Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 43 - 24 de marzo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro II, Sesión 43

24 de marzo de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador.

Antes de que iniciemos la comunicación, os rogamos que ajustéis, sin llegar a tocar el complejo corporal físico de este instrumento, el objeto que presiona su cabeza, pues interfiere con nuestro contacto.

Interrogador: ¿Es la almohada, u otra cosa? ¿Os referís a la almohada situada bajo el cuello?

Ra: Soy Ra. Hay una línea de interferencia que cruza la parte superior de la cabeza.

Interrogador: ¿Es esto? (un pliegue de cinco centímetros en la sábana está situado a siete centímetros y medio de la coronilla del instrumento y queda plano sobre la cama).

Ra: Soy Ra. Así es. Os rogamos que incrementéis la distancia desde la coronilla.

Interrogador: (Alisa los pliegues de la sábana en toda su extensión, cerca de la cabeza del instrumento). ¿Así está mejor?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: Siento que no hayamos reparado en ello.

Ra: Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: No sé si esta cuestión es importante, pero he reparado en que los miembros amputados en las mutilaciones de ganado son siempre los mismos, y me preguntaba si ello guarda relación con los centros de energía, y por qué es importante, si así fuera.

Ra: Soy Ra. Es básicamente correcto; comprended que existe una relación entre los centros de energía y las diversas formas-pensamiento. Así, los temores de la conciencia colectiva crean el clima para la concentración sobre la extracción de partes del cuerpo que simbolizan ámbitos de preocupación o de temor para la conciencia colectiva.

Interrogador: ¿Queréis decir, entonces, que estas partes que han sido amputadas guardan relación con la conciencia colectiva de la forma humana de tercera densidad, y que este temor está siendo utilizado de algún modo por las entidades de forma-pensamiento en estas mutilaciones?

Ra: Soy Ra. Así es. Las entidades de forma-pensamiento se alimentan del temor, y son capaces de provocar daños precisos según los sistemas de simbología. Otros tipos de seres de segunda densidad de los que habláis necesitan lo que llamáis «sangre».

Interrogador: ¿Estos otros tipos de segunda densidad necesitan la sangre para permanecer en el plano físico? ¿Entran y salen de nuestro plano físico desde alguno de los planos del bajo astral?

Ra: Soy Ra. Digamos que estas entidades son criaturas del grupo de Orión. No existen en los planos astrales, como las formas-pensamiento, sino que aguardan en el interior de la superficie terrestre. Como siempre, os recordamos que no consideramos que este tipo de información sea de gran relevancia.

Interrogador: Estoy totalmente de acuerdo, pero a veces me siento confuso antes de investigar en un ámbito, pues no sé si va a llevar a una mejor comprensión. Simplemente, esto parecía tener relación con los centros de energía de los que hemos hablado.

Voy a hacer una afirmación, y os pido que me digáis si es correcta. Es la siguiente: cuando la luz del Creador se escinde o divide en colores y centros de energía a los fines de la experiencia, después, para reunificarse con el Creador, los centros de energía deben estar equilibrados exactamente de la misma forma que estaba la luz escindida cuando fue generada por el Creador, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Dar a esta pregunta una respuesta simple sería prácticamente imposible.

Vamos a simplificar, concentrándonos sobre lo que consideramos la idea central que os resulta problemática. Hemos hablado muchas veces de la importancia relativa del equilibrio, frente a la relativa insignificancia de la activación máxima de cada centro de energía. La razón es la que habéis supuesto correctamente. La entidad que está sobre el camino de la aptitud para la cosecha positiva se ocupa de normalizar las diversas energías de la experiencia. Así, la entidad más frágil puede ganar mayor equilibrio que otra con extrema energía y actividad en el servicio al prójimo debido a la exigencia con que la voluntad se centra en el uso de la experiencia para conocer al yo. Las densidades superiores a las vuestras proporcionan al individuo mínimamente equilibrado suficiente tiempo/espacio y espacio/tiempo en el que continuar refinando estos equilibrios internos.

Interrogador: En la próxima densidad, la cuarta densidad, ¿se utiliza el catalizador del dolor físico como mecanismo para el proceso de equilibrado de la experiencia?

Ra: Soy Ra. El uso del dolor físico es mínimo, pues tiene lugar únicamente al llegar al final de la encarnación de cuarta densidad. Digamos que este dolor físico no se considera demasiado severo en tercera densidad. Los catalizadores del dolor mental y espiritual se utilizan en cuarta densidad.

Interrogador: ¿Por qué el dolor físico forma parte del final de la cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Vosotros llamaríais a esta forma de dolor, «cansancio».

Interrogador: ¿Podéis indicar la esperanza media de vida de una encarnación en el espacio/tiempo de cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. La encarnación típica en el espacio/tiempo de la armoniosa cuarta densidad es de aproximadamente 90.000 de vuestros años, tal como medís el tiempo.

Interrogador: ¿Existen múltiples encarnaciones en cuarta densidad con experiencias en el tiempo/espacio entre ellas?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Cuántos de nuestros años dura el ciclo de experiencia en cuarta densidad?

Ra: El ciclo de experiencia es de aproximadamente treinta millones de vuestros años, si las entidades no pueden ser cosechadas antes. En esa densidad existe una cosecha que está completamente en función de la aptitud del complejo de memoria social. No está estructurada como la vuestra, pues se ocupa de una distorsión más transparente del infinito Creador.

Interrogador: Entonces, la gran diferencia en la aptitud para la cosecha entre la tercera y la cuarta densidad es que al final de la tercera densidad el individuo es cosechado en función de su propio rayo violeta; en cambio, para pasar a quinta densidad, es el rayo violeta de la totalidad del complejo de memoria social el que debe alcanzar un grado apto para la cosecha, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es, aunque después las entidades de quinta densidad pueden escoger aprender como un complejo de memoria social o como complejos mente/cuerpo/espíritu individuales, y pueden graduarse a sexta densidad en esas condiciones, pues la densidad de la sabiduría es una densidad sumamente libre, mientras que las lecciones de la compasión que conducen a la sabiduría guardan relación con el prójimo, necesariamente.

Interrogador: Entonces, la naturaleza de la cosecha de sexta densidad se basa estrictamente en la del complejo de memoria social, puesto que de nuevo tenemos la sabiduría y la compasión combinadas por el uso de la sabiduría.

Ra: Soy Ra. Es totalmente correcto.

Interrogador: Supongo que el vehículo físico que se emplea en el espacio/tiempo de cuarta densidad es bastante similar al que utilizamos en tercera densidad.

Ra: Soy Ra. Los elementos químicos no son los mismos, aunque la apariencia es similar.

Interrogador: ¿Hay necesidad de ingerir alimentos en cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Entonces, el mecanismo del catalizador social debido a la necesidad de alimentar el cuerpo está activo en cuarta densidad, ¿correcto?

Ra: Soy Ra. No es correcto. El ser de cuarta densidad desea servir, y la preparación de los alimentos es sumamente simple, pues existe una mayor comunión entre la entidad y los alimentos vivos. Por lo tanto, este no es un catalizador importante, sino más bien una simple condición previa de la experiencia de espacio/tiempo. El catalizador implicado es la necesidad de ingerir alimentos. Las entidades de cuarta densidad no le dan gran importancia, lo que ayuda a la enseñanza/aprendizaje de la paciencia.

Interrogador: ¿Podríais detallar un poco la forma en que contribuye a la enseñanza/aprendizaje de la paciencia?

Ra: Soy Ra. Detener el funcionamiento del servicio al prójimo durante el tiempo suficiente para ingerir los alimentos implica paciencia.

Interrogador: Supongo que no es necesario ingerir alimentos en quinta densidad.

Ra: Soy Ra. No es correcto. No obstante, los alimentos que necesita el vehículo físico pueden prepararse mediante el pensamiento.

Interrogador: ¿Qué tipo de alimentos serían?

Ra: Soy Ra. Vosotros llamaríais a este tipo de alimento «néctar» o «ambrosía», o una luz de una ligera tonalidad blanca-dorada.

Interrogador: ¿Cuál es la finalidad de ingerir alimentos en quinta densidad?

Ra: Soy Ra. Este es un punto más bien central. La finalidad del espacio/tiempo es incrementar la acción catalítica apropiada para la densidad. Una de las condiciones previas para la existencia en el espacio/tiempo es alguna forma de complejo corporal, y ese complejo corporal debe ser alimentado de una forma u otra.

Interrogador: En tercera densidad, la alimentación de nuestro complejo corporal no implica únicamente la alimentación del mismo, sino que también nos proporciona oportunidades para aprender el servicio. En cuarta densidad no solo alimenta el complejo, sino que da oportunidades para aprender la paciencia. En quinta densidad alimenta el complejo, pero ¿enseña algo?

Ra: Soy Ra. En quinta densidad es reconfortante para los que comparten la misma disposición de espíritu y se reúnen para compartir esa sustancia, convirtiéndose así en uno en la luz y la sabiduría, al tiempo que unen los corazones y las manos en la actividad física. En esa densidad se convierte en una actividad confortante, antes que en un catalizador para el aprendizaje.

Interrogador: Trato simplemente de seguir la evolución de este catalizador que, como decís, cambia en quinta densidad. Podría también completar la cuestión y preguntar si hay alguna ingestión de alimentos en sexta densidad.

Ra: Soy Ra. Así es; sin embargo, la naturaleza de ese alimento es la de la luz, y es imposible describíroslo de forma que tuviera algún sentido respecto a la idea central de vuestra pregunta.

Interrogador: En este planeta, una vez que se complete la cosecha, ¿encarnarán seres de cuarta densidad en su superficie, tal como la conocemos ahora?

Ra: Soy Ra. Los vórtices de probabilidad/posibilidad indican que eso sería lo más probable.

Interrogador: Entonces, ¿habrá seres de quinta o de sexta densidad sobre la superficie del planeta?

Ra: Soy Ra. No será así durante un periodo de vuestro tiempo bastante extenso, pues los seres de cuarta densidad necesitan pasar su espacio/tiempo de aprendizaje/enseñanza con entidades de su propia densidad.

Interrogador: En ese caso, ¿queréis decir que las enseñanzas de los seres de quinta o de sexta densidad no serían del todo bien comprendidas por los seres recién llegados a cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. ¿Deseáis formular preguntas sobre ese punto?

Interrogador: Creo que no me he expresado bien. ¿Los seres recién llegados a cuarta densidad tienen necesidad de evolucionar en su forma de pensar para alcanzar un punto en el que poder apreciar en su justa medida las lecciones de quinta densidad?

Ra: Soy Ra. Comprendemos ahora la idea central de vuestra pregunta. Aunque es cierto que a medida que progresan, los seres de cuarta densidad tienen mayor necesidad de recibir enseñanzas de otras densidades, es igualmente cierto que, de la misma forma que nos comunicamos con vosotros gracias al llamamiento, la información que solicitan se encuentra siempre disponible. Simplemente, los seres de quinta densidad no habitarán la superficie de la esfera planetaria hasta que el planeta alcance el nivel vibratorio de quinta densidad.

Interrogador: En ese caso, me pregunto si el mecanismo de enseñanza/aprendizaje sería relativamente el mismo en cuarta densidad. De lo que decís, primero sería necesario que existiera un llamamiento para que la enseñanza/aprendizaje de quinta densidad fuera proporcionada a la cuarta densidad, de la misma forma que debe existir un llamamiento aquí antes de que se proporcionen las lecciones de cuarta densidad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. La pregunta está mal formulada, pues cabe hacer hincapié en que la experiencia de cuarta densidad no es la misma que la experiencia de tercera densidad. Sin embargo, es correcto que el mismo mecanismo del llamamiento predispone la información recibida de una forma compatible con el libre albedrío.

Podéis formular otra pregunta en esta sesión de trabajo.

Interrogador: Habéis afirmado que la clave para el refuerzo de la voluntad es la concentración. ¿Podéis decir cuál es la importancia relativa de los siguientes refuerzos a la concentración? He incluido los siguientes: silencio, control de la temperatura, comodidad, aislamiento similar al de una cámara de Faraday, que filtraría la radiación electromagnética, protección de la luz visible, y una fragancia constante, como la del incienso. En otras palabras, una situación similar a un aislamiento. Habéis mencionado que esa era una de las funciones de la pirámide.

Ra: Soy Ra. Las analogías del complejo corporal con las actividades de los complejos mental y espiritual se han explicado anteriormente. Podéis considerar que todos los refuerzos mencionados favorecen la estimulación de la concentración, siendo esa la voluntad de la entidad. Este libre albedrío puede centrarse sobre no importa qué objeto u objetivo.

Interrogador: Lo que realmente quería saber es si sería muy importante construir un lugar más apropiado para nuestras meditaciones. Aquí tenemos distracciones del tipo que he mencionado, y sé que es función de nuestro total libre albedrío llevar esa construcción a cabo o no, pero trataba de descubrir los principios que operan tras ello y la importancia relativa de la cámara de Faraday. Sería una construcción importante, y no sé si valdría la pena realizarla.

Ra: Soy Ra. Sin transgredir el libre albedrío, pensamos que es posible decir que la cámara de Faraday y el tanque de aislamiento son artilugios.

Rodear al yo de una atmósfera silvestre, lejos de las distracciones, en un lugar de trabajo utilizado para ese solo propósito, en el que vosotros y vuestros afines estéis de acuerdo para dejar a un lado todos los objetivos que no sean la búsqueda meditativa del Creador infinito, no es recurrir a los artilugios, sino hacer uso de la creación del Padre en el amor de la segunda densidad, y en el amor y apoyo del prójimo. ¿Tenéis alguna pregunta breve antes de que concluya esta sesión de trabajo?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Todo está bien. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

La sesión n.º 44, del 28 de marzo de 1981, y la sesión n.º 45, del 6 de abril de 1981, contienen únicamente información personal y, por tanto, han sido omitidas.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 43 - 24 de marzo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research