Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 65 - 8 de agosto de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 65

8 de agosto de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podríais indicarnos cuál es el estado del instrumento y el nivel de sus energías vitales y físicas?

Ra: Soy Ra. Las energías vitales del instrumento se mantienen al nivel que se ha descrito anteriormente. Las energías físicas se encuentran muy distorsionadas hacia la debilidad en este espacio/tiempo, debido a los complejos de distorsión sintomáticos de lo que conocéis como «artritis». El nivel del ataque psíquico es constante, pero este instrumento lo aborda de forma que elimina graves dificultades gracias a su fidelidad y a la del grupo de apoyo.

Interrogador: Quizá vuelva hoy sobre cuestiones que ya hemos cubierto anteriormente, pero es porque trato de obtener una idea más clara de algunas cosas que no comprendo, y para posiblemente desarrollar por mi cuenta un plan de actividad futura.

Tengo la impresión de que en un futuro cercano va a intensificarse la búsqueda por parte de muchos de los que están encarnados físicamente en el planeta. Su búsqueda se incrementará porque se harán más conscientes de la creación tal como es, por contraste a la creación del hombre. Su orientación y su pensamiento, mediante un catalizador de naturaleza única, serán reorientados al pensamiento de conceptos más básicos, digamos. ¿Es así?

Ra: Soy Ra. Las generalizaciones nunca pueden ser totalmente correctas. Sin embargo, podemos señalar que frente a una rasgadura en el velo, los ojos de una entidad pueden atisbar por primera vez a través de la ventana, para ver más allá. Esa tendencia es posible, dados los vórtices de posibilidad/probabilidad que están activos en vuestra continuidad de espacio/tiempo y de tiempo/espacio en esta confluencia.

Interrogador: He supuesto que la razón para que tantos Errantes y otras entidades de tercera densidad cosechadas que han sido transferidas aquí consideren que la encarnación en este planeta es un privilegio, y que se produce en un periodo particularmente benéfico, es el efecto que acabo de mencionar, que les da la oportunidad de ser de mayor servicio a causa del incremento de la búsqueda. ¿Es así, en general?

Ra: Soy Ra. Esa es la intención que los Errantes han tenido antes de encarnar. Existen muchos Errantes cuya disfunción respecto a las costumbres planetarias de vuestras gentes ha provocado, en cierta medida, un estado de atrapamiento en una configuración de actividad del complejo mental que, en la medida correspondiente, puede impedir el servicio pretendido.

Interrogador: He observado que estáis hablando más lentamente que de costumbre. ¿Hay alguna razón para ello?

Ra: Soy Ra. Este instrumento se encuentra algo débil y, aunque la energía vital es fuerte y funcional en este momento, es algo más frágil que la condición que solemos hallar. Podemos observar una continuidad de la distorsión física llamada «dolor», que tiene un efecto debilitador sobre la energía física. Para emplear la considerable energía disponible sin dañar al instrumento, tratamos de canalizarnos en una banda todavía más estrecha que de costumbre.

Interrogador: ¿Analizo de forma adecuada la condición que posibilita un mayor servicio? La represento como sigue: la prioridad de vibración de la encarnación ha polarizado enormemente a los que se encuentran sobre la superficie del planeta en la actualidad, y la afluencia de Errantes ha incrementado en gran medida la configuración mental hacia conceptos de naturaleza más espiritual. Supongo que este sería uno de los factores que crea una mejor atmósfera para el servicio, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: A medida que avanzamos a cuarta densidad, los cambios que están por llegar, como cambios en el planeta físico de tercera densidad debido al efecto del calentamiento y a cambios como la capacidad de las personas para llevar a cabo lo que denominamos «actividades paranormales», ¿actúan como catalizadores para acentuar la búsqueda?

Ra: Soy Ra. Es correcto en parte. Los hechos paranormales no tienen la finalidad de incrementar la búsqueda; simplemente, son la manifestación de aquellos cuya configuración vibratoria les permite contactar con la puerta de acceso a la infinidad inteligente. Estas entidades capaces del servicio paranormal pueden determinar prestar dicho servicio a un nivel consciente; sin embargo, ello está en función de la entidad y de su libre albedrío, y no de una capacidad paranormal.

La parte correcta de vuestra afirmación es la mayor oportunidad para el servicio debido a los numerosos cambios que ofrecerán muchos retos, dificultades y aparentes consternaciones en vuestra ilusión para muchos que entonces iniciarán la búsqueda de la comprensión, si podemos utilizar esta expresión, de la razón tras la disfunción de los ritmos físicos del planeta.

Además, existen vórtices de probabilidad/posibilidad cuya espiral apunta hacia vuestras acciones bélicas. Muchos de estos vórtices no se dirigen a una guerra nuclear, sino a la guerra «convencional», menos mortífera pero más prolongada. Esta situación, si toma forma en vuestra ilusión, ofrecería muchas oportunidades para la búsqueda y para el servicio.

Interrogador: ¿Cómo podría una guerra convencional ofrecer oportunidades para la búsqueda y el servicio?

Ra: Soy Ra. Existen posibilidades/probabilidades para situaciones en las que grandes partes de vuestro continente y del globo en general podrían implicarse en el tipo de conflicto bélico que podríais comparar a la guerra de guerrillas. El ideal de libertad de la llamada fuerza de invasión, ya sea de un fascismo controlado o de la igualmente controlada propiedad común social de todas las cosas estimularía un gran aumento de la contemplación sobre la gran polarización implícita en el contraste entre libertad y control. En ese escenario, considerado en la actual confluencia de tiempo/espacio, la idea de hacer desaparecer bienes materiales y personales no se consideraría útil. Se utilizarían otras armas, que no destruyen como lo harían vuestras armas nucleares. En esta lucha permanente, la luz de la libertad brillaría en los complejos mente/cuerpo/espíritu capaces de tal polarización. En ausencia de la oportunidad de expresión abierta del amor a la libertad, la búsqueda del conocimiento interior echaría raíces, ayudada por los Hermanos y las Hermanas de la Aflicción que recuerdan el llamamiento que se les ha hecho en esta esfera.

Interrogador: Parece que tendríamos una dualidad de catalizadores en acción, y la pregunta es cuál va a actuar primero. Las profecías, las llamaré así, que hizo Edgar Cayce indicaban muchos cambios terrestres, y me pregunto sobre el mecanismo que describe el futuro. Se ha afirmado que Ra no forma parte del tiempo, y sin embargo nos ocupamos de los vórtices de posibilidad/probabilidad. Me resulta muy difícil comprender cómo opera el mecanismo de la profecía. ¿Cuál es el valor de una profecía como la que hizo Cayce respecto a los cambios terrestres y a todos estos escenarios?

Ra: Soy Ra. Imaginad al cliente que entra en una tienda para comprar comida que llevar a la mesa durante el periodo de tiempo que llamáis una semana. Algunas tiendas disponen de ciertos artículos, otras tienen una variedad de ofertas. Hablamos de vórtices de posibilidad/probabilidad cuando se nos pregunta, desde la comprensión de que tales vórtices equivaldrían a una lata, un tarro o una parte de las existencias de vuestra tienda.

Al examinar vuestro tiempo/espacio, desconocemos si vuestras gentes comprarán en una tienda o en otra. Tan solo podemos nombrar algunos de los artículos que se pueden escoger. Los archivos, por llamarlos así, en los que leyó el que llamáis Edgar son útiles en la misma medida. Existe menos conocimiento en este material de otros vórtices de posibilidad/probabilidad, y se presta más atención al vórtice principal. Nosotros vemos ese mismo vórtice, pero también vemos muchos otros. El material de Edgar podría compararse a un centenar de cajas de vuestros cereales, otro vórtice podría compararse con tres, o seis, o cincuenta cajas de otro producto que soléis consumir en el desayuno. Que desayunéis es lo más probable. Ahora bien, el menú lo escogéis vosotros.

Hay que darse cuenta de que el valor de la profecía no es más que el de la expresión de diversas posibilidades. Es más, en nuestra humilde opinión, hay que tener cuidadosamente en consideración que toda visualización de tiempo/espacio, ya la realice alguien de vuestro propio tiempo/espacio, u otra entidad como nosotros, que observamos el tiempo/espacio desde una dimensión exterior, por así decir, tendrá bastante dificultad para expresar valores en términos de la medida del tiempo. Por ello, una profecía dada en términos específicos es más interesante desde el punto de vista de su contenido o del tipo de posibilidad que predice, que por la supuesta confluencia de espacio/tiempo en la que debe acontecer.

Interrogador: Entonces, tenemos la posibilidad de dos tipos diferentes de catalizadores que crean una atmósfera de búsqueda mayor que la que experimentamos en este momento. Habrá mucha confusión, especialmente en el escenario de los cambios terrestres, simplemente porque ha habido muchas predicciones de estos cambios por parte de muchos grupos, para los que se dan muchas y diversas explicaciones. ¿Podéis comentar algo sobre la efectividad de este tipo de catalizador, y del relativamente gran conocimiento previo de los cambios venideros, así como de la gran variedad de las explicaciones respecto a los mismos?

Ra: Soy Ra. Dada la fortaleza del vórtice de posibilidad/probabilidad que supone la expresión, por el propio planeta, de la dificultad de nacimiento del yo planetario a la cuarta densidad, sería verdaderamente sorprendente que no hubiera muchos de los que tienen algún acceso al espacio/tiempo que no fueran capaces de percibir este vórtice. La cantidad de este cereal para el desayuno en la tienda de ultramarinos, por emplear nuestra comparación anterior, es desproporcionalmente elevada. Cada uno de los que profetizan lo hace a partir de un nivel, de una posición, de una configuración vibratoria única. Por ello, numerosas inclinaciones y distorsiones acompañan a buena parte de las profecías.

Interrogador: Todo este escenario para los próximos veinte años parece estar dirigido a producir un incremento de la búsqueda y de la concienciación de la creación natural, pero también una tremenda confusión. ¿El objetivo anterior a la reencarnación de muchos de los Errantes era tratar de reducir esa confusión?

Ra: Soy Ra. El objetivo de los Errantes es servir a las entidades de este planeta en cualquier modo necesario, y también que sus patrones vibratorios puedan aligerar la vibración planetaria en su conjunto, aminorando así los efectos de la falta de armonía planetaria y los resultados de la misma.

Las intenciones específicas, tales como una ayuda en una situación todavía no manifestada, no son objetivo de los Errantes. El amor y la luz van allí donde se buscan y son necesarios, y su dirección no está planeada.

Interrogador: Entonces, cada uno de los Errantes que se encuentra aquí opera en función de las inclinaciones que ha desarrollado de la forma que le parezca conveniente para comunicar, o bien para acudir en ayuda a la conciencia total del planeta. ¿Existe algún modo físico de ayudar, quizá por sus vibraciones, que se suman a las del planeta de algún modo, al igual que la polaridad eléctrica o la carga de una batería? ¿La sola presencia física de los Errantes también ayuda al planeta?

Ra: Soy Ra. Así es, y el mecanismo es precisamente el que has indicado. Teníamos la intención de abordar ese contenido en la segunda parte de nuestra respuesta anterior.

En estos tiempos, podéis observar que, al igual que cualquier otra entidad, cada Errante tiene sus propias capacidades, inclinaciones y singularidades, de forma que desde cada densidad representada entre los Errantes hay un conjunto de talentos anteriores a la encarnación que pueden hallar expresión en este plano que experimentáis ahora; así, cada Errante, al ofrecerse a sí mismo antes de la encarnación, tiene algún servicio especial que ofrecer, además del doble efecto de la luz y el amor planetarios y la función básica de servir como faro o pastor.

Los hay de quinta densidad, cuyas capacidades para expresar sabiduría son excelentes. Existen Errantes de cuarta y de sexta densidad cuya capacidad para servir como emisores pasivos o propagadores de amor y amor/luz es inmensa. Hay muchos otros que aportan talentos muy variados a esta densidad.

Así, los Errantes cumplen tres funciones esenciales una vez que se penetra el proceso de olvido; las dos primeras son básicas, mientras que la tercera es única para ese complejo mente/cuerpo/espíritu particular.

Podemos señalar en este punto, mientras reflexionáis sobre los vórtices de posibilidad/probabilidad, que aunque tengáis muchas, muchas fuentes de aflicción que ofrezcan oportunidades para la búsqueda y el servicio, siempre existe en esa tienda una reserva de artículos de paz, amor, luz y gozo. Ese vórtice puede ser muy pequeño, pero volverle la espalda es olvidar las posibilidades infinitas del momento presente. ¿Podría vuestro planeta polarizar hacia la armonía en un único, bello y poderoso momento de inspiración? Sí, amigos míos. Es poco probable; pero es posible.

Interrogador: ¿Es muy común en el universo que se dé una cosecha mixta en un planeta cuyos complejos mente/cuerpo/espíritu sean de orientación positiva y negativa?

Ra: Soy Ra. Entre las cosechas planetarias que rinden una cosecha de complejos mente/cuerpo/espíritu, aproximadamente el 10% son negativas; aproximadamente el 60% son positivas, y aproximadamente el 30% son mixtas, con una mayoría positiva. En el caso de cosechas mixtas, casi no se da ningún caso en que la mayoría de la cosecha sea negativa, pues cuando un planeta avanza con paso firme hacia la negatividad prácticamente no existe oportunidad de polarización positiva cosechable.

Interrogador: ¿Podéis decir por qué en ese caso no existe prácticamente oportunidad para ello?

Ra: La capacidad de polarizar positivamente requiere cierto grado de autodeterminación.

Interrogador: Entonces, en estos días finales del ciclo, si la cosecha tuviera que producirse ahora, hoy mismo, habría cierto número de entidades aptas para la cosecha positiva y la negativa, y cierto número de repetidores del ciclo. Supongo que debido al catalizador que se experimentará entre el momento presente y el verdadero momento de la cosecha, aumentará el número de entidades cosechables.

En términos generales, no en particular respecto a este planeta, sino con respecto a la experiencia general de la cosecha, ¿qué aumento de entidades aptas para la cosecha podéis lógicamente estimar a causa del catalizador que opera en el periodo final, como el presente, o estoy equivocado al suponer que en otros planetas también ha operado un catalizador adicional al final del periodo de la cosecha cuando tiene lugar una cosecha mixta?

Ra: Soy Ra. En el caso de la cosecha mixta, casi siempre hay una falta de armonía y, por tanto, un catalizador adicional que adopta la forma de vuestros denominados «cambios terrestres». Vuestra suposición es correcta.

El deseo de la Confederación es servir a aquellos que, en efecto, pueden buscar más intensamente debido a ese catalizador suplementario. No tratamos de proyectar el éxito de cantidades adicionales a la cosecha, pues eso no sería apropiado. Somos servidores. Si se nos llama, servimos con todas nuestras fuerzas. No hay ninguna virtud en hacer un recuento.

Interrogador: El catalizador adicional al final del ciclo está específicamente en función de la orientación de la conciencia que habita el planeta. La conciencia ha proporcionado el catalizador por ella misma, al orientar su pensamiento de la forma en que lo ha hecho, actuando así sobre ella misma de igual forma que actúan los catalizadores del dolor físico y de la enfermedad sobre el complejo mente/cuerpo/espíritu individual. He hecho esta comparación anteriormente, pero la reitero ahora para aclarar mi propio razonamiento, puesto que veo a la entidad planetaria como si fuera una sola entidad compuesta de miles de millones de complejos mente/cuerpo/espíritu. ¿Es correcto este punto de vista?

Ra: Soy Ra. Así es, exactamente.

Interrogador: Nos referimos entonces a una entidad que todavía no ha formado una memoria social, sino que es una entidad como cualquiera de nosotros, que puede decirse que es una entidad individual. ¿Podemos continuar esta observación de la entidad conglomerada a través de la entidad galáctica o bien, diría yo, a través del tipo de entidad de sistema planetario? Voy a formularlo de esta forma: ¿podría ver como una entidad a un sol particular en su sistema planetario, y a una galaxia mayor, con sus miles de millones de estrellas? ¿Puedo continuar esta extrapolación de esa forma?

Ra: Soy Ra. Sí, pero no en el marco del espacio/tiempo de tercera densidad.

Vamos a tratar de hablar sobre este interesante tema. En vuestro espacio/tiempo, vosotros y vuestros pueblos sois los padres de lo que se encuentra en la matriz. La Tierra, como la llamáis, está lista para nacer, y el alumbramiento viene con complicaciones. Cuando esta entidad haya nacido, su instinto será el del complejo de memoria social de sus padres, que será de cuarta densidad positiva. En esa densidad hay un punto de vista más amplio.

Podéis comenzar a ver vuestra relación con el Logos, o el sol, con el que estáis íntimamente relacionados. No se trata de una relación padre-hijo, sino de Creador (es decir, de Logos), a Creador (esto es, complejo mente/cuerpo/espíritu, en tanto que Logos). Cuando esto llega a comprenderse, entonces podéis ampliar el campo de visión, reconociendo las partes del Logos a través de toda la creación infinita y sintiendo, con las raíces de la mente que forman la intuición, a los padres que ayudan a sus planetas en evolución a distancias vastas y desconocidas de la creación, pues este proceso se produce en numerosas ocasiones en la evolución de la creación, vista como un todo.

Interrogador: El Errante experimenta el proceso del olvido. Habéis mencionado que los que tienen cuerpos de activación dual de tercera y de cuarta densidad no experimentan el olvido del Errante. Me preguntaba si un Errante de sexta densidad que estuviera aquí en un cuerpo activado de tercera densidad, pasaría por un olvido en secciones, por así decir, un olvido desde la cuarta, la quinta y la sexta densidad; si tuviera activado su cuerpo de cuarta densidad, tendría parte de una memoria adicional, y otra memoria parcial si su cuerpo de quinta densidad estuviera activado, y un recuerdo completo si estuviera activado su cuerpo de sexta densidad. ¿Tiene sentido lo que digo?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: Gracias. El proceso de olvido me intrigaba, porque habéis dicho que las entidades activadas en cuarta densidad que se encuentran aquí y que han sido cosechadas no lo experimentan. ¿Podríais decir por qué el Errante pierde sus recuerdos?

Ra: Soy Ra. La razón es doble. En primer lugar, las propiedades genéticas de la conexión entre el complejo mente/cuerpo/espíritu y la estructura celular del cuerpo es diferente para la tercera densidad que para la tercera/cuarta densidad.

En segundo lugar, debe preservarse el libre albedrío de las entidades de tercera densidad. Así, los Errantes optan por conexiones genéticas o de ADN de tercera densidad con el complejo mente/cuerpo/espíritu. El proceso de olvido puede superarse en la medida que el Errante recuerde el motivo por el que se encuentra sobre la esfera planetaria. Sin embargo, habría una transgresión si los Errantes superaran el olvido hasta el punto de activar los cuerpos más densos y por consiguiente fueran capaces de vivir de una manera divina, por así decir. Eso no sería adecuado para las entidades que han escogido el servicio.

Las entidades recién llegadas a cuarta densidad que se están tornando capaces de demostrar diversas y nuevas habilidades lo hacen como resultado de la experiencia actual, no como resultado de un recuerdo. Siempre existen algunas excepciones, y os pedimos disculpas por nuestras constantes generalizaciones.

Interrogador: No sé si esta pregunta guarda relación con lo que trato de comprender. Voy a formularla para ver cuál es el resultado. Al hablar de las pirámides, habéis mencionado que la cámara de resonancia se utilizaba para que el adepto pudiera encontrarse con el yo. ¿Podríais explicar qué entendéis por eso?

Ra: Soy Ra. Se encuentra al yo en el centro o en las profundidades del ser. La cámara de resonancia puede compararse a la simbología del enterramiento y de la resurrección del cuerpo, en la que la entidad muere para sí misma y, por esta confrontación de pérdida aparente y de comprensión de ganancia esencial, se transmuta y surge un nuevo ser.

Interrogador: ¿Podría compararse esta muerte aparente con la pérdida de los deseos ilusorios (los deseos comunes de tercera densidad) y con la obtención de los deseos del total servicio al prójimo?

Ra: Soy Ra. Eres perspicaz. Esa era la finalidad y el propósito de esa cámara, así como formar una parte necesaria para la efectividad de la situación en la Cámara del Rey.

Interrogador: ¿Podéis explicar qué efecto tenía esa cámara sobre la entidad para motivar esa toma de conciencia en ella?

Ra: Soy Ra. Esa cámara operaba sobre la mente y el cuerpo. La mente quedaba afectada por la privación sensorial y por las reacciones arquetípicas del hecho de ser enterrado vivo, sin posibilidad de escapatoria. A su vez, el cuerpo quedaba afectado por la configuración mental y por las propiedades eléctricas y piezoeléctricas de los materiales utilizados en la construcción de la cámara de resonancia.

Esta es la última cuestión de esta sesión de trabajo. ¿Tenéis alguna otra pregunta breve?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Percibimos que el instrumento recibe apoyo suficiente y que todo está en orden. Os aconsejamos prudencia a cada uno de vosotros respecto a las distorsiones del instrumento hacia el dolor, pues aunque no le guste compartir esas expresiones, como grupo de apoyo el instrumento acepta subconscientemente la ayuda de cada entidad. Todo está bien alineado. Sois muy concienzudos. Os lo agradecemos. Soy Ra. Amigos, os dejo en el regocijo del amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, en la gloria del poder y en la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 65 - 8 de agosto de 1981

Copyright © 2017 L/L Research