Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 91 - 26 de junio de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 91

26 de junio de 1982

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podríais indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Es el que se ha indicado anteriormente.

Interrogador: He enumerado los distintos niveles de la mente, y quisiera saber si se aplican en este aspecto particular: primero, tenemos la mente cósmica que es, creo, la misma para todos los sublogos como nuestro sol, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Un sublogos como nuestro sol, al crear Su propia experiencia evolutiva, refina la mente cósmica o, digamos, la articula mediante la suma de Sus propias tendencias. ¿Esta observación es correcta?

Ra: Soy Ra. Es una observación correcta, con excepción del término «suma», que sugiere la idea de que hay algo mayor que la mente global. Antes al contrario, la mente arquetípica es un refinamiento de la mente global en un esquema particular a elección del sublogos.

Interrogador: Entonces lo que sigue al refinamiento de la mente cósmica es lo que llamamos la mente arquetípica, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Sí.

Interrogador: Después esto crea, supongo, la mente racial o planetaria, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Cuál es el origen de la mente racial o planetaria?

Ra: Soy Ra. Para este Logos, esa mente racial o planetaria es el receptáculo de las tendencias que recuerdan los complejos mente/cuerpo/espíritu que han disfrutado la experiencia de esta influencia planetaria.

Interrogador: Algunas entidades de este planeta evolucionaron desde la segunda densidad a la tercera, y algunas fueron transferidas desde otros planetas para repetir aquí el ciclo de tercera densidad. ¿Estas últimas que repiten aquí el ciclo de tercera densidad se suman a la mente racial o planetaria?

Ra: Soy Ra. No solo cada raza se suma a la mente planetaria, sino que además cada raza posee una mente racial. Por eso hemos hecho esa distinción al hablar sobre esta parte de la mente, que se forma en la serie de experiencias aparentemente no simultáneas que los complejos mente/cuerpo/espíritu de la influencia planetaria escogen por su libre albedrío. Por lo tanto, aunque esta mente akáshica, planetaria, o racial es de hecho una raíz de la mente, puede verse como claramente diferente de sus raíces más profundas, que no están en función de la memoria cambiante.

Ahora debemos pediros paciencia. Este canal ha perdido claridad debido al movimiento del cobertor que está en contacto con el instrumento. Os pedimos que se repitan las frases iniciales y que se proceda a expeler el aliento.

(Los micrófonos sujetos al cobertor colocado sobre el instrumento se habían desplazado ligeramente cuando se colocaba una alfombrilla sobre una grabadora que emitía ruido. Se recorrió el Círculo del Uno; se expelió el aliento a sesenta centímetros sobre la cabeza del instrumento, desde su lado derecho hacia su lado izquierdo, y se recorrió una vez más el Círculo del Uno, como se había solicitado).

Ra: Soy Ra. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: ¿Hemos conseguido restablecer un contacto claro?

Ra: Soy Ra. Se ha repetido el paso que debía repetirse. La comunicación es clara de nuevo. Apreciamos el tono humorístico de las repeticiones necesarias.

Interrogador: ¿Qué ha ocurrido cuando los cables del micrófono se han desplazado ligeramente?

Ra: Soy Ra. Se había debilitado el vínculo entre el complejo mente/cuerpo/espíritu del instrumento y su vehículo físico-químico del rayo amarillo. Ello ha causado cierto desajuste de los órganos que llamáis «pulmones» y, si no se hubiera rectificado, el resultado hubiera sido la condición distorsionada del complejo físico de esa parte del vehículo físico del instrumento.

Interrogador: Exactamente, ¿qué tipo de distorsión?

Ra: Soy Ra. El grado de distorsión dependería de la importancia del descuido. Puede decirse que la consecuencia más grave de la perturbación del vehículo físico es la muerte, en este caso por lo que llamaríais una «insuficiencia cardiaca congestiva». Como el grupo de apoyo ha actuado rápidamente, el instrumento ha experimentado poca o ninguna distorsión.

Interrogador: ¿Por qué un efecto tan pequeño como el ligero movimiento del cable del micrófono ha provocado esa situación? No desde el punto de vista mecánico o químico, sino filosófico; ¿podéis responder a esta pregunta?

Ra: Soy Ra. Solo podemos responder desde el punto de vista mecánico, pues no existe ninguna filosofía en los reflejos de funcionamiento del vehículo físico.

Existe lo que podríamos llamar el reflejo del cordón de plata. Cuando el complejo mente/cuerpo/espíritu no se encuentra en el entorno inmediato del caparazón físico y ese caparazón es perturbado, el reflejo de este último es hacer volver al complejo mente/cuerpo/espíritu que le da vida y que está conectado a lo que desde el punto de vista metafísico algunos de vuestros filósofos han llamado el «cordón de plata». Si esto se produce súbitamente, el complejo mente/cuerpo/espíritu entrará en la red energética del vehículo físico de manera precipitada, y el efecto es similar a cuando se tira del extremo una banda elástica para después soltarla rápidamente: el golpe seco resultante golpea fuertemente el otro extremo de la banda elástica.

El proceso por el que vosotros, como grupo, hacéis volver a este instrumento a su caparazón puede compararse a tomar esa banda elástica y a disminuir suavemente su nivel de tensión hasta que no exista un estiramiento perceptible.

Interrogador: Para retomar el tema del que estábamos hablando: ¿las distintas razas de este planeta proceden de diferentes planetas cercanos al nuestro, o de planetas de Logos cercanos que han evolucionado a lo largo de sus experiencias de segunda densidad, y componen el gran número de razas que tenemos en este planeta?

Ra: Soy Ra. Hay cierta exactitud en esa suposición, aunque no todas las razas y subrazas son de orígenes planetarios diversos. Sugerimos que al considerar los orígenes planetarios no se tenga en cuenta la pigmentación de la piel, sino las orientaciones relativas a la interacción con otras entidades y las definiciones relativas a la naturaleza del yo.

Interrogador: ¿De cuántos planetas proceden los individuos que habitan este planeta?

Ra: Soy Ra. Consideramos que esta información no es importante, aunque tampoco es perjudicial. Hay tres influencias planetarias principales en vuestra esfera planetaria, además de entidades que proceden de vuestra propia segunda densidad, y otros trece grupos planetarios menores.

Interrogador: Gracias. Una pregunta más, antes de comenzar a preguntar específicamente sobre los arquetipos. ¿Todos los logos que evolucionan después del velo tienen veintidós arquetipos?

Ra: Soy Ra. No.

Interrogador: ¿Es frecuente que los Logos tengan veintidós arquetipos, o es algo relativamente único de nuestro Logos?

Ra: Soy Ra. El sistema de los grupos de siete es el más articulado descubierto hasta la fecha en cualquier experimento de cualquier Logos de nuestra octava.

Interrogador: Que sepa Ra, ¿cuál es el mayor número de arquetipos empleados por un Logos?

Ra: Soy Ra. Que sepamos, el sistema de sietes más La Elección es el mayor número que haya sido empleado por los Logos. Es resultado de muchos, muchos experimentos previos en la articulación del Creador único.

Interrogador: Entonces supongo que el mayor número de arquetipos es el veintidós. Quisiera preguntar también cuál es el número menor que utilice actualmente un Logos, que sepa Ra.

Ra: Soy Ra. Los menos numerosos son los dos sistemas de cinco que completan los ciclos o las densidades de la experiencia.

Podéis captar la idea de que los arquetipos no se desarrollaron a la vez, sino paso a paso, y no en orden (el orden que conocéis en este espacio/tiempo), sino en diversos órdenes. Por tanto, los dos sistemas de cincos emplearon dos formas diferentes de contemplar la naturaleza arquetípica de toda experiencia. Naturalmente, cada uno de ellos utilizó la Matriz, el Potenciador y el Significante, pues esa es la cosecha con la que comenzó nuestra creación.

Un medio o sistema de experimentación añadió a estos el Catalizador y la Experiencia. Otro sistema añadió el Catalizador y la Transformación. En un caso, los métodos por los que se procesó la experiencia se vieron más favorecidos, mientras que los frutos de la experiencia lo fueron menos. En el segundo caso puede observarse lo contrario.

Interrogador: Gracias. Tenemos que realizar algunas observaciones sobre los arquetipos, que son las siguientes: en primer lugar, la Matriz de la Mente se representa en el tarot egipcio por una figura masculina, y esto lo interpretamos como la energía creativa dirigida de modo inteligente. ¿Puede Ra darnos su impresión?

Ra: Soy Ra. Esa percepción es sumamente juiciosa, pues consiste en ver lo masculino no como el macho biológico, sino como el principio masculino. Notaréis que hay connotaciones sexuales muy obvias en las imágenes. Tienen la doble finalidad de informar acerca de qué entidad biológica o energía atraerá a qué arquetipo, y también de proporcionar una visión más general en la que la polaridad es clave para la mente arquetípica de tercera densidad.

Interrogador: La segunda observación es que tenemos la vara del mago, que se ha considerado un símbolo del poder de la voluntad. ¿Puede Ra comentar este punto?

Ra: Soy Ra. Efectivamente, el concepto de la voluntad emana de cada una de las facetas de la imagen de la Matriz de la Mente. Sin embargo, la vara como representación de la voluntad es un derivado astrológico de la mano extendida que forma, digamos, un gesto mágico. Aparte del concepto de la vara, lo más sobresaliente de la imagen es la esfera que indica la naturaleza espiritual del objeto de la voluntad del que desea realizar actos mágicos en la manifestación de vuestra densidad.

Interrogador: La mano que apunta hacia abajo se ha interpretado como la búsqueda a partir del interior, no del exterior, y como la dominación activa sobre el mundo material. ¿Podría comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. Vuelve a observar, estudiante. ¿Acaso la mano llega al interior? No. Sin potenciación, la mente consciente carece de interioridad. Esa mano, estudiante, se extiende hacia lo que, fuera de su influencia no potenciada, está cerrado a ella.

Interrogador: La jaula cuadrada representa la ilusión material, y no es una forma mágica. ¿Puede comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. El cuadrado, allí donde esté, es el símbolo de la ilusión de tercera densidad y su carácter puede considerarse no mágico o, en la configuración apropiada, manifestado en el interior; es decir, el mundo material al que se le ha dado vida.

Interrogador: Entonces, la zona oscura que rodea al cuadrado representaría la oscuridad de la mente subconsciente. ¿Podéis comentarlo?

Ra: Soy Ra. No es necesario decir nada más al estudiante perspicaz.

Interrogador: ¿La parte cuadriculada representa la polaridad?

Ra: Soy Ra. Esa observación también es satisfactoria.

Interrogador: El pájaro es un mensajero que la mano tendida hacia él desea liberar. ¿Qué opina Ra?

Ra: Soy Ra. Las imágenes aladas de este sistema deben tenerse en cuenta no tanto por su especie concreta, sino por la posición de las alas. Todas las aves se representan con la intención de sugerir, al igual que la figura de la Matriz, que el Mago no puede actuar sin alcanzar su espíritu alado; así, tampoco puede volar el espíritu, a menos que sea liberado en la manifestación consciente y de esa forma dé fruto.

Interrogador: La estrella representaría las fuerzas potenciadoras de la mente subconsciente, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Es mejor considerar esa parte concreta de la imagen en términos astrológicos. Quisiéramos añadir en este espacio/tiempo que Ra no incluyó las partes astrológicas de estas imágenes en el sistema de imágenes destinado a evocar los leitmotivs arquetípicos.

Interrogador: ¿Hay algo más que se haya añadido a la Carta Número Uno, aparte de la estrella, que no pertenezca a los aspectos arquetípicos básicos?

Ra: Soy Ra. Hay detalles de cada imagen que se ven a través del ojo cultural del momento de su grabado, como puede esperarse. Por esa razón, al observar la vestimenta y los sistemas de la mitología egipcia empleados en las imágenes, es mucho mejor penetrar hasta el corazón del significado de esa vestimenta o de las criaturas representadas, en lugar de aferrarse a una cultura que no es la vuestra.

En cada entidad la imagen producirá un eco ligeramente diferente. Por lo tanto, Ra desea permitir una visión creativa de cada arquetipo, basada en indicaciones generales antes que en definiciones específicas y limitadoras.

Interrogador: La copa representa una mezcla de pasiones positivas y negativas. ¿Puede Ra comentarlo?

Ra: Soy Ra. Las partes auditivas del vehículo físico de este instrumento no han percibido gran parte de vuestra pregunta. Por favor, preguntad de nuevo.

Interrogador: Parece ser que hay una copa que contiene una mezcla de influencias positivas y negativas, aunque yo personalmente lo dudo. ¿Podría Ra comentarlo?

Ra: Soy Ra. Que no se dude de la polaridad, estudiante, sino que se libere la copa de sus limitaciones. De hecho, es una distorsión de la imagen original.

Interrogador: ¿Cuál era la imagen original?

Ra: Soy Ra. La imagen original contenía el cuadriculado en referencia a la polaridad.

Interrogador: ¿Se trata entonces de la representación de la polaridad que espera a ser degustada por la Matriz de la Mente?

Ra: Soy Ra. Esa es una percepción exquisita.

Interrogador: He asociado la espada con un símbolo de lucha, pero no estoy seguro de que algún elemento de este gráfico represente una espada. ¿Podría comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. No pongas en duda la lucha, estudiante, sino libera la espada de sus limitaciones. Observa la lucha del pájaro enjaulado que desea echar a volar.

Interrogador: He asociado la moneda con el trabajo realizado, pero también tengo dudas en cuanto a la existencia de la moneda en este gráfico. ¿Podría Ra comentarlo?

Ra: Soy Ra. De nuevo, no dudes de lo que la moneda está llamada a representar, pues ¿no se esfuerza el Mago por conseguir algo a través del mundo manifestado? Sin embargo, libera la moneda de sus limitaciones.

Interrogador: Y, finalmente, el Mago representa la mente consciente, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Pedimos al estudiante que considere el concepto de la mente consciente que no recibe alimento, la mente sin más recurso que la conciencia. No confundáis esa mente con la masa de complejidades que experimentáis como estudiantes, pues muchas, muchas veces habéis profundizado ya en los procesos de potenciación, los catalizadores, las experiencias y la transformación.

Interrogador: Entonces, ¿todos estos son los componentes del primer arquetipo?

Ra: Soy Ra. Todos estos son los que tú, el estudiante, ves. Así pues, para ti la serie está completa. Cada estudiante puede ver otros matices. Como hemos dicho antes, no hemos ofrecido estas imágenes con limitaciones, sino solo como indicaciones destinadas a ayudar al adepto y a establecer la arquitectura de la parte profunda o arquetípica de la mente profunda.

Interrogador: ¿Cómo utiliza el individuo el conocimiento de las facetas de la mente arquetípica para acelerar su evolución?

Ra: Soy Ra. Vamos a ofrecer un ejemplo basado en este primer arquetipo o complejo de conceptos explorado. La mente consciente del adepto puede estar llena a rebosar de las ideas más abstrusas e inimaginables, de forma que la ideación posterior deviene imposible y el trabajo en los rayos azul o índigo se bloquea por una activación excesiva. Es entonces cuando el adepto puede hacer llamamiento a la nueva mente, intacta y virgen, y morar en el arquetipo de la mente nueva e inmaculada sin alteración, sin polaridad, llena de la magia del Logos.

Interrogador: Si he comprendido bien lo que acabáis de decir, la mente consciente puede llenarse de un número casi infinito de conceptos, pero hay un conjunto de conceptos básicos que son lo que yo llamaría importantes, sencillamente porque son la base para la evolución de la conciencia, y que cuando se aplican cuidadosamente aceleran esa evolución, mientras que el amplio abanico de conceptos, ideas y experiencias que hallamos en nuestra vida cotidiana puede tener poca o ninguna incidencia sobre la evolución de nuestra conciencia, como no sea de modo indirecto. En otras palabras: lo que tratamos de hacer es hallar los impulsores de la evolución y emplearlos para avanzar en nuestro trayecto evolutivo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. No totalmente. Los arquetipos no son la base para la evolución espiritual, sino más bien la herramienta para captar la naturaleza de esa evolución de forma no distorsionada.

Interrogador: Entonces, para un individuo que desee acelerar conscientemente su propia evolución, la capacidad de reconocer y de aprovechar los arquetipos sería útil para poner orden entre lo que desea buscar y lo que no sería una herramienta de búsqueda tan eficaz. ¿Lo que acabo de decir es correcto?

Ra: Soy Ra. Es una exposición bastante acertada. En este caso, el calificativo de «eficaz» podría equivaler perfectamente a «inalterado», «sin distorsión». Cuando se penetra en ella con lucidez, la mente arquetípica es un modelo de la estructura de todo empleo de energía y de toda búsqueda sin distorsión. Como recurso en el interior de la mente profunda tiene gran potencial de ayuda para el adepto.

Os pedimos que formuléis una última pregunta en este espacio/tiempo, pues este instrumento experimenta constantes crisis de la distorsión que llamáis «dolor», y deseamos finalizar la sesión de trabajo cuando el instrumento todavía posee suficiente transferencia de energía para facilitar la transición al estado de vigilia, por decirlo así.

Interrogador: Puesto que hemos llegado a completar los aspectos de la Matriz de la Mente, tan solo quisiera preguntar si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Cada uno de vosotros es muy concienzudo. El instrumento podría estar algo más cómodo con la aplicación de las corrientes de agua sobre la columna vertebral erecta. El resto de acciones posibles para beneficio del instrumento se realizan con la mayor diligencia. Recomendamos la fidelidad constante del grupo a los ideales de armonía y de gratitud; esa será vuestra gran protección. Amigos míos, todo está bien. Los accesorios y los ajustes son excelentes.

Soy Ra. Os dejo en la gloria del amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 91 - 26 de junio de 1982

Copyright © 2017 L/L Research