Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 84 - 14 de abril de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 84

14 de abril de 1982

Ra: Soy Ra. Amigos, os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podríais indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. El nivel de energía de su complejo físico presenta un déficit considerable. Las energías vitales son buenas.

Interrogador: En la última sesión mencionasteis la conveniencia de la proteína compleja menos distorsionada para el instrumento, pues su complejo corporal era susceptible de acumular gran distorsión. ¿Podéis definir la proteína de la que hablabais, y si la mayor distorsión es hacia la salud o la enfermedad?

Ra: Soy Ra. En nuestra advertencia sobre la proteína compleja nos referíamos a las distorsiones de la proteína del animal que ha sido sacrificado y a la que se añaden conservantes para preservar vuestra aceptabilidad de esa materia física inerte. Es conveniente tratar de encontrar artículos frescos y de la mayor calidad posible para evitar mayores distorsiones de esta entidad particular, que podrían denominarse «alérgicas», en general.

Nos referíamos a la distorsión potencial hacia la enfermedad en este espacio/tiempo.

Interrogador: El instrumento desea hacer la siguiente pregunta: Ra ha insinuado que el instrumento sigue el camino del martirio, pero, puesto que todos morimos, ¿no somos todos mártires de algo? ¿Y cuándo, en su caso, el martirio contiene también sabiduría?

Ra: Soy Ra. Esta es una pregunta reflexiva. Utilicemos como ejemplo el que se conoce como Jesús. Esta entidad encarnó con el plan del martirio. No existe sabiduría en ese plan, sino más bien comprensión y compasión en su mayor grado de perfección. Él no hubiera comprendido totalmente su recorrido si hubiera escogido seguir su voluntad en cualquier espacio/tiempo durante el transcurso de sus enseñanzas. En vuestra medida del tiempo, algunas veces esta entidad tuvo la posibilidad de llegar al lugar del martirio, que para ella era Jerusalén. Sin embargo, en meditación, esta entidad afirmaba, una y otra vez: «Todavía no ha llegado la hora». Cuando finalmente esa hora llegó, la entidad igualmente hubiera podido recorrer otro camino. Su encarnación se hubiera prolongado, pero la vía para la cual encarnó se hubiera perdido en parte. Así pues, puede observarse que la mayor comprensión de la que esta entidad fue capaz tuvo lugar cuando en estado de meditación sintió que había llegado la hora para que se cumpliera la razón de ser de su encarnación.

Efectivamente, todos los complejos mente/cuerpo/espíritu morirán a la ilusión de tercera densidad; es decir, cada cuerpo de complejo físico del rayo amarillo dejará de ser viable. Pero esa razón no basta para llamar mártir a cada complejo mente/cuerpo/espíritu, pues ese término se reserva a los que dan su vida por el servicio al prójimo. Aconsejamos que se medite sobre las funciones de la voluntad.

Interrogador: El instrumento ha preguntado si las informaciones que no van a publicarse, recibidas durante la elaboración del libro I, podrían incluirse en el Libro IV, ya que los lectores que lleguen hasta ese punto habrán mostrado cierto grado de constancia.

Ra: Soy Ra. La publicación de ese material será adecuada en determinado momento. Existe material intermedio.

Interrogador: Volviendo a la sesión anterior, dijisteis que antes del velo cada actividad sexual era una transferencia. ¿Podríais trazar el recorrido de la energía transferida, y explicar cuál era la actividad o transferencia planificada por el Logos?

Ra: Soy Ra. Antes del velo, el recorrido de la transferencia de energía durante la relación sexual se producía entre dos entidades que poseían la capacidad del rayo verde. La toma de conciencia de todo como Creador es la que abre el centro energético verde. De esa forma, no había posibilidad de bloqueo, dada la certeza que tenía cada uno de que todos eran el Creador. Las transferencias eran débiles debido a la facilidad con que podían tener lugar entre cualquier par de entidades polarizadas durante la relación sexual.

Interrogador: Lo que quería decir exactamente es que, por ejemplo, cuando se cierra un circuito eléctrico es sencillo seguir el camino de la corriente; va a lo largo del conductor. Trato de determinar si esa transferencia se produce entre los centros energéticos del rayo verde (los chakras del corazón). Trato de trazar el recorrido físico de la energía para formarme una idea de los bloqueos tras el velo. Quizá esté sobre una pista falsa, pero si me equivoco, simplemente lo obviamos. ¿Podéis decir algo al respecto?

Ra: Soy Ra. En un diseño semejante o representación esquemática del circuito de dos seres de mente/cuerpo/espíritu o complejos mente/cuerpo/espíritu para una transferencia de energía sexual o de otro tipo, el circuito se abre siempre en el rayo o centro básico rojo, y avanza en la medida posible a lo largo de los centros energéticos intermedios. Si su avance se frustra, se detendrá en el centro naranja; de lo contrario, avanzará hasta el amarillo. Si nada lo detiene, continuará hacia el verde. En el caso del ser de mente/cuerpo/espíritu, cabe recordar que los chakras o centros energéticos podían funcionar incluso sin cristalización.

Interrogador: En otras palabras, funcionarían, pero serían como un circuito eléctrico en el que hay una fuerte resistencia, y aunque el circuito se completara, del rojo al verde, la cantidad total de energía transferida sería menor, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Podemos relacionar muy estrechamente vuestra pregunta con el concepto de voltaje. Los centros inferiores no cristalizados no pueden dar un voltaje elevado. Los centros cristalizados pueden llegar a ser extraordinarios en características de alto voltaje de la transferencia de energía cuando alcanza el rayo verde y, de hecho, cuando el rayo verde ha cristalizado, ello se aplica también a los centros energéticos superiores, hasta que tales transferencias de energía se convierten en un acto de gracia para el Creador.

Interrogador: ¿Podéis corregir lo que voy a decir? Creo que lo que ocurre es que cuando tiene lugar una transferencia, es de la energía luminosa que entra por los pies de la entidad, y el voltaje o la diferencia de potencial es la medida entre el centro energético rojo y, en el caso de transferencia del rayo verde, el centro energético verde, que después debe pasar o fluir desde ese centro al mismo centro de la otra entidad. ¿Podéis aclarar mi razonamiento?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: Hacedlo, por favor.

Ra: Soy Ra. La transferencia de energía se produce al liberar la diferencia de potencial. Esta no pasa de un centro energético verde a otro, sino que implica compartir las energías de ambas entidades, del rayo rojo en adelante. En este contexto, puede considerarse más eficaz cuando ambas alcanzan el orgasmo al mismo tiempo. Sin embargo, funciona como una transferencia si cualquiera de ellas alcanza el orgasmo y, de hecho, en el caso del amor expresado físicamente en una pareja y que no llega a la conclusión de lo que llamáis orgasmo, existe, de todas formas, una cantidad considerable de energía transferida, debido a la diferencia de potencial suscitada, siempre que ambas entidades sean conscientes de ese potencial y liberen mutuamente su fuerza para el otro por deseo de la voluntad en un compromiso mental o del complejo mental. Podéis ver que esta práctica se emplea para generar transferencias de energía en algunas de vuestras prácticas pertenecientes a otros sistemas de distorsión religiosa de la Ley del Uno diferentes del cristiano.

Interrogador: ¿Podéis dar un ejemplo de alguno de ellos?

Ra: Soy Ra. Antes de dar el ejemplo, os recordamos que cada sistema está bastante distorsionado y que sus enseñanzas se han perdido en parte. Uno de tales sistemas es el que llamáis Yoga tántrico.

Interrogador: Pongamos como ejemplo al individuo A y al individuo B. Si el individuo A experimenta el orgasmo, ¿la energía se transfiere al individuo B en mayor medida?

Ra: Soy Ra. La pregunta está incompleta. Por favor, volved a formularla.

Interrogador: Trato de determinar si la dirección de la transferencia de energía está en función del orgasmo. ¿Qué entidad recibe la energía transferida? Sé que es una pregunta bastante tonta, pero prefiero asegurarme de que lo he entendido bien.

Ra: Soy Ra. Si ambas entidades están bien polarizadas y vibran en el amor del rayo verde, todo orgasmo ofrecerá una cantidad igual de energía a las dos.

Interrogador: Entiendo. ¿Podéis describir cualquier otra diferencia física que existiera antes del velo y de la que no hayamos hablado todavía, respecto a las transferencias de energía sexual o de las relaciones, o de cualquier otro tipo?

Ra: Soy Ra. Quizá la diferencia más notable entre antes y después del velo es que antes de que se velara la mente, el cuerpo y el espíritu, las entidades eran conscientes de que cada transferencia de energía (y de hecho, prácticamente todo lo que procede de una interacción social o sexual entre dos entidades), tiene un carácter y una naturaleza de tiempo/espacio más que de espacio/tiempo. Las energías transferidas durante la actividad sexual no son, propiamente hablando, del espacio/ tiempo. Existe un gran componente de lo que podríais llamar energía metafísica transferida. De hecho, el complejo corporal en su conjunto es mal entendido en su mayor parte, debido a la suposición posterior al velo de que la manifestación física denominada «cuerpo» solo está sujeta a estímulos físicos. Rotundamente, esto no es así.

Interrogador: En nuestro caso particular, después del velo tenemos en el circuito del que hemos hablado lo que llamáis «bloqueos». ¿Podéis describir lo que ocurre en el primer bloqueo y los efectos que tiene sobre cada una de las entidades, suponiendo que una bloquea la energía y la otra no, o bien cuando las dos tienen bloqueos?

Ra: Soy Ra. Este material ya se ha abordado anteriormente. Si ambas entidades tienen bloqueos, sentirán un apetito creciente por la misma actividad, ansiando desbloquear el flujo de energía. Si una entidad está bloqueada y la otra vibra en el amor, la entidad bloqueada seguirá mostrando esa ansia, pero tendrá tendencia a continuar el proceso de saciar el ansia creciente con la entidad que vibra en el rayo verde, debido a la impresión de que esa entidad podría favorecer su propósito. La entidad activa en el rayo verde polarizará ligeramente hacia el servicio al prójimo, pero contará únicamente con la energía inicial.

Interrogador: No tenía intención de volver a cubrir material anterior. Lo que quería era descubrir algo nuevo al plantear la pregunta, así que os pido por favor que si hago alguna pregunta en el futuro que haya sido abordada en material anterior, no os molestéis en repetir ese material. Investigo de nuevo este ámbito por la posibilidad de poder aclararlo mejor, pues parece ser uno de los principales ámbitos de experiencia en nuestra condición actual tras el velo, que genera gran cantidad de catalizador. Trato de comprender, por emplear un término no muy apropiado, cómo este proceso de velado creó una mayor experiencia y cómo evolucionó dicha experiencia. Estas cuestiones son muy difíciles de plantear.

He observado que muchas estatuas o imágenes del conocido como Lucifer o el Demonio se representan con una erección. ¿Está en función del bloqueo del rayo naranja; tenían alguna idea de ello los que concibieron esas estatuas e imágenes?

Ra: Soy Ra. Aunque existe gran distorsión al debatir cualquier forma arquetípica mítica, podemos contestar afirmativamente y señalar que eres perceptivo.

Interrogador: Respecto a las transferencias de energía verde, azul e índigo, ¿en qué se diferencia su mecanismo con el del rayo naranja para hacerlas posibles o establecer una base para ellas? Sé que esto es muy difícil de preguntar, y quizá lo que digo no tenga sentido, pero trato de comprender la base para las transferencias en cada uno de los rayos, y los requisitos fundamentales para ellas o sus tendencias potenciales. ¿Podéis explicarlo? Siento no poder plantear la pregunta mejor.

Ra: Soy Ra. En respuesta a un comentario anterior, vamos a emplear un momento para manifestar que contestaremos cada pregunta, con independencia de si ha sido planteada previamente o no, pues no hacerlo interrumpiría una transferencia de energía de otro tipo.

Para responder a la pregunta, en primer lugar deseamos expresar que estamos de acuerdo con que el tema sobre el que preguntáis es muy amplio, pues en él reposa todo un sistema de apertura de la puerta de acceso a la infinidad inteligente. Podéis ver que ciertas informaciones están necesariamente envueltas en el misterio por nuestro deseo de preservar el libre albedrío del adepto. La gran llave que abre el centro azul, índigo y, finalmente, ese gran capital de la columna de la transferencia de la energía sexual, las transferencias de energía violeta, es el vínculo o distorsión metafísica que entre vuestros pueblos recibe el nombre de «amor incondicional». En la transferencia de energía del rayo azul, la cualidad de ese amor se refina en el fuego de la comunicación honesta y la claridad. En general, conseguirlo requiere una parte importante de vuestro espacio/tiempo, aunque hay ejemplos de parejas tan bien refinadas en encarnaciones anteriores y tan perfectamente evocadas que el rayo azul puede penetrarse de inmediato. Esa transferencia de energía es muy beneficiosa para el buscador, pues toda comunicación que proceda de él es, por tanto, refinada y los ojos de la honestidad y la claridad observan un nuevo mundo. Tal es la naturaleza de la energía del rayo azul, y tal es el mecanismo de potenciarlo y cristalizarlo.

A medida que nos aproximamos a la transferencia de energía del rayo índigo, nos hallamos en terreno poblado de sombras. No podemos proporcionar información directa o clara, pues lo consideramos una transgresión. No podemos hablar en absoluto sobre la transferencia del rayo violeta pues, de nuevo, no deseamos infringir la Ley de la Confusión.

Podríamos decir que estas joyas, aunque caras, están más allá del precio que puede pagar el buscador, y podríamos sugerir que al igual que se llega a cada concienciación mediante un proceso de análisis, síntesis e inspiración, de igual forma el buscador debe plantearse su relación de pareja y evaluar cada experiencia, buscando la joya.

Interrogador: ¿Podéis explicar de alguna forma desde qué rayo realizaba la transferencia la entidad tras una experiencia individual?

Ra: Soy Ra. Solo hay una medida subjetiva. Si las energías han fluido de forma que el amor se ha hecho un todo, se ha producido una transferencia del rayo verde. Si, mediante el intercambio entre las mismas entidades se experimenta una mayor facilidad de comunicación y de perspectiva, la energía se ha refinado hasta el centro energético del rayo azul. Si las entidades polarizadas, mediante esta misma experiencia de transferencia de energía ven que se han estimulado las facultades de la voluntad y la fe, no durante un breve periodo sino durante una gran extensión de lo que llamáis tiempo, entonces podéis percibir la transferencia del rayo índigo. No podemos hablar de la transferencia del rayo violeta excepto para indicar que es una apertura de la puerta de acceso a la infinidad inteligente. De hecho, la transferencia del rayo índigo lo es también, pero sin que todavía se haya alzado el velo.

Interrogador: Antes del velo, ¿la mayoría de los Logos planearon crear un sistema de actividad sexual aleatoria, o bien el emparejamiento concreto de entidades durante periodos específicos de tiempo; tuvieron algún objetivo al respecto?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión que tratemos en esta sesión.

La cosecha de la creación anterior incluyó el ser masculino y el femenino de mente/cuerpo/espíritu. La intención de los logos originales fue que las entidades se emparejaran entre sí de cualquier manera que generara una mayor polarización. Tras la observación del proceso de muchos Logos, se determinó que la polarización se incrementaba considerablemente si el emparejamiento no era indiscriminado. En consecuencia, los Logos mantuvieron la tendencia hacia la relación en pareja, característica de personalidades más disciplinadas y de lo que llamáis densidades superiores. Sin embargo, el libre albedrío de cada entidad fue siempre primordial, y solo pudo ofrecerse una tendencia.

¿Tenéis alguna otra pregunta breve antes de que dejemos al instrumento?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Pediríamos que cada miembro del grupo de apoyo se mantenga especialmente alerta en lo que llamaríais el futuro inmediato, debido al serio aunque no pretendido potencial de este instrumento de una mayor distorsión hacia la enfermedad/salud.

Sois muy diligentes. Amigos, os damos las gracias y os dejamos en la gloriosa luz y en el amor del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 84 - 14 de abril de 1982

Copyright © 2017 L/L Research