esta última actividad. De nuevo, es afortunado que este instrumento tenga oportunidad de mantener una relación social amorosa, cuyos efectos son en cierta medida beneficiosos. Básicamente, en la continuidad de vuestra tercera densidad, esta es una cuestión de tiempo.

Interrogador: De vuestra lectura acerca del estado del instrumento, ¿podéis decir la frecuencia y la duración aproximada que deberíamos planificar para las futuras sesiones?

Ra: Soy Ra. Esa pregunta roza los límites de la transgresión. La información proporcionada establece directrices bastante aplicables. Sin embargo, somos conscientes de que ninguno de vosotros puede leer el aura de este instrumento y ver así las condiciones del complejo físico, y además el propio instrumento tiene considerables dificultades para comprender la condición precisa de distorsión de su complejo físico, debido a la dependencia constante de su voluntad de servicio. Por lo tanto, creemos que no cometemos transgresión si indicamos que una sesión cada periodo diurno alterno en las horas matinales es lo más conveniente, con la posibilidad de mantener una sesión más breve durante las horas libres de la mañana, si se considera apropiado. Ello es así no solamente durante este periodo, sino en general.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 24 - Sesión 39, 16 de marzo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research