Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 74 - 28 de octubre de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro III, Sesión 74

28 de octubre de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Podéis indicar primero cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Es el que se ha indicado anteriormente.

Interrogador: Antes de entrar en nuevo material, en la última sesión parece haber un pequeño error que he corregido, en relación con la frase siguiente: «ningún trabajo proviene de él, sino a través de él». ¿Se trata de un error en la transmisión; qué lo ocasionó?

Ra: Soy Ra. Este instrumento, cuando está completamente receptivo a nuestro contacto de banda estrecha, a veces experimenta un súbito aumento de la distorsión que llamáis «dolor», que debilita el contacto de forma momentánea. Esta mayor distorsión ha venido ocurriendo en el complejo corporal del instrumento con más frecuencia en el periodo de tiempo que podríais llamar la última quincena. Aunque normalmente no es un fenómeno que cause dificultades para la transmisión, así ha ocurrido en dos ocasiones durante la última sesión de trabajo, en las que ha sido necesario corregir o rectificar el contacto.

Interrogador: ¿Podríais describir el estado de trance? Me siento algo confuso respecto a si el dolor puede afectar al instrumento durante el trance, pues creía que el complejo corporal no podía sentir dolor en ese estado.

Ra: Soy Ra. Así es. El instrumento no tiene conciencia de esta o de otras sensaciones. Sin embargo nosotros, los de Ra, utilizamos el complejo físico activado en el rayo amarillo como canal a través del cual podemos hablar. Puesto que el complejo mente/cuerpo/espíritu del instrumento deja su cubierta física en nuestras manos, se encuentra finamente ajustado a nuestro contacto.

No obstante, la distorsión que llamáis «dolor», cuando es lo suficientemente grave, disminuye el contacto adecuado, y cuando la distorsión es violenta puede hacer tambalear la sintonización del canal. Esta sintonización debe ser corregida, lo que podemos hacer cuando el instrumento nos ofrece libremente esa oportunidad.

Interrogador: En una sesión anterior se planteó una pregunta sobre la mente arquetípica que no llegó a contestarse completamente. Quisiera continuar con la respuesta a esa pregunta. ¿Podéis continuarla, o es necesario que os lea toda la pregunta de nuevo?

Ra: Soy Ra. Como regla general, lo adecuado es que la pregunta vibre en el mismo espacio/tiempo que la respuesta deseada. Aun así, en este caso aceptamos que se inserte una nota en este punto de la grabación de estos complejos vibratorios de sonido, referente a la localización de la pregunta en las sesiones precedentes.

(Nota: Esta pregunta fue la última que se formuló en la Sesión n.º 67).

La pregunta, aunque cuidadosamente planteada, en cierta medida no llega a la plena comprensión de la naturaleza de la mente arquetípica. No podríamos enseñar/aprender por otro hasta el punto de convertirnos en aprendices/instructores. Por tanto, vamos a hacer algunos comentarios generales sobre este interesante tema, y dejar que el interrogador considere y precise cualquier pregunta.

La mente arquetípica puede definirse como esa mente que es peculiar del Logos de esta esfera planetaria. Así pues, a diferencia de la gran totalidad de la mente cósmica, contiene toda la materia que el Logos tuvo el placer de ofrecer a la gran esencia cósmica a modo de refinamiento particular. La mente arquetípica es, pues, la que contiene todas las facetas que pueden afectar a la mente o a la experiencia.

El Mago ha sido llamado así como arquetipo significativo. Sin embargo, no se ha reconocido que esa parte de la mente arquetípica no representa una parte del subconsciente profundo, sino de la mente consciente y, más concretamente, la voluntad. El arquetipo que algunos llaman la Sacerdotisa corresponde a la facultad intuitiva, o del subconsciente.

Observemos a la entidad en su relación con la mente arquetípica. Podéis considerar las posibilidades de utilizar las correspondencias entre el conjunto mente/cuerpo/espíritu del microcosmos, y el conjunto mente/cuerpo/espíritu arquetípico que se aproxima al Creador. Por ejemplo, en vuestro ritual llevado a cabo para purificar este lugar, utilizáis la expresión «Ve Geburah». Es correcto suponer que esta es una parte o un aspecto del Creador infinito. Sin embargo, hay diversas correspondencias con la mente arquetípica, que el adepto puede refinar cada vez más. «Ve Geburah» es la correspondencia de Miguel, de Marte, de lo positivo, de la virilidad. «Ve Gedulah» tiene correspondencias con Júpiter, con la feminidad, con lo negativo, con la parte del Árbol de la Vida referente a Uriel.

Podríamos precisar más aún estos dos elementos de la mente arquetípica; podríamos hablar de las correspondencias de color, de las relaciones con otros arquetipos, etcétera. Pero ese es el trabajo del adepto, no del instructor/alumno. Únicamente podemos sugerir que existen sistemas de estudio que pueden tratar los aspectos de la mente arquetípica, y es oportuno escoger uno de ellos y estudiarlo con atención. Todavía mejor es que el adepto vaya más allá de lo que está escrito y que por su propia voluntad establezca las correspondencias que el arquetipo puede suscitar.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación que espero corrijáis. Veo que las disciplinas de la personalidad alimentan el centro energético del rayo índigo y afectan al poder del mago blanco, al desbloquear los centros energéticos inferiores, permitiendo así el libre fluir de la espiral de luz ascendente para alcanzar el centro índigo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Podéis corregirme?

Ra: Soy Ra. El centro índigo es, de hecho, el más importante para el trabajo del adepto. Sin embargo, con independencia de su cristalización, no puede corregir los desequilibrios o bloqueos de los demás centros energéticos. Estos deben ser tratados individualmente, desde el rojo a los superiores.

Interrogador: No estoy muy seguro de si lo comprendo. La pregunta es: ¿cómo alimentan las disciplinas de la personalidad el centro energético del rayo índigo, y cómo afectan al poder del practicante de la magia blanca? ¿Tiene sentido mi pregunta?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: ¿Podéis dar una respuesta, por favor?

Ra: Soy Ra. Estaremos encantados de responder a esa pregunta; habíamos entendido otro sentido para la pregunta anterior. El rayo índigo es el rayo del adepto. Existe una identificación entre la cristalización de este centro energético y la mejora del funcionamiento del complejo mente/cuerpo/espíritu a medida que trasciende el equilibrio del espacio/tiempo y entra en los universos combinados del espacio/tiempo y del tiempo/espacio.

Interrogador: Veamos si tengo una opinión errónea acerca del efecto de las disciplinas de la personalidad. Suponía que la disciplina de la personalidad que permite mantener, por así decir, una actitud equilibrada hacia una entidad de la misma naturaleza, permite purificar y equilibrar, en cierta medida, el centro energético del rayo naranja, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No podemos decir que sea erróneo, pero no es del todo completo. La personalidad disciplinada, frente a un prójimo, mantiene todos los centros equilibrados en función de su equilibrio único. De esa forma, el prójimo mira en un espejo y ve su propio ser.

Interrogador: Las disciplinas de la personalidad son el trabajo principal del que ha tomado plena conciencia del proceso de evolución, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Totalmente cierto.

Interrogador: A donde trato de llegar es a cómo esas disciplinas afectan a los centros energéticos y al poder del mago blanco. ¿Podéis explicar cómo lo hacen?

Ra: Soy Ra. El núcleo de la disciplina de la personalidad es triple. Uno: conocerse a sí mismo. Dos: aceptarse a sí mismo. Tres: convertirse en el Creador.

El tercero es el paso que, una vez dado, hace del yo uno de los más humildes servidores, transparente en personalidad y completamente capaz de conocer y aceptar al prójimo. En relación con la búsqueda de la práctica mágica, la disciplina constante de la personalidad implica que el adepto conoce su yo, lo acepta y, así, despeja el camino hacia la gran puerta de acceso índigo al Creador. Convertirse en el Creador es convertirse en todo lo que es. No existe entonces ninguna personalidad con la que el adepto emprende su enseñanza/aprendizaje. A medida que la conciencia del rayo índigo se torna más cristalina, puede llevarse a cabo más trabajo; la infinidad inteligente puede expresarse en mayor medida.

Interrogador: Habéis dicho que el servicio al prójimo tiene el potencial de movilizar una gran masa de fuerza de luz. ¿Podríais describir su funcionamiento exacto, y los usos a los que podría destinarse?

Ra: Soy Ra. Hay complejos vibratorios de sonido que actúan de forma muy similar a la marcación de vuestros números telefónicos. Cuando se les hace vibrar adecuadamente con la voluntad y la concentración apropiadas, es como si se recibieran numerosas llamadas telefónicas en vuestros planos metafísicos o interiores. Esta llamada es respondida por la atención que se presta a vuestro trabajo.

Interrogador: Hay muchos de ellos. Los más evidentes en nuestra sociedad son los que emplea la iglesia, en lugar de los que utiliza el adepto de la magia. ¿Qué diferente efecto tienen los que utilizan nuestras diversas iglesias y los encantamientos mágicos que usa el adepto?

Ra: Soy Ra. Si todos los que pertenecen a vuestras iglesias fueran adeptos conscientemente llenos de voluntad, de búsqueda, de concentración, de toma de conciencia del llamamiento, no habría ninguna diferencia en el efecto. La eficacia del llamamiento está en función de las cualidades mágicas de los que lo realizan; es decir, de su deseo de búsqueda del estado modificado de conciencia que se desea alcanzar.

Interrogador: Al seleccionar un ritual de protección, finalmente nos hemos puesto de acuerdo sobre el Ritual de Destierro del Pentagrama Menor. Supongo que estos complejos vibratorios de sonido son del tipo del que habéis hablado para la movilización de los que habitan los planos interiores, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Si hubiésemos establecido un ritual con nuestras propias palabras, y si lo hubiésemos utilizado por primera vez en esta secuencia de protección, ¿cuál hubiera sido la ventaja respecto al ritual que hemos escogido?

Ra: Soy Ra. Su efecto hubiera sido menor. Cuando se elabora un ritual, es oportuno estudiar el corpus de obras escritas disponible, pues los nombres de poder positivo o de servicio al prójimo suelen encontrarse allí.

Interrogador: Voy a hacer una comparación del volumen de voz del timbre del teléfono, con el ritual y la eficacia de quienes lo ponen en práctica. Veo algunas cosas que pueden afectar a la eficacia del ritual: en primer lugar, el deseo de servir que tienen quienes lo practican, su capacidad para invocar una personalidad mágica y su capacidad de visualizar mientras llevan a cabo el ritual. Quisiera preguntaros cuál es la importancia relativa de estos elementos, y cómo puede intensificarse cada uno de ellos.

Ra: Soy Ra. Esta pregunta roza el exceso de especificidad. Es sumamente importante que el adepto perciba su propio crecimiento como instructor/aprendiz.

Únicamente podemos decir que valoras correctamente la extrema importancia de la personalidad mágica. Este es un estudio en sí mismo. Con la voluntad emocional, la polaridad y la pureza adecuadas, puede realizarse el trabajo con o sin los complejos vibratorios de sonido adecuados; sin embargo, ¿qué necesidad hay de utilizar un instrumento romo cuando se puede utilizar el escalpelo?

Interrogador: Supongo que la razón por la que los rituales que se han empleado anteriormente tienen efecto es que estas palabras han suscitado un cambio de orientación en la conciencia de quienes han trabajado en estos ámbitos, de forma que aquellos que tienen la distorsión mental que buscamos responden a la impresión en la conciencia de esta serie de palabras, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es correcto en gran parte, con la excepción del sonido de algunas de vuestras vocales en hebreo y en sánscrito, como llamáis a esos idiomas. Estos complejos vibratorios de sonido están cargados de poder antes del tiempo y el espacio, y representan configuraciones de luz que han construido todo lo que es.

Interrogador: ¿Por qué tienen esa propiedad?

Ra: Soy Ra. La correspondencia en un complejo vibratorio es matemática. En este momento queda suficiente transferencia de energía para una cuestión más.

Interrogador: ¿Cómo determinaron los usuarios de estos sonidos, en sánscrito y en hebreo, lo que eran dichos sonidos?

Ra: Soy Ra. En el caso del hebreo, la entidad conocida como Yahweh favoreció ese conocimiento mediante una impresión en el código de material genético, que se convirtió en lenguaje, como lo llamáis.

En el caso del sánscrito, las vibraciones sonoras son puras debido a la falta de lo que llamáis un alfabeto previo o denominación de las letras. Así, los complejos de vibración de sonido han parecido ocupar su lugar como si vinieran directamente del Logos. Este ha sido un proceso o una situación más natural y espontánea.

En este momento, quisiéramos señalar algo sobre el incidente de la sesión anterior, donde nuestro contacto fue desviado durante un breve lapso de tiempo, y después fue corregido. En el ejercicio del fuego, podéis ver avanzar la espiral inicial en el sentido de las agujas del reloj, desde el centro energético del rayo verde hacia los hombros y la cabeza, después hasta los codos, y a continuación a la mano izquierda. El canal fue corregido antes de que se completara el resto de la respuesta.

¿Tenéis alguna pregunta breve?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Todo está bien. El instrumento continúa padeciendo algunos dolores, como llamáis a esa distorsión. La zona de la nuca es la más distorsionada, aunque los cambios han sido útiles en pequeña medida. Los ajustes son correctos.

Amigos, os dejamos ahora en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro III, Sesión 74 - 28 de octubre de 1981

Copyright © 2017 L/L Research