Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 88 - 29 de mayo de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 88

29 de mayo de 1982

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. El déficit de energía del complejo físico es considerable en este espacio/tiempo. Se ha producido también una pérdida significativa de energías vitales; sin embargo, dichas energías están todavía dentro de los márgenes de la distorsión que podríais llamar «fortaleza».

Interrogador: De todas las cosas que habéis mencionado antes para reforzar esas energías en este espacio/tiempo particular, ¿cuál sería la más indicada?

Ra: Soy Ra. Sabéis que existen muchos factores que contribuyen a favorecer las distorsiones de fortaleza y disminuyen las distorsiones de debilidad de este instrumento. Sugerimos a cada uno de vosotros que todo lo aprendido se aplique concienzudamente.

De entre todas las distorsiones físicas quisiéramos comentar una en concreto. Los subordinados de cuarta densidad negativa que acompañan a vuestro grupo en este momento potencian el que es ya un grave complejo de desequilibrios en las manos de este instrumento y, en menor grado, las distorsiones de la región torácica. Sugerimos que se preste atención para no utilizar esas extremidades si no es verdaderamente necesario. Como este instrumento no estará conforme con esta sugerencia, aconsejamos que la cuestión se debata adecuadamente.

Interrogador: De ello infiero que nuestro compañero de quinta densidad negativa sigue estando en reposo y relajación, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Vuestro compañero de quinta densidad no os acompaña en este momento, pero tampoco descansa.

Interrogador: ¿El incensario que hemos dispuesto es adecuado? Se apaga antes de llegar al final de la sesión. ¿Sería mejor que no se apagara hasta que la sesión finalice?

Ra: Soy Ra. La nueva configuración del incensario es muy útil para los modelos de energía más sutiles que envuelven a estas sesiones. Sería oportuno mantener cierta cantidad de incienso siempre ardiendo, pero la dificultad radica en hacerlo así sin sobrecargar este recinto con la cantidad de efluvios y productos físicos resultantes de la combustión. Si se ha de escoger entre dejar que el incensario termine su combustión y sufrir un exceso de humo, sugerimos que la primera opción es la mejor.

Interrogador: El instrumento ha mencionado que a veces durante estas sesiones percibe una especie de filtración de la comunicación, o que toma conciencia de ella. ¿Podéis comentar este punto?

Ra: Soy Ra. Mantenemos al complejo mente/cuerpo/espíritu del instrumento con nosotros. Cuando esta entidad comienza a despertarse de su cuna metafórica a la experiencia de la luz y a la actividad en nuestra densidad, toma conciencia del movimiento del pensamiento. No capta primero esos pensamientos más que como un niño pequeño en tercera densidad puede captar las primeras palabras que escucha. Puede esperarse que continúe experimentándolo, como consecuencia de la naturaleza de estas sesiones y del método por el que este instrumento se ha ofrecido a nuestras palabras.

Interrogador: El instrumento ha mencionado la reaparición de la necesidad de ir al retrete antes de comenzar la sesión. ¿Se debe a los bajos niveles de energía vital?

Ra: Soy Ra. En parte se debe al menor nivel de energía vital. Esta entidad soporta un nivel de la distorsión que llamáis «dolor» que pocos entre vosotros experimentan sin un agotamiento significativo de las energías; de hecho, la estabilidad de la entidad es notable. Pero, en consecuencia, se ha agotado y además ha sentido una acentuación de otras distorsiones muy diversas como medio de equilibrar la experiencia interna del dolor físico. Debido a la preocupación por esta entidad, se han desaconsejado ciertas actividades, lo que ha acentuado el agotamiento de la entidad.

Por lo tanto, la voluntad de servir al Creador ofreciéndose como instrumento en esta sesión ha servido para poner a prueba su resolución. Esta entidad ha empleado cierta cantidad de energía vital para alimentar y reforzar la voluntad; el instrumento no ha empleado energía física, pero sí energía vital para tener de nuevo la oportunidad de escoger conscientemente el servicio al infinito Creador.

Interrogador: Nuestro editor nos ha pedido algunas fotografías para el libro, La Ley del Uno, que se encuentra en imprenta en este momento. ¿Podríais comentar si es aconsejable o no, ya sea desde el punto de vista mágico o cualquier otro, que incluyamos en el libro fotos de este lugar particular, del instrumento y de los accesorios?

Ra: Soy Ra. La conveniencia práctica de tal proyecto queda completamente a vuestra discriminación, aunque hay algunas consideraciones mágicas.

En primer lugar, si se toman fotografías durante una sesión, la imagen visual debe representar absolutamente lo que es; es decir, conviene fotografiar lo que ocurre verdaderamente en la sesión, sin simulaciones ni sustituciones de ningún elemento. No debe haber ninguna distorsión que el grupo pueda evitar, al igual que no deseamos ninguna distorsión de nuestras palabras.

En segundo lugar, no es aconsejable fotografiar al instrumento o cualquier punto del lugar de trabajo mientras el instrumento se encuentra en trance. Este es un contacto de banda estrecha, y deseamos mantener las energías eléctricas y electromagnéticas constantes cuando su presencia sea necesaria, y evitar totalmente su presencia en el resto de los casos.

Interrogador: De lo que habéis… lo siento, continuad. Si ibais a continuar, hacedlo. Si no, haré una pregunta.

Ra: Soy Ra. En tercer lugar, deseamos añadir que cuando el instrumental [?] tenga conciencia de que va a fotografiarse, es necesario que durante todas las tomas, ya sea antes o después de la sesión de trabajo, conteste de forma constante a lo que se le dice, asegurando así que no va a entrar en estado de trance de manera inminente.

Interrogador: Según vuestras indicaciones, he previsto lo siguiente: una vez finalizada la sesión, cuando el instrumento haya despertado y antes de que se incorpore, dejaremos que hable constantemente con nosotros mientras tomo las fotografías. Además, tomaré otras fotografías según lo solicitado por el editor. ¿Ese procedimiento es correcto?

Ra: Soy Ra. Sí. Os pedimos que todas las fotografías representen la verdad, que estén datadas, y que brillen con claridad para que no quede ningún resquicio de sombra, sino la expresión genuina que puede ofrecerse a quienes buscan la verdad. Venimos como humildes mensajeros de la Ley del Uno, deseosos de disminuir las distorsiones. Os pedimos que vosotros, que habéis sido nuestros amigos, trabajéis teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, no con la idea de eliminar rápidamente algún detalle insignificante, sino para verlo como una nueva oportunidad de ser vosotros mismos, como debe ser el adepto, y de ofrecer lo que es, sin pretensiones de ningún tipo por vuestra parte.

Interrogador: Gracias. Quisiera preguntar sobre la producción inicial del tarot, ¿dónde se formó ese concepto en primer lugar; dónde se elaboró por primera vez?

Ra: Soy Ra. El concepto del tarot se originó en la influencia planetaria que llamáis Venus.

Interrogador: ¿El concepto se elaboró como herramienta de instrucción para los que habitaban Venus en aquel momento, o los habitantes de Venus lo idearon como herramienta de instrucción para los terrícolas?

Ra: Soy Ra. El tarot se diseñó por la población de Venus de tercera densidad, hace un gran periodo de vuestro espacio/tiempo. Como hemos señalado, la experiencia de tercera densidad de los habitantes de Venus fue mucho más profunda y armoniosa en cuanto a las relaciones con el prójimo, la transferencia de energía sexual y la investigación filosófica o metafísica. El producto del trabajo de muchas, muchas generaciones, sobre lo que concebíamos como la mente arquetípica produjo el tarot, que nuestros pueblos utilizaron como herramienta de instrucción para el desarrollo de la personalidad mágica.

Interrogador: Supongo que los habitantes de Venus de tercera densidad fueron las primeras entidades que penetraron parcialmente el velo, recogieron información sobre la naturaleza de la mente arquetípica y los procesos de implantación del velo, y a partir de ahí diseñaron el tarot como método de enseñanza, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Supongo también, aunque quizá me equivoque, que la presente lista que tengo de los veintidós nombres de los Arcanos Mayores del tarot no se corresponde exactamente con el tarot original de Ra. ¿Podríais describir el tarot original, indicando en primer lugar si había veintidós arquetipos? Deberían haber sido los mismos. ¿Fueron los mismos que los que os he enumerado en una sesión anterior, o había diferencias?

Ra: Soy Ra. Como hemos manifestado anteriormente, cada arquetipo es un concepto complejo que puede observar no solamente un individuo, sino también los que comparten las mismas influencias raciales o planetarias de manera única. Por lo tanto, no es instructivo reconstruir en términos descriptivos las pequeñas diferencias entre el tarot que utilizamos nosotros y los que utilizaban los de Egipto y los descendientes espirituales de los primeros que estudiaron este sistema.

El gran avance conseguido tras nuestro trabajo en tercera densidad fue la justa importancia otorgada al arcano número veintidós, que hemos llamado La Elección. En nuestra propia experiencia, sabíamos de la existencia de un arquetipo de unificación de este tipo, pero no lo habíamos dotado del complejo apropiado de conceptos para poder utilizarlo de forma más eficaz en el avance de nuestra evolución.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación según tal y como entiendo algunos de los arquetipos, para que me corrijáis. Creo que los Significantes de Mente, Cuerpo y Espíritu son influenciados por los catalizadores. Esto da lugar a la Experiencia, que después conduce a la Transformación y produce el Gran Camino. Este proceso es el mismo para la mente, el cuerpo y el espíritu. Los arquetipos se repiten, pero actúan de manera diferente como catalizadores debido a las diferencias de mente, cuerpo y espíritu, y producen un tipo diferente de experiencia para cada uno de ellos, debido a las diferencias entre los tres. La Transformación es ligeramente diferente. El Gran Camino es algo diferente, pero todos los arquetipos hacen básicamente lo mismo. Actúan en las tres partes diferentes del complejo mente/cuerpo/espíritu, así que podemos decir que al hacer del Significante un complejo, hemos proporcionado esencialmente a los catalizadores el medio de crear más eficazmente la Transformación. ¿Podríais corregir esta afirmación?

Ra: Soy Ra. En vuestra exposición, la exactitud está tan estrechamente relacionada con las raíces del error que la corrección es difícil. Vamos a comentarla, y a partir de ahí os pedimos que reajustéis, si es posible, vuestra conceptualización.

La mente arquetípica es una parte importante y fundamental del complejo mental, uno de sus elementos más básicos y una de las fuentes de información más ricas para el que busca al infinito Creador. Tratar de condensar los arquetipos es un intento vano. Cada arquetipo es un «ding an sich», o lo importante en sí, con su propio complejo de conceptos. Aunque sea instructivo examinar las relaciones entre los arquetipos, puede decirse que esta línea de investigación es secundaria respecto al descubrimiento de la Gestalt, la visión o la melodía más pura que cada arquetipo representa tanto para la mente intelectual como para la intuitiva.

Los Significantes de los complejos Mente, Cuerpo y Espíritu son complejos en sí mismos, y los arquetipos de Catalizador, Experiencia, Transformación y el Gran Camino son vistos más provechosamente como complejos independientes que poseen sus propias melodías con las que pueden informar a la mente de su naturaleza.

Tened en cuenta que la mente arquetípica da forma a esos pensamientos que pueden tener después una influencia sobre la mente, el cuerpo o el espíritu. Los arquetipos no tienen una relación directa con el cuerpo o el espíritu. Todos deben ser dispuestos desde los niveles más elevados de la mente subconsciente hasta la mente consciente, y de allí llegar a su destino esperado. Son muy útiles cuando se los utiliza de manera controlada. Antes que sobrepasar los límites de vuestra exposición, apreciaríamos poder escuchar una nueva pregunta en este momento para poder responder de forma más precisa.

Interrogador: ¿Ra utilizó cartas similares a las del tarot para la instrucción en tercera densidad?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Qué herramientas utilizó Ra en tercera densidad?

Ra: Soy Ra. Por vuestros propios intentos de visualización mágica, sabéis que la configuración mental a veces es capaz de las más complejas visualizaciones; estas son mentales, elaboradas mediante la mente. Otro ejemplo bien conocido en vuestra cultura es la visualización, en vuestra celebración de la misa, de la distorsión del amor del infinito Creador llamado Cristianismo, donde una pequeña parte de vuestros alimentos es vista como un hombre configurado mentalmente pero totalmente real, el hombre que conocéis como Jehoshuah o, como llamáis actualmente a esa entidad, Jesús. Es por ese método de visualización sostenida durante un peridodo de instrucción como hemos trabajado con estos conceptos.

Hemos elaborado estos conceptos ocasionalmente, aunque no ideamos el concepto de una visualización por cada naipe.

Interrogador: ¿Cómo transmitía el instructor al estudiante la información relativa a la visualización?

Ra: Soy Ra. El proceso era cabalístico; esto es, de la tradición oral.

Interrogador: Cuando Ra trató de enseñar a los egipcios el concepto del tarot, ¿se utilizó el mismo procedimiento, u otro diferente?

Ra: Soy Ra. Se empleó el mismo procedimiento. Sin embargo, los maestros/aprendices que nos siguieron diseñaron primero estas imágenes como mejor pudieron en el lugar de iniciación, y después comenzaron a utilizar lo que llamáis los naipes, que incluyen las representaciones de esas visualizaciones.

Interrogador: ¿Los Arcanos Mayores y los Arcanos Menores formaban parte de las enseñanzas de Ra, o fue algo que surgió después?

Ra: Soy Ra. Esos naipes que mencionáis fueron producto de la influencia de los habitantes de Caldea y de Sumeria.

Interrogador: Antes habéis dicho que el tarot era un método de adivinación. ¿Podéis explicarlo?

Ra: Soy Ra. Primero debemos diferenciar entre el tarot como método de adivinación y los Arcanos Mayores, representativos de los veintidós arquetipos de la mente arquetípica.

El valor de lo que llamáis «astrología» es significativo cuando la utilizan las entidades iniciadas que comprenden, si nos permitís este término poco apropiado, las consideraciones a veces complicadas de la Ley de la Confusión. A medida que cada influencia planetaria penetra en la red de energía de vuestra esfera, afecta a los que están sobre ella, al igual que la Luna que gira alrededor de vuestra esfera genera el movimiento de las aguas de vuestras profundidades. Vuestra propia naturaleza es la del agua, en el sentido que vosotros, como complejos mente/cuerpo/espíritu, sois fácilmente influenciados y afectados. De hecho, esa es la verdadera fibra y la naturaleza de vuestro recorrido y vigilia en esta densidad: no ser solo afectados, sino también instruidos sobre la forma preferente de vuestro avance en mente, cuerpo y espíritu.

Por lo tanto, cuando cada entidad entra en la red de energía planetaria, experimenta dos influencias planetarias principales: la de la concepción, que guarda relación con la manifestación física del rayo amarillo de la encarnación, y la del momento que llamáis nacimiento, cuando el aliento entra por primera vez en el complejo corporal del rayo amarillo químico. Así pues, los que conocen las estrellas y sus configuraciones e influencias son capaces de ver un mapa bastante amplio del país a través del cual una entidad ha viajado, viaja, o puede esperar viajar, ya sea a nivel físico, mental, o espiritual. Tal entidad habrá desarrollado las capacidades del iniciado que conocéis normalmente como «psíquicas» o «paranormales».

Cuando los arquetipos se barajan en las cartas de orientación astrológica que componen los denominados Arcanos Mayores y Arcanos Menores, estos arquetipos se magnetizan según las impresiones psíquicas del que trabaja con ellas, y de esa forma se convierten en instrumentos del vínculo entre el practicante de las determinaciones astrológicas y adivinatorias, y el que solicita la información. Con frecuencia, tales representaciones arquetípicas aparecen de tal forma que producen resultados interesantes cuya configuración tiene sentido para el que plantea las preguntas. En sí mismos, los Arcanos Mayores no ocupan un lugar por derecho propio en la adivinación, sino que más bien son herramientas para el mayor conocimiento del yo por el yo a los fines de entrar en un momento presente de realización más profunda e intensa.

Interrogador: Ra debe haber tenido, digamos, un plan lectivo o curso de formación para ofrecer los veintidós arquetipos ya fuera a los de tercera densidad de Ra o, posteriormente, a los habitantes de Egipto. ¿Podríais describir este escenario del curso de formación?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión que tratemos en esta sesión de trabajo.

Nos parece más oportuno comentar nuestro plan destinado a familiarizar a los iniciados de vuestro propio planeta con esta versión particular de los arquetipos de la mente arquetípica. Nuestra primera etapa fue la presentación de las imágenes, una tras otra, en el siguiente orden: primera, octava, decimoquinta; segunda, novena, decimosexta; tercera, décima, decimoséptima; cuarta, undécima, decimoctava; quinta, duodécima, decimonovena; sexta, decimotercera, vigésima; séptima, decimocuarta, vigesimoprimera; vigesimosegunda. De esa manera podían comenzar a descubrirse las relaciones fundamentales entre mente, cuerpo y espíritu, pues así como se ve, por ejemplo, la Matriz de la Mente en comparación con las Matrices de Cuerpo y Espíritu, también es posible obtener ciertas conclusiones.

Cuando, finalmente, el estudiante dominaba esas visualizaciones y había considerado cada una de las siete clasificaciones del arquetipo, observando las relaciones entre mente, cuerpo y espíritu, sugeríamos que se consideraran los arquetipos por pares: primero y segundo; tercero y cuarto; quinto; sexto y séptimo. Puede continuarse así para los arquetipos del cuerpo y el espíritu. Veréis que la consideración del Significante se ha dejado sin pareja, pues el Significante se empareja con el Arquetipo veintidós.

Al finalizar esta línea de examen, el alumno comenzaba a comprender cada vez más profundamente las cualidades y resonancias de cada arquetipo. En ese punto, utilizando una diversidad de herramientas para la evolución espiritual, animábamos al iniciado a que aprendiera a convertirse en cada arquetipo y, lo más importante, a comprender lo mejor posible en vuestra ilusión cuándo podría ser útil desde el punto de vista espiritual o metafísico adoptar la persona del arquetipo.

Como podéis ver, cada iniciado realizaba mucho trabajo creativo. No tenemos un dogma que ofrecer. Cada cual percibe lo que el yo necesita y aquello que le favorece.

¿Tenéis alguna otra pregunta breve antes de que finalicemos la sesión?

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para mejorar el contacto o para que el instrumento esté más cómodo?

Ra: Soy Ra. De nuevo, os pedimos que prestéis atención a las distorsiones de las manos del instrumento. La influencia de cuarta densidad que se ejerce sobre ellas podría ser molesta, pues si se permite que prosiga sin limitaciones será casi inmediatamente necesario realizar lo que llamáis una «operación quirúrgica».

Los ajustes son correctos. Habéis sido meticulosos. Os dejamos, amigos, en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros alegremente en el poder y la gloriosa paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 88 - 29 de mayo de 1982

Copyright © 2017 L/L Research