Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 32 - Sesión 53, 25 de mayo de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 32

Sesión 53, 25 de mayo de 1981

Jim: Hemos omitido el nombre de la persona contactada en esta pregunta de la Sesión 53, porque no queríamos ser responsables de reducir la polaridad de Ra. No obstante, quisiéramos compartir el resto de la pregunta y de la repuesta, porque nos parece un buen ejemplo de los principios generales que utilizan los extraterrestres de polaridad positiva en sus encuentros cara a cara con la población de nuestro planeta.

En la primavera de 1981, Don viajó solo a Laramie (Wyoming) para dar una charla sobre la Ley del Uno en una de las conferencias del contactado Leo Sprinkle. La causa de su indisposición durante aquella conferencia y la ayuda que proporciona un grupo de apoyo son puntos interesantes extraídos de esa experiencia. De nuevo, vemos que el deseo de no interferir con el libre albedrío es capital en la respuesta de Ra, que pudo dar porque Don había alcanzado ya la misma conclusión general en su propio razonamiento.

La última pregunta de esta sección y su respuesta dan una perspectiva interesante del fenómeno de la «bola de luz». Cuando Carla era pequeña, una bola de lo que parecía ser un rayo entró a través de la ventana, giró alrededor de su cuna y volvió a salir por la misma ventana. Cuando Don era pequeño, tuvo una experiencia similar.

Carla: Parece ser que una vez que el buscador decide seguir el camino que conduce al Creador, que se ha abierto ante su mirada en proceso de despertar, las coincidencias y los acontecimientos extraños se acumulan con rapidez. Las partículas plateadas fueron lo que primero observó Andrija Puharich, cuando él y Uri Geller trabajaron juntos. Podían aparecer esparcidas sobre la moqueta de una habitación de hotel, durante la noche. Cuando Don y yo entramos en contacto con Puharich en 1974 y comenzamos a trabajar con él con cierta asiduidad, comencé a verlas aparecer sobre mi rostro y en la parte superior de mi cuerpo. Recibíamos partículas centelleantes de todo tipo y las comparábamos. Las partículas sobre mi rostro no tenían la forma de ningún elemento artificial. Cuando comenzó el contacto con Ra, las partículas plateadas comenzaron a aparecer con mucha más frecuencia. Ese pequeño fenómeno concluyó cuando Donald murió, en 1984. Sin embargo, continuamos sin duda siendo bendecidos con otras formas de saludo de Ra: el halcón. De hecho, una familia de halcones ha anidado en nuestros árboles por segundo año consecutivo. Y con frecuencia, cuando Jim y yo debatimos algo, percibimos un halcón en las cercanías justo en el momento en que llegamos a una decisión. Es siempre muy reconfortante percibir ese signo de Amor.

Cada cual tiene su propio conjunto de esas pequeñas señales que nos indican «estás en el buen camino» o «quizá no». Aunque esto pueda sonar ilógico, animamos al lector a observar estas coincidencias cuando empiecen a repetirse. Por lo que sabemos, son sin duda una forma de comunicación con energías espirituales de naturaleza benigna y amorosa.

Nuestra colaboración con Leo Sprinkle lleva ya mucho tiempo. Este valiente investigador comenzó a interesarse por el fenómeno ovni cuando se le solicitó que participara como hipnotizador en la búsqueda que llevaba a cabo un contactado ovni. Ha trabajado con buen número de contactados a lo largo de los años, y finalmente fundó una organización de investigación que celebra un congreso anual en las Montañas Rocosas, en el que reúne a los contactados. Es un buen grupo de apoyo para estos testigos de lo extraño. En 1975, pasamos un divertido fin de semana en una convención sobre los ovnis que se celebró en Fort Smith (Arkansas), donde trabajamos en una película juntos (la película, The Force Beyond [La fuerza más allá], resultó tan mala que Don la rebautizó con el nombre de The Farce Beyond [La farsa más allá]). Leo hipnotizaba a un testigo del fenómeno ovni, mientras que Don y yo asesorábamos sobre el guión, y él obtuvo la presencia de la mayoría de los médiums y testigos que aparecían en la película. Cuando Leo realizó la hipnosis realmente, las cosas comenzaron a fallar repetidamente, el material se estropeó, etc., y hasta la media noche no pudimos sentarnos a comer algo. Le pregunté cómo estaba, y totalmente impasible, dejó caer la cabeza sobre la mesa como si le hubieran decapitado con un hacha. Fue un grato momento tras una larga jornada.

Desde que Don y yo comenzamos a hablar sobre esas experiencias de la luz que vino a saludarnos, hemos escuchado numerosos testimonios de personas a quienes también les ha ocurrido. Es algo maravilloso sobre lo que recapacitar. ¿Serán los cuerpos que emplearemos para experimentar una densidad superior? Son tan hermosos y puros.

Sesión 53, 25 de mayo de 1981

Interrogador: En primer lugar, voy a preguntar si podríais decirme con qué entidades ha contactado (nombre).

Ra: Soy Ra. Esa pregunta es marginal. Vamos a hacer una concesión para estas informaciones, que implican cierta pérdida de polaridad a causa de la transgresión del libre albedrío. Os pedimos que las preguntas de esta naturaleza se reduzcan al mínimo.

Las entidades que participan en este y otros casos en los que el recuerdo es muy vivo, son las que, sintiendo la necesidad de implantar la imagen de la Confederación de forma que no se afecte al libre albedrío, emplean los símbolos de la muerte, la resurrección, el amor y la paz como medios de creación, a nivel de pensamiento, de la ilusión del tiempo/espacio de una secuencia sistemática de eventos que ofrecen un mensaje de amor y esperanza. Tal tipo de contacto se escoge cuidadosamente por los miembros de la Confederación que contactan con una entidad de vibración originaria similar, por así decir. Ese proyecto se presenta después ante el Consejo de Saturno y, si se aprueba, se completa. Las características de ese tipo de contacto incluyen la naturaleza no dolorosa de los pensamientos experimentados, y el contenido del mensaje, que no habla de fatalidad, sino del nacimiento de una nueva era.

Interrogador: No es necesario que incluya en el libro la información que acabáis de darme para llevar a cabo mi proyecto. Para salvaguardar vuestra polaridad, puedo mantener este material en privado, si queréis. ¿Preferís que este material no sea publicado?

Ra: Soy Ra. Lo que os ofrecemos os es dado libremente y sometido a vuestra única discreción.

Interrogador: Pensaba que diríais eso. En ese caso, ¿podéis decirme algo del «libro azul» que menciona (nombre)?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Podéis decirme por qué (nombre) tiene tantas partículas plateadas sobre ella?

Ra: Soy Ra. Sería una transgresión. No.

Interrogador: Gracias. ¿Podéis decirme por qué me sentí indispuesto durante la charla de Carl Rushkey?

Ra: Soy Ra. Examinamos vuestros pensamientos. Son correctos, y no supone una transgresión que los confirmemos. El espacio/tiempo asignado a vuestra exposición estaba llegando a su fin, y sufriste un ataque de Orión debido al gran deseo de que algunas entidades de orientación positiva conocieran la Ley del Uno. Esto puede esperarse, especialmente cuando no estás en un grupo cuyos miembros se fortalecen mutuamente unos a otros.

Interrogador: Gracias. ¿Podéis comentar mi experiencia y la del instrumento, si le parece bien, relativa a las bolas de luz cuando éramos niños?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta para esta sesión de trabajo.

Recibisteis la visita de los vuestros, que os desearon lo mejor.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 32 - Sesión 53, 25 de mayo de 1981

Copyright © 2017 L/L Research