Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 63 - 18 de julio de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 63

18 de julio de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Las energías vitales del instrumento se encuentran en la distorsión habitual para su complejo mente/cuerpo/espíritu. El complejo corporal sufre una distorsión debido a un ataque psíquico en la zona de los riñones y el tracto urinario. Existe también distorsión continua debido a la condición que conocéis como «artritis».

Podéis esperar que persista este ataque psíquico, pues el instrumento ha estado bajo la observación de una fuerza de orientación negativa durante cierto tiempo.

Interrogador: ¿La necesidad que tiene el instrumento de ir al cuarto de baño varias veces antes del inicio de la sesión se debe al ataque psíquico?

Ra: Soy Ra. En general no es así. El instrumento elimina de su complejo corporal los restos de distorsión del material que utilizamos para el contacto. Esto se produce de forma variable, a veces antes del contacto, y en otras sesiones, después.

Concretamente en esta sesión de trabajo, esta entidad experimenta las dificultades mencionadas, que ocasionan la intensificación de esa distorsión/condición particular.

Interrogador: Sé que ya habéis respondido a esta pregunta, pero pienso que debo formularla cada vez, por si se produce alguna novedad; así pues: ¿hay algo que podamos hacer y que no estemos haciendo para reducir la eficacia del ataque psíquico a este instrumento?

Ra: Soy Ra. Continuad en el amor, la alabanza y la gratitud hacia el Creador. Examinad el material anterior. El amor es el gran protector.

Interrogador: ¿Podríais dar la definición de «energía vital»?

Ra: Soy Ra. La energía vital es el complejo de niveles de energía de mente, cuerpo y espíritu. A diferencia de la energía física, requiere que los complejos integrados vibren de manera provechosa.

Hasta cierto punto, la facultad de la voluntad puede sustituir a la energía vital perdida, y así ha ocurrido con este instrumento en sesiones de trabajo anteriores, según vuestra medida del tiempo. No es recomendable. Sin embargo, en esta ocasión, las energías vitales están siendo bien nutridas en mente y en espíritu, aunque el nivel de energía física se encuentre algo bajo en este momento.

Interrogador: ¿Es correcto pensar que la energía vital está en función de la conciencia, o de la inclinación de la entidad respecto a su polaridad o unidad general con el Creador o la creación?

Ra: Soy Ra. Sin entrar en especificaciones, podemos corroborar que ese pensamiento es correcto. La energía vital puede considerarse como el amor profundo a la vida o a las experiencias vitales, como la belleza de la creación y la apreciación del prójimo y las distorsiones de vuestros cocreadores, que son bellas.

Sin esa energía vital, hasta el complejo físico menos distorsionado se debilita y muere. Por el contrario, con ese amor, energía o impulso vital, la entidad puede sobrevivir aunque el complejo físico esté muy distorsionado.

Interrogador: Quisiera continuar con las preguntas relativas al hecho de que en cuarta densidad se activan las energías de los centros rojo, naranja y verde, mientras que la de los centros amarillo, azul, etc., están en potencia. Ahora mismo, las energías verdes están activadas; lo han estado durante los últimos 45 años. Me pregunto cómo se realiza la transición durante ese periodo, para que el verde esté totalmente activado y el amarillo esté en estado potencial. ¿Qué perderemos a medida que el amarillo pase de la activación a la potenciación, y qué vamos a ganar a medida que el verde se active totalmente?; ¿cuál es el proceso?

Ra: Soy Ra. Hablar en términos de ganancias o de pérdidas induce a error al abordar el tema del fin de un ciclo y del inicio del ciclo del rayo verde sobre vuestra esfera. La facultad de la inteligencia no debe olvidar en ningún momento que existe una sola creación en la que nada se pierde. Existen ciclos progresivos para que las entidades hagan uso de la experiencia; partiendo de ahí, podemos abordar la pregunta.

A medida que el ciclo del rayo verde o la densidad del amor y de la comprensión comienza a tomar forma, el plano del rayo amarillo o la Tierra que disfrutáis ahora en vuestro peregrinar dejará de ser habitado durante un periodo de vuestro espacio/tiempo, mientras se asimila el espacio/tiempo necesario para que las entidades de cuarta densidad dominen la propia capacidad de salvaguardar su densidad de la tercera. Tras ese periodo, llegará un tiempo en que la tercera densidad pueda retomar sus ciclos sobre la esfera del rayo amarillo.

Mientras tanto, está formándose otra esfera, correspondiente en gran parte al rayo amarillo. Esta esfera de cuarta densidad coexiste con la primera, con la segunda y con la tercera. Su naturaleza es más densa debido a los aspectos atómicos del núcleo en rotación. Hemos tratado ya este tema con vosotros.

Las entidades de cuarta densidad que encarnan en este espacio/tiempo son de cuarta densidad a los ojos de la experiencia, pero están encarnando en vehículos menos densos debido al deseo de experimentar y ayudar en el nacimiento de la cuarta densidad en este plano.

Quizá percibáis que las entidades de cuarta densidad poseen gran abundancia de compasión.

Interrogador: En este momento están encarnadas en tercera densidad sobre este plano las entidades de tercera densidad del planeta Tierra que han estado aquí durante un número de encarnaciones y que se graduarán en tres divisiones: por una parte la polaridad positiva, que permanecerá sobre este planeta para experimentar la cuarta densidad; por otra parte, la polaridad negativa cosechable, que irá a otro planeta; finalmente, el restante no cosechable de tercera densidad, que irá a otro planeta de tercera densidad. Además de estas entidades, supongo que tenemos también algunas entidades que ya son aptas para la cosecha, procedentes de otros planetas de tercera densidad, que han venido aquí y han encarnado bajo una forma de tercera densidad para vivir la transición con este planeta a la cuarta densidad, además de los Errantes, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Es correcto, excepto en un pequeño punto.

Las entidades de orientación positiva aptas para la cosecha permanecerán bajo esta influencia planetaria, pero no en este plano.

Interrogador: Creo que habéis dicho que hay unos sesenta millones de Errantes en la actualidad, ¿recuerdo bien?

Ra: Soy Ra. Así es, aproximadamente, pues la cifra es algo menor.

Interrogador: ¿Esa cifra incluye a las entidades aptas para la cosecha que llegan a este planeta para la experiencia de cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: Aproximadamente, ¿cuántos de los que han venido aquí desde otros planetas están listos para la cosecha de tercera densidad y para experimentar la cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Podemos decir que se trata de un fenómeno reciente, y que la cifra todavía no supera las 35.000 entidades.

Interrogador: Esas entidades encarnan ahora en un cuerpo vibratorio de tercera densidad. Trato de entender cómo se produce esa transición de la tercera a la cuarta densidad. Voy a tomar como ejemplo a una de estas entidades de las que hablamos, que ocupa ahora un cuerpo de tercera densidad. ¿Esa entidad envejecerá y su cuerpo físico de tercera densidad tendrá que morir y reencarnarse en un cuerpo de cuarta densidad para realizar la transición?

Ra: Soy Ra. Esas entidades son las que están encarnando con lo que podríais llamar un «cuerpo de activación dual». Cabe señalar que quienes traen al mundo a estas entidades de cuarta densidad sienten durante la gestación un gran nexo de unión con las energías espirituales y con su uso, por así decir. Esto se debe a la necesidad de manifestar el cuerpo dual.

Este cuerpo transitorio será capaz de apreciar los complejos vibratorios de cuarta densidad a medida que aumente su influencia, sin el consiguiente cese del cuerpo de tercera densidad. Si una entidad de tercera densidad fuera plenamente consciente de la cuarta densidad a nivel eléctrico, los campos eléctricos de tercera densidad fallarían debido a la incompatibilidad resultante.

Para responder a vuestra pregunta sobre la muerte, estas entidades morirán según las necesidades de tercera densidad.

Interrogador: Entonces, estáis diciendo que para la transición de la tercera a la cuarta densidad de una de las entidades con cuerpo de activación dual, la transición requerirá que el cuerpo de tercera densidad pase por el proceso que llamamos muerte, ¿es así?

Ra: Soy Ra. La combinación de cuerpos de tercera y de cuarta densidad muere según la necesidad de las distorsiones del complejo mente/cuerpo/espíritu de tercera densidad.

Podemos responder a la cuestión central de la pregunta señalando que el propósito de tal activación combinada del complejo mente/cuerpo/espíritu es que tales entidades sean conscientes, hasta cierto punto, de las comprensiones de cuarta densidad que la tercera densidad no es capaz de recordar debido al proceso de olvido. Así, para una entidad orientada hacia el servicio al prójimo, la experiencia de cuarta densidad puede comenzar con la inclinación adicional de residir en un entorno perturbado de tercera densidad en el que ofrecer su amor y compasión.

Interrogador: ¿El propósito de hacer la transición a la Tierra con anterioridad a la conversión completa sería entonces el de adquirir mayor experiencia antes del proceso de la cosecha?

Ra: Soy Ra. Así es. Estas entidades no son Errantes, pues esta esfera planetaria es su planeta de origen de cuarta densidad. Sin embargo, la experiencia de este servicio solo la obtienen las entidades cosechadas de tercera densidad que han demostrado una gran orientación hacia el servicio al prójimo. Es un privilegio poder obtener una encarnación tan pronto, pues en este tiempo de cosecha existe abundancia de catalizador experimental de servicio al prójimo.

Interrogador: Hay muchos niños en este momento que han mostrado la capacidad de doblar el metal por la fuerza mental, lo que es un fenómeno de cuarta densidad. ¿La mayoría de estos niños son del tipo de entidades de las que hablamos?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿La razón por la que pueden hacerlo, y por la que los Errantes de quinta densidad que están aquí no pueden, es que tienen activado el cuerpo de cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es. Los Errantes están activados en tercera densidad en mente/cuerpo/espíritu y están sujetos al proceso de olvido, que solo puede superarse con una meditación y un trabajo disciplinados.

Interrogador: Supongo que la explicación para ello es, en primer lugar, que las entidades aptas para la cosecha de tercera densidad han llegado aquí muy recientemente y con suficiente retraso para no afectar a la polarización mediante sus enseñanzas. No están infringiendo la primera distorsión, porque ahora son niños y no tendrán edad suficiente para repercutir realmente en ninguna polarización hasta que la transición esté muy avanzada. Sin embargo, los Errantes que están entre nosotros son más maduros y tienen mayor capacidad de influir en la polarización. Deben hacerlo en función de su capacidad para penetrar el proceso de olvido y mantenerse así en la primera distorsión.

Ra: Soy Ra. Exactamente.

Interrogador: No obstante, me parece que algunas de las entidades de tercera densidad aptas para la cosecha son de edad relativamente avanzada, pues conozco a algunas que pueden doblar metales y que tienen más de 50 años, y otras más de 30. ¿Hay entidades que pueden doblar metales debido a otra razón que no sea la de contar con un cuerpo de activación dual?

Ra: Soy Ra. Así es. Cualquier entidad que, ya sea accidentalmente o por un cuidadoso plan, penetra la puerta de acceso a la energía inteligente puede utilizar los poderes de esta energía creadores de forma.

Interrogador: A medida que continúa esta transición a la activación de cuarta densidad, para habitar esta esfera de cuarta densidad será necesario que todos los cuerpos físicos de tercera densidad atraviesen el proceso que conocemos como muerte, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Hay habitantes en este momento de esta esfera de cuarta densidad que han pasado ya por ese proceso? ¿Está siendo habitada?

Ra: Soy Ra. Es correcto, aunque solo muy recientemente.

Interrogador: Supongo entonces que esa población procede de otros planetas, pues la cosecha no ha ocurrido todavía en el nuestro. Deben de ser planetas donde la cosecha ya ha tenido lugar, ¿no es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Entonces, ¿esas entidades son visibles para nosotros? ¿Podría ver a una de ellas; caminarían sobre nuestra superficie?

Ra: Soy Ra. Lo hemos comentado ya. Esas entidades ocupan cuerpos duales en este momento.

Interrogador: Siento ser tan torpe, pero este concepto en concreto me es muy difícil de comprender. Me temo que tendré que formular algunas preguntas básicas para comprenderlo totalmente, y no creo que alguna vez llegue a comprenderlo del todo, ni siquiera lo suficiente.

Así pues, a medida que se activa la esfera de cuarta densidad se genera energía calórica. Supongo que esta energía calórica se genera únicamente en la esfera de tercera densidad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Exactamente. Las distorsiones de la experiencia de cada dimensión son diferentes.

Interrogador: En ese caso, en algún momento futuro la esfera de cuarta densidad estará completamente activada. ¿Qué diferencia existe entre la activación completa y parcial de esta esfera?

Ra: Soy Ra. En este momento, los influjos cósmicos son propicios a la formación de partículas básicas de verdadero color verde y, por tanto, a la formación de material de tal naturaleza. Sin embargo, existe una mezcla de los entornos de los rayos amarillo y verde en este momento que requiere el nacimiento de distorsiones de energía transitoria del complejo mente/cuerpo/espíritu. Cuando se produzca la plena activación de la densidad del amor de verdadero color verde, la esfera planetaria será sólida y habitable como tal, y el nacimiento que está en curso se habrá transformado por el proceso del tiempo, digamos, en el tipo de vehículo apropiado para apreciar por completo el entorno planetario de cuarta densidad. En la presente confluencia, el entorno del rayo verde existe en mucha mayor medida en el tiempo/espacio que en el espacio/tiempo.

Interrogador: ¿Podéis describir la diferencia que mencionáis respecto al tiempo/espacio y el espacio/tiempo?

Ra: Soy Ra. Para que lo comprendáis, utilizaremos la definición de trabajo de los planos interiores. Existe una gran sutileza en este complejo vibratorio de sonido pero, por sí mismo, quizá satisfaga vuestra necesidad actual.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación para que me corrijáis si es preciso. Lo que ocurre es que mientras nuestro planeta queda englobado en el movimiento en espiral de la totalidad de la gran galaxia y nuestro sistema planetario avanza en espiral a su nueva posición, las vibraciones de cuarta densidad se acentúan cada vez más. Estas vibraciones de núcleo atómico comienzan a crear, cada vez con mayor intensidad, la esfera de cuarta densidad y los complejos corporales de cuarta densidad que deben habitarla, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto en parte. Debe corregirse el concepto de la creación de los complejos corporales de la densidad del rayo verde. Esa creación será gradual y comenzará con vuestro propio tipo de vehículo físico de tercera densidad; después, mediante la reproducción sexual y por los procesos evolutivos, dará lugar al complejo corporal de cuarta densidad.

Interrogador: Entonces, estas entidades de las que hemos hablado, las de tercera densidad aptas para la cosecha que han sido transferidas aquí, ¿son las que mediante la reproducción sexual crearán los oportunos complejos de cuarta densidad?

Ra: Soy Ra. La afluencia de complejos de energía de verdadero color verde creará cada vez en mayor medida las condiciones por las que la estructura atómica de las células de los complejos corporales sea de la densidad del amor. Los complejos mente/cuerpo/espíritu que habiten esos vehículos físicos serán, y hasta cierto punto son, las entidades a las que has hecho referencia y, a medida que se complete la cosecha, también las entidades cosechadas de esta influencia planetaria.

Interrogador: ¿Existe algún tipo de mecanismo de relojería, por así decir, en relación con la totalidad de la gran galaxia, de forma que a medida que opera su rotación arrastra a todas estas estrellas y sistemas planetarios a través de las transiciones de una densidad a otra? ¿Funcionaría así?

Ra: Soy Ra. Eres perspicaz. Puedes visualizar un mecanismo de relojería tridimensional, o espiral interminable que el Logos planifica con ese fin.

Interrogador: Entiendo que el Logos no planificó el efecto de calentamiento propio de la transición de nuestra tercera densidad a la cuarta, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto, con la salvedad que la condición del libre albedrío, evidentemente, es planificada por el Logos pues Él mismo, por Sí mismo, es una criatura de libre albedrío. En ese clima, pueden ocurrir una infinidad de condiciones o eventos. No puede decirse que hayan sido planificados por el Logos, pero sí que han sido libremente permitidos.

Interrogador: Me parece que el efecto del calentamiento que tiene lugar en el planeta es comparable a una enfermedad del cuerpo, y tendría como causa original la misma o semejante configuración mental, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto, con la excepción de que la configuración espiritual, al igual que las predisposiciones mentales de vuestros pueblos, ha sido responsable de estas distorsiones del complejo corporal de vuestra esfera planetaria.

Interrogador: Cuando la tercera densidad deje de estar activa y en potencia, nos quedará un planeta de primera, de segunda y de cuarta densidad. En ese momento no habrá vibraciones activas de tercera densidad en el planeta. ¿Es correcta mi suposición de que todas las vibraciones de tercera densidad de este planeta componen los complejos corporales de entidades como las nuestras; que esa es la suma total de las vibraciones de tercera densidad sobre este planeta en este momento?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión de esta sesión de trabajo. A este instrumento le queda energía gracias a la transferencia, pero no deja de sufrir cierta incomodidad. No deseamos agotarlo. Nos atrevemos a decir que parece estar en una mejor configuración que en sesiones anteriores, a pesar del ataque.

Para responder a vuestra pregunta diremos que no es correcto, pues además de los complejos mente/cuerpo/espíritu de tercera densidad existen los artefactos, las formas-pensamientos y los sentimientos que estos cocreadores han producido. Esa es la tercera densidad.

¿Tenéis alguna pregunta breve antes de que dejemos a este instrumento?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Sois muy concienzudos. Todo está bien. Amigos, os dejamos ahora en la gloria del amor y en la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 63 - 18 de julio de 1981

Copyright © 2017 L/L Research