Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 62 - 13 de julio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 62

13 de julio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador.

Antes de comenzar, os pedimos que se complete el recorrido del círculo alrededor de este instrumento, y que cada uno de los miembros del grupo de apoyo expulse su aliento con fuerza a aproximadamente setenta y cinco centímetros por encima de la cabeza del instrumento; a continuación, que vuelva a recorrerse el círculo a su alrededor.

(Se procede a hacer lo indicado).

Ra: Soy Ra. Os agradecemos vuestra amable cooperación. Os rogamos comprobéis el ajuste de la perpendicularidad, y comenzamos.

(Se procede a hacer lo indicado)

Ra: Soy Ra. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podéis explicar qué hicimos que no era correcto, o qué causó la necesidad de recorrer de nuevo el círculo, y la finalidad de exhalar el aliento?

Ra: Soy Ra. Este instrumento sufría un ataque psíquico concreto en el momento de iniciarse la sesión de trabajo. Se produjo una ligera irregularidad en las palabras pronunciadas por vuestros mecanismos vibratorios del complejo sonoro durante el recorrido protector del círculo. Esa entidad aprovechó el resquicio y comenzó a ejercer su influencia sobre el instrumento, que ya estaba en trance, como lo llamáis, y que resultó muy negativamente afectado en las distorsiones del complejo físico.

Así pues, el círculo se ha recorrido correctamente. El aliento de rectitud ha expulsado a la forma-pensamiento y se ha recorrido una vez más el círculo.

Interrogador: ¿Cuál era la naturaleza de esa forma-pensamiento, o su pertenencia?

Ra: Soy Ra. Esa forma-pensamiento era de Orión.

Interrogador: ¿El ataque consiguió crear alguna otra distorsión en el complejo físico del instrumento?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Cuál es la naturaleza de esa distorsión?

Ra: Esta forma-pensamiento pretendía poner fin a la encarnación del instrumento mediante su acción sobre las distorsiones renales que, aunque corregidas en el tiempo/espacio, son vulnerables ante quien sepa cómo escindir el «moldeado» del tiempo/espacio de las distorsiones del espacio/tiempo, que están siendo «desmoldeadas», quedando tan vulnerables como antes de la sanación, por decir así.

Interrogador: ¿Cuál ha sido el efecto perjudicial que se ha producido?

Ra: Soy Ra. Se producirá cierta incomodidad. No obstante, por fortuna este instrumento estaba muy receptivo a nosotros y bien sintonizado. Si no hubiésemos sido capaces de llegar hasta el instrumento y de daros instrucciones, el vehículo físico del instrumento hubiera dejado de ser viable en poco tiempo.

Interrogador: ¿Quedarán secuelas permanentes de este ataque en el vehículo físico del instrumento?

Ra: Soy Ra. Es difícil de determinar, aunque pensamos que no va a producirse ningún daño o distorsión duraderos.

El curandero era poderoso, y los vínculos por los que se efectuó el remodelado de estas distorsiones renales fueron eficaces. En este momento operan las dos formas de lo que podríais llamar una especie de trabajo mágico: las distorsiones del sanador frente a los intentos de distorsión de Orión; las distorsiones del sanador, llenas de amor; las distorsiones de Orión, también puras en la separación. Parece que todo está correcto, excepto cierta posible incomodidad que será tratada si persiste.

Interrogador: ¿La abertura que se produjo en el círculo protector fue planeada por la entidad de Orión? ¿Se debió a un plan específico para producirla, o simplemente ocurrió por accidente?

Ra: Soy Ra. Esa entidad estaba esperando la ocasión, como soléis decir. Ocurrió por casualidad que no se pronunciara esa palabra; no estuvo planeado.

En el futuro, tal como medís el espacio/tiempo, podríamos sugerir, cuando comencéis una sesión, que tengáis en cuenta que este instrumento es susceptible de ser observado a la espera de la ocasión oportuna. Por ello, si no se recorre el círculo perfectamente, lo mejor es repetir el proceso de inmediato. La expulsión del aliento es también adecuada, siempre hacia la izquierda.

Interrogador: ¿Podríais explicar lo que acabáis de decir sobre la expulsión del aliento? No estoy seguro de haberlo entendido bien.

Ra: Soy Ra. Si no se recorre el círculo en la configuración totalmente adecuada, se recomienda repetir lo que se ha llevado a cabo correctamente en esta sesión de trabajo.

Interrogador: Pero habéis mencionado la expulsión del aliento hacia la izquierda, creo. ¿Podéis decir qué entendéis por eso?

Ra: Soy Ra. Es lo que acabáis de hacer, expulsar el aliento por encima de la cabeza del instrumento, y desde su lado derecho hacia su lado izquierdo.

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para ayudar al instrumento a recuperarse de este ataque cuando salga del estado de trance?

Ra: Soy Ra. Poco se puede hacer. Podríais vigilar si persisten las distorsiones, y poner en contacto a este complejo mente/cuerpo/espíritu con los terapeutas adecuados en caso de que persista esta dificultad. Quizá no haga falta. Esta batalla se está librando incluso en este momento. Cada uno puede aconsejar al instrumento a continuar su trabajo como se ha descrito anteriormente.

Interrogador: ¿Quiénes serían los terapeutas adecuados, y cómo los ponemos en contacto con el instrumento?

Ra: Soy Ra. Son cuatro. La dificultad señalada es una distorsión corporal, por lo que el conocido como (nombre del sanador espiritual) y el conocido como (nombre del sanador espiritual) pueden trabajar sobre el complejo corporal del instrumento por medio de las prácticas que desarrollan en cada entidad. Si la distorsión persiste, se visitará al conocido como (nombre del médico alopático). Si la dificultad persiste hasta el punto de uno de vuestros ciclos denominado «quincena», se visitará al conocido como (nombre del médico alopático).

Interrogador: ¿El instrumento sabe quiénes son (nombre) y (nombre)? No los conozco.

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Eso es todo lo que podemos hacer para ayudarle?

Ra: Soy Ra. Así es. Señalamos también que la armonía y la afectuosa interrelación que prevalece normalmente en este grupo crean un entorno favorable para que cada uno de vosotros lleve a cabo su trabajo.

Interrogador: ¿Qué prioridad, por llamarlo así, otorga el Grupo de Orión a la reducción o a la eliminación de la eficacia de este grupo respecto a las actividades que se llevan a cabo en este momento sobre el planeta Tierra? ¿Podéis indicarlo?

Ra: Soy Ra. Este grupo, al igual que todos los canales positivos y grupos de apoyo, es una de las principales prioridades para el Grupo de Orión. Las distorsiones corporales de este instrumento son las que mayor facilidad les da para provocar o impulsar la disolución del complejo mente/cuerpo/espíritu, en caso de conseguir su objetivo; en particular, este grupo ha conseguido no tener fisuras graves, por así decir, en sus patrones vibratorios del complejo mental y espiritual. En otros canales pueden ser más evidentes otras fisuras.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación, y os pido que me corrijáis. El objetivo del grupo de Orión es conseguir la mayor cosecha posible de entidades polarizadas hacia el servicio al yo. Esta cosecha desarrollará su potencial o su capacidad de realizar su trabajo en conciencia, tal como se produce por la distorsión de la Ley del Uno denominada Ley de los Cuadrados, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Existen otros grupos de los que se encuentran en el camino del servicio al yo que se hayan unido a los de la constelación de Orión, por ejemplo los de la Cruz del Sur, que operen en la actualidad para conseguir el mismo tipo de cosecha en la Tierra?

Ra: Soy Ra. Los que mencionáis de la Cruz del Sur pertenecen al Grupo de Orión. No hay una razón particular por la que un grupo procedente de varias galaxias deba denominarse con el nombre concreto de una de ellas. Sin embargo, los complejos planetarios de memoria social de la denominada constelación de Orión llevan la delantera, y por tanto gobiernan sobre el resto de miembros. Debéis recordar que en el pensamiento negativo existe siempre el orden jerárquico y el poder contra el poder en la separación.

Interrogador: Al crear una cosecha tan amplia como sea posible de entidades terrestres de orientación negativa, el complejo de memoria social del Grupo de Orión adquiere mayor poder. ¿Es correcta mi suposición de que este poder se inscribe en la fortaleza total del complejo, que el orden jerárquico permanece aproximadamente sin cambios, y que los que están en la cima adquieren mayor fuerza respecto al poder total del complejo de memoria social?

Ra: Soy Ra. Así es. La mayor parte de la polaridad va a parar a los más fuertes.

Interrogador: ¿Se trata del grupo de cuarta densidad del que hablamos?

Ra: Soy Ra. Hay algunos miembros de cuarta y unos pocos de quinta densidad del Grupo de Orión.

Interrogador: Entonces, ¿la cima del orden jerárquico la ocupa la quinta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Cuál es el objetivo; qué pretende el líder, el que ocupa la cúspide del poder en quinta densidad del Grupo de Orión? Quisiera comprender su filosofía respecto a sus objetivos y planes para lo que podríamos llamar el futuro, o su futuro.

Ra: Soy Ra. Ese pensamiento no os es tan ajeno; por tanto, podemos hablar a través de las densidades, pues en vuestro planeta hay cierta acción de orientación negativa que influye en esta confluencia de espacio/tiempo.

La entidad de los primeros estadios de la quinta densidad negativa, si está orientada hacia el mantenimiento de la cohesión como complejo de memoria social, podría determinar, en su libre albedrío, que el camino hacia la sabiduría radica en la manipulación en total propiedad del prójimo. Seguidamente, en virtud de sus capacidades de sabiduría, es capaz de convertirse en líder de los seres de cuarta densidad que están en el camino de la sabiduría mediante la exploración de las dimensiones del amor y la comprensión del yo. Estas entidades de quinta densidad consideran la creación como algo sobre lo que poner orden.

Al abordar un plano como el de esta tercera densidad en la cosecha actual, percibirá el mecanismo del llamamiento más claramente y tendrá bastante menor inclinación hacia el saqueo o la manipulación mediante el pensamiento ofrecidos a las entidades de orientación negativa, aunque al permitir que ocurra así y al enviar a entidades menos sabias para realizar este trabajo, cualquier éxito beneficia a los líderes.

La quinta densidad ve las dificultades que plantea la luz y, de ese modo, dirige a las entidades de esa vibración a la búsqueda de objetivos de oportunidad, como este. Digamos que si las tentaciones de cuarta densidad hacia la distorsión del ego, etc., no tienen éxito, la entidad de quinta densidad pasa a pensar en términos de la eliminación de la luz.

Interrogador: Cuando la entidad de Orión que nos observa esperando la oportunidad de atacarnos está aquí con nosotros, ¿podéis describir el método que emplea para venir hasta aquí, cómo es, y cuáles son sus señales? Sé que esto no es muy importante, pero me daría cierta comprensión de lo que estamos hablando.

Ra: Soy Ra. Las entidades de quinta densidad son seres muy ligeros, aunque tienen el tipo de vehículo físico que vosotros conocéis. El aspecto de las entidades de quinta densidad es muy hermoso para vuestros estándares de belleza.

Lo que se envía es el pensamiento, pues una entidad de quinta densidad es probable que haya dominado esa técnica o disciplina. Existen muy pocos medios, o ninguno, de percibir a dicha entidad ya que, a diferencia de las entidades negativas de cuarta densidad, la entidad de quinta densidad camina con pies ligeros.

Este instrumento experimentó un frío muy intenso en el último ciclo diurno, y pasó mucho más tiempo del que consideraríais apropiado en lo que os pareció a cada uno de vosotros un clima sumamente cálido. Sin embargo, el instrumento no lo percibió así; el descenso subjetivo de la temperatura es señal de la presencia de una entidad negativa, no positiva o extenuante.

Este instrumento mencionó una sensación de incomodidad, pero este grupo le dio apoyo y pudo disminuirla. De no haber sido por un contratiempo casual, todo hubiera ido bien, pues habéis aprendido a vivir en el amor y la luz, y a no dejar de recordar al infinito Creador.

Interrogador: Entonces, ¿fue una entidad de quinta densidad la que llevó a cabo este ataque concreto sobre el instrumento?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿No es extraño que una entidad de quinta densidad se moleste en hacer esto, en lugar de enviar a un servidor de cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es. Casi todos los canales y grupos positivos pueden ver su positividad reducida o su utilidad disminuida por lo que podríamos llamar las «tentaciones» que ofrecen las formas-pensamiento negativas de cuarta densidad. Pueden sugerir muchas distorsiones hacia información específica, el engrandecimiento del yo, el florecimiento de la organización de un modo político, social, o fiscal.

Estas distorsiones desvían la atención de la Única Fuente Infinita de amor y luz de la que todos somos mensajeros, humildes y conocedores de que no somos sino la porción más diminuta del Creador, una pequeña parte de una totalidad magnífica de inteligencia infinita.

Interrogador: ¿Hay algo que el instrumento pueda hacer, o que podamos hacer nosotros por él para eliminar los problemas que experimenta constantemente, la sensación de frío de estos ataques?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: ¿Podéis decirnos qué debemos hacer?

Ra: Soy Ra. Podéis dejar de tratar de ser canales para el amor y la luz del infinito Creador.

Interrogador: ¿Hay algo que hayamos pasado por alto y que podamos hacer para ayudar al instrumento durante, antes o después de una sesión, o en cualquier otro momento?

Ra: Soy Ra. El amor y la devoción de este grupo son completos. Estad en paz. Hay cierto riesgo que correr por llevar a cabo esta labor. Este instrumento lo acepta, o de otro modo no podríamos comunicarnos. Así pues, descansad en esa paz y ese amor y haced como queráis, como deseéis, como sintáis. Poned fin a las preocupaciones al llevarlo a cabo. El mayor sanador de las distorsiones es el amor.

Interrogador: Tengo una pregunta a la que anoche no di respuesta para (name). Guarda relación con las vibraciones de las densidades. Entiendo que la primera densidad se compone de vibraciones atómicas básicas que se sitúan en el espectro del rojo, la segunda en el naranja, etc. ¿Debo entonces entender que las vibraciones básicas de nuestro planeta siguen estando en el espectro del rojo, que los seres de segunda densidad siguen estando en el naranja ahora mismo, en este espacio/tiempo, y que cada densidad tal como existe en nuestro planeta ahora mismo tiene una vibración central diferente, o no es así?

Ra: Soy Ra. Así es; exactamente.

Interrogador: Entonces, a medida que llegan las vibraciones de cuarta densidad, el planeta puede albergar entidades cuya vibración básica es de cuarta densidad. En ese caso, ¿la vibración básica del planeta seguirá siendo de primera densidad; albergará a entidades de segunda densidad con vibraciones de segunda densidad, y a entidades de tercera densidad con vibraciones de tercera densidad?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta de esta sesión de trabajo. Existe suficiente energía, pero las distorsiones del instrumento nos indican que sería conveniente acortar esta sesión de trabajo, con vuestro permiso.

Interrogador: Sí.

Ra: Debéis considerar la Tierra, como la llamáis, como si fueran siete Tierras. Existe el rojo, el naranja, el amarillo, y pronto existirá un punto vibratorio completo para las entidades de cuarta densidad, que también la llamarán «Tierra». Durante la experiencia de cuarta densidad, y debido a la falta de desarrollo de sus entidades, la esfera planetaria de tercera densidad no es habitable, pues la entidad de los primeros estadios de cuarta densidad no sabe exactamente cómo mantener la ilusión de invisibilidad para toda instrumentación de tercera densidad.

Por ello, en cuarta densidad los nexos de energía rojo, naranja y verde de vuestro planeta estarán activados, mientras que el amarillo lo estará en potencia, junto con el azul y el índigo.

¿Tenéis alguna pregunta breve?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto?

Ra: Todo está bien. Habéis sido muy cuidadosos.

Soy Ra. Os dejo, amigos, en la gloria del amor y en la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 62 - 13 de julio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research