Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 56 - 8 de junio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 56

8 de junio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, quisiéramos que nos indicarais el estado del instrumento.

Ra: Soy Ra. El instrumento padece una gran distorsión hacia la debilidad de los complejos mental y físico en este momento, y por ello está siendo objeto de un ataque psíquico.

Interrogador: ¿Sería más aconsejable interrumpir el contacto en este momento?

Ra: Soy Ra. Es algo totalmente a vuestra elección. El instrumento todavía dispone de cierta energía, aunque no demasiada, debido a los efectos que se han descrito.

Si deseáis formular más preguntas en esta sesión de trabajo, trataremos de salvaguardar al instrumento, como hacemos siempre. Sabemos que sois conscientes de los ajustes necesarios, sin mayor necesidad de explicación.

Interrogador: En ese caso, voy a preguntar qué efecto tiene la forma piramidal.

Ra: Soy Ra. Suponemos que deseáis saber el principio que opera tras las formas, los ángulos y las intersecciones de la pirámide que se encuentra en lo que llamáis Giza.

En realidad, la forma piramidal no cumple ninguna función; no tiene ningún efecto. Se trata de una disposición para la concentración, así como para la difracción de la energía luminosa en espiral ascendente, como la utiliza el complejo mente/cuerpo/espíritu.

La naturaleza en espiral de la luz es tal que los campos magnéticos del individuo se ven afectados por la espiral de energía. Ciertas formas ofrecen una cámara de eco, por llamarlo así, o un intensificador para la espiral de prana, como algunos han llamado a esa distorsión omnipresente y fundamental del infinito Creador.

Si se pretende aumentar la necesidad de que la propia voluntad de la entidad apele a la luz interior para igualar la intensidad de la espiral de energía luminosa, se colocará a la entidad en la que conocéis como Cámara de la Reina de este objeto de forma particular. Ese es el lugar de la iniciación y de la resurrección.

Este lugar de compensación, que representa a la espiral en movimiento, es el adecuado para el que debe sanar, pues en esa posición se interrumpe el flujo habitual de los nexos magnéticos vibratorios de la entidad. Así, se produce un vórtice de posibilidad/probabilidad y se le ofrece un nuevo comienzo, en el que puede escoger una configuración energética menos distorsionada, menos débil o menos bloqueada de las distorsiones magnéticas de los centros energéticos.

Nunca se recalcará suficientemente la importante función del sanador y del cristal, pues este poder de interrupción debe controlarse con inteligencia encarnada; esta inteligencia es la del que reconoce patrones de energía y, sin juzgar, reconoce los bloqueos, las debilidades y otras distorsiones y es capaz de visualizar, gracias a la regularidad del yo y del cristal, al prójimo menos distorsionado que debe ser sanado.

Otras formas como la del arco, la arista, la bóveda, el cono, o la de vuestros tipis presentan este tipo de intensificación de la luz en espiral. Vuestras cavernas redondeadas son lugares de poder debido a su forma.

Cabe resaltar que estas formas son peligrosas. Nos complace tener la oportunidad de ampliar el concepto de estructuras como la piramidal, pues deseamos, como parte de nuestro honor/deber, decir que existen muchos usos erróneos de estas formas curvas; de hecho, con una colocación inadecuada, intenciones indebidas, o ausencia del ser cristalizado que opera como canal para la sanación, la entidad sensible resultará todavía más distorsionada en algunos casos.

Hay que señalar que la mayoría de vuestros pueblos han construido estancias con esquinas, o cuadradas, pues no concentran poder. Además, debe señalarse también que el buscador espiritual ha tratado de reproducir durante muchos de vuestros años las formas redondeadas, arqueadas y en punta como expresión del poder del Creador.

Interrogador: ¿Existe un ángulo del vértice que sea de mayor eficacia para la pirámide?

Ra: Soy Ra. De nuevo, para no agotar la energía del instrumento, supongo que tratáis de establecer el ángulo del vértice que es más apropiado para el trabajo de sanación. Si la estructura tiene el tamaño suficiente para contener un complejo mente/cuerpo/espíritu en la posición de compensación más adecuada, el ángulo aproximado de 76° 18' es útil y apropiado. Si la posición varía, el ángulo también puede variar. Además, si el sanador tiene la capacidad de percibir las distorsiones con suficiente claridad, puede modificarse la posición en el interior de cualquier forma piramidal hasta obtener resultados. No obstante, ese ángulo particular nos pareció útil. Otros complejos de memoria social, o partes de ellos, han determinado ángulos del vértice diferentes para usos diversos que no guardan relación con la sanación, sino con el aprendizaje. Cuando se trabaja con el cono, o con la forma de tipo «silo», la energía de sanación puede encontrarse en un esquema circular general, único para cada forma en función de su altura y longitud particulares y, para la forma cónica, del ángulo del vértice.

En esos casos no existen ángulos de esquina y la energía en espiral opera en movimientos circulares.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación que podéis corregir. De manera intuitiva percibo que la energía en espiral de la pirámide de Giza se extiende a medida que avanza a través de la llamada Cámara del Rey y se reagrupa en la Cámara de la Reina. Supongo que la extensión de energía en la Cámara del Rey se observa en el espectro de colores, del rojo al violeta, y que los centros energéticos de la entidad que debe ser sanada deben alinearse con esa extensión del espectro, para que coincida con los diversos centros de energía. ¿Podéis corregir mi afirmación?

Ra: Soy Ra. Podemos corregirla.

Interrogador: Hacedlo, por favor.

Ra: La energía en espiral comienza a difundirse en el punto que atraviesa la posición de la Cámara del Rey. Sin embargo, aunque las espirales continúan entrecruzándose, cerrándose y abriéndose en una doble espiral a través del ángulo del vértice, la difusión o fortaleza de las energías en espiral, de los valores rojo al violeta, se debilita en términos de fuerza y aumenta en términos de difusión, hasta que, en la cima de la pirámide, tenéis una resolución de colores muy débil, útil a los fines de la sanación. Por ello, la posición de la Cámara del Rey se escoge como la primera espiral tras el comienzo centrado a través de la posición de la Cámara de la Reina. Podéis visualizar el ángulo de difusión como el opuesto al ángulo de la pirámide, pero es menos amplio que el ángulo del vértice de la pirámide, entre 33° y 54°, dependiendo de los diversos ritmos del planeta.

Interrogador: Entonces, supongo que si inicio mi ángulo en la parte inferior de la Cámara de la Reina y trazo un ángulo de 33° a 54° a partir de ese punto, de forma que la mitad de dicho ángulo recaiga a un lado de la línea central sobre la que se encuentra la Cámara del Rey, ello indicará la difusión del espectro a partir del punto inferior de la Cámara de la Reina; digamos que si utilizáramos un ángulo de 40°, tendríamos una difusión de 20° hacia la izquierda de la línea central, atravesando la Cámara del Rey, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión de la sesión. Es correcto que la mitad del ángulo mencionado atraviesa la posición de la Cámara del Rey. No es correcta la suposición de que la Cámara de la Reina es la base del ángulo. El ángulo comenzará en algún punto situado entre la Cámara de la Reina y un lugar inferior, en dirección al nivel de la cámara de resonancia, desplazada para el trabajo de sanación.

Esta variación depende de numerosos flujos magnéticos del planeta. La posición de la Cámara del Rey está prevista para cruzar la espiral más poderosa del flujo de energía, con independencia de dónde se inicie el ángulo. Sin embargo, a medida que atraviesa la posición de la Cámara de la Reina, esta energía en espiral está siempre centrada y en su punto más poderoso.

¿Tenéis alguna pregunta breve?

Interrogador: Únicamente, si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Amigos míos, todo está bien. No obstante, es mejor ser conscientes de las limitaciones de este instrumento. Los ajustes nos parecen excelentes en esta ocasión. Soy Ra. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 56 - 8 de junio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research