Skip Navigation Links
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

Enlace al original en inglés: http://llresearch.org/transcripts/issues/2016/2016_1203.aspx

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática ha sido tomada de transcripciones de las reuniones semanales de estudio y meditación de los Laboratorios de Investigación y Desarrollo Rock Creek y L/L Research. Se ofrece en la esperanza de que le pueda ser útil a usted. Como la Confederación siempre hace una acotación al decir, por favor use su discriminación y juicio al evaluar este material. Si algo te suena cierto, bien. Si algo no resuena, déjelo atrás, porque ni nosotros ni tampoco aquellos de la Confederación desearíamos ser un tropiezo para nadie.

(Traducción al español realizada por Manuel Montaner).

Meditación del Sábado

3 de Diciembre de 2016

Pregunta del grupo: Nuestra consulta de hoy se refiere a los ciclos de luz y oscuridad. Cuando empezamos a entrar en un período de perceptible oscuridad o destrucción y caos, somos propensos a buscar la comodidad y la luz. Pero, ¿sería más apropiado abrazar la oscuridad y la discordia como una forma de acentuar y equilibrar esa distorsión y permitir que se transmute? Para nosotros, ¿cual sería la forma más provechosa de plantearnos esos períodos de aparente oscuridad, tanto como [individuos] que buscan y también como civilización?

(Canaliza Jim)

Soy Q’uo y os saludamos a todos en el amor y la luz esta tarde. Os agradecemos a todos por habernos invitado a unirnos hoy a vuestro círculo de búsqueda. Le agradecemos a este instrumento por ponernos a prueba y le aseguramos que hace lo correcto. Hoy hacéis la pregunta de si se debe aceptar la realidad de la oscuridad tal como se perciba, o bien si sería mejor quizás intentar brindar luz que ilumine la oscuridad antes de lidiar con ella.

Queridos amigos, vosotros, al plantear vuestra pregunta, comenzáis a rememorar los pasos de la evolución de la Creación que os rodea, porque al principio había oscuridad, lo que había todavía no tenía forma, aquello fluía y ardía incandescentemente, [1] y así se produjo luz desde el interior de la oscuridad, y si bien la oscuridad no la conocía, la luz produjo que la oscuridad se tornase radiante y brillante de modo tal que pudiera darse lo que ahora conocéis como una creación de estrellas y planetas y muchas formas de vida hasta el el infinito.

Y en estos momentos, aquí en el Planeta Tierra, estáis evocando una vez más este escenario básico—se percibe una mayor confusión, mayor oscuridad, mayor dificultad, más desilusión de la que hayáis conocido antes en vuestro planeta. Y sin embargo, queridos amigos, os decimos que lo que observáis no es sino un pálido reflejo de lo que ha sucedido antes, porque las muchedumbres que han venido a este planeta han tenido que repetir muchas veces la tercera densidad, a causa de la oscuridad que recae pesadamente sobre las poblaciones de varias culturas, así que la historia de vuestro planeta está llena de belicosidad, relaciones adversas y separación de las entidades unas de otras, al no haber existido una fuerza unificadora que pudiera reunirlos a todos.

Y de hecho, gran parte de la historia de vuestro planeta y el proceso de su evolución a lo largo de varios ciclos mayores y menores que culminan ahora en este gran ciclo mayor, ha sido predominantemente el de separación que ha dividido a unas naciones de otras, religión frente a religión, comunidad frente a comunidad, familias enfrentadas unas contra otras. Este ha sido el argumento, digamos, y todos parecen conocer la canción. Y sin embargo os decimos que dentro de este vasto escenario de oscuridad, allí brilla dentro de cada corazón lo que podríais comparar a una semilla que, verdaderamente, está hecha de luz; que tiene potencial de crecimiento; que tiene deseos de liberarse. Si tan sólo pudieran ajustarse a una predisposición hacia un mayor entendimiento y desenmarañarse ciertas confusiones dentro de la mente y de las emociones de la entidad que la lleva, entonces cada cual podría plantar esa semilla. Como sabéis, ha habido muchos que han sido capaces de trasladar la energía inteligente del Único Creador a través de su sistema de energía y clarificarlo hasta tal punto que han sido capaces de compartir esa luz con los que se relacionan, son vuestros profetas, vuestros místicos, vuestros innovadores, vuestros pensadores, vuestros creadores, vuestros músicos, vuestros poetas, y en muchas ocasiones aquellas madres y padres que al criar a sus hijos reproducen la luz que llevan dentro de sus corazones.

Así pues, ¿ahora qué vais a hacer, queridos amigos, qué vais a hacer ahora? Habéis sentido una gran desilusión que llega a convertirse en una especie de tinieblas dentro de vuestro propio ser y de vuestra civilización. Sin embargo, no todos lo ven de ese modo, porque unos aman la oscuridad, y otros aman la luz. Cada cual persigue lo que tiene sentido para el. Y así os vemos ahora, como seres de luz con supremo libre albedrío en cada experiencia, con la capacidad de orientar ese libre albedrío en cualesquier dirección que deseéis. Sois, de hecho, tan libres como deseéis serlo.

En este momento quisiéramos transferir este contacto al que se conoce como Steve. Somos aquellos de Q’uo.

(Canaliza Steve)

Soy Q’uo y estoy con este instrumento. Quisiéramos atender a este grupo al darnos cuenta que entre vosotros hay un pesar, y que este pesar da lugar a una preocupación que lleváis muy arraigada, al tener la sensación de que una iniciativa que estaba en marcha para aligerar la vibración planetaria ha sido, de hecho, socavada en cierta medida, ha sido invadida, si se quiere, por una especie de movimiento contrario que anula lo que antes había sido tan difícil de conseguir. Y por ello se ha producido muchísima frustración y esperanzas truncadas entre aquellos que fueron capaces de congregarse de alguna forma en la búsqueda de la luz.

Como hemos dicho, la condición previa para esta búsqueda de la luz, es que uno debe haberse liberado a través de la toma de conciencia del libre albedrío del que disfruta cada buscador. Al mismo tiempo podríamos sugerir que cada entidad dotada de libre albedrío también debe contemplarse a sí mismo o sí misma como parte de una totalidad más grande—que es vuestro complejo de energía social—de tal modo que pueda darse, en comunión con otros que buscan libremente la luz, un fortalecimiento de esa búsqueda hacia un propósito armonioso sintiendo la seguridad de que este propósito armonioso puede llegar a servir como un recurso para todos.

Ahora bien, todo lo que hablamos no puede ser exclusivo de nadie, y sin embargo, una y otra vez, descubrís que parece haber una fractura en la comunidad; Parece producirse alguna circunstancia que hace que uno se oponga a otro incluso cuando estas voluntades piensan de sí mismas por separado que están buscando la luz. Cuando se produce esa fractura, parece como si la luz misma se desmoronase; la luz misma se ve arrojada de tal modo a una sima de oscuridad que la oscuridad se convierte en algo casi real en sí misma, capaz de engullir y de extinguir la luz. La situación se complica aún más por el hecho de que hay quienes están dispuestos a creer precisamente esto. Hay algunos que están preparados para actuar bajo la premisa de que la oscuridad es una realidad palpable y pueden movilizarse a modo de táctica para buscar a lo largo de una senda que la mayoría de vuestros ciudadanos, y creemos que todos los aquí presentes, consideran contraria a sus propias aspiraciones.

La senda de la oscuridad no es una vía que busque la armonía, es más bien un senda que abraza el caos y trata al caos como si fuese de la mayor importancia y la meta del buscador, porque dentro de este caos existe una especie de excitabilidad, una especie de fuerza, que parece tener la capacidad de dinamizar de una manera que los seres más tolerantes no siguen. Y así, el efecto que producen aquellos que buscan por esta senda, cuando se mezclan con aquellas energías que están en sintonía con una coexistencia armoniosa, puede resultar muy perturbador y desconcertante para los de esta última predisposición.

Ahora bien, el caos en sí mismo no es algo que deba desecharse por completo, pues se trata de una experiencia que conoce toda alma que haya sufrido períodos en los que se produce una disolución de la estructura, en la que se produce una ruptura de la personalidad que, en ocasiones, puede conducir a una resultado positivo. Las circunstancias en que esto tiene lugar son aquellas en las que la personalidad ha quedado inmovilizada hasta tal punto que, por así decirlo, descubre que las energías retenidas dentro de ella son incapaces de moverse, y que puede hallarse en una configuración que parece que va a sofocar casi por completo su ulterior desarrollo. Bajo estas circunstancias puede ser necesaria una ruptura de la personalidad, con objeto de permitir que estas energías se reúnan sobre una nueva base organizativa a través de un proceso natural de descubrimiento. Por lo tanto, no es el caos propiamente dicho lo que se abraza, sino más bien el no oponerse a tener que soportar una especie de caos como punto de transición hacia una disposición de la personalidad más satisfactoria.

Bien, lo que es cierto a nivel individual, también lo es de un modo un tanto diferente a nivel del complejo social. En efecto, hay ocasiones en las que los principios organizativos de las sociedades sofocan el desarrollo creativo de dicha sociedad, y al descubrir que esto es así, algunas veces es conveniente derribar esas viejas estructuras para que una estructura nueva y más vigorosa pueda desarrollarse en su lugar. Éste es un proceso natural a nivel social, como también podría decirse que es un proceso natural a nivel individual. Y por lo tanto, al existir una porción de vuestra conciencia individual que ya está dedicada al complejo de energía social, no hay una línea divisoria clara de los individuos dentro del complejo, o entre un individuo y el complejo mismo. Se trata, queridos amigos, de una combinación.

Bien, en la medida en que se diese al caso de que todos los miembros de una sociedad busquen a lo largo de caminos que en esencia sean básicamente capaces de coordinarse entre sí, es decir, que tengan la misma polaridad, el proceso de disolución, cuando éste se considere necesario, no tiene que ser visto como algo terriblemente preocupante. Porque si existe, en sus raíces, el compromiso común de moverse hacia la luz, veremos que con el tiempo esto es precisamente lo que tenderá a suceder. Sin embargo, también puede darse el caso de que haya algunos que tengan la pretensión legítima de formar parte del complejo energético social de que disfrutáis y que no llevan la intención de desarrollarse de una manera armoniosa, de una manera cordial y cooperativa con otros yoes, sino que prefieren mantener un punto de vista que sugiere que la sociedad es un lugar de contienda, un lugar donde las voluntades se ponen a prueba ante la resistencia que muestran otras voluntades, y en esta lucha continuada agudizan el ingenio para conseguir un efecto cada vez más tajante. Lo que alimenta esta expansión es lo que hemos sugerido—el caos. Se trata de un caos incesante, es un caos incansable, es un caos incomprensible. De acuerdo con nuestra experiencia, no existe en este caos nada que abrazar porque, en sí mismo, no es nada.

Y así, no podemos recomendar a aquellos que han elegido el camino de servicio a los demás que se abrace en estos momentos la oscuridad, el caos, el desorden y la discordia mismas. Ocasionalmente puede verse como un estado temporal por el cual hay que pasar, y en esas ocasiones sería bueno no intentar resistirse al caos, porque vemos que el mismo intento de resistir crea un eco de resistencia en el propio caos, eco que puede reverberar hasta las raíces del propio ser, y sus efectos pueden ser profundos. Y así, cuando en vuestra propia vida suceda que las estructuras cuidadosamente construidas que habéis levantado en torno a vuestros patrones de interacción, en torno a vuestras formas de expresión personal, en torno a las pautas de conducta que vivís a diario, por unas u otras razones tropiezan con tales dificultades que hacen que tal disposición no pueda mantenerse por más tiempo, creemos que está bien el no tratar de forzar el asunto, sino aceptar que, por el momento, [2] reinará una especie de caos. Y podéis adoptar una actitud de paciente espera tan profunda que desde el interior vuestros procesos naturales, que hemos denominado de auto-descubrimiento, hagan que empiecen a manifestarse [nuevas verdades].

Ahora bien, también puede existir una analogía con lo que sucede de manera parecida a nivel de vuestro complejo social, y de hecho, queridos amigos, hemos visto que esto ocurre una y otra vez, por lo que de un mal aparente, puede llegar a manifestarse un bien mucho más grande, y es a esa esperanza, queridos amigos, a la que os encomiamos. Os encomiamos a ser pacientes y leales a vuestro sentido de propósito, mientras aguardáis los frutos de esta esperanza que siempre es conveniente albergar en vuestro corazón.

Sois entidades de gran poder, queridos amigos. Con vuestro libre albedrío tenéis la posibilidad de transformaros, no sólo a vosotros mismos, sino a toda vuestra esfera planetaria, y la mejor semilla para esta transformación es esa esperanza que albergáis en el fondo silencioso de vuestro corazón.

Os sugeriríamos que en este fondo silencioso reina no tanto la oscuridad del caos, sino una luz que brilla interiormente, y se añade a la claridad de propósito y a la integridad de la intención, lentamente, lentamente, lentamente, sin ser vista, al principio insospechada, pero capaz de emerger en tan gloriosa floración que el presenciarlo puede resultar una experiencia asombrosa; el presenciar los conmovedores y silenciosos intentos de sanar, de darse a los demás y de glorificar al Único Creador. Estas son las semillas que permitirán que vuestras esperanzas florezcan en una nueva realidad a la que estáis llamados.

No vamos a deciros que los comienzos serán fáciles. Ahora está bastante claro que no lo serán. Habrá tiempos oscuros, habrá confusión, y en muchas ocasiones apartaréis la vista desolados mientras observáis los actos de vuestros semejantes. Sabed, sin embargo, que sois una fuente inextinguible de amor. Ese es el regalo que traéis a la fiesta, por así decirlo. Y cuando os unís a otro, vuestro obsequio se redobla, y se redobla de nuevo con la incorporación de cada nueva alma que se une a vosotros.

De este modo, en silencio, comienzas tu canción, tal vez bulle dentro de tu corazón, y sube a los labios, tras lo cual se convierte en una melodía que inspira un recuerdo, otro se pone a cantar contigo, y cuando la canción se convierte en coro, y cuando comienza a llenar los oídos y las mentes y los corazones de alguien más cuya memoria resuena con esta canción, ese complejo de energía empezará a vibrar de manera diferente, comenzará a vibrar como un complejo de memoria social, y entonces, en ese momento, os hallaréis bien encaminados hacia los albores de una nueva experiencia en la que participar.

Es el amanecer que os aguarda, es el amanecer que se encuentra al otro lado de toda esta oscuridad. La oscuridad puede verse como un impedimento, o bien puede verse como el preludio de este amanecer. Como hemos sugerido, la elección es vuestra. Sois criaturas de libre albedrío, cada uno de vosotros sois criaturas de valor infinito, y esperamos de vosotros, y confiamos en que vosotros encontraréis vuestro camino.

Somos aquellos de Q'uo, y os damos las gracias a todos por darnos la oportunidad de hablar hoy con vosotros acerca de este tema tan importante y oportuno. En este momento, quisiéramos dejar este instrumento en el amor y en la luz del Creador Uno Infinito y regresar al conocido como Jim para consultar si hay otras preguntas de las que podamos hablar. Soy Q'uo, Adonai, queridos amigos, Adonai.

(Canaliza Jim)

Soy Q’uo y estoy de nuevo con este instrumento. ¿podemos consultaros si hay más preguntas esta tarde?

Austin: Yo tengo una, Q’uo, pero si hay alguno que tenga una pregunta relacionada con la pregunta del grupo, puede preguntarla primero. [pausa]

Ok, nuestro amigo E nos envía una pregunta que dice: "En 49.5 Ra dice que tratar de elevar la posición de este kundalini sin comprender los principios metafísicos del magnetismo del que depende es atraer un gran desequilibrio.” Mi pregunta es: ¿Cómo se sabe que él o ella han trabajo lo suficiente y se están preparados para explorar la energía del kundalini? Cuando alguien siente varios flujos de energía, específicamente aquellos que están inducidos por la respiración y al avanzar en la práctica de la meditación, ¿cuál sería la manera de explorar y estudiar estas energías de forma segura y sin dar lugar al desequilibrio, y cuáles serían las señales de peligro?

Q'uo: Soy Q'uo y estoy al tanto de tu consulta, hermano. Esta es una pregunta sustancial que requiere mucha elaboración previa, que vamos a realizar. En síntesis, puedes contemplar tus centros de energía, del rojo al violeta, como el medio por el cual brilla tu luz, digamos. Cuando la Energía Inteligente del Único Creador se mueve desde el Logos, desde el Sol, hasta tu campo de energía, la atracción magnética de esta energía a través del centro de energía del rayo rojo es la que comienza a reconocer el catalizador en tu experiencia de vida, en función de las elecciones que hayas hecho antes de encarnar. Las lecciones que quieres aprender se incorporan a varios centros de energía y, a medida que la Energía Inteligente del Único Creador se mueve dentro de tus centros de energía, entonces eres capaz de percibirla de acuerdo con la , digamos, coloración o las elecciones que hayas hecho antes de encarnar. Esta energía busca moverse hacia arriba, ascendiendo hasta una eventual unión con el Creador Único en el centro de energía del rayo índigo. Porque de hecho, en este centro, la corona ya está sobre la cabeza y tú eres, potencialmente, el Creador, porque el Creador reside allí esperando tu descubrimiento.

A medida que la energía se mueve hacia el centro del rayo rojo, se ocupa de lo que puede describirse como la supervivencia, en un sentido físico, de tu ser, de tu cuerpo, de tu encarnación, así como de la procreación, hablando en términos sexuales, de otras entidades si quizás has elegido este servicio para esta encarnación. A medida que la energía se mueve hacia arriba al siguiente centro, el rayo naranja es el que concierne a la expresión individual de tu poder o tus emociones de forma individual con otras entidades. Cuando esto se ha logrado en un grado suficiente como para permitir que la energía se mueva más alto, entonces el centro de energía del rayo amarillo es el que se activa y el que se ocupa de tu expresión y tu energía a nivel de grupo, con la familia, en el lugar de trabajo, con grupos y así sucesivamente.

Si eres capaz de equilibrar tus energías en el centro del rayo amarillo en grado suficiente como para seguir avanzando, entonces el avance se produce hacia el interior del centro de energía del corazón, el centro del rayo verde. Este centro es el que expresa tus energías en base a su carácter universal, en el amor que se ofrece a todos sin expectativa alguna de recompensa. Esto puede verse como el estado permanente del Único Creador, porque todo lo ve como aquello que es merecedor de amor, y capaz de entregar amor. El dar y el recibir aquí están equilibrados. Este centro de energía es el que señala la cosechabilidad de una entidad dentro de la ilusión de tercera densidad. Cuando eres capaz de abrir este centro en grado suficiente, y dar más amor del que recibes, diríamos, entonces tu cosechabilidad se aproxima.

A medida que la energía avanza hacia el centro de energía del rayo azul, la comunicación es aquí la cualidad de naturaleza inspiradora que es posible ofrecer en abundancia a los de alrededor, también sin expectativa de recompensa. Este es el primer centro de energía verdaderamente espiritual, porque da como lo hace el Creador, libremente, inspiradoramente y continuamente. Si las energías dentro de este centro están equilibradas y abiertas, entonces el centro de energía del rayo índigo queda accesible para el buscador de la verdad. Aquí reside el poder del Único Creador. Si este centro de energía puede abrirse, activarse, equilibrarse y luego utilizarse para lanzar al espíritu como un transbordador al centro de energía del rayo violeta, es posible el contacto con el Único Creador o la Infinidad Inteligente.

Este es el ascenso del kundalini a su apogeo, donde la entidad se contempla a sí misma como el Único Creador. Sin embargo, si en cualquier centro de energía inferior— especialmente el cargado magnéticamente en el, digamos, sentido negativo, o el polo negativo del diseño de energías de la entidad, los centros rojo, naranja o amarillo—no se [han] equilibrados lo suficiente como para resistir el impacto del ascenso de la energía al centro del rayo índigo, entonces habrá desequilibrios al experimentar el avance de esta energía hacia el centro de energía del rayo índigo. Estos desequilibrios pueden ser detectados por la entidad que ha experimentado, digamos, alguna anomalía al experimentar el ascenso del kundalini. Anomalía que puede tratarse de confusión, sorpresa, de algo inesperado, y que le transmite a uno incertidumbre. Esta es la señal, no necesariamente de peligro, sino de desequilibrio.

Se puede investigar la naturaleza de los centros de energía inferiores utilizando el catalizador que se nos presente en las vivencias cotidianas. Podemos decir que es frecuente que estos centros de energía inferior a veces no es que se ignoren, pero no se les da la importancia que merecen, porque se ve más, digamos, grandioso o glorioso, trabajar en los centros de energía superiores, quizás al no trabajar en los centros orientados negativamente, [3][3] el rojo, el naranja y el amarillo, que son negativos magnéticamente hablando, y sí en los que atraen a la entidad las energías del Logos, la energía Inteligente.

Un buen método para evaluar el equilibrio y la apertura de estos centros es examinar tus experiencias diarias en estado meditativo al acabar el día. Por lo tanto, examina aquellas experiencias que hayas tenido con los demás a nivel individual, y también sobre la base del yo como individuo que está en relación con los grupos en los que participa. Procura examinar el tipo de uso del poder en estos dos centros. ¿Hay un intento por tu parte de ejercer de alguna modo, indebidamente, un poder sobre los demás a nivel individual o a nivel de grupo? Porque es aquí donde pueden darse los desequilibrios que crearían dificultades en la entidad que experimenta libremente el flujo de energía a través de todos los centros inferiores mientras avanza hacia el centro del rayo índigo.

¿Hay alguna pregunta más sobre este tema, hermano?

Austin: No, gracias, Q’uo.

Q’uo: Te damos las gracias, hermano. ¿Hay alguna otra pregunta en este momento?

Austin: Tengo otra que nos envío nuestro amigo T, que nos escribe para decir que en el Capítulo 7 de Secrets of the UFO, Don describe cómo los ET grabaron su mensaje en el magnetófono de Puharich. Esto le llamó la atención a T, especialmente teniendo en cuenta todos los graves riesgos que, como él la describe, "Lady Carla" tuvo que soportar. Así que pregunta, ¿no sería “maravilloso y sin riesgo pedirle a la Confederación que, sencillamente, grabe sus mensajes en algún dispositivo de grabación?" Y luego pregunta cuáles son los pros y los contras de estos dos métodos, persona versus grabadora.

Q’uo: Soy Q’uo y estoy al tanto de tu consulta, hermano. Esta pregunta es interesante. Vemos que el tipo de grupo que recibe mensajes de supuestas fuentes extraterrestres, o los que reciben mensajes individuales, se basa en las cualidades del grupo o del individuo: su valor, su voluntad, su determinación de servir a los demás, y así sucesivamente. Hay algunas entidades, como el conocido como Andrija Puharich, que tienen amor por lo enigmático, amor por resolver lo que se formula simbólicamente y no se muestra, digamos, de manera normal. Esta entidad recibió información de fuentes que, digamos, no siempre eran de naturaleza positiva. Estos mensajes se recibieron de una manera tal que, digamos, ensalzaban las habilidades para resolver problemas del conocido como Andrija, pues se utilizó una grabadora. En otras ocasiones, se utilizaron otros dispositivos mecánicos con esta entidad. Sugerimos, para aquellas entidades orientadas positivamente, como el conocido como Andrija, y que tengan la capacidad de reflejar esta positividad en su aspecto más puro, que no hay máquina o tecnología más eficiente para la reproducción del contacto con los de orientación positiva que la mente humana. La mente humana, cuando ha sintonizado con sus más elevadas y mejores cualidades para transmitir información de manera estable, es muy superior a cualquier dispositivo mecánico.

¿Hay alguna pregunta más, hermano?

Austin: No, en relación a esto no. Gracias, Q’uo. Tenemos una más de T que escribe: “Querido Q’uo, Tal como aprendí de aquellos de Ra, en cada estrella/sol hay un Sagrado y Creativo Logos, al igual que hay un alma en el cuerpo. Si esto es así, desearía conocer el significado metafísico de tres clases de sistemas estelares. Son: el sistema de una sola estrella, el sistema estelar binario, y el sistema estelar múltiple. Una pregunta aparte de mi desbocada imaginación: Si nuestro sistema solar fuese desde sus inicios un sistema estelar binario, ¿ello supondría que el equilibrio entre el yin y el yang sería mucho mejor que en la actual situación?”

Q’uo: Soy Q’uo y estoy al tanto de tu consulta, hermano. Trataremos de transmitir nuestra respuesta a través de este instrumento lo mejor posible, ya que no está familiarizado, digamos, con el tipo de terminología que sería necesaria para transmitir esta información con claridad y precisión.

La naturaleza de los diversos Logoi dentro de la Creación Infinita es variada, digamos, porque todos tienen el libre albedrío que proporciona el medio por el cual el Único Creador puede conocerse a sí mismo de un modo más variado e intenso, porque verdaderamente esta es la razón de ser de la Creación. De este modo, hay varios Logoi que han elegido unir sus fuerzas con las de otros sobre lo que podríais llamar “una base experimental”, para comprobar si se pudieran darse experiencias más variadas e intensas facilitadas por la unión de dichas fuerzas.

Cada Logos tiene la capacidad de crear un sistema de entidades planetarias que le proporcionará medios adicionales para ofrecer al Creador experiencias que le permitirán conocerse a sí mismo más plenamente. La decisión de que haya dos o tres o más Logoi involucrados en tal experimento corresponde al libre albedrío de aquellos que comparten este deseo de unirse con otros de su clase para producir una experiencia bastante diferente de la que podría producirse por un solo Logos que lleve a cabo el experimento.

No podemos tratar de describir de qué modo los efectos de más de un Logos dentro de un sistema galáctico, o como lo llamáis, un sistema solar, podrían mejorar la experiencia del Creador por el Creador y todas las entidades bajo el cuidado de un Logos único, de un Logoi múltiple, o lo que fuere. Os pedimos disculpas por no poder ser más precisos en nuestras descripciones, pero para esa tarea disponemos de un lenguaje que no incluye las diversas características que sería necesario incluir para describir tales sistemas binarios o sistemas trinarios, digamos.

Hasta donde sabemos, el sub Logos que está en vuestro sol siempre ha ido solo en la expresión de su creación para el Único Creador.

Vemos que este instrumento está algo cansado y sugerimos concluir despidiéndonos de vosotros, como es nuestro deseo. Os agradecemos nuevamente, queridos amigos, por convocarnos a estar presentes esta tarde. Hemos disfrutado mucho de esta experiencia con vosotros. La luz que irradiáis, dentro y fuera, es de lo más brillante y está llena de la vibrante energía del amor, de la unidad, de la alegría, de las vivencias bien logradas y de las esperanzas y anhelos de servir a los demás en el futuro. Somos aquellos que conocéis como Q'uo. Os dejamos ahora, queridos amigos, como os hemos encontrado, en el amor y en la luz. Adonai vasu borragus.

 

[1] incandescente [adj]: Un término que significa "brillante” o “al rojo blanco", o, de manera similar, "de brillo intenso; brillante." La palabra aquí parece ser usada para describir una propiedad o cualidad de la oscuridad, o el caos dentro de la oscuridad. Aunque está bien utilizada en un sentido poético, es discutible si la palabra se utilizó correctamente o no en su relación con la oscuridad y/o el caos.

[2] por el momento [frase]: temporalmente

[3] “…los centros orientados negativamente.” Esta frase no quiere decir que los chakras inferiores están polarizados negativamente, como si fueran centros de la polaridad de servicio al yo, sino que estos centros funcionan como lo hace el polo negativo de un imán. El polo negativo atrae hacia sí. Estos centros inferiores atraen la energía y la experiencia al buscador. La energía de esos chakras puede usarse tanto para el servicio al yo como para el servicio a los demás.

  Skip Navigation Links

Copyright © 2017 L/L Research