Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 71 - 18 de septiembre de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 71

18 de septiembre de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podríais indicar la condición del instrumento?

Ra: Soy Ra. Es la misma que se ha indicado anteriormente, con la excepción de una ligera mejoría en las distorsiones de la energía vital. Sin caer en la transgresión, puede indicarse al grupo de apoyo que es oportuno ayudar al instrumento a recordar que mientras las distorsiones del complejo físico permanezcan como hasta ahora, no se recomienda utilizar las energías vitales acumuladas para realizar actividades de ese complejo, pues ello exigiría un alto precio.

Interrogador: En esta sesión espero formular diferentes preguntas para establecer la introducción a una línea de investigación fructífera. En primer lugar, quisiera preguntar si es posible incrementar la polaridad sin incrementar la aptitud para la cosecha.

Ra: Soy Ra. La conexión entre polarización y aptitud para la cosecha es de la mayor importancia en la cosecha de tercera densidad. En esta densidad, un incremento en el servicio al prójimo o en el servicio al yo incrementará de manera casi inevitable la capacidad de una entidad para disfrutar de una mayor intensidad de luz. Por consiguiente, en esta densidad, podríamos decir que es prácticamente imposible polarizar sin incrementar la aptitud para la cosecha.

Interrogador: ¿Ello sería posible en densidades más elevadas, como la quinta densidad?

Ra: Soy Ra. En la cosecha de quinta densidad, la polarización tiene muy poco que ver con la aptitud para la cosecha.

Interrogador: ¿Podríais explicar el concepto de trabajar con el ser no manifestado de tercera densidad para acelerar la evolución?

Ra: Soy Ra. Esta es una pregunta de múltiples facetas, y cuáles de ellas deseamos exponer es algo cuestionable. Os pedimos que reformuléis la pregunta con la mayor profundidad posible acerca de la información deseada.

Interrogador: Por favor, definid al ser no manifestado.

Ra: Soy Ra. Vemos que deseáis llegar a la información más profunda. Por tanto, vamos a responder no de manera exhaustiva, sino para poder ir algo más allá de la enseñanza superficial.

Como hemos dicho, el ser no manifestado es ese ser que existe y que realiza su trabajo sin referencia a otro, ni con ayuda de él. Para acceder a este concepto podéis ver la conexión inevitable entre el ser no manifestado y la analogía metafísica o del tiempo/espacio del yo del espacio/tiempo. Las actividades de la meditación, la contemplación, y lo que puede llamarse el equilibrio interno de los pensamientos y las reacciones son las actividades del yo no manifestado más estrechamente en línea con el yo metafísico.

Interrogador: Cuando una entidad atraviesa el proceso de muerte de tercera densidad, se encuentra en el tiempo/espacio y en un conjunto diferente de circunstancias. ¿Podríais describir las circunstancias o propiedades del tiempo/espacio y el proceso de sanación de las experiencias de encarnación que experimentan algunas entidades?

Ra: Soy Ra. Aunque esta pregunta no es sencilla de responder, debido a las limitaciones de los complejos vibratorios de sonido de vuestro espacio/tiempo, lo haremos lo mejor que podamos.

La marca distintiva del tiempo/espacio es la desigualdad entre tiempo y espacio. En vuestro espacio/tiempo, la orientación espacial de la materia da lugar a un marco tangible para la ilusión. En el tiempo/espacio, la desigualdad reposa sobre los hombros de lo que propiamente conocéis como tiempo. Esa propiedad torna a las entidades y a las experiencias intangibles en sentido relativo. En vuestro marco, cada partícula o vibración central avanza a una velocidad que se aproxima a la que llamáis la de la luz, a partir de la dirección de velocidades superluminales.

Así, el tiempo/espacio o la experiencia metafísica es una experiencia muy finamente armonizada y, aunque análoga a la del espacio/tiempo, carece de sus características tangibles. En estos planos metafísicos existe una gran cantidad de lo que podríais llamar tiempo, que se utiliza para examinar y reexaminar las tendencias y los aprendizajes/enseñanzas de la encarnación previa en el espacio/tiempo.

La extrema fluidez de estas regiones posibilita la percepción de muchas cosas que deben ser absorbidas antes de que el proceso de sanación de una entidad pueda culminarse. Cada entidad se encuentra en un estado relativamente inmóvil, de forma muy similar a como vosotros estáis ubicados en el espacio/tiempo en un estado relativamente inmóvil en el tiempo. La entidad ha sido colocada en este estado inmóvil por el cuerpo que da la forma y el Yo Superior, de manera que pueda estar en la configuración apropiada para aprender/enseñar lo que ha recibido en el curso de la encarnación en el espacio/tiempo.

Dependiendo de esa confluencia de tiempo/espacio, habrá ciertos ayudantes que auxiliarán en ese proceso de sanación. El proceso implica ver la experiencia en su totalidad, en el contexto de la experiencia total del complejo mente/cuerpo/espíritu, perdonando al yo de todos los traspiés en cuanto a las señales indicadoras que no se siguieron durante la encarnación y, finalmente, la evaluación cuidadosa de las siguientes necesidades de aprendizaje. Ello se lleva a cabo enteramente por el Yo Superior, hasta que la entidad llega a ser consciente en el espacio/tiempo del proceso y de los medios de la evolución espiritual, en cuyo momento tomará parte en todas las decisiones de manera consciente.

Interrogador: ¿El proceso de sanación en el tiempo/espacio positivo es idéntico al proceso que tiene lugar en el tiempo/espacio negativo?

Ra: Soy Ra. El proceso en el espacio/tiempo del perdón y la aceptación es muy similar al del tiempo/espacio, en el sentido de que las cualidades del proceso son análogas. Sin embargo, mientras se está en el espacio/tiempo no es posible determinar el curso de los acontecimientos más allá de la encarnación, sino únicamente corregir desequilibrios actuales. Por otra parte, en el tiempo/espacio no es posible corregir ninguna acción en desequilibrio, sino más bien percibir esos desequilibrios y perdonar al yo por lo que es.

A continuación se toman las decisiones para establecer las posibilidades/probabilidades de corregir esos desequilibrios en lo que llamáis las futuras experiencias en el espacio/tiempo. La ventaja del tiempo/espacio es la fluidez del gran proceso de revisión. La ventaja del espacio/tiempo es que, al trabajar en la oscuridad con una pequeña vela, pueden corregirse los desequilibrios.

Interrogador: Si una entidad ha escogido la polarización negativa, ¿los procesos de sanación y revisión son similares para el camino negativo?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Los procesos de los que estamos hablando ocurren en muchos planetas de nuestra Vía Láctea; en todos los planetas, o en algún porcentaje?

Ra: Soy Ra. Estos procesos ocurren en todos los planetas que han dado nacimiento a sublogos tales como vosotros. El porcentaje de planetas habitados es aproximadamente del 10%.

Interrogador: ¿Qué porcentaje de estrellas, aproximadamente, cuentan con sistemas planetarios?

Ra: Soy Ra. Esta información no es crucial, pero tampoco conlleva riesgo. Aproximadamente el 32% de las estrellas tiene planetas como los conocéis, mientras que otro 6% posee cierta forma de material amalgamado que en ciertas densidades podría ser habitable.

Interrogador: Eso me indica que aproximadamente el 3% de todas las estrellas tiene planetas habitados. Entonces, este proceso de evolución tiene lugar en todo el universo conocido, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Esta octava de conocimiento infinito del Creador único es como es a través de toda la Creación Infinita, con variaciones programadas por los sublogos de lo que llamáis galaxias principales y secundarias. Estas variaciones no son importantes, pero pueden compararse a diversas regiones geográficas que ostentan diversas maneras de pronunciar un mismo complejo vibratorio de sonido o concepto.

Interrogador: De ello concluyo que un sublogos como nuestro sol hace uso del libre albedrío para modificar, aunque solo sea ligeramente, una idea mucho más general de la evolución creada, de forma que el plan general de la evolución creada parece ser uniforme a través de toda la Creación Infinita. La finalidad del proceso es que los sublogos crezcan a través de las densidades y que, en virtud de la primera distorsión, encuentren el camino de regreso al pensamiento original, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Entonces, cada entidad sigue un camino que conduce a un destino. Es como los numerosísimos caminos que atraviesan muchos lugares pero que acaban fusionándose en un único gran camino central, ¿es así?

Ra: Soy Ra. La comparación es correcta, pero carece de cierta profundidad descriptiva. Sería más acertada la idea de que cada entidad contiene en su interior todas las densidades y subdensidades de la octava, de manera que cada entidad, no importa adónde la lleven sus elecciones, en su gran plan interior es una con todas las demás. Por tanto, sus experiencias caen en los modelos del camino de regreso hacia el Logos original. Ello se realiza desde el libre albedrío, pero los elementos entre los que puede escogerse forman un solo plan.

Interrogador: Habéis dicho que la negatividad pura actúa como una fuente de gravedad que atrae todo hacia sí. Me pregunto si la positividad pura tiene exactamente el mismo efecto. ¿Podríais contestar a mi pregunta, por favor?

Ra: Soy Ra. No es correcto. La positividad tiene un efecto mucho más débil, debido al marcado elemento de reconocimiento del libre albedrío en toda positividad que se aproxime a la pureza. Así, aunque para la entidad de orientación negativa puede ser difícil polarizar negativamente en medio de una resonancia de armonía, no es imposible.

Por otra parte, la polaridad negativa no acepta el concepto del libre albedrío del prójimo. Por tanto, en un complejo social cuyo grado de negatividad se aproxime a la pureza, la tracción ejercida sobre los demás es constante. En esa situación, una entidad de orientación positiva desearía que el prójimo tuviera su libre albedrío; por ello, se encontraría desprovista de su capacidad para ejercer su propio libre albedrío, pues el libre albedrío de las entidades de orientación negativa se enfoca sobre la conquista.

Interrogador: ¿Podríais comentar la exactitud de lo que voy a decir? Voy a hablar de forma general sobre el concepto de magia, y a definirla primero como la capacidad de crear cambios en la conciencia a voluntad. ¿Es una definición aceptable?

Ra: Soy Ra. Esa definición es aceptable en el sentido de que coloca sobre el adepto la carga que ha de llevar. Podría comprenderse mejor haciendo referencia a una pregunta anterior de esta sesión de trabajo, en vuestra medida del tiempo, que guarda relación con el yo no manifestado. En la magia, se trabaja con el yo no manifestado en cuerpo, mente y espíritu; la combinación exacta depende de la naturaleza del trabajo.

Estos trabajos se facilitan por el refuerzo de la activación del centro energético del rayo índigo. El centro energético del rayo índigo se alimenta, como todos los centros energéticos, de la experiencia, pero en medida mucho mayor que los demás, se nutre de lo que hemos llamado las «disciplinas de la personalidad».

Interrogador: El objetivo del ritual de la magia blanca es crear un cambio en la conciencia de un grupo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No necesariamente. En lo que concierne a lo que llamáis la magia blanca, es posible trabajar con la finalidad de modificar solamente el yo o el lugar de trabajo. Esto se hace desde el conocimiento de que la ayuda al yo en polarización hacia el amor y la luz contribuye a la vibración planetaria.

Interrogador: El cambio de conciencia debería resultar en una mayor distorsión hacia el servicio al prójimo, hacia la unidad con todo, y hacia el conocimiento a fin de servir. ¿Es correcto; existen otros resultados deseables?

Ra: Soy Ra. Estas frases son loables. El corazón de la magia blanca es la experiencia del gozo de la unión con el Creador. Este gozo debe necesariamente irradiar en toda la experiencia vital del adepto positivo. Por esa razón, la magia sexual no se restringe únicamente a los adeptos de polaridad negativa, sino que cuando se utiliza de la forma más cuidadosa tiene su lugar en la alta magia pues, al llevarse a cabo correctamente, une cuerpo, mente y espíritu con el Creador infinito.

Sugerimos que todo objetivo que podáis determinar debería tener en cuenta esta unión fundamental con el Creador infinito, pues esta unión resultará necesariamente en el servicio al prójimo.

Interrogador: Diría que existen ciertas reglas en la magia blanca. Voy a enumerar algunas de ellas, y os pido que comentéis su contenido o base filosófica, y que añadáis a esta lista los elementos importantes que haya omitido. En primer lugar, un lugar de trabajo especial, construido preferentemente por los practicantes; en segundo lugar, un signo especial, como un anillo, para invocar la personalidad mágica; en tercer lugar, una prenda especial, llevada solamente durante el trabajo mágico; en cuarto lugar, un momento concreto del día; en quinto lugar, una serie de complejos vibratorios de sonido ritualizados, destinados a crear la distorsión mental deseada; en sexto lugar, un objetivo grupal para cada una de las sesiones. ¿Podéis comentar esta lista, por favor?

Ra: Soy Ra. Comentar esta lista es desempeñar el papel del mecánico que revisa los instrumentos de la orquesta, los ajusta y los afina. Observaréis que estos son detalles mecánicos. El arte no se encuentra ahí.

El elemento de menor importancia es el del momento del día. Es importante en los nexos de la experiencia en que las entidades buscan una experiencia metafísica sin ejercer control consciente sobre la búsqueda. La repetición de las sesiones de trabajo dota a esa búsqueda de una estructura. En este grupo particular, la estructura se logra sin que exista necesidad de una similitud inevitable de los tiempos de trabajo. Podemos señalar que esta regularidad es siempre útil.

Interrogador: En una sesión anterior habéis afirmado que Ra buscó durante un tiempo un grupo como este. Supongo que esa búsqueda tenía como finalidad comunicar la Ley del Uno, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto en parte. Como hemos dicho, también deseábamos tratar de compensar las distorsiones de esta ley surgidas de la ingenuidad de nuestras acciones en vuestro pasado.

Interrogador: ¿Podéis decir si en este momento hemos cubierto la materia necesaria, si la publicáramos, para hacer las rectificaciones necesarias de esas acciones ingenuas?

Ra: Soy Ra. No es nuestra intención menospreciar vuestro servicio, pero no esperamos la completa reparación de esas distorsiones. No obstante, podemos ofrecer nuestra opinión sobre este intento, que es mucho más importante para nosotros que el grado de logro de los resultados. La naturaleza de vuestro lenguaje es tal que lo que está distorsionado no puede, que sepamos, corregirse completamente, sino dilucidarse en parte. En respuesta a vuestro deseo de comprender la relación entre el espacio/tiempo y el tiempo/espacio, podemos decir que hemos llevado a cabo esa búsqueda en el tiempo/espacio pues, en esta ilusión, puede verse con mucha facilidad a las entidades como complejos vibratorios y a los grupos como armonías en el interior de complejos vibratorios.

Interrogador: Considero que el aspecto más importante de esta comunicación es ser un vehículo de iluminación parcial para los que están encarnados actualmente, que han tomado conciencia de su papel en su propio proceso de evolución. ¿Es correcta mi suposición?

Ra: Soy Ra. Es correcta. Podemos señalar que este es el objetivo de todos los artefactos y las experiencias con los que las entidades pueden interactuar, y no únicamente una propiedad exclusiva de Ra o de este contacto.

Vemos que este instrumento ha descuidado el hecho de recordarse a sí mismo que debe guardar una parte de energía en reserva. Esto es recomendable como parte del programa interior que restablecer, pues alargará el número de sesiones de trabajo que podamos mantener. Es aceptable para nosotros. La energía transferida se está debilitando demasiado. Debemos dejaros ya. ¿Tenéis alguna pregunta breve?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para mejorar el contacto o para que el instrumento esté más cómodo?

Ra: Soy Ra. Sois muy concienzudos. Seguid atentamente vigilantes en cuanto a los ajustes de los complementos. Os damos las gracias. Soy Ra. Os dejo en el amor y en la gloriosa luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 71 - 18 de septiembre de 1981

Copyright © 2017 L/L Research