Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 58 - 16 de junio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 58

16 de junio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Su estado es como se ha descrito anteriormente, con la diferencia de que las distorsiones físicas que se indicaron han aumentado.

Interrogador: ¿Podéis indicar la causa de ese aumento de las distorsiones físicas?

Ra: Soy Ra. Como hemos dicho, las distorsiones físicas de esa naturaleza han comenzado debido a un exceso de actividad de ciertas partes debilitadas del complejo corporal. El empeoramiento se debe a la naturaleza de la distorsión que conocéis como «artritis». Una vez comienza, la distorsión se mantiene, y empeora o mejora de manera imprevisible.

Interrogador: Hemos tratado de efectuar la sanación con el cristal de diamante. Lo he intentado colocándome el cristal alrededor del cuello, y suspendiéndolo de una cadena que sostenía en la mano derecha. Creo que para poder realizar un buen trabajo sobre la muñeca del instrumento, debería dejar pender el cristal justo bajo mi mano derecha, a una distancia de tan solo uno o dos centímetros por encima de la muñeca, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Sería lo adecuado si estuvieras entrenado en el arte de la sanación. Trabajar con un cristal poderoso como el que tenéis, sin ser capaces de percibir el flujo magnético de los cuerpos sutiles, equivale probablemente a recomendar al principiante que alce el Vaticano con serrucho y clavos.

El uso del cristal suspendido exige un gran arte. En este punto de tu desarrollo, harías bien en trabajar con cristales sin poder, determinando no solamente los centros energéticos principales, sino también los centros energéticos secundarios y terciarios del cuerpo físico, y a partir de ahí comenzar a buscar los centros energéticos correspondientes del cuerpo sutil. De esa forma, puedes activar tu propia visión interior.

Interrogador: ¿Qué tipo de cristal debería emplearse para ello?

Ra: Soy Ra. Podéis utilizar cualquier peso colgante cuya forma sea simétrica, pues vuestro objetivo no es perturbar o manipular los centros energéticos, sino simplemente localizarlos y tomar conciencia de la forma en que se sienten en un estado de equilibrio, y en un estado de bloqueo o de falta de equilibrio.

Interrogador: ¿Estoy en lo cierto al suponer que debo hacer oscilar un peso aproximadamente a sesenta centímetros bajo mi mano y colocarlo sobre el cuerpo, y cuando el peso comience a efectuar un movimiento circular en el sentido de las agujas del reloj, ello indicaría que el centro energético no está bloqueado?

Ra: Soy Ra. La distancia de la mano al peso no es importante, y queda totalmente a vuestra discreción. El movimiento circular indica un centro de energía que carece de bloqueos. No obstante, algunas entidades están polarizadas en sentido inverso y, por tanto, es oportuno comprobar la rotación habitual de la espiral de energía antes de comenzar el procedimiento.

Interrogador: ¿Cómo puede hacerse esa comprobación?

Ra: Soy Ra. La comprobación se realiza manteniendo en primer lugar el peso bajo vuestra propia mano y observando vuestra configuración particular. A continuación, repetir el procedimiento en la mano del otro.

Interrogador: En el caso del instrumento, pretendemos sanar las muñecas y las manos. ¿Debería entonces comprobar el centro energético del instrumento en la zona de las muñecas?

Ra: Soy Ra. Os hemos proporcionado información general sobre esta forma de sanación, y hemos detallado la condición del instrumento. Existe una línea más allá de la cual la información que proporcionemos transgrede la Ley de la Confusión.

Interrogador: Quisiera llegar al origen de los patrones de energía y de lo que ocurre realmente en ellos y en el flujo de energía a través de un par de ejemplos. En primer lugar, tomaría la forma piramidal como ejemplo y trataría de seguir el recorrido de la energía que se focaliza mediante esta forma. Haré una afirmación para que me corrijáis.

Creo que la pirámide puede estar en cualquier orientación y proporcionar cierta focalización de la espiral de energía, pero la mayor focalización se produce cuando uno de sus lados es exactamente paralelo al norte magnético, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es esencialmente correcto, aunque hay que añadir que si una esquina se orienta al norte magnético, también se potencia la focalización de energía.

Interrogador: ¿Queréis decir que si dibujo una línea a través de dos esquinas opuestas de la base de la pirámide, y la dirijo hacia el norte magnético —exactamente a 45° de la orientación de un lado al norte magnético—, funcionaría igual de bien?

Ra: Soy Ra. Funcionaría mucho mejor que si la forma piramidal no estuviera totalmente alineada, aunque no funcionaría tan bien como la configuración antes mencionada.

Interrogador: ¿La forma piramidal funcionaría igual de bien tanto si estuviera derecha como si estuviera invertida respecto a la superficie de la Tierra, suponiendo que la alineación magnética fuera la misma en ambos casos?

Ra: Soy Ra. No terminamos de comprender bien la pregunta. La forma invertida de la pirámide invierte también sus efectos. Además, es difícil construir tal estructura, con el vértice hacia abajo. Quizá no hemos interpretado bien vuestra pregunta.

Interrogador: Lo pregunto para comprender la forma en que la pirámide focaliza la luz, no para utilizarla de esa manera. Lo que quería decir es que si construyéramos una pirámide con el vértice hacia abajo, ¿focalizaría en la posición de la Cámara de la Reina, o justo bajo ella, al igual que si el vértice apuntara hacia arriba?

Ra: Soy Ra. Lo haría así únicamente si la polaridad de la entidad estuviera invertida por alguna razón.

Interrogador: Entonces, las espirales de energía luminosa, ¿se originan desde una posición hacia el centro de la Tierra y se difunden a partir de ese punto?

Ra: Soy Ra. La forma piramidal es un acumulador que atrae la energía entrante desde lo que llamaríais «el fondo», o «la base», y permite que esta energía ascienda en espiral, en línea con el vértice de la estructura. Esto también es válido si la forma piramidal está invertida. La energía no es la energía de la Tierra, tal como entendemos vuestra pregunta, sino la energía luminosa omnipresente.

Interrogador: ¿Tiene alguna relevancia que la pirámide sea sólida, o que se componga de cuatro lados ligeros; varía de una composición a otra?

Ra: Soy Ra. Como acumulador de energía, lo que importa es la forma en sí. Desde el punto de vista de las necesidades prácticas de vuestros complejos corporales, si tal estructura debe incluir al propio yo, es oportuno que sea de lados de solidez suficiente para evitar una «inundación» de estímulos exteriores.

Interrogador: En ese caso, si utilizara un marco elaborado con alambre, compuesto de cuatro partes unidas desde el vértice y que se proyectaran hacia la base, y la pirámide quedara totalmente abierta, ¿tendría el mismo efecto para la energía luminosa en espiral?

Ra: Soy Ra. La idea de que el marco equivale a la forma sólida es correcta. Sin embargo, hay muchos metales que no se recomiendan para formas piramidales destinadas a favorecer el proceso de la meditación. Se recomiendan, en vuestro propio sistema de intercambio comercial, los materiales que llamáis «caros». La madera u otros materiales naturales, o las varillas de plástico que fabricáis también pueden ser útiles.

Interrogador: ¿Por qué razón algo tan abierto y tan simple como cuatro varillas de madera unidas en el ángulo del vértice pueden concentrar la espiral de luz?

Ra: Soy Ra. Si visualizarais la luz en el sentido metafísico, como agua, y la forma piramidal como un embudo, quizá podría hacerse obvio ese concepto.

Interrogador: Gracias. No deseo entrar en materias sin importancia. Suponía que deseabais que hiciéramos preguntas acerca de la pirámide, debido al peligro que entrañó para algunos que no la utilizaron correctamente, etc.

Trato de entender el modo en que opera la luz, y de captar la forma en que todo opera en conjunto, y esperaba que las preguntas sobre la pirámide me ayudaran a entender la tercera distorsión, que es la luz. Tal como lo concibo, la forma piramidal actúa a modo de embudo, incrementando la densidad de energía, de forma que el individuo pueda obtener una mayor intensidad de esta tercera distorsión, ¿es así?

Ra: Soy Ra. En general, Así es.

Interrogador: Entonces, esta forma cristalina pura, como la del diamante (de la que habéis dicho que es luz congelada), que es una manifestación física de tercera densidad de la luz, parece ser algo así como una ventana o mecanismo de focalización para la tercera distorsión en sentido general, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es básicamente correcto. Sin embargo, cabe señalar que solo la voluntad de la entidad cristalizada puede hacer que la luz interdimensional pase a través de ese material. Cuanto más regularizados estén la entidad y el cristal, el efecto será más profundo.

Interrogador: Actualmente hay muchas personas que pueden doblar el metal y hacer otras cosas similares con la fuerza de la mente. ¿Qué mecanismo opera en ese caso?

Ra: Soy Ra. Lo que ocurre en ese caso puede compararse a la influencia de la segunda espiral de luz en una pirámide utilizada por una entidad. A medida que esta segunda espiral alcanza el vértice, la luz puede compararse a un rayo láser en el sentido metafísico, y cuando es dirigido de manera inteligente puede llegar a doblar un material no solo en el interior de la pirámide, sino que además es el tipo de energía que captan los que son capaces de concentrar la espiral de luz ascendente. Esto es posible gracias al contacto del rayo índigo con la energía inteligente.

Interrogador: ¿Por qué pueden hacer tales cosas? No parece que hayan sido entrenados para ello; simplemente, pueden hacerlo.

Ra: Soy Ra. Recuerdan las disciplinas necesarias para esa actividad, algo que sencillamente es útil en otras confluencias de experiencias vibratorias de color verdadero.

Interrogador: Entonces estáis diciendo que esto no sería útil en nuestra densidad actual. ¿Será útil en la cuarta densidad de este planeta en un futuro muy cercano?

Ra: Soy Ra. La finalidad de dicha focalización de energía es construir, no destruir, y se torna muy útil como alternativa, digamos, a los métodos de construcción de tercera densidad.

Interrogador: ¿Se utiliza también para la sanación?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Existe alguna utilidad en tratar de desarrollar esas características, o en tener la capacidad de doblar los metales, etc.? Lo que trato de decir es: ¿estas características son un signo del desarrollo de una entidad, o son otra cosa? Por ejemplo, si una entidad se desarrolla a través de su índigo, ¿esta capacidad de doblar metales es un signo del desarrollo que ha alcanzado?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión de esta sesión de trabajo.

Especifiquemos las tres espirales de energía luminosa con el ejemplo de la pirámide. En primer lugar, la espiral fundamental, que se utiliza para el estudio y la sanación. En segundo lugar, la espiral hasta el vértice, que se utiliza para la construcción. En tercer lugar, la espiral que se extiende desde el vértice, que se utiliza para dinamizar.

El contacto con el rayo índigo no se muestra necesariamente por ningún signo o señal, como habéis dicho. Hay algunos cuya energía índigo está en un estado puro y no se manifiesta jamás, y sin embargo los demás son conscientes del progreso de esa entidad. Otros pueden enseñar o compartir de muchas formas el contacto con la energía inteligente; otros, continúan buscando la infinidad inteligente en forma no manifestada.

Así, la manifestación es un signo menor que el que se siente o se intuye acerca de un complejo mente/cuerpo/espíritu. El estado del rayo violeta es, con mucho, el mayor indicador del auténtico ser.

¿Tenéis alguna pregunta breve o cuestión menor que tal vez podamos aclarar antes de que dejemos a este instrumento?

Interrogador: Tenía una pregunta sobre lo que habéis querido decir por «tercera espiral», y si requiere una respuesta demasiado extensa quisiera preguntar si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Podemos responder de forma breve. Si lo estimáis conveniente, podéis preguntar más concretamente en otra sesión.

Si visualizáis la llama de una vela, podéis ver la tercera espiral.

El instrumento está en buen equilibrio. Los complementos están bien colocados. Sois muy cuidadosos.

Soy Ra. Amigos, os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 58 - 16 de junio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research