Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 25 - Sesión 42, 22 de marzo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


PayPal - The safer, easier way to pay online!

Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 25

Sesión 42, 22 de marzo de 1981

Jim: Casi todo el mundo que se halla en el camino de búsqueda consciente de la verdad ha tenido algún tipo de experiencia mística, que puede o no tener sentido para la persona. La mayoría de esas experiencias permanecen insondables para nuestras mentes conscientes, y llevan a cabo su trabajo de manera invisible e incomprensible. Como seres que habitan en tercera densidad, con el gran velo del olvido sobre nuestra capacidad de ver y de conocer realmente, debemos contentarnos con el hecho de que no estamos dando más que los primeros pasos hacia la comprensión de esta ilusión. Pero podemos también tener la seguridad de que no hay errores, y de que los acontecimientos de nuestras vidas, ya sean ordinarios o extraordinarios, ocupan el lugar adecuado en el momento adecuado.

Carla: Don tuvo diversas experiencias de alteración de la conciencia que quedaron permanentemente grabadas en su memoria. La iniciación de la que habla aquí la recibió en 1968, mientras hacíamos meditación juntos. Súbitamente, se halló en un mundo donde los colores cobraban vida. Dijo que esos colores dejaban nuestras tonalidades terrestres a la altura de meras fotografías en blanco y negro. Eran tridimensionales. Vio aguas llenas de vida y un amanecer dorado recorriendo el cielo. Abrió los ojos y estaba en su silla, volvió a cerrarlos y recuperó la visión de ese otro mundo. Ese estado duró una media hora. Otro acontecimiento notable, para mí, fue una noche en la que él estaba meditando y vio que su brazo comenzaba a moverse rápidamente de arriba abajo, desde el codo a los dedos, mientras lo tenía apoyado sobre el respaldo de la silla. Una luz azulada comenzó a emanar de él, y agradeció eternamente que hubiera alguien más para observar que su brazo se volvía azul y luminoso. ¡Las transmisiones posteriores indicaron que las entidades de los ovnis le habían «recargado las baterías»!

Sesión 42, 22 de marzo de 1981

Interrogador: Hace unos veinte años o algo menos, tuve durante una meditación una experiencia de la que he hablado antes, muy profunda. ¿Qué disciplinas serían las más adecuadas para recrear esa situación y ese tipo de experiencia?

Ra: Soy Ra. Tu experiencia se plantearía mejor desde el punto de vista del ceremonial mágico. Sin embargo, el Errante o el adepto tendrá un potencial mucho mayor para ese tipo de experiencia que, como sin duda has determinado, es de naturaleza arquetípica, perteneciente a las raíces de la conciencia cósmica.

Interrogador: ¿Guardó aquella experiencia alguna relación con la magia ceremonial del Alba Dorada?

Ra: Soy Ra. La relación fue de congruencia.

Interrogador: Entonces, si trato de reproducir esa experiencia, ¿sería mejor que siguiera las prácticas de la Orden del Alba Dorada?

Ra: Soy Ra. Tratar de reproducir una experiencia iniciática es retroceder, por así decir. No obstante, la práctica de esa forma de servicio al prójimo es apropiada en tu caso, que trabajas con tus compañeros. No es lo más apropiado para las entidades de polaridad positiva que trabajen solas, por razones obvias.

Interrogador: Entonces, aquella experiencia fue una forma de iniciación, ¿no es así?

Ra: Soy Ra. Sí.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 25 - Sesión 42, 22 de marzo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research