Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 68 - 18 de agosto de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 68

18 de agosto de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: La razón principal por la que hemos decidido tener esta segunda sesión hoy es que posiblemente tenga que ausentarme durante cierto tiempo, y tenía una pregunta urgente sobre lo que ocurrió el domingo por la noche cuando, aparentemente, el instrumento entró en estado de trance durante una de sus periódicas meditaciones nocturnas. ¿Podéis dar alguna información sobre lo ocurrido?

Ra: Soy Ra. Podemos.

Interrogador: ¿Podríais decir qué ocurrió en ese caso concreto?

Ra: Soy Ra. Hemos dado instrucciones a este instrumento para que se abstenga de llamarnos a menos que sea en este conjunto de circunstancias concretas. En el caso del que habláis, se le preguntó algo que guardaba relación con lo que llamáis el «Material Ra». Este instrumento transmitía la voz de nuestros hermanos y hermanas de la densidad de la sabiduría que conocéis como Latwii.

El instrumento pensó: «No conozco esta respuesta. Ojalá estuviera canalizando a Ra». Las entidades de Latwii se vieron abordadas por la entidad de Orión que desea ofrecer servicio a su propio modo. El instrumento comenzó a prepararse para el contacto con Ra. Sabían que si se completaba, la entidad de Orión tendría la oportunidad que Latwii deseaba evitar.

Afortunadamente para el instrumento, en primer lugar, Latwii es de quinta densidad y capaz de ocuparse del complejo vibratorio particular que manifestó la entidad de Orión; en segundo lugar, había en ese momento miembros del grupo de apoyo que fueron de gran ayuda al instrumento durante esa difícil tesitura. Así, lo que ocurrió fue que las entidades de Latwii no abandonaron en ningún momento al instrumento, aunque con ello se corriera el riesgo de transgredir la Ley de la Confusión. Continuaron manteniendo la conexión con su complejo mente/cuerpo/espíritu y generando información a través de él, incluso cuando el instrumento comenzó a deslizarse fuera de su vehículo físico.

El hecho de continuar la comunicación hizo que la entidad, en cierta forma, fuera incapaz de tomar el control del complejo mente/cuerpo/espíritu del instrumento y, solamente después de un pequeño lapso de vuestro espacio/tiempo, Latwii recuperó totalmente al instrumento de nuevo y le proporcionó comunicación continua para estabilizarlo durante la transición a la reintegración.

Interrogador: ¿Podéis decir cuál era el plan de la entidad de quinta densidad negativa, cómo lo puso en práctica, y cuáles hubieran sido los resultados si hubiera tenido éxito?

Ra: Soy Ra. El plan, que continúa en vigor, era controlar el complejo mente/cuerpo/espíritu mientras se encontraba separado de su envoltura del complejo físico del cuerpo amarillo, para entonces colocar a este complejo mente/cuerpo/espíritu en las partes negativas de vuestro tiempo/espacio. La envoltura se hubiera convertido en la de una entidad sin conocimiento, inconsciente, y que hubiera sido manipulada, digamos, para provocar una disfunción que terminaría en un coma y en lo que llamáis la «muerte» del cuerpo. En ese momento, el Yo Superior del instrumento tendría la elección de abandonar el complejo mente/cuerpo/espíritu en el tiempo/espacio negativo, o de permitir la encarnación en el espacio/tiempo de distorsiones equivalentes en vibración y polaridad. De esa forma, esta entidad pasaría a ser una entidad de polaridad negativa, sin las ventajas de una polarización negativa nata. En esas circunstancias hubiera hallado un largo camino que recorrer hasta el Creador, aunque por último llegaría a buen fin, inevitablemente.

Interrogador: Entonces, estáis diciendo que si esta entidad negativa de quinta densidad consiguiera lo que pretende, transferir al complejo mente/cuerpo/espíritu, cuando se encuentra en estado de trance, a un tiempo/espacio de polaridad negativa, entonces el Yo Superior no tendría otra elección más que permitir una encarnación en el espacio/tiempo de polaridad negativa, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No es correcto. El Yo Superior podría dejar que el complejo mente/cuerpo/espíritu permaneciera en el tiempo/espacio; sin embargo, no es probable que lo hiciera así indefinidamente, debido a su distorsión hacia la creencia de que la función del complejo mente/cuerpo/espíritu es experimentar y aprender de otros, experimentando así al Creador. Un complejo mente/cuerpo/espíritu de polaridad positiva elevada rodeado de partes negativas del espacio/tiempo experimentará únicamente oscuridad pues, como un imán, no existe similitud, por decirlo así. De ese modo, se alza una barrera automáticamente.

Interrogador: Permitidme comprobar si lo he comprendido. ¿Esa oscuridad se experimenta en el espacio/tiempo negativo, o en el tiempo/espacio negativo?

Ra: Soy Ra. En el tiempo/espacio negativo.

Interrogador: Por ejemplo, en el caso del instrumento, ¿en qué densidad se produciría su encarnación en el espacio/tiempo negativo?

Ra: Soy Ra. La respuesta a esa pregunta infringe la primera distorsión.

Interrogador: De acuerdo; entonces, no tomemos al instrumento como ejemplo. Supongamos que esto ocurriera a un Errante de sexta densidad. Si esta respuesta transgrede la primera distorsión, no contestéis. Pero supongamos que le ocurriera esto y fuera a parar a un tiempo/espacio negativo. ¿Estaría entonces en la sexta densidad del tiempo/espacio negativo, y encarnaría en la sexta densidad del espacio/tiempo negativo?

Ra: Soy Ra. Vuestra suposición es correcta. El grado de polarización se correspondería en la mayor medida posible, aunque en algunos casos de Errantes positivos de sexta densidad la correspondencia no sería completa, debido a la escasez de campos energéticos de sexta densidad negativa de grado equivalente.

Interrogador: La razón por la que puede ocurrir esto es que el complejo mente/cuerpo/espíritu del Errante, arrebatado en lo que llamamos el estado de trance, al dejar el cuerpo físico de tercera densidad y entrar en dicho estado no tiene plena capacidad para defenderse mágicamente, ¿es así?

Ra: Soy Ra. En el caso de este instrumento, así es. Lo mismo es de aplicación, casi sin excepción, a la mayoría de instrumentos que trabajan en estado de trance y que no han recibido formación consciente en el ámbito mágico en el tiempo/espacio durante la encarnación actual. Las entidades de vuestra densidad capaces de defenderse por medios mágicos en esa situación son sumamente escasas.

Interrogador: Puesto que no puedo imaginar nada peor que ese resultado concreto, considero que sería muy recomendable buscar una formación y una defensa mágica ante esta situación. ¿Podría y desearía Ra instruirnos en este tipo de defensa mágica?

Ra: Soy Ra. Esta petición infringe la primera distorsión. La entidad que aspira a estas capacidades mágicas debe hacerlo de manera específica, y lo que nosotros podemos hacer es dar instrucciones de carácter general, lo cual hemos hecho ya. El instrumento ha comenzado el proceso de equilibrar el yo; es un proceso muy prolongado.

Tomar a una entidad antes de que esté preparada y ofrecerle el cetro del poder mágico es infringir desde el desequilibrio. Podemos sugerir con cierta severidad que el instrumento no realice nunca un llamamiento a Ra bajo ninguna circunstancia, cuando no se encuentre bajo la protección que brinda la configuración presente en este momento.

Interrogador: Creo que es importante que investigue las técnicas, si quedan dentro de la primera distorsión, de la entidad de quinta densidad que desea apartar los complejos mente/cuerpo/espíritu de este grupo. ¿La pregunta de si podéis describir cómo realiza esta entidad su labor queda dentro de la primera distorsión?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: En ese caso, ¿cómo realiza esta entidad de quinta densidad esa labor desde el momento en que es alertada de nuestra existencia?

Ra: Soy Ra. La entidad toma conciencia de un poder que tiene la capacidad de dinamizar a los que pudieran estar preparados para la cosecha. Esta entidad desea neutralizar esa fuente de poder y manda a sus legiones. Se ofrecen tentaciones, que son ignoradas o rechazadas. La fuente de poder persiste e incluso mejora sus conexiones internas de armonía y amor por el servicio.

En ese punto la entidad determina que ella misma debe tratar de neutralizar a la fuente, y mediante la proyección penetra en su entorno. Evalúa la situación. Está sujeta a la primera distorsión, pero puede aprovechar cualquier distorsión del libre albedrío. Las distorsiones del libre albedrío relativas al vehículo físico del instrumento y cuyo origen es anterior a la encarnación parecen el objetivo más prometedor. Cualquier distorsión que pueda desviarse del servicio al prójimo también le favorece.

Cuando el instrumento abandona su vehículo físico lo hace libremente. Por ello, el desplazamiento del complejo mente/cuerpo/espíritu del instrumento no representaría una transgresión de su libre albedrío si siguiera libremente a la entidad. Ese es el proceso.

Somos conscientes de vuestro vehemente deseo de saber cómo podéis protegeros como grupo ante cualquier influencia semejante. Los procesos que buscáis conciernen a vuestra libre elección. Conocéis los principios del trabajo mágico. No podemos aconsejar sino solo sugerir, como hemos hecho antes, que para este grupo sería conveniente embarcarse en tal camino como grupo, pero no de manera individual, por razones obvias.

Interrogador: Tengo interés por saber cómo se aplica la primera distorsión a la entidad de polaridad negativa que desplaza al complejo mente/cuerpo/espíritu. ¿Por qué razón íbamos a seguir a esa entidad de polaridad negativa al lugar del tiempo/espacio negativo?

Ra: Soy Ra. La polaridad positiva ve el amor en todas las cosas. La polaridad negativa es astuta.

Interrogador: Supongo entonces que si la polaridad negativa empleara cualquier otra forma de contacto que no hiciera uso de la libre voluntad del prójimo, perdería polarización y poder mágico, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. La transferencia de energía se debilita. Debemos concluir. ¿Tenéis alguna pregunta breve antes de que dejemos al instrumento?

Interrogador: Únicamente, si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Sois muy concienzudos. Comprendemos vuestra necesidad de plantear estas preguntas. Todo está bien, amigos. Os damos las gracias y os dejamos en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 68 - 18 de agosto de 1981

Copyright © 2017 L/L Research