Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 55 - 5 de junio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 55

5 de junio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estoy en comunicación con vosotros.

Interrogador: Lo primero que quisiéramos saber es el estado del instrumento.

Ra: Soy Ra. El instrumento experimenta distorsiones físicas hacia la debilidad del complejo corporal, debido a un ataque psíquico. No obstante, sus energías vitales no se han visto afectadas gracias a la ayuda de los presentes en las tareas de sanación. Parece ser que el instrumento estará sujeto a estas distorsiones de debilidad por procesos propios de la encarnación, que le predisponen a ello.

Interrogador: ¿Hay algo concreto que pudiéramos hacer y que no hayamos comentado todavía para aliviar el ataque psíquico o para ayudar al instrumento en la medida de lo posible?

Ra: Soy Ra. El examen del instrumento nos revela su distorsión hacia la gratitud a cada entidad y a la atención que le dedican. Digamos que esta atmósfera ofrece el mayor contraste a la incomodidad de esos ataques psíquicos, que son su opuesto; esto es, un ambiente de apoyo psíquico.

Cada uno de vosotros lleva a cabo esta tarea como función subconsciente de auténticas distorsiones mentales, emocionales, espirituales y de actitud hacia este instrumento. No existe magia mayor que la honesta distorsión hacia el amor.

Interrogador: Gracias. Quisiera formular un par de preguntas acerca de información anterior que no he comprendido. Espero que esto me ayude a entender las configuraciones mentales que hemos abordado.

En la penúltima sesión habéis afirmado: «Sin embargo, esto representa un riesgo para las entidades de Orión debido a la frecuencia con que las entidades negativas cosechables tratan de dirigir el contacto de Orión, al igual que estas entidades ofrecen contactos planetarios negativos». ¿Podéis explicar los mecanismos que afectan a la polarización de la conciencia respecto a esta afirmación?

Ra: Soy Ra. La polarización negativa resulta muy favorecida por la subyugación o esclavitud del prójimo. El potencial entre dos entidades de polaridad negativa es tal, que la entidad que esclaviza o controla a la otra aumenta su polaridad negativa.

La entidad controlada o esclavizada, al servir a un prójimo, necesariamente perderá polaridad negativa, aunque aumentará su deseo de elevarla. Ese deseo tenderá después a crear situaciones con las que recuperar polaridad negativa.

Interrogador: ¿Debo entender entonces que el simple hecho de que una entidad de tercera densidad haga un llamamiento a un cruzado de Orión es una acción polarizadora para ambas entidades?

Ra: Soy Ra. No es correcto. El mecanismo del llamamiento no guarda la mínima relación con el mecanismo del control. La entidad que realiza el llamamiento es un neófito que suplica ayuda en una comprensión negativa, si nos permitís hacer uso de esa expresión imprecisa. La respuesta de Orión incrementa su propia polaridad negativa al difundir la filosofía de la negatividad, por la que esclaviza o controla a la entidad que realiza el llamamiento.

Sin embargo, existen casos en los que el contacto se torna una lucha, prototipo de la negatividad. En esa lucha, quien hace el llamamiento no trata de solicitar ayuda, sino de exigir resultados. Puesto que la entidad de tercera densidad negativa apta para la cosecha tiene a su disposición un nexo de experiencia encarnada, y puesto que los cruzados de Orión están, en su mayor parte, sometidos a la primera distorsión a fin de avanzar, la entidad de Orión es vulnerable a tal control si se realiza adecuadamente. En ese caso, la entidad de tercera densidad se convierte en el dueño de la situación, y el cruzado de Orión queda atrapado y puede ser controlado. No ocurre con frecuencia; no obstante, cuando ocurre, la entidad de Orión o el complejo de memoria social experimenta la pérdida de polaridad negativa en la misma proporción que la entidad de tercera densidad gana en control.

Interrogador: Habéis mencionado que esto funciona cuando se trata de dirigir la situación de forma apropiada. ¿Qué entendéis por «forma apropiada»?

Ra: Soy Ra. Dirigir la situación de forma apropiada es ser negativo en la medida adecuada. El porcentaje de pensamiento y de comportamiento que implican el servicio del yo debe ser próximo al 99% para que una entidad de tercera densidad negativa salga beneficiada de su lucha por el control.

Interrogador: ¿Qué método de comunicación con la entidad de Orión utilizaría un candidato de este tipo?

Ra: Soy Ra. Los dos métodos más frecuentes son: primero, el uso de las perversiones de la magia sexual; segundo, el uso de las perversiones de la magia ritual. En cada caso, la clave del éxito es la pureza de voluntad del que trata de dirigir. La concentración en la victoria sobre el servidor debe ser casi perfecta.

Interrogador: ¿Podéis decirme, en las polarizaciones de la conciencia, si hay alguna correspondencia respecto a lo que acabáis de explicar sobre este tipo de contacto y lo que estamos haciendo al comunicarnos con Ra?

Ra: Soy Ra. No existe relación entre nuestro tipo de contacto y el proceso de dominación. Este contacto puede caracterizarse como típico de los Hermanos y Hermanas de la Aflicción, por el hecho de que los que lo reciben han tratado de prepararse para él sacrificando distorsiones periféricas, orientadas hacia el yo, con el fin de prestar servicio.

El complejo de memoria social Ra se ofrece también por su deseo de servir. Tanto el que hace el llamamiento como el que establece el contacto están llenos de gratitud por tener la oportunidad de servir al prójimo.

Podemos señalar que esto no presupone que los que realizan el llamamiento o los de nuestro grupo se acerquen en forma alguna a la perfección o a una pureza como la descrita en el proceso de dominación. El grupo que hace el llamamiento puede tener numerosas distorsiones y tener que trabajar con muchos catalizadores, al igual que los de Ra. El deseo acuciante de servir al prójimo, unido a las armonías únicas de los complejos vibratorios de este grupo, nos da la oportunidad de servir de canal para el infinito Creador.

Las cosas no llegan a los que son de orientación positiva, sino por medio de ellos.

Interrogador: Gracias. En una sesión anterior habéis afirmado que «hasta que no se haya experimentado y dominado en gran medida la transferencia de todos los tipos de energía existirán bloqueos en las radiaciones de los rayos azul e índigo». ¿Podéis aclarar ese punto?

Ra: Soy Ra. En este espacio/tiempo todavía no hemos cubierto la materia introductoria adecuada. Os rogamos que volváis a formular esa pregunta en una confluencia de espacio/tiempo más apropiada.

Interrogador: En cierta forma, estoy tratando de hallar una vía de entrada a cierta información. Quizá no esté en la dirección correcta.

Habéis dicho que «al igual que nosotros (Ra) hemos sido ayudados por formas como la de la pirámide, también podríamos ayudaros a vosotros». Estas formas han sido mencionadas muchas, muchas veces, y también habéis dicho que las formas en sí mismas no son tan importantes. Veo que existe una relación entre estas formas y las energías que hemos estado estudiando respecto al cuerpo, y quisiera formular algunas preguntas sobre las pirámides para ver si podemos hallar una vía de comprensión para esta cuestión.

Habéis afirmado: «veréis que la intersección de los triángulos, que se encuentra en el primer nivel de cada uno de los cuatro lados, forma un diamante en el plano horizontal». ¿Podríais especificar qué queréis decir por el término «intersección»?

Ra: Soy Ra. Vuestras matemáticas y aritmética son pobres para describir las configuraciones que podríamos utilizar. Sin tratar de ser oscuros, podemos señalar que la razón de ser de las formas es trabajar con las partes del tiempo/espacio del complejo mente/cuerpo/espíritu. Por esa razón, la intersección está orientada a la vez hacia el espacio/tiempo y el tiempo/espacio, y se expresa en geometría tridimensional por dos intersecciones que, cuando se proyectan a la vez en el tiempo/espacio y en el espacio/tiempo, forman un solo punto.

Interrogador: He calculado que ese punto se encuentra a un sexto de la altura del triángulo lateral de la pirámide, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Vuestros cálculos son esencialmente correctos, y nos alegramos de vuestra perspicacia.

Interrogador: Esto me indicaría que en la Gran Pirámide de Giza, la Cámara de la Reina, como se denomina, sería la cámara empleada para la iniciación, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Volvéis a discernir las enseñanzas externas.

La Cámara de la Reina no sería adecuada o útil para el trabajo de sanación, pues dicho trabajo requiere el uso de la energía en una configuración más sinérgica que la del ser centrado.

Interrogador: Entonces, ¿el trabajo de sanación se llevaría a cabo en la Cámara del Rey?

Ra: Soy Ra. Así es, aunque hacemos notar que esa terminología no es la que nosotros empleamos.

Interrogador: Sí, comprendo. Simplemente, son los nombres comunes de las dos cámaras de la Gran Pirámide. No sé si esta línea de preguntas me llevará a una mejor comprensión de las energías, pero hasta que no haya explorado los conceptos no hay mucho más que pueda hacer sino formular algunas preguntas.

Existe una cámara bajo el nivel inferior de la pirámide, bajo tierra, que parece estar más o menos alineada con la Cámara del Rey. ¿Cuál es el objeto de esa cámara?

Ra: Soy Ra. Podríamos decir que puede obtenerse información a partir de esta línea de preguntas. La cámara por la que preguntáis es una cámara de resonancia. La parte inferior de esa estructura se abre a fin de generar las distorsiones adecuadas para el catalizador de sanación.

Interrogador: El libro The Life Force Of The Great Pyramid (la fuerza vital de la Gran Pirámide) ha relacionado la forma de la cruz ansada con una resonancia de la pirámide, ¿esa conclusión es correcta?

Ra: Soy Ra. Hemos examinado tu mente y hallado la frase «trabajar con ceras de colores». Podría aplicarse aquí. Existe únicamente un significado para estas formas como la cruz ansada: es la forma codificada de relaciones matemáticas.

Interrogador: ¿El ángulo de 76° y 18' de la cima de la pirámide es un ángulo significativo?

Ra: Soy Ra. Es el ángulo apropiado para el trabajo de sanación previsto.

Interrogador: ¿Por qué hay otras cámaras más pequeñas por encima de la Cámara del Rey?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión de esta sesión de trabajo.

Debemos abordar esta pregunta de forma más general para explicar la cuestión concreta. La posición de la entidad que debe ser sanada es tal que las energías vitales puedan ser brevemente interrumpidas o atravesadas por la luz. Esta luz puede entonces, mediante el catalizador del sanador con el cristal, manipular las fuerzas áuricas, como podríais llamar a los diversos centros de energía, de forma que si la entidad que debe ser sanada lo desea, pueden hacerse correcciones. Después, la entidad vuelve a estar protegida por su propio campo energético, esta vez menos distorsionado, y puede proseguir su camino.

El proceso por el cual se lleva a cabo implica llevar a la entidad que debe ser sanada a un equilibrio. Ello requiere temperatura, presión barométrica, y una atmósfera cargada eléctricamente. Los primeros dos requisitos se controlan mediante el sistema de «chimeneas».

Interrogador: ¿Esa sanación se lleva a cabo por la alteración de los centros energéticos, de tal forma que se desbloquean para perfeccionar los siete cuerpos que generan y, por consiguiente, llevan a la entidad que debe ser sanada al equilibrio adecuado?

Ra: Soy Ra. Esta entidad se está fatigando. Debemos contestar de forma breve y afirmar, simplemente, que se prevé la interrupción temporal de la configuración distorsionada de los centros de energía, tras lo cual se presenta la oportunidad al que debe sanar de tomar el testigo, de emprender el camino del equilibrio y de encauzarse tras haber aliviado en gran medida las distorsiones hacia la enfermedad de mente, cuerpo y espíritu.

El efecto catalizador de la atmósfera cargada y del cristal dirigido por el sanador deben ser tenidos en cuenta como partes íntegras de este proceso, pues el regreso de la entidad a una configuración de toma de conciencia no se lograría después de ofrecer las posibilidades de reorganización sin la presencia y la voluntad dirigida del sanador. ¿Tenéis alguna pregunta breve antes de que dejemos al instrumento?

Interrogador: Únicamente si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Todo está bien. Sois concienzudos. Concluyo esta sesión. Soy Ra. Os dejo, amigos, en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 55 - 5 de junio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research