Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 31 - Sesión 50, 6 de mayo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


PayPal - The safer, easier way to pay online!

Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 31

Sesión 50, 6 de mayo de 1981

Jim: Cuando cortaba los árboles para construir mi cabaña en los bosques centrales de Kentucky en la primavera de 1973, no sabía muy bien si podría sobrevivir solo en ese entorno remoto, ni cómo. Aunque contenido la mayor parte del tiempo, el nerviosismo que me suscitaba aquel proyecto era obvio. Una noche, en mi cabaña, me despertó el sonido del perro de un amigo que comía el pienso en su bol de plástico. Mentalmente escuché el mensaje del que se habla en el texto y que apunté a la luz de la linterna. Parece que cada uno de nosotros cuenta al menos con tres guías que nos ayudan, y esa ayuda normalmente se proporciona de manera simbólica para transmitirnos pistas que estimulan nuestro pensamiento y nuestras capacidades de búsqueda, en lugar de mediante la comunicación de respuestas claras e incuestionables.

Carla: He experimentado el nerviosismo de Jim a lo largo de nuestra larga vida juntos, y he descubierto que su rapidez y su vivacidad de espíritu son excepcionales. No obstante, esa característica parece un don contradictorio, porque si los objetos que manipula tienen la temeridad de resistírsele, la tensión puede escalar. Supongo que toda virtud tiene siempre sus sombras. He llegado a encontrar con Jim un nivel de confianza en el que el uno acepta al otro sin tener en cuenta más que el apoyo total, y no le cambiaría ni un ápice para que fuera menos impetuoso. Ese temperamento de corcel es solamente la sombra de una infinidad de características maravillosas que hacen de él un juez excelente y eficaz de las personas y las situaciones.

Sesión 50, 6 de mayo de 1981

Interrogador: Jim tiene una pregunta sobre una experiencia que tuvo cuando se instaló por primera vez en su terreno, en que recibió este mensaje: «La clave para tu supervivencia proviene indirectamente del nerviosismo». La entidad se llamaba Angélica. ¿Podéis darle alguna información al respecto?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: Hacedlo, por favor.

Ra: Soy Ra. Como hemos señalado, cada complejo mente/cuerpo/espíritu dispone de varios guías. La persona de dos de estos guías es la polaridad masculina y la femenina. La tercera es andrógina, y representa una facultad de conceptualización más unificada.

El guía que habló como complejo vibratorio de sonido «Angélica», era la persona de polaridad femenina. El mensaje no puede explicarse completamente debido a la Ley de la Confusión. Lo que sí podemos sugerir es que, para progresar, debe haber cierto estado de insatisfacción, lo que da a la entidad un estímulo para continuar su búsqueda. Ese estado de insatisfacción, nerviosismo, o angustia existencial, si queréis llamarlo así, no es útil por sí mismo. Por esa razón, su utilidad es indirecta.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 31 - Sesión 50, 6 de mayo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research