Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 78 - 19 de febrero de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 78

19 de febrero de 1982

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Hubo algún problema con el ritual que hemos llevado a cabo, por el que fue necesario realizarlo dos veces?

Ra: Soy Ra. Se ha dado un paso en falso que ha creado una pérdida momentánea de concentración, con sus efectos negativos.

Interrogador: ¿Cuál ha sido ese paso en falso?

Ra: Soy Ra. Fue un paso mal dado.

Interrogador: ¿Esto ha tenido algún efecto negativo para el instrumento?

Ra: Soy Ra. Muy poco. El instrumento sintió la presencia que asocia con el frío, y lo expresó. El instrumento hizo lo correcto.

Interrogador: ¿Podéis especificar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. El complejo físico se encuentra como se ha manifestado anteriormente. Hay una ligera pérdida de energía vital. Las distorsiones básicas del complejo son similares a cuando preguntasteis la última vez.

Interrogador: El instrumento desea que pregunte si hay algún problema con sus riñones.

Ra: Soy Ra. Esta pregunta es bastante más compleja de lo que su brevedad anuncia. El complejo físico del sistema renal de este instrumento está muy dañado, mientras que el equivalente de tiempo/espacio que rige el complejo corporal no tiene imperfecciones. Debido al ataque psíquico, se ha puesto en duda si la sanación espiritual de este sistema resistiría. Así ha sido, pero hace falta reforzarlo mediante la afirmación de la superioridad de lo espiritual sobre lo aparente o visible.

Cuando este instrumento comenzó a ingerir sustancias formuladas para curar en un sentido físico el complejo renal, entre otros, dejó de formular la afirmación de la sanación. A causa de ello, de nuevo la sanación se ha debilitado. Esto se ha debido a una distorsión profunda, y sería conveniente que el instrumento absorbiera estos conceptos. Os pedimos que nos perdonéis por ofrecer información que podría limitar el libre albedrío, pero la dedicación del instrumento es tal que perseveraría sin preocuparse por su estado siempre que fuera posible; por tanto, ofrecemos esta información para que pueda perseverar con mayor distorsión hacia el confort.

Interrogador: ¿Cuál fue la experiencia que causó la sanación del riñón en el tiempo/espacio?

Ra: Soy Ra. Esa experiencia fue la sanación del yo por el yo con el catalizador de la sanadora espiritual que conocéis con el nombre de «Pachita».

Interrogador: Gracias. Al servirnos de la transferencia de energía de las formas-pensamiento que dinamizan al instrumento más eficazmente durante el contacto, ¿qué podríamos hacer, concretamente?

Ra: Soy Ra. Cada miembro del grupo de apoyo tiene un exceso de amor y de luz que ofrecer al instrumento durante la sesión. Ya cada uno envía al instrumento amor, luz y pensamientos de fortaleza para las configuraciones físicas, mentales y espirituales. Estos envíos son formas. Podéis refinarlos hasta enviar las manifestaciones más completas de amor y de luz a la red de energía de esta entidad que opera como instrumento. Para que alcance su plena potencia, lo que enviáis debe ser de vuestra propia creación.

Interrogador: Gracias. Voy a remontarme a un momento anterior de la evolución, por llamarlo así, y tratar de establecer una base fundamental para algunos de los conceptos que parecen ser el fundamento de todo lo que experimentamos, de forma que podamos examinar más exhaustivamente la base de nuestra evolución.

Supongo que en nuestra galaxia, la Vía Láctea (la gran galaxia que comprende miles de millones de estrellas), el progreso de la evolución se produjo desde el centro al exterior, hacia el borde externo, y que al comienzo de la evolución de esta galaxia, la primera distorsión no se extendía más que al sublogos, simplemente porque no había sido imaginada o concebida, y que esta extensión de la primera distorsión, que creó la polarización, fue algo que se produjo en lo que llamaríamos una época más tardía, cuando la evolución avanzó hacia el exterior desde el centro de la galaxia. ¿Hay alguna exactitud en esta suposición?

Ra: Soy Ra. Sí, es correcta.

Interrogador: Tenemos la primera, la segunda y la tercera distorsión de la Ley del Uno, que son libre albedrío, amor y luz. ¿Estoy en lo cierto al asumir que el núcleo central de esta gran galaxia comenzó a formarse con la tercera distorsión? ¿Fue ese el origen de nuestra galaxia, la Vía Láctea?

Ra: Soy Ra. En el sentido más básico o teleológico, no es así, pues el infinito Creador es todo lo que existe. En una forma seminal no distorsionada, es correcto ver la primera manifestación visible al ojo del complejo corporal que habitáis como la tercera distorsión, la luz o, por utilizar un término técnico, la luz ilimitada.

Interrogador: Soy consciente de que abordamos un «terreno» muy difícil para hallar la terminología precisa, por así decir, pues se encuentra totalmente desplazado de nuestro sistema de coordenadas para llevar a cabo una evaluación en nuestro actual sistema de lenguaje.

Estos Logos iniciales que se formaron en el centro de la galaxia deseaban, supongo, crear un sistema de experiencia para el Creador. ¿Comenzaron sin ninguna experiencia o información previa sobre cómo hacerlo? No es sencillo plantear esta pregunta.

Ra: Soy Ra. Al comienzo de esta creación o, como podríais llamar, octava, existía lo conocido, que fue la cosecha de la octava precedente. Respecto a la creación precedente, sabemos tan poco de ella como de la octava siguiente. No obstante, tenemos conciencia de los conceptos recopilados que fueron las herramientas de que dispuso el Creador para el conocimiento del yo.

Estas herramientas eran de tres tipos. En primer lugar, la toma de conciencia de la efectividad para la experiencia de la mente, el cuerpo y el espíritu. En segundo lugar, la toma de conciencia de la naturaleza más eficaz o, si preferís, del significante de la mente, del cuerpo y del espíritu. En tercer lugar, la toma de conciencia de dos aspectos de la mente, del cuerpo y del espíritu, que el significante pudo utilizar para equilibrar todos los catalizadores. Podéis llamar a estos dos aspectos la «matriz» y el «potenciador».

Interrogador: ¿Podríais explicar la naturaleza y la cualidad de la matriz y del potenciador?

Ra: Soy Ra. En el complejo mental, la matriz puede describirse como la conciencia. Se la ha llamado el Mago. Cabe señalar que, por ella misma, la conciencia es imperturbable. El potenciador de la conciencia es el inconsciente. Ello engloba un vasto universo de potencial en la mente.

En el cuerpo, la matriz puede considerarse como el Trabajo Equilibrado o el Funcionamiento Regular. Ved que aquí la matriz siempre se encuentra activa, sin ningún medio de inactividad. El potenciador del complejo corporal puede denominarse Sabiduría, pues es solamente por el juicio como la actividad incesante y las propensiones del complejo corporal pueden experimentarse de manera útil.

La Matriz del espíritu es lo que se llama la Noche del Alma u Oscuridad Primigenia. Aquí también tenemos algo que no es capaz de realizar un movimiento o trabajo. La fortaleza potencial de esta matriz sumamente receptiva es tal que el potenciador puede ser visto como un Relámpago. En vuestro sistema de arquetipos denominado tarot, esto ha sido refinado en el complejo conceptual denominado «La Torre alcanzada por el rayo». Sin embargo, el potenciador original fue la luz en su forma repentina y violenta; es decir, de hecho, el propio relámpago.

Interrogador: ¿Podéis explicarlo respecto al significante del que habéis hablado?

Ra: Soy Ra. Los significantes originales pueden, de forma indiferenciada, denominarse la mente, el cuerpo y el espíritu.

Interrogador: Así pues tenemos, al comienzo de esta evolución galáctica, una mente arquetípica, producto de la octava anterior, que esta galaxia empleó posteriormente y que actúa sobre la primera distorsión para permitir lo que experimentamos como polaridad. ¿Hubo algún concepto de polaridad tomado de la primera octava en el sentido de polaridad del servicio al prójimo o del servicio al yo?

Ra: Soy Ra. Hubo polaridad en el sentido de existir el motor y lo impulsado. No hubo polaridad en el sentido del servicio al prójimo y del servicio al yo.

Interrogador: Entonces las primeras experiencias, como decís, fueron monocromas. ¿El concepto de las siete densidades de vibración, con un proceso evolutivo en densidades definidas, provino de la octava anterior?

Ra: Soy Ra. Hasta donde nosotros sabemos, que es poco, en los caminos de la octava no existe el tiempo; esto es, existen siete densidades en cada creación, infinitamente.

Interrogador: Entonces supongo que al comienzo del proceso evolutivo de esta galaxia, sus soles centrales previeron en sus planes el refinamiento de la conciencia a través de las densidades, tal como lo experimentamos. Sin embargo, no concibieron la polarización de la conciencia respecto al servicio al yo y el servicio al prójimo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Por qué las densidades tienen las cualidades que les son propias? Nombráis a las densidades respecto a sus cualidades; la próxima densidad es la del amor, y así sucesivamente. ¿Podéis explicar por qué estas cualidades existen en esa forma? ¿Es posible responder a esa pregunta?

Ra: Soy Ra. Es posible.

Interrogador: Responded, por favor.

Ra: Soy Ra. La naturaleza del rango vibratorio propio de cada cuanto de la octava es tal que sus características podrían describirse con la misma certeza con la que percibís un color con vuestro aparato óptico cuando funciona adecuadamente.

Interrogador: Así pues, la evolución original fue planificada por el Logos, pero la primera distorsión no se extendió al producto. En cierto momento, esta primera distorsión se desarrolló y surgió la primera polaridad del servicio al yo. ¿Es correcto; en su caso, podéis relatar este proceso de surgimiento?

Ra: Soy Ra. Como introducción, permitid que digamos que los Logos siempre se concibieron a sí mismos brindando el libre albedrío a los sublogos bajo su cuidado. Los sublogos tenían libertad de vivir la experiencia y experimentar con la conciencia, las experiencias corporales y la iluminación del espíritu. Dicho esto, pasamos a hablar sobre el punto de vuestra pregunta.

El primer Logos que infundió en sus sublogos lo que veis ahora como libre albedrío, en sentido pleno, alcanzó esa creación gracias a la contemplación profunda de los conceptos o las posibilidades de conceptualización de lo que hemos llamado los significantes. El Logos introdujo en principio la posibilidad de que la mente, el cuerpo y el espíritu fueran complejos. Para que el significante pueda ser lo que no es, debe entonces acordarse el libre albedrío del Creador. Esto puso en marcha una serie muy larga, según vuestros términos, de Logos, que mejoraron o destilaron ese pensamiento original. La clave fue que el significante pasara a ser un complejo.

Interrogador: Entonces nuestro Logos particular, cuando creó Su propia creación, estuvo en cierto momento suficientemente avanzado en la espiral evolutiva de la experimentación, donde además el significante pasó a ser aquello que no era y, a partir de ahí, supongo, se ocupó principalmente de elaborar los arquetipos que pudieran acelerar esa polarización. ¿Es correcto en algún modo?

Ra: Soy Ra. Vamos a comentarlo brevemente. En general es correcto. Podéis ver de manera provechosa cada Logos y su diseño como el Creador experimentándose a sí mismo. El concepto original del significante considerado como complejo introduce dos cosas: en primer lugar, el Creador contra el Creador en un sublogos, en lo que puede llamarse «tensión dinámica»; en segundo lugar, el concepto del libre albedrío, una vez adquirida mayor plenitud por su extensión a los sublogos conocidos como «complejos mente/cuerpo/espíritu», que crea y recrea como función de su propia naturaleza.

Interrogador: Antes habéis dicho que La Elección se lleva a cabo en esta tercera densidad, y que es el eje sobre el que gira la creación. ¿Podéis detallar por qué es así?

Ra: Soy Ra. Esta es una afirmación de la naturaleza de la creación, tal como os la explicamos.

Interrogador: No lo he entendido. ¿Podéis decirlo de otro modo?

Ra: Soy Ra. Como habéis observado, la creación de la que forma parte vuestro Logos es una entidad cambiante, que crece y aprende a escala macrocósmica. El Logos no forma parte del tiempo. Todo lo que se aprende por la experiencia en una octava es, por tanto, cosecha y naturaleza de ese Logos.

La experiencia original del Logos fue breve, considerada en el espacio/tiempo; en este momento la experiencia es mayor. Por tanto decimos, mientras os hablamos en este espacio/tiempo, que la naturaleza de la creación es como la hemos descrito. Ello no niega el proceso por el que se ha alcanzado esa naturaleza, sino que simplemente ratifica el producto.

Interrogador: Después de la tercera densidad, nuestra experiencia, los complejos de memoria social polarizan positiva o negativamente. ¿La interacción de los complejos de memoria social de polaridad opuesta es equivalente, pero a una escala mayor, a la interacción entre complejos mente/cuerpo/espíritu de polaridad opuesta? ¿Es así como se obtiene la experiencia en función de la diferente polaridad en las densidades cuarta y quinta?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: Esta pregunta es difícil de plantear: ¿cuál es el valor desde el punto de vista de la experiencia, de la formación de los complejos de memoria social positivos y negativos, de la separación de las polaridades en ese punto, en lugar de permitir la combinación de los complejos mente/cuerpo/espíritu de polaridades opuestas en las densidades superiores?

Ra: Soy Ra. La finalidad de la polaridad es desarrollar el potencial para llevar a cabo el trabajo. Esta es la gran característica de los experimentos, por llamarlos así, que han evolucionado a partir de la apreciación de La Elección. El trabajo se realiza mucho más eficientemente y con mayor pureza, intensidad y variedad mediante la búsqueda voluntaria por parte de los complejos mente/cuerpo/espíritu de las lecciones de las densidades tercera y cuarta. La acción de la quinta densidad se considera la misma en el espacio/tiempo, con o sin polaridad. Sin embargo, en el tiempo/espacio, las experiencias de sabiduría adquieren una gran extensión y profundidad gracias, una vez más, a la naturaleza voluntaria de la acción polarizada de mente/cuerpo/espíritu.

Interrogador: Entonces, estáis diciendo que como resultado de la polarización de la conciencia que tuvo lugar posteriormente en la evolución galáctica, las experiencias son mucho más intensas a lo largo de los dos caminos. ¿Estas experiencias son independientes unas de otras? ¿Debe haber una acción a través de la diferencia potenciada entre polaridad positiva y negativa, o es posible tener esta experiencia simplemente a causa de la polaridad única? Es difícil plantear esta pregunta.

Ra: Soy Ra. Estamos de acuerdo. Vamos a tratar de extraer lo esencial de vuestra pregunta.

Las densidades cuarta y quinta son bastante independientes; la polaridad positiva funciona sin necesidad de su correspondencia negativa, y viceversa. Cabe señalar que al tratar de provocar la elección de polaridad de los complejos mente/cuerpo/espíritu de tercera densidad, se produce una interacción considerable entre ambas polaridades.

En sexta densidad, la densidad de la unidad, los caminos positivo y negativo deben asimilar al contrario, pues en ese punto todo debe ser visto como amor/luz y luz/amor. Esto no es difícil para la polaridad positiva, que envía amor y luz a todos los prójimos. Es bastante más difícil para las entidades polarizadas en el servicio al yo y que, en algún punto del camino, abandonan la polaridad negativa.

Interrogador: El hecho de que la elección de polaridad sea una circunstancia única, diría, para la base arquetípica de la evolución de la conciencia en nuestra experiencia particular, me indica que hemos llegado, a través de un largo proceso en el que el Creador se conoce a Sí mismo, a una posición de eficacia actual o máxima para el diseño de un proceso de experiencia. Ese diseño de eficacia máxima se encuentra en las raíces de la conciencia, y es la mente arquetípica, el producto de todo lo que ha ocurrido anteriormente. No cabe duda de que hay conceptos arquetípicos relativamente puros para los siete conceptos de la mente, del cuerpo y del espíritu. Me parece que el lenguaje de que disponemos para todo ello es bastante inadecuado.

Sin embargo, vamos a continuar tratando de analizar sus fundamentos, y espero que haya sentado las bases de forma suficientemente precisa para tratar de establecer un contexto para el desarrollo de los arquetipos de nuestro Logos. ¿He omitido alguna cosa, he cometido errores, o bien podríais comentar mi intento de establecer las bases de la construcción que ha utilizado nuestro Logos para los arquetipos?

Ra: Soy Ra. Vuestras preguntas son juiciosas.

Interrogador: ¿Son precisas, o he cometido algún error?

Ra: Soy Ra. No hay ningún error.

Interrogador: Voy a decirlo de este modo: ¿he dado algún paso en falso en mi análisis de lo que ha conducido a la construcción de los arquetipos que experimentamos?

Ra: Soy Ra. Podemos hacer la observación de que el juicio no forma parte de la interacción entre los complejos mente/cuerpo/espíritu. Hemos tratado de responder a cada una de vuestras preguntas, tan completamente como vuestro lenguaje y la extensión de vuestras informaciones anteriores lo permite. Podemos sugerir que si, al examinar este material, os surgen nuevas preguntas para concretar algún concepto, las planteéis y, una vez más, trataremos de dar las respuestas adecuadas.

Interrogador: Comprendo vuestras limitaciones para responder. Gracias. ¿Podéis decir cómo, en la primera densidad, el viento y el fuego preparan a la tierra y al agua?

Ra: Soy Ra. Podéis ver el aire y el fuego de lo que es caos como literalmente iluminando y dando forma a lo que carece de forma pues, en el estado intemporal, la tierra y el agua no tenían forma. A medida que los principios activos del fuego y del aire soplaban y quemaban incandescentemente aquello que alimenta lo que ha de venir, el agua aprendió a convertirse en océano, lago y río, ofreciendo así la oportunidad de la vida viable. De igual forma, la tierra aprendió a tomar forma, ofreciendo así la oportunidad de vida viable.

Interrogador: ¿Los siete arquetipos correspondientes a la mente están en función o guardan relación con las siete densidades que deben experimentarse en la octava?

Ra: Soy Ra. La relación es tangencial, pues no puede observarse ninguna congruencia. Sin embargo, el progreso a través de los arquetipos posee algunas de las características del progreso a través de las densidades. Estas relaciones pueden examinarse sin que se superpongan unas a otras, digamos.

Interrogador: Y en cuanto a los siete centros de energía del cuerpo, ¿guardan alguna relación con los arquetipos?

Ra: Soy Ra. Lo mismo puede decirse de estos. Es instructivo ver las relaciones, pero es sofocante insistir en las limitaciones de la congruencia. Recordad siempre, si queréis utilizar este término, que los arquetipos son una parte de los recursos del complejo mental.

Interrogador: ¿Existe alguna relación entre los arquetipos y los planetas de nuestro sistema solar?

Ra: Soy Ra. Esta no es una pregunta simple. Propiamente dicho, los arquetipos guardan cierta relación con los planetas. Sin embargo, esta relación no es expresable en vuestro lenguaje. No obstante, ello no impide que algunos entre vosotros, que se han convertido en adeptos, traten de nombrar y de describir esas relaciones. Para entender de la forma más pura posible los arquetipos, si podemos emplear este término poco apropiado, es oportuno ver los conceptos que constituyen cada uno de ellos, y reservar el estudio de los planetas y otras correspondencias a la meditación.

Interrogador: Simplemente, me parecía que puesto que los planetas son una extensión del Logos, y puesto que la mente arquetípica es la base de la experiencia, los planetas de este Logos podrían estar relacionados. Ciertamente, seguiremos vuestra sugerencia.

He tratado de obtener un punto de apoyo en una percepción no distorsionada, podría decirse, de la mente arquetípica. Me parece que todo lo que he leído acerca de los arquetipos ha sido, en un grado u otro, deformado por los autores y por el hecho de que nuestro lenguaje no es realmente capaz de ofrecer una descripción.

Habéis hablado del Mago como de un arquetipo básico, y de que parece que ha sido transmitido desde la octava precedente. ¿Este sería el orden —si existe tal orden—: el primer concepto arquetípico para este Logos, el concepto que llamamos el Mago?

Ra: Soy Ra. Quisiéramos responder primero a vuestra confusión respecto a los diversos escritos que tratan el tema de la mente arquetípica. Podéis considerar perfectamente la diferencia tan instructiva entre una cosa en sí misma y sus relaciones o funciones. Existen numerosos estudios sobre los arquetipos, que son en realidad estudios de funciones, relaciones y correspondencias. El estudio de los planetas, por ejemplo, ilustra el arquetipo considerado como una función. Sin embargo, los arquetipos son, en primer lugar, y más profundamente, conceptos en sí mismos, y la reflexión sobre ellos y las relaciones más puras entre sí debería ser la base más útil para el estudio de la mente arquetípica.

Abordamos ahora vuestra pregunta a propósito del arquetipo que es la Matriz de la Mente. En cuanto a su nombre, el nombre del Mago es comprensible cuando se considera que la conciencia es el gran fundamento, el gran misterio y la gran revelación que hace posible esta densidad particular. La entidad consciente de sí misma está llena de la magia de lo venidero. Puede considerarse que está en primer lugar, pues la mente es el primero de los complejos que debe desarrollarse por quien estudia la evolución espiritual.

Interrogador: ¿El arquetipo que se denomina la Suma Sacerdotisa, y que representa la intuición, sería propiamente el segundo de los arquetipos?

Ra: Soy Ra. Así es. Veis aquí la recapitulación del conocimiento inicial de este Logos; es decir, la matriz y el potenciador. De hecho, el inconsciente puede describirse poéticamente como Suma Sacerdotisa, pues es el potenciador de la mente, y el potenciador de la mente es el principio que potencia toda experiencia.

Interrogador: ¿El tercer arquetipo sería entonces la Emperatriz, y guardaría relación con la meditación disciplinada?

Ra: Soy Ra. Percibo la intención de formular una pregunta procedente del complejo mental, pero no he tomado conciencia de una expresión vibratoria de sonido. Por favor, repetid la pregunta.

Interrogador: Preguntaba si el tercer arquetipo es el de la Emperatriz, y si es correcto decir que ese arquetipo concierne a la meditación disciplinada.

Ra: Soy Ra. De manera general, el tercer arquetipo puede considerarse como el Catalizador de la Mente. Implica mucho más que la meditación disciplinada. Sin embargo, ciertamente gracias a esa facultad, el catalizador se emplea de la forma más eficaz. El Tercer arquetipo se denomina Emperatriz, quizá confusamente, aunque la intención tras esa cifra sea la comprensión de que representa el inconsciente, o parte femenina del complejo mental que se utiliza en primer lugar o se ennoblece, digamos, por la parte masculina consciente de la mente. De ahí su noble nombre.

Interrogador: El cuarto arquetipo se denomina el Emperador, y parece guardar relación con la experiencia del prójimo y con el centro energético del rayo verde en relación con el prójimo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es una visión perspicaz. El nombre general del arquetipo Cuatro puede ser la Experiencia de la Mente. En el tarot, halláis el nombre del Emperador. De nuevo, ello implica nobleza y, en este caso, podemos ver la sugerencia de que es solamente a través del catalizador que ha sido procesado por la conciencia potenciada cuando sobreviene la experiencia. Así pues, es la mente consciente ennoblecida mediante el uso de los vastos recursos de la mente inconsciente.

La zona dorsal de este instrumento se entumece, y el instrumento se cansa. Podremos contestar a una pregunta más.

Interrogador: Quisiera preguntar la razón por la que esta sesión ha sido más larga que las anteriores, y también si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Este instrumento ha recibido una transferencia de energía mucho mayor de la habitual, por así decir. Existe un límite a la cantidad de energía de este tipo que podría, con seguridad, utilizarse cuando el instrumento se encuentre sin reservas físicas. Ello es inevitable debido a las diversas distorsiones como las que hemos mencionado previamente en esta sesión, relacionadas con la incomodidad creciente de la zona dorsal.

Los ajustes son meticulosos. Apreciamos vuestra diligencia. Para reforzar la comodidad del instrumento, podríamos sugerir la cuidadosa manipulación de la zona dorsal antes de la sesión.

Además, debido al intento de ataque psíquico, se sugiere también que este instrumento pueda necesitar la aplicación de calor en el lado derecho de su complejo físico. Se ha producido cierto daño, pero no debería ser muy duradero; sin embargo, es oportuno cubrir suficientemente a este instrumento para descartar cualquier manifestación del frío en forma física.

Soy Ra. Os dejo, amigos, en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros felizmente en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 78 - 19 de febrero de 1982

Copyright © 2017 L/L Research