Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 70 - 9 de septiembre de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 70

9 de septiembre de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podríais indicar cuál es la condición del instrumento?

Ra: Soy Ra. Nos complace decir que es la misma que se ha indicado antes.

Interrogador: ¿Por qué os complace decir eso?

Ra: Soy Ra. Lo decimos por nuestro sentimiento de gratitud hacia los elementos que han permitido que este instrumento conserve su energía vital en la fortaleza vibratoria habitual, contra todo pronóstico. Mientras este complejo de energías sea satisfactorio, podremos utilizar al instrumento sin agotarlo, a pesar de las distorsiones mencionadas anteriormente.

Interrogador: El instrumento se ha quejado de un ataque psíquico intenso durante el último periodo diurno, aproximadamente. ¿Hay alguna razón para la intensificación de ese ataque psíquico?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: ¿Podéis decir cuál es la razón?

Ra: Soy Ra. La razón no es otra que esa en la que estáis íntimamente implicados; es decir, la intensa búsqueda de lo que conocéis por «iluminación». Vuestra búsqueda no se ha reducido, sino que se ha intensificado.

En general, el dolor, como llamáis a esa distorsión y a sus diversas intensificaciones mediante el ataque psíquico, entrañarían una disminución de la energía vital tras agotar la energía del complejo físico. Este instrumento mantiene su energía vital debido a errores anteriores por su parte. Su voluntad subconsciente, extraordinariamente poderosa para esta densidad, ha motivado la vigilancia sobre este complejo de energía. Así, el visitante de Orión lucha contra una intensidad cada vez mayor para perturbar esta energía vital, mientras que el grupo intensifica su dedicación al servicio a través de la iluminación.

Interrogador: Tengo una pequeña pregunta adicional que me gustaría plantear en este momento. ¿La hipnosis regresiva al pasado de un individuo, en la encarnación actual, para revelar memorias de encarnaciones previas es un servicio para ese individuo, o no?

Ra: Soy Ra. Examinamos la pregunta y hallamos que aplicarás la respuesta a tu futuro, lo que nos preocupa respecto a la primera distorsión.

No obstante, la pregunta también es genérica y brinda la ocasión de que expliquemos un punto importante, que pasamos a exponer.

Existe un infinito abanico de posibilidades de servicio/no servicio en una situación de hipnosis regresiva, como llamáis a este medio de recobrar la memoria. No tiene nada que ver con el hipnotizador; solo guarda relación con el uso que la entidad hipnotizada haga de la información obtenida. Si el hipnotizador desea servir, y si ese servicio se lleva a cabo únicamente en respuesta a una petición sincera, entonces el hipnotizador se esfuerza por prestar el mejor servicio.

Interrogador: En la última sesión, Ra dijo que «el camino de retorno a la sexta densidad negativa del tiempo/espacio depende, primero, de la reticencia del Yo Superior a entrar en el tiempo/espacio negativo». ¿Podríais explicar la posición del Yo Superior respecto al tiempo/espacio positivo y al negativo, y por qué es tan reticente a entrar en el tiempo/espacio negativo, lo que es necesario para que el complejo mente/cuerpo/espíritu encarne en el espacio/tiempo negativo y pueda hallar así su camino de regreso?

Ra: Soy Ra. En pocas palabras, has contestado a tu propia pregunta. Para información más precisa, haced nuevas preguntas, por favor.

Interrogador: ¿Por qué el Yo Superior es reticente a entrar en el tiempo/espacio negativo?

Ra: Soy Ra. El Yo Superior es reticente a permitir a su complejo mente/cuerpo/espíritu la entrada en el tiempo/espacio negativo por la misma razón básica por la que una entidad de vuestro complejo social sería reticente a entrar en una prisión.

Interrogador: Lo que trato de entender es la relación del Yo Superior con su complejo mente/cuerpo/espíritu. ¿El Yo Superior posee un complejo mente/cuerpo/espíritu de sexta densidad como unidad independiente del complejo mente/cuerpo/espíritu que, en este caso, es desplazado a un tiempo/espacio negativo?

Ra: Soy Ra. Así es. El Yo Superior es la entidad de los estadios intermedios de sexta densidad que, al regresar, ofrece este servicio a su propio yo.

Interrogador: Creo que tengo una confusión entre los conceptos del complejo mente/cuerpo/espíritu que, por ejemplo, represento aquí en esta densidad, y mi Yo Superior. Esto probablemente venga de mi propia concepción del espacio y el tiempo. Voy a tratar de descifrarlo. Por el momento, la forma en que veo las cosas es que existo en dos lugares diferentes, aquí y en los estadios intermedios de sexta densidad, simultáneamente, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Existes simultáneamente en todos los niveles. Es particularmente correcto que tu Yo Superior es esa parte de ti que reside en los estadios intermedios de sexta densidad y, en vuestra forma de medición de lo que conocéis como tiempo, tu Yo Superior eres tú mismo en tu futuro.

Interrogador: ¿Estoy en lo cierto al suponer que todos los complejos mente/cuerpo/espíritu que existen por debajo de los niveles intermedios de sexta densidad tienen un Yo Superior en el nivel intermedio de sexta densidad?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Una equivalencia de esta situación podría ser que el Yo Superior de un individuo manipula, hasta cierto punto, el complejo mente/cuerpo/espíritu, que es su análogo, para hacerlo pasar por las densidades inferiores a los fines de adquirir experiencia y finalmente transferir esa experiencia o combinarla en los estadios intermedios de sexta densidad con el Yo Superior?

Ra: Soy Ra. No es correcto. El Yo Superior no manipula sus yoes del pasado. Protege cuando es posible, y guía cuando se le solicita, pero la fuerza del libre albedrío es de la mayor importancia. Las aparentes contradicciones entre determinismo y libre albedrío se disipan cuando se acepta que existe algo como la verdadera simultaneidad. El Yo Superior es el resultado final de todo el desarrollo experimentado por el complejo mente/cuerpo/espíritu hasta ese punto.

Interrogador: Entonces, lo que tenemos ante nosotros es un largo camino de experiencias a través de las densidades, hasta llegar a mediados de la sexta densidad, lo que está totalmente en función del libre albedrío y tiene como resultado la toma de conciencia del Yo Superior en los estadios intermedios de sexta densidad. Pero puesto que el tiempo es ilusorio y existe, por así decir, la unificación del tiempo y del espacio, o la eliminación de lo que consideramos como tiempo, entonces todas estas experiencias que resultan en el Yo Superior, causa de la evolución a través de las densidades, existen mientras tiene lugar la evolución. Todo es simultáneo, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Nos abstenemos de valorar el grado de corrección, dada nuestra comprensión de la inmensa dificultad que entraña absorber los conceptos de la existencia metafísica. En el tiempo/espacio, que precisamente forma parte de vosotros mismos tanto como el espacio/tiempo, todos los tiempos son simultáneos al igual que, en vuestra geografía, vuestras ciudades y pueblos desempeñan sus funciones y viven bulliciosamente habitados por entidades que llevan a cabo sus actividades al mismo tiempo. Así ocurre en el tiempo/espacio con el yo.

Interrogador: El Yo Superior que existe en los estadios intermedios de sexta densidad parece haber llegado al punto en que los caminos negativos y los positivos de la experiencia se funden en uno solo. ¿Hay alguna razón para ello?

Ra: Soy Ra. Hemos abordado esta cuestión anteriormente.

Interrogador: Es cierto; disculpad mi descuido. Si una entidad positiva es desplazada al tiempo/espacio negativo, supongo que el Yo Superior es reticente a entrar en él. Por alguna razón, es necesario que el complejo mente/cuerpo/espíritu encarne en el espacio/tiempo negativo. ¿Por qué es necesaria esa encarnación en el espacio/tiempo negativo?

Ra: Soy Ra. En primer lugar, extraigamos de la ecuación el concepto de reticencia y, en segundo, abordemos vuestra pregunta más concretamente. Cada tiempo/espacio es análogo a una forma particular o vibración de espacio/tiempo. Cuando una entidad penetra en un tiempo/espacio negativo, la siguiente experiencia será la del espacio/tiempo correspondiente. Esto se lleva a cabo normalmente por el cuerpo que da la forma del complejo mente/cuerpo/espíritu, que coloca a la entidad en el tiempo/espacio adecuado para la encarnación.

Interrogador: Creo que para aclarar este punto formularé algunas preguntas relacionadas, que posiblemente me ayuden a comprenderlo todo mejor, porque estoy verdaderamente confuso acerca de todo esto, y creo que es un punto muy importante para comprender la creación y al Creador en general, podríamos decir. Si un Errante de cuarta, quinta o sexta densidad muere en este estado de tercera densidad en el que nos hallamos ahora, ¿se encuentra entonces en un tiempo/espacio de tercera densidad tras la muerte?

Ra: Soy Ra. Ello dependerá del plan que haya aprobado el Consejo de los Nueve. Algunos Errantes se ofrecen para una sola encarnación, mientras que otros se ofrecen para periodos variables de vuestro tiempo, hasta incluir los dos últimos ciclos de 25.000 años. Si se completa la misión acordada, el complejo mente/cuerpo/espíritu del Errante retornará a su vibración de origen.

Interrogador: ¿Ha habido Errantes sobre este planeta durante los últimos 50.000 años?

Ra: Soy Ra. Algunos. Ha habido muchos más que escogieron unirse a este último ciclo de 25.000 años, y muchos, muchos más que han llegado para la cosecha.

Interrogador: Ahí está la razón de mi confusión. Si después de la muerte física un Errante puede retornar a su planeta de origen, ¿por qué no puede la misma entidad ser separada del tiempo/espacio negativo y llevada a su planeta de origen, en lugar de tener que encarnar en el espacio/tiempo negativo?

Ra: Soy Ra. Como hemos dicho, la colocación en el tiempo/espacio negativo, de la que hemos hablado anteriormente, es anterior a la encarnación. Tras la muerte del complejo físico en la activación del rayo amarillo, el complejo mente/cuerpo/espíritu se encontrará en un lugar muy diferente del tiempo/espacio, en el que el cuerpo índigo permitirá que se lleve a cabo una gran sanación y un proceso de revisión antes de realizar cualquier avance hacia la siguiente experiencia encarnada.

Percibo una estimación errónea por vuestra parte, en el sentido de que el tiempo/espacio no es más homogéneo que el espacio/tiempo. Se trata de un sistema tan complejo y completo de ilusiones, danzas y esquemas que el del espacio/tiempo, y posee un sistema estructurado de lo que podríais llamar «leyes naturales».

Interrogador: Voy a formular esta pregunta para informarme algo más acerca de lo que acabáis de decir. Llegasteis a este planeta en vuestras naves, hace 18.000 y 11.000 años; estas han sido descritas como «naves en forma de campana» y fueron fotografiadas por George Adamski. Si no me equivoco, su apariencia era similar a una campana; tenían portillas en el contorno de la parte superior, y tres hemisferios inferiores a una distancia de 120° entre ellos, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Se construyeron en el tiempo/espacio, o en el espacio/tiempo?

Ra: Soy Ra. Os pedimos paciencia, pues nuestra respuesta es compleja.

Se construyó una estructura de pensamiento en el tiempo/espacio. Esta parte del tiempo/espacio es la que se aproxima a la velocidad de la luz. En el tiempo/espacio, según este enfoque, las condiciones son tales que el tiempo se torna infinito y la masa cesa, de forma que quien es capaz de rozar, digamos, el potente límite de este tiempo/espacio, puede situarse donde desee.

Cuando estuvimos donde deseábamos estar, revestimos la construcción de luz con lo que parecería el cristal de la campana. Esto se formó a través de la frontera del espacio/tiempo. Así pues, hay dos construcciones: la del tiempo/espacio o inmaterial, y la del espacio/tiempo, materializada.

Interrogador: ¿Hubo alguna razón para esa forma particular que escogisteis, y más concretamente para los tres hemisferios de la parte inferior?

Ra: Soy Ra. Pareció una forma estéticamente agradable y adecuada para los usos limitados que debíamos hacer de vuestro espacio/tiempo, que motivaron esas exigencias.

Interrogador: ¿Hubo alguna motivación para los tres hemisferios de la parte inferior; cumplían únicamente una función estética o servían para el aterrizaje?

Ra: Soy Ra. Cumplían una función estética y formaban parte de un sistema de propulsión. No eran parte del tren de aterrizaje.

Interrogador: Siento plantear preguntas tan tontas, pero estoy tratando de determinar algo sobre el espacio/tiempo, el tiempo/espacio, y este ámbito tan complejo del mecanismo de la evolución. Creo que es esencial para la comprensión de nuestra evolución. Sin embargo, no estoy seguro, y pudiera estar perdiendo el tiempo. ¿Podéis comentar si estoy malgastando mi tiempo en esta investigación particular, o si sería útil?

Ra: Soy Ra. Puesto que los conceptos de espacio/tiempo, o física, y del tiempo/espacio, o metafísica, son mecánicos, no son centrales para la evolución espiritual del complejo mente/cuerpo/espíritu. El estudio del amor y de la luz es mucho más productivo para el avance hacia la unidad de las entidades que reflexionan sobre tales conceptos. Digamos que este material es de poco interés, aunque inofensivo.

Interrogador: Principalmente, planteaba estas preguntas para comprender o para desarrollar una base desde la que poder dilucidar la relación del tiempo/espacio y el espacio/tiempo con la evolución del complejo mente/cuerpo/espíritu, a fin de poder comprender mejor las técnicas de la evolución. Por ejemplo, habéis dicho que «puede liberarse la diferencia potencial y cambiarse la polaridad cuando una entidad ha aprendido/enseñado las lecciones del amor al yo» si esa entidad es positiva y se ha hallado en el tiempo/espacio negativo, y ha tenido que encarnar en el espacio/tiempo negativo. Lo que trataba de hacer era construir una base desde la que comprender lo que queréis decir, si la diferencia potencial puede eliminarse y cambiarse la polaridad después de dar ese paso. Tengo mucho interés en saber por qué razón, cuando se es llevado al tiempo/espacio negativo, es necesario encarnar en el espacio/tiempo negativo y aprender/enseñar el amor al yo y desarrollar —supongo— un nivel de polaridad de sexta densidad antes de poder liberar esa diferencia de potencial. ¿Podéis hablar sobre eso?

Ra: Soy Ra. Este va a ser el último punto de esta sesión de trabajo.

La entidad que encarna en el espacio/tiempo negativo no será capaz de mantener una polaridad positiva significativa pues la negatividad, cuando es pura, es una especie de fuente de gravedad que lo atrae todo hacia sí. Por ello, aunque la entidad recuerda su polaridad adquirida y preferente, se ve obligada a hacer uso del catalizador proporcionado y a recapitular las lecciones del servicio al yo para acumular polaridad suficiente y poder dar lugar al potencial que propicia el cambio.

En esta serie de preguntas hay mucha confusión. Llegados a este punto, permitidnos que el que plantea las preguntas reformule la pregunta o la dirija de forma más concreta hacia lo que verdaderamente le interesa.

Interrogador: En la siguiente sesión trataré de ir más al grano. En esta sesión trataba de alcanzar un punto que he considerado central para la evolución del espíritu, pero parece que me he confundido. A veces, me es sumamente difícil plantear las preguntas acertadas en estas materias.

Únicamente voy a preguntar si hay algo que podamos hacer para mejorar el contacto o para que el instrumento esté más cómodo.

Ra: Soy Ra. Sois muy concienzudos y los ajustes son especialmente óptimos. Amigos, os damos las gracias, y ha sido un placer hablar con vosotros. Intentamos ser de la máxima ayuda al procurar no agotar al instrumento. Por ello, aunque quede cierta reserva de energía, nos esforzaremos a partir de ahora por mantenerla, pues este instrumento ha dispuesto su subconsciente para aceptar esta configuración.

Soy Ra. Hacéis bien, amigos. Os dejamos en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues jubilosos, y regocijaros en el poder y en la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 70 - 9 de septiembre de 1981

Copyright © 2017 L/L Research