Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 44 - Sesión 88, 29 de mayo de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 44

Sesión 88, 29 de mayo de 1982

Jim: El regalo de un cristal que ha sido cargado por un amigo es algo muy especial. Parece ser que es también esa clase de regalo que crea una conexión especial entre quien lo entrega y quien lo recibe, y debido a esa conexión debería ejercitarse también un cuidado especial por parte de quien lo da y de quien lo recibe como regalo.

Carla: Las personas sensibles al flujo de energía, como yo, suelen descubrir a menudo que, sencillamente, no pueden despreocuparse de ciertos cristales. No los llevo, porque he descubierto que su energía puede perturbarme y ponerme nerviosa. En estos últimos días de la tecnología de los cristales, no es sorprendente que se los considere como poseedores de ciertas propiedades. Es su magnetización por las personas que los conservan, o que los dan, lo que los hace únicos por encima de su estructura singular. Tienen que ser manipulados con prudencia. He escuchado muchas historias de los efectos, buenos y malos, de tales piedras magnetizadas. Si recibe una, o si se siente atraído por una de ellas, asegúrese de limpiarla durante toda la noche en agua salada, y a continuación magnetícela para su propio uso, sosteniéndola durante la meditación y pidiéndole en silencio que sea bendecida para el servicio.

Sesión 88, 29 de mayo de 1982

Interrogador: ¿El pequeño cristal que el instrumento coloca sobre su cuerpo durante la sesión tiene efectos positivos, o negativos?

Ra: Soy Ra. Ese cristal tiene efectos positivos, siempre que quien lo cargó se oriente de manera positiva.

Interrogador: ¿Quién cargó ese cristal?

Ra: Soy Ra. Ese cristal lo cargó el conocido como Neil, para que lo utilizara este instrumento.

Interrogador: Supongo que sería una transgresión a la primera distorsión preguntar si funciona todavía de manera positiva, ¿no es así?

Ra: Soy Ra. Vemos que has respondido a tu propia pregunta.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro V, Fragmento 44 - Sesión 88, 29 de mayo de 1982

Copyright © 2017 L/L Research