Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 60 - 1 de julio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 60

1 de julio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: Cuando en la sesión anterior hablasteis de las «descargas dinamizadoras» procedentes de la parte superior de la pirámide, ¿quisisteis decir que estas llegan a intervalos, y no de manera constante?

Ra: Soy Ra. En una forma piramidal que opera adecuadamente, estas descargas dinamizadoras llegan a intervalos diferenciados, pero sumamente próximos entre sí. En una pirámide cuyas dimensiones estén descompensadas, la energía no se liberará con regularidad o en cuantos, como quizá entendáis mejor.

Interrogador: La siguiente afirmación que voy a hacer podría resultar ilustrativa (o no) para mi investigación sobre la energía de la pirámide: se me ha ocurrido que el efecto del llamado «Triángulo de las Bermudas» podría deberse a una gran pirámide que se encuentre bajo las aguas y que libere esa tercera espiral a intervalos precisos y variables. Las entidades o las naves que se encuentran en las proximidades pueden ver alterada su continuidad de espacio/tiempo en cierta forma, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: Entonces, esa tercera espiral tiene un efecto dinamizador que, si es lo suficientemente poderoso, alterará realmente la continuidad de espacio/tiempo. ¿Qué utilidad o ventaja tiene esa alteración?

Ra: Soy Ra. En manos de una entidad de quinta densidad o superior, esa energía particular puede aprovecharse para comunicar información, amor o luz a través de lo que os parecerían enormes distancias, pero que esta energía reduce a algo así como un salto transdimensional. También es posible viajar haciendo uso de esa formación de energía.

Interrogador: ¿Ese viaje sería como el desplazamiento instantáneo que utilizan principalmente las entidades de sexta densidad, u os referís al «efecto tirachinas»?

Ra: Soy Ra. Nos referimos al primer efecto. Quizá observes que, a medida que se aprenden, digamos, conocimientos o disciplinas de la personalidad, cada una de estas configuraciones de prana está al alcance de la entidad sin el recurso a esta estructura. Puede considerarse a la pirámide de Giza como una herramienta de apoyo en sentido metafísico.

Interrogador: ¿La gran pirámide sumergida bajo las aguas frente a las costas de Florida es una de las pirámides equilibradoras que construyó Ra, o la construyó algún otro complejo de memoria social? Si es así, ¿cuál?

Ra: Soy Ra. La pirámide de la que habláis se construyó con la ayuda de entidades de sexta densidad de un complejo de memoria social que trabajó con los atlantes antes de nuestra labor con los egipcios, como los llamáis.

Interrogador: Habéis mencionado el trabajo con otro grupo diferente al de los egipcios. ¿Quiénes eran?

Ra: Soy Ra. Esas entidades eran las de Sudamérica. Hicimos una división de nuestras fuerzas para trabajar con estas dos culturas.

Interrogador: Según lo entiendo, en aquel tiempo vuestro complejo de memoria social confería importancia primordial a la forma piramidal como herramienta física de formación para el desarrollo espiritual. En este momento particular de la evolución de nuestro planeta, parece que ponéis poco o ningún énfasis en esa estructura, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Es nuestro honor/deber tratar de eliminar las distorsiones que el uso de esa estructura ha causado en el pensamiento de vuestros pueblos y en las actividades de algunas de vuestras entidades. No negamos que tales formas den resultado, ni tampoco la esencia general de su eficacia; sin embargo, deseamos ofrecer nuestra particular comprensión, pese a todas sus limitaciones, de que al contrario de lo que creíamos ingenuamente hace muchos miles de vuestros años, no existe la estructura óptima para la iniciación.

Ampliemos este punto. Cuando nos ayudaron entidades de sexta densidad durante nuestras propias experiencias de tercera densidad, para nosotros aquella enseñanza fue útil, pues éramos de naturaleza muchísimo menos belicosa. En la ingenuidad de nuestra tercera densidad, no habíamos desarrollado las complejas interrelaciones de vuestro sistema de intercambio o dinero y de poder. Éramos, de hecho, un planeta de tercera densidad más filosófico que el vuestro, y nuestras elecciones de polaridad estaban mucho más centradas, digamos, en la comprensión de las transferencias de energía sexual y en las relaciones adecuadas entre el yo y el prójimo.

Durante gran parte de nuestro espacio/tiempo estuvimos perfeccionando el trabajo con el ser no manifestado. En esa atmósfera menos compleja fue bastante instructivo contar con ese artilugio de aprendizaje/enseñanza, y pudimos aprovecharlo sin caer en las distorsiones que hallamos entre vuestros pueblos.

Hemos registrado estas diferencias meticulosamente en el Gran Registro de la Creación, de forma que esa ingenuidad no vuelva a darse.

Creemos que en este espacio/tiempo podemos ser de mayor utilidad para vosotros si afirmamos que la pirámide para la meditación, junto con otras formas redondeadas, arqueadas y circulares, os es útil. Sin embargo, observamos que debido a la complejidad de las influencias que operan sobre el ser no manifestado en esta confluencia de espacio/tiempo entre vuestras entidades planetarias, es mejor que el progreso del complejo mente/cuerpo/espíritu tenga lugar sin herramientas de formación, porque al utilizar una de esas herramientas la entidad asume la Ley de la Responsabilidad por el índice acelerado o incrementado de aprendizaje/enseñanza. Si este mayor conocimiento, por llamarlo así, no es puesto en práctica en la experiencia de la entidad en cada momento, entonces la utilidad de la herramienta se torna negativa.

Interrogador: Gracias. No sé si esta pregunta resultará en alguna información de utilidad, pero creo que debo formularla. ¿Qué era el arca de la alianza, y para qué se empleó?

Ra: Soy Ra. El arca de la alianza era el lugar donde se guardaban los objetos más sagrados, según lo entendía el llamado Moisés. Al objeto colocado en su interior le habéis dado el nombre de «tablas de los Diez Mandamientos». En realidad no hubo tales tablas; hubo un pergamino, que se colocó junto con las crónicas más cuidadosamente relatadas por diversas entidades de sus creencias relativas a la creación por parte del Creador.

Este arca se diseñó para constituir el lugar desde donde los sacerdotes, como llamáis a los que presentan la inclinación a servir a sus hermanos, podían obtener su poder y sentir la presencia del Creador. Sin embargo, hay que señalar que toda esta disposición de elementos no la concibió el que la Confederación conoce como Yahweh, sino entidades negativas que preferían ese método de crear una élite llamada los «Hijos de Leví».

Interrogador: Entonces, ¿fue un mecanismo para la comunicación? También habéis dicho que obtenían poder de él. ¿Qué clase de poder; cómo lo obtenían?

Ra: Soy Ra. Este objeto estaba cargado de poder por los materiales con que se construyó, al dotarse de un campo electromagnético. De esa forma se convirtió en un objeto de poder y, de ese modo, para aquellos cuya fe se mantuvo intacta, sin caer en la falta de rectitud o en la separación, ese poder concebido por la negatividad pasó a ser positivo y, así es para aquellos verdaderamente en armonía con la experiencia del servicio, hasta hoy. De esa forma, las fuerzas negativas lograron parcialmente su objetivo, pero la entidad llamada Moisés, de orientación positiva, proporcionó a vuestras gentes la posibilidad de seguir un camino del infinito Creador que es totalmente positivo.

Esto es característico de los sistemas religiosos ortodoxos, pues todos han llegado a ser de orientación mixta, pero aun así ofrecen un camino puro al Creador único, que el buscador puro sabe reconocer.

Interrogador: ¿Dónde se encuentra el arca de la alianza en la actualidad?

Ra: Soy Ra. Nos abstenemos de contestar a esta pregunta, pues ese objeto todavía existe y no es materia que debamos transgredir indicando su localización.

Interrogador: Al tratar de comprender las energías creativas, realmente no entiendo por qué se genera un calor inutilizable a medida que nuestro planeta avanza de la tercera a la cuarta densidad. Sé que tiene que ver con una falta de armonía entre las vibraciones de tercera y cuarta densidad, pero ¿por qué esto acaba manifestándose como calor físico en el interior de la Tierra, podéis explicarlo?

Ra: Soy Ra. Es complejo entender estos conceptos en vuestro lenguaje. No obstante, vamos a tratar de explicarlo. Si una entidad no está en armonía con sus circunstancias, siente una quemazón en su interior. La temperatura del vehículo físico no aumenta todavía, tan solo el calor de la ira o de las lágrimas, como podemos describir esa falta de armonía. Sin embargo, si una entidad persiste durante un largo periodo de tiempo de vuestro espacio/tiempo sintiendo ese calor emotivo y esa falta de armonía, la totalidad del complejo corporal comenzará a repercutir dicha falta de armonía, que se manifestará a continuación como el cáncer o como cualquier otra distorsión degenerativa de lo que llamáis salud.

Cuando la totalidad de un sistema planetario de pueblos y de culturas experimenta reiteradamente una falta de armonía a gran escala, la tierra bajo los pies de estas entidades comienza a repercutir esa falta de armonía. Debido a la naturaleza del vehículo físico, la falta de armonía se muestra como un bloqueo de crecimiento o como un crecimiento fuera de control, pues la función principal del complejo corporal de un complejo mente/cuerpo/espíritu es el crecimiento y la supervivencia. En el caso de vuestro planeta, su finalidad es mantener la órbita y la ubicación u orientación adecuadas respecto al resto de influencias cósmicas. Para que esto ocurra adecuadamente, el interior de vuestra esfera se mantiene caliente, en vuestros propios términos físicos. Así, en lugar de crecimiento descontrolado comenzáis a experimentar un calor descontrolado y sus consecuencias expansivas.

Interrogador: ¿La Tierra es sólida en su totalidad, de un lado a otro?

Ra: Soy Ra. Podría decirse que vuestra esfera tiene una estructura de panal. Sin embargo, el centro es sólido, por llamar así a lo que está fundido.

Interrogador: ¿Hay entidades de tercera densidad que habitan en las zonas de esa estructura de panal?

Ra: Soy Ra. Fue así en otro tiempo, pero no en el espacio/tiempo actual.

Interrogador: ¿Existen civilizaciones interiores o entidades que vivan en esas zonas, aparte de las que encarnan físicamente, que llegan y se materializan sobre la superficie terrestre en algún momento?

Ra: Soy Ra. Como hemos señalado, hay algunas que lo hacen así. Además, existen entidades en los planos interiores de este planeta que prefieren realizar alguna materialización en tercera densidad visible en esas zonas. En ellas existen también bases, llamémoslas así, para los que proceden de otros lugares, tanto positivos como negativos. Existen ciudades abandonadas.

Interrogador: ¿Para qué utilizan estas bases los que proceden de otros lugares?

Ra: Soy Ra. Esas bases se utilizan para el trabajo de materialización del equipamiento necesario para la comunicación con entidades de tercera densidad, y como lugares de reposo para cierto equipamiento que podríais llamar «pequeñas naves». Estas se utilizan para vigilancia o control, cuando las entidades así lo solicitan.

De esa forma, algunos de los maestros de la Confederación, por así decir, se comunican en parte a través de estos instrumentos de vigilancia a lo largo de líneas computarizadas, y cuando se desea recibir la información y los que la solicitan son del nivel vibratorio adecuado, la propia entidad de la Confederación habla.

Interrogador: ¿Entiendo entonces que la entidad de la Confederación necesita equipo de comunicación y naves para comunicarse con la entidad encarnada de tercera densidad que solicita la información?

Ra: Soy Ra. No es correcto. Sin embargo, muchos de vosotros solicitáis la misma información básica en gran repetición y, para un complejo de memoria social, reiterar hasta el infinito la necesidad de practicar la meditación es un desperdicio de las considerables capacidades de tales complejos de memoria social.

Así, algunas entidades han recibido aprobación por parte del Consejo de Saturno para la colocación y el mantenimiento de estos «emisores de mensajes» destinados a aquellos cuyas necesidades son simples, reservando así las capacidades de los miembros de la Confederación para los que ya meditan y absorben información y están preparados para recibir información adicional.

Interrogador: En los últimos treinta años ha habido mucha información y confusión; de hecho, diría que la Ley de la Confusión ha estado haciendo horas extras —una pequeña broma— por traer información para la catarsis espiritual a los grupos que lo solicitan, y sabemos que los complejos de memoria social, tanto de orientación positiva como negativa, han hecho sus aportaciones a esta información en la medida de sus posibilidades. Esto ha llevado a una condición de apatía en muchos casos respecto a la información dada. Muchos de los que ahora están buscando sinceramente han fracasado debido a lo que podría llamar «entropía espiritual» de esta información. ¿Podéis comentar este punto, y el mecanismo necesario para mitigar estos problemas?

Ra: Soy Ra. Podemos comentarlo.

Interrogador: Os pido que lo comentéis solo si lo consideráis importante. Si no es así, lo olvidamos.

Ra: Soy Ra. Esa información es importante hasta cierto punto, pues guarda relación con nuestra misión en este momento.

Nosotros, los de la Confederación, respondemos a la llamada de los vuestros. Si el llamamiento, aunque sea sincero, carece de la suficiente conciencia del sistema por el que puede precipitarse la evolución espiritual, por decirlo así, entonces podemos ofrecer únicamente la información útil para la entidad particular que lo realiza. Esta es la dificultad básica. Las entidades reciben la información básica sobre el Pensamiento Original y los medios, esto es, meditación y servicio al prójimo, por los cuales puede alcanzarse ese Pensamiento Original.

Os rogamos que tengáis en cuenta que como miembros de la Confederación, hablamos en nombre de las entidades de orientación positiva. Creemos que el Grupo de Orión tiene precisamente la misma dificultad.

Una vez recibida, esa información básica no se pone en práctica de corazón en la experiencia vital, sino que traquetea en las distorsiones del complejo mental como lo haría una pieza de construcción que ha perdido su lugar y se limita a rodar de un lado a otro inútilmente, a pesar de que la entidad continúa realizando el llamamiento. Por lo tanto, se repite la misma información básica. Finalmente, la entidad se harta de esta información repetitiva. Sin embargo, si una entidad pone en práctica lo que se le ofrece, no hallará repetición más que cuando sea necesario.

Interrogador: Gracias. ¿Los chakras o centros energéticos corporales guardan relación u operan al igual que lo hace el canal de energía de la pirámide?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿La momificación tenía alguna otra finalidad, aparte de ser un ritual de entierro?

Ra: Soy Ra. Aunque nos encantaría hablaros de esa distorsión de nuestros diseños al construir la pirámide, es muy poco lo que podemos decir al respecto, pues la finalidad era bastante mixta, y los usos, aunque muchos los consideraron positivos, se generaron desde un orden no positivo. No podemos hablar sobre esta materia sin transgredir ciertos equilibrios básicos de energía entre las fuerzas positivas y negativas sobre vuestro planeta. Puede decirse que los que se ofrecieron pensaban que lo hacían en el servicio al prójimo.

Interrogador: ¿Qué civilización fue la que ayudó a Ra a utilizar la forma piramidal cuando Ra estaba en tercera densidad?

Ra: Soy Ra. Vuestros pueblos sienten una especial inclinación por los nombres. Estas entidades han comenzado su periplo de regreso al Creador y han dejado de experimentar el tiempo.

Interrogador: El instrumento quería saber, respecto al uso del péndulo para descubrir los centros energéticos, qué significa el movimiento de un lado a otro, en lugar del movimiento circular.

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta, aunque esta entidad todavía pueda proporcionarnos la energía necesaria. Está sufriendo una distorsión hacia el dolor.

Hemos hablado ya de las rotaciones, por lo que diremos simplemente que un leve movimiento lateral indica un bloqueo parcial, pero no total. El movimiento lateral marcado indica lo contrario del bloqueo, que es la estimulación excesiva de un chakra o centro energético, y que ocurre para tratar de equilibrar alguna dificultad en la actividad del complejo corporal o mental. Esta condición no es útil para la entidad, pues representa un desequilibrio. ¿Tenéis alguna pregunta breve antes de que dejemos al instrumento?

Interrogador: Únicamente, si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Estad alegres, amigos. Todo está bien, y vuestra diligencia es recomendable. Os dejamos en el amor y la luz del infinito Creador. Regocijaros e id en la paz y en la gloria del infinito Creador. Soy Ra. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 60 - 1 de julio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research