Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 99 - 18 de noviembre de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 99

18 de noviembre de 1982

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podríais indicar cuál es la condición del instrumento?

Ra: Soy Ra. El déficit físico persiste pero tiene potencial para reducirse, gracias a que en vuestro futuro es probable que el instrumento suprima de su dieta alimentos que le producen bastante alergia. Los niveles de energía vital son algo más bajos que la última vez que se preguntó, pero se mantienen fuertes. El nivel de energía mental/emocional se orienta ahora hacia la distorsión de debilidad de este complejo.

Interrogador: Hemos conseguido otro juego de cartas del tarot. ¿Cuál es el más cercano a la intención original de Ra?

Ra: Soy Ra. El principio que mejor concuerda con la dinámica de la enseñanza/aprendizaje es la constancia. Podríamos explorar la mente arquetípica empleando ese conjunto de imágenes producidas por el conocido como Fathman, o bien podríamos utilizar las que se han empleado hasta ahora.

De hecho, las que se utilizan en este momento presentan sutilezas que enriquecen la formulación de las preguntas. Como hemos dicho, ese conjunto de imágenes no es el que nosotros dimos, pero eso no es de importancia fundamental. Podríamos emplear cualquier juego de cartas entre una multitud de mazos del tarot. Aunque es algo que debe quedar a la discreción del que formula las preguntas, a estos fines sugerimos conservar un solo juego de imágenes distorsionadas, y señalamos que las imágenes que habéis utilizado hasta ahora son buenas.

Interrogador: Supongo que las alas que figuran en la parte superior de la carta número Cinco guardan relación con una protección sobre el Significante de la Mente. Debe ser un símbolo de protección, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Digamos que no es incorrecto, pero tampoco es el todo correcto. El Significante mantiene una alianza con el espíritu, según la cual este se manifiesta en ciertos casos por medio del pensamiento y de la acción del adepto. Si existe protección en una promesa, entonces habéis escogido la vibración de sonido correcta, pues las alas extendidas del espíritu, aunque están muy elevadas por encima de la manifestación, atraen a la mente recluida hacia adelante.

Interrogador: Gracias. En la carta número Seis observo la Transformación de la Mente, la figura masculina con los brazos cruzados, lo que representa la transformación. La transformación es posible ya sea hacia el camino de la izquierda o el de la derecha. El camino está señalizado o conducido por la mujer, el Potenciador. La mujer que sigue el camino de la derecha tiene la serpiente de la sabiduría en la frente y está completamente vestida; la del camino de la izquierda lleva menos ropas e indica que el Potenciador está más preocupado o atraído hacia lo físico cuando se escoge el camino de la izquierda, y más preocupado o atraído hacia la mente cuando se escoge el camino de la derecha.

La criatura superior apunta una flecha en dirección hacia el camino de la izquierda, lo que indica que si se escoge ese camino entonces los dados, por así decir, caerán a su suerte, ya que ese camino no está protegido frente a la acción de los catalizadores. Las capacidades intelectuales de quien escoge el camino de la izquierda serán los custodios principales, en lugar de la protección prevista o diseñada por el Logos para el camino de la derecha. La entidad que lanza la flecha parece ser una entidad de segunda densidad, lo que indica que ese catalizador podría provenir de una fuente menos evolucionada, digamos. ¿Puede comentar Ra estas observaciones?

Ra: Soy Ra. Vamos a explicar varios aspectos, por orden. En primer lugar, examinemos los brazos cruzados del hombre que ha de transformarse. ¿Qué entiende el estudiante por tal cruce?; ¿qué observa en ese enredo? En ese elemento puede hallarse un aspecto creativo que no ha sido demasiado elaborado por quien plantea las preguntas.

Evaluemos ahora a las dos mujeres. La observación de que el físico impulsa el camino de la izquierda, y que la mente impulsa el camino de la derecha es superficialmente correcta. Pueden hacerse observaciones más profundas y quizá fructíferas, relativas a la relación del gran océano de la mente inconsciente con la mente consciente. Recuerda, estudiante, que estas imágenes no son literales; evocan, más que explican.

Muchos emplean el tronco y las raíces de la mente como si esa parte de la mente fuera una entidad prostituida, mal utilizada. La entidad obtiene entonces de ese gran almacén lo áspero, lo prostituido y sin gran virtud. Otros se tornan hacia la mente profunda viéndola como una joven doncella, y se acercan para cortejarla. Ese cortejo no se asemeja en absoluto a un saqueo, puede prolongarse en el tiempo, y aun así el tesoro obtenido por ese cortejo cuidadoso es importante. Las transformaciones de la mente en el camino de la derecha y el de la izquierda pueden ser vistas como diferentes según la actitud de la mente consciente hacia sus propios recursos, así como hacia los recursos del prójimo.

Hablemos ahora del genio, elemental o figura mítica, determinada culturalmente, que lanza la flecha en dirección a la transformación del camino de la izquierda. Esa flecha no es la flecha que mata, sino más bien la que protege, a su propio modo. Los que escogen la separación, siendo esa la cualidad más indicativa del camino de la izquierda, están protegidos del prójimo por una fuerza y una intensidad equivalentes al grado de transformación que la mente haya experimentado en sentido negativo. Los que siguen el camino de la derecha no tienen esa protección frente al prójimo, pues en ese camino el buscador valeroso hallará muchos espejos donde reflejarse en cada prójimo que encuentre.

Interrogador: En la sesión anterior mencionasteis el intervalo de cuarenta y cinco minutos de las grabadoras como una señal para el final de la Sesión. ¿Sigue siendo la duración apropiada?

Ra: Soy Ra. Damos por hecho que eso queda a discreción del que plantea las preguntas, pues este instrumento cuenta todavía con cierta transferencia de energía y continúa receptivo, como ha venido haciendo hasta ahora sin desfallecer. Sin embargo, constatamos una fragilidad cada vez mayor del instrumento. En nuestras observaciones iniciales hemos valorado la fortaleza de la voluntad y hemos sobreestimado en gran medida las capacidades de recuperación del complejo físico de esta entidad.

Por esa razón, podemos decir que sería conveniente finalizar la sesión de trabajo aproximadamente a este nivel de gasto energético; es decir, después de la vibración sonora de la que habláis y, por lo que podemos determinar, así podrá extenderse perfectamente la cantidad de vuestro espacio/tiempo encarnado que este instrumento puede ofrecer a este contacto.

Interrogador: En ese caso, voy a formular únicamente una breve pregunta para terminar la sesión. Quisiera saber si el Logos de este sistema planificó el proceso de emparejamiento tal como describe posiblemente la carta número Seis. No sé si esto está relacionado con algún tipo de impronta de ADN. En muchas criaturas de segunda densidad parece haber algún tipo de impronta que crea un lazo de unión para toda la vida, y me preguntaba si eso se llevó a cabo también en tercera densidad.

Ra: Soy Ra. Parte de vuestra fauna de segunda densidad ha establecido de manera instintiva procesos monógamos de apareamiento. El vehículo físico de tercera densidad, que es la herramienta básica de la encarnación que se manifiesta sobre vuestro planeta, surgió de entidades con esa impronta; todo ello fue concebido por el Logos.

El libre albedrío de las entidades de tercera densidad predomina sobre el moderado remanente de codificación de ADN de segunda densidad y, debido a ese libre albedrío, la monogamia no forma parte de la naturaleza consciente de muchos de vuestros complejos mente/cuerpo/espíritu. No obstante, como se ha indicado, hay muchas señales en la mente profunda que indican al adepto en alerta cuál es el uso más eficaz del catalizador. Como hemos dicho, vuestro Logos tiene tendencia hacia la bondad.

Interrogador: Gracias. Para terminar, quisiera saber si hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto.

Ra: Soy Ra. Percibimos la relativa inquietud de este grupo en este espacio/tiempo, y reiteramos lo que hemos indicado anteriormente como posibles ayudas para recuperar la extraordinaria armonía que este grupo tiene la capacidad de experimentar de forma continuada.

Constatamos que el uso adicional de la corriente de agua es útil. Los accesorios se han alineado concienzudamente.

Animamos al fortalecimiento consciente de esas cintas invisibles que penden de las muñecas de quienes parten en busca del Grial, como podríais llamarlo. Todo está bien, amigos míos. Os dejamos con la esperanza de que cada uno de vosotros pueda hallar el verdadero camino en esa gran búsqueda metafísica, e instamos a que os alentéis unos a otros en el amor, la alabanza y la gratitud.

Soy Ra. Os dejamos en el amor y la luz del infinito Creador. Id pues, en el poder y la paz del Glorioso infinito Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 99 - 18 de noviembre de 1982

Copyright © 2017 L/L Research