Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 61 - 8 de julio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 61

8 de julio de 1981

Ra: Soy Ra. Amigos, os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Sus energías vitales están mejorando, aunque las distorsiones del complejo físico están muy acentuadas en este espacio/tiempo y existe una disminución de la energía de dicho complejo.

Interrogador: ¿Hay algo concretamente que el instrumento pueda hacer para mejorar su condición física?

Ra: Soy Ra. Hay dos factores que afectan a sus distorsiones corporales. Es algo habitual en todos aquellos que por prioridad de vibración han alcanzado el nivel del rayo verde de los complejos vibratorios de conciencia.

El primero es el de la afluencia de energía, que varía de un ciclo a otro de forma previsible. En esta entidad particular, los complejos cíclicos de esta confluencia de espacio/tiempo no favorecen los niveles de energía física.

La segunda ramificación de la condición es la que podríamos llamar el «grado de eficacia mental» en el uso del catalizador proporcionado para el aprendizaje de las lecciones programadas en particular, y las lecciones del amor en general.

Este instrumento, a diferencia de algunas entidades, tiene una mayor distorsión debido al uso de condiciones anteriores a la encarnación.

Interrogador: ¿Podéis explicar lo que queréis decir por «afluencias cíclicas de energía»?

Ra: Soy Ra. Hay cuatro ciclos que se reciben en el momento de entrada en la encarnación. Además, existen otros flujos cósmicos, menos regulares y que, cada cierto tiempo, afectan al complejo mente/cuerpo/espíritu sensible. Los cuatro ritmos son, hasta cierto punto, conocidos entre vosotros, y se denominan «biorritmos».

Existe un cuarto ciclo, que podríamos llamar el ciclo de la puerta de acceso a la magia del adepto o del espíritu. Se trata de un ciclo que se completa en aproximadamente dieciocho de vuestros ciclos diurnos.

Los patrones cósmicos operan también en función del momento de entrada en la encarnación, y guardan relación con vuestro satélite, al que llamáis «luna», con los planetas de vuestra galaxia, con el sol galáctico y, en algunos casos, con las afluencias procedentes de los principales puntos galácticos de flujo energético.

Interrogador: ¿Sería conveniente determinar estos ciclos para el instrumento y tratar de mantener estas sesiones en los momentos más favorables en relación con ellos?

Ra: Soy Ra. No tenemos respuesta para esa pregunta concreta.

Cabe señalar que los que integran esta tríada aportan este modelo de energía que es Ra. Así, el aporte de energía de cada uno de los integrantes es notable.

Podemos decir que aunque estos sistemas de información son interesantes, influyen únicamente en la medida en que la entidad o entidades no han hecho un uso totalmente eficaz del catalizador y, por tanto, en lugar de aceptar, digamos, los momentos o periodos negativos o retrógrados, sin demasiada atención, han tenido la inclinación a mantener esas distorsiones para trabajar con el catalizador no utilizado.

Cabe señalar que el ataque psíquico continúa operando sobre esta entidad, aunque no afecta en este momento más que a las distorsiones físicas propias de la incomodidad.

Podríamos sugerir que siempre es interesante observar el «mapa de ruta», tanto de los ciclos como de otras influencias planetarias y cósmicas, en el que pueden observarse grandes vías o posibilidades. No obstante, os recordamos que este grupo forma una unidad.

Interrogador: ¿Hay alguna forma en que podamos, como unidad, hacer algo para reducir el efecto del ataque psíquico contra el instrumento y optimizar la oportunidad de comunicación?

Ra: Soy Ra. Os hemos dado información relativa a lo que favorece a este particular complejo mente/cuerpo/espíritu. No podemos decir más. En nuestra opinión, que ofrecemos humildemente, cada uno está en notable armonía con el resto para esta ilusión particular de tercera densidad en la presente confluencia de espacio/tiempo.

Interrogador: Quisiera plantear algunas preguntas sobre los ejercicios de sanación. La primera es relativa a los ejercicios de sanación del cuerpo. ¿Qué entendéis por disciplinas del cuerpo, y su relación con el equilibrio entre amor y sabiduría en el uso de las funciones naturales del cuerpo?

Ra: Soy Ra. Vamos a hablar más brevemente que de costumbre, debido al uso que realiza el instrumento de la energía transferida. Por lo tanto, os pedimos que sigáis preguntando si nuestra respuesta resulta insuficiente.

El complejo corporal tiene sus funciones naturales, muchas de las cuales guardan relación con el yo no manifestado y normalmente no están sujetas a la necesidad de equilibrio. Existen funciones naturales que guardan relación con el prójimo; entre ellas, el tacto, el amor, la vida sexual, y esos momentos en los que se ansía la compañía del prójimo para combatir ese tipo de soledad que es una función natural del cuerpo, frente a otros tipos de soledad del complejo mente/emoción o del espíritu.

El examen de estas funciones naturales en la vida diaria puede servir para observar el amor al yo y el amor al prójimo, frente a la sabiduría en el uso de dichas funciones naturales. Existen muchas fantasías y pensamientos vagos que pueden examinarse en la mayoría de vuestros pueblos en estos procesos de equilibio.

Igualmente, debe equilibrarse la renuncia a la necesidad de estas funciones naturales respecto al prójimo. Por una parte, existe un exceso de amor. Debe determinarse si se trata de amor al yo, al prójimo, o a ambos. Por otra parte, existe un equilibrio más inclinado hacia la sabiduría.

Es oportuno conocer eI complejo corporal para que sea un aliado y esté equilibrado y listo para ser utilizado netamente como herramienta, pues cada función corporal puede utilizarse en complejos de energía cada vez más elevados con el prójimo. No importa cuál sea el comportamiento, el equilibrio más importante es la comprensión de cada interacción a este nivel con el prójimo, de forma que si el equilibrio puede ser amor/sabiduría o sabiduría/amor, el prójimo sea visto por el yo en una configuración equilibrada, y así el yo queda libre para avanzar en su trabajo.

Interrogador: Entonces la segunda pregunta es: ¿podríais dar un ejemplo de cómo los sentimientos afectan a ciertas partes del cuerpo y a sus sensaciones?

Ra: Soy Ra. Es casi imposible hablar en general de esos mecanismos, pues cada entidad de la prioridad adecuada tiene su propia programación. Para las entidades menos conscientes, podemos decir que la conexión suele parecer aleatoria, pues el Yo Superior continúa produciendo el catalizador hasta que se produce una orientación precisa. En cada individuo programado, las sensibilidades son mucho más activas pues, como hemos dicho, el catalizador que no es totalmente utilizado por la mente y el espíritu es ofrecido al cuerpo.

Así, podéis ver en esta entidad un entumecimiento de los brazos y las manos, lo que encarna su incapacidad para rendirse a la pérdida de control sobre la vida. De esa manera se representa este drama en el complejo de distorsión física.

En el que plantea las preguntas podemos ver el deseo de no llevar la carga que soporta, lo que se manifiesta a nivel físico en el dolor de los músculos normalmente empleados para transportar cosas. Lo que debe soportarse verdaderamente es la responsabilidad de un estado anterior a la encarnación, lo que parece bastante incómodo.

En el caso del que deja registro escrito, observamos un cansancio y una apatía derivados de la falta de uso del catalizador destinado a sensibilizarle frente a influjos bastante significativos de nuevos complejos de distorsión a los niveles mental, emocional y espiritual. A medida que esa apatía se aparte de los complejos superiores o más receptivos, desaparecerán las distorsiones del complejo corporal. Esto es así también para los otros ejemplos.

Quisiéramos señalar en este punto que el uso totalmente eficiente del catalizador es sumamente raro en vuestro plano.

Interrogador: ¿Podéis explicar cómo sois capaces de darnos información como esta respecto a la primera distorsión, o Ley de la Confusión?

Ra: Soy Ra. Cada uno de vosotros conoce ya esa información.

Cualquier lector podrá extraer la esencia del significado de estos comentarios sin reparar en la procedencia de los ejemplos. Si cada uno de vosotros no fuera totalmente consciente de estas respuestas, no podríamos darlas.

Es interesante que en muchas de vuestras preguntas solicitáis una confirmación, más que una información, lo cual aceptamos.

Interrogador: Esto nos lleva al punto de la finalidad de la encarnación física, en mi opinión. ¿Es la de alcanzar una convicción, a través de nuestros propios procesos de pensamiento, de una solución a los problemas y a las comprensiones, en una situación de total libertad, sin prueba de ningún tipo, sin nada que pueda considerarse como una prueba (siendo la palabra «prueba» poco acertada en sí misma)? ¿Podéis comentar mi concepto?

Ra: Soy Ra. Vuestra opinión es elocuente, aunque algo confusa en sus conexiones entre la libertad expresada por el conocimiento subjetivo y la libertad expresada por la aceptación subjetiva. Existe una distinción clara entre las dos.

Esta no es una dimensión de conocimiento, ni siquiera subjetivo, debido a la falta de percepción de los influjos cósmicos y de otra naturaleza que afectan a toda situación que produce un catalizador. La aceptación subjetiva de lo que existe en el momento y el hallazgo del amor en ese momento es la mayor libertad.

Lo que se conoce como conocimiento subjetivo sin prueba es, hasta cierto punto, un pobre aliado, pues siempre existirán anomalías, no importa la cantidad de información que se recoja, debido a las distorsiones de la tercera densidad.

Interrogador: Mi tercera pregunta es: ¿podríais proporcionar ejemplos de polaridad corporal?

Ra: Soy Ra. En el cuerpo existen muchas polaridades que guardan relación con el proceso de equilibrio de los centros de energía de los diversos cuerpos de la entidad no manifestada. Es oportuno explorar esas polaridades para el trabajo de sanación.

Por supuesto, cada entidad es una parte polarizada en potencia de otro ser.

Interrogador: La última pregunta sobre este punto es: parece que el ejercicio apropiado para el equilibrio de todas las sensaciones corporales debe de ser un tipo de inactividad como el de la meditación o la contemplación, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es incorrecto en gran parte. El proceso de equilibrio requiere un estado meditativo para llevarlo a cabo. Sin embargo, equilibrar la sensación guarda relación con el análisis de esa sensación, con especial consideración a toda inclinación no equilibrada entre amor y sabiduría, o entre positivo y negativo. Seguidamente, aquello de lo que carece la sensación equilibrada, como para todos los equilibrios, puede llegar al ser una vez que la sensación regresa a la memoria y se recuerda con el detalle suficiente para predominar sobre los sentidos.

Interrogador: ¿Podríais decir por qué es importante que los complementos y otros objetos estén tan cuidadosamente dispuestos respecto al instrumento, y por qué un simple y pequeño pliegue de la sábana cerca de instrumento causa un problema para la recepción de Ra?

Ra: Soy Ra. Podemos tratar de explicarlo. Este contacto es de banda estrecha. El instrumento es muy sensible. Por eso podemos entrar fácilmente en él y utilizarlo a un nivel cada vez más satisfactorio.

Sin embargo, el estado de trance no es un estado que no tenga ningún coste, por así decir, para este instrumento. Por tanto, la zona por encima de la entrada en el complejo físico de este instrumento debe mantenerse libre de bloqueos para evitar incomodarlo, especialmente en el momento en que se reincorpora al complejo corporal. Los complementos proporcionan a la entrada sensorial del instrumento visualizaciones mentales que le ayudan a entrar en trance. La cuidadosa disposición de dichos complementos es importante para el grupo que dinamiza, en el sentido de que es un recordatorio, para este grupo de apoyo, de encontrarse en una sesión de trabajo. Los comportamientos ritualizados desencadenan numerosas energías del grupo de apoyo. Quizá hayáis notado que se utiliza una mayor energía durante las sesiones, pues el número ha aumentado debido al efecto a largo plazo, digamos, de estas acciones rituales.

Esto no sería de ayuda para ningún otro grupo, pues ha sido diseñado para este sistema particular de complejos mente/cuerpo/espíritu, y especialmente para el instrumento.

Hay suficiente transferencia de energía para plantear otra cuestión. No deseamos agotar al instrumento.

Interrogador: En ese caso, voy a formular la siguiente pregunta: ¿Podéis explicar la finalidad de los lóbulos frontales del cerebro, y las condiciones necesarias para su activación?

Ra: Soy Ra. Los lóbulos frontales del cerebro serán mucho más útiles, por así decir, en cuarta densidad.

La principal condición mental/emotiva de esta gran zona del llamado «cerebro» es el goce o el amor en su sentido creativo. Así, todas esas energías que hemos comentado en relación con las pirámides: la de la sanación, el aprendizaje, la construcción y la dinamización se encuentran en esa zona. Es la zona aprovechada por el adepto. Es la zona que, al trabajar desde el tronco a la raíz de la mente, entra en contacto con la energía inteligente y, a través de esa puerta de acceso, con la infinidad inteligente.

¿Tenéis alguna pregunta antes de que dejemos al instrumento?

Interrogador: Únicamente, si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Este instrumento presenta cierta distorsión, pero cada uno de vosotros hace lo correcto. Sois muy cuidadosos. Os agradecemos que sigáis observando los ajustes, y os pedimos que en cada nivel continuéis siendo tan meticulosos, pues ello mantendrá el contacto.

Soy Ra. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Amigos, id y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 61 - 8 de julio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research