Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 30 - 24 de febrero de 1981
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro II, Sesión 30

24 de febrero de 1981

Ra: Soy Ra. Os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: Voy a hacer una afirmación, que podéis corregir si no es correcta; es la siguiente: la creación es una unidad. Si existe una sola entidad, entonces el único concepto de servicio es el concepto del servicio al yo. Si esta entidad única se subdivide, nace el concepto de servicio de una a otra de sus partes. De ello surge la correspondencia entre el servicio al yo y el servicio al prójimo. Parece que a medida que el Logos se subdivide, las partes van seleccionando cada orientación. A medida que las entidades individualizadas emergen en el espacio/tiempo, supongo que desarrollan una polaridad, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Esta afirmación demuestra gran percepción y es correcta excepto en su última frase, pues precisamos que las polaridades comienzan a explorarse únicamente en el momento en que una entidad de tercera densidad reconoce la posibilidad de escoger entre el concepto o distorsión de servicio al yo o de servicio al prójimo. Esto marca el fin de lo que llamaríais la «conciencia sin el yo», o fase inocente de la toma de conciencia.

Interrogador: Gracias. ¿Podríais definir la mente, el cuerpo y el espíritu por separado?

Ra: Soy Ra. Todos estos términos describen de manera simplista un complejo de centros de energía; el cuerpo, como lo llamáis, es el material de la densidad que experimentáis en un espacio/tiempo o tiempo/espacio determinado; este complejo de materiales es aprovechable para las distorsiones de lo que llamaríais la manifestación física.

La mente es un complejo que refleja lo que afluye al espíritu y lo que emana del complejo corporal. Incluye lo que conocéis como sentimientos, emociones y razonamiento intelectual en sus complejidades más conscientes. Descendiendo más profundamente en el árbol de la mente podemos ver la intuición, que concierne a la naturaleza de la mente que está más en contacto o en consonancia con el complejo total de la cualidad de ser. Al descender a las raíces de la mente, hallamos la progresión de la conciencia que va pasando gradualmente de la memoria personal a la memoria racial, a los influjos cósmicos, y así se convierte en interruptor directo de esa lanzadera que llamamos el complejo espíritu.

Este complejo espiritual es el canal por el que los influjos universales, planetarios y personales pueden dirigirse a las raíces de la conciencia, y por el que la conciencia puede dirigirse a la puerta de acceso de la infinidad inteligente a través de la energía inteligente y equilibrada de cuerpo y mente.

Comprended con esta serie de afirmaciones concluyentes que mente, cuerpo y espíritu están inextricablemente entrelazados y no pueden sustentarse faltando alguno de ellos. Por eso hacemos referencia al complejo mente/cuerpo/espíritu, en lugar de tratar de abordarlos de manera separada, pues el trabajo, digamos, que lleváis a cabo durante vuestras experiencias se realiza mediante la interacción de estos tres componentes, y no mediante alguno de ellos.

Interrogador: Cuando sobreviene lo que llamamos muerte física, en esta densidad concreta y en esta experiencia particular de encarnación, perdemos este cuerpo químico. Inmediatamente después de la pérdida de este cuerpo químico, ¿mantenemos un cuerpo diferente; continúa existiendo un complejo mente/cuerpo/espíritu?

Ra: Soy Ra. Así es. El complejo mente/cuerpo/espíritu queda intacto; el complejo de cuerpo físico que asociáis con el término «cuerpo» no es más que una manifestación de un complejo corporal más denso, más inteligentemente formado y más poderoso.

Interrogador: ¿Se produce alguna pérdida para la mente o el espíritu tras esta transición que llamamos muerte, o algún deterioro de alguno de ellos debido a la pérdida de este cuerpo químico en que habitamos?

Ra: Soy Ra. En vuestros términos, se produce una gran pérdida del complejo mental debido al hecho de que gran parte de la actividad de naturaleza mental de la que sois conscientes durante la experiencia de esta continuidad de espacio/tiempo es una ilusión superficial, en la misma medida que lo es el complejo del cuerpo químico.

En otros términos, no se pierde nada verdaderamente importante; el carácter, o digamos, la distorsión pura de las emociones y tendencias o distorsiones y conocimientos, por así decir, se manifiesta por primera vez; en su mayor parte, estas emociones puras, estos conocimientos y tendencias/distorsiones son ignorados o subestimados durante la experiencia de la vida física.

En el ámbito espiritual, este canal queda entonces muy abierto, dada la ausencia de la necesidad de olvidar, característica de la tercera densidad.

Interrogador: Quisiera saber cómo se origina el complejo mente/cuerpo/espíritu, remontándonos para ello cuanto sea necesario. ¿Es un proceso por el que el espíritu forma la mente, y la mente el cuerpo? ¿Podéis explicarlo?

Ra: Soy Ra. Os pedimos que consideréis que estáis tratando de hacer un seguimiento de la evolución. Esta evolución es en primer lugar, como hemos descrito anteriormente, de la conciencia en primera densidad; sin movimiento, un hecho aleatorio. Que podáis o no darle el nombre de «complejo mental» o «corporal» es un problema semántico. Nosotros lo llamamos «complejo mente/cuerpo», reconociendo siempre que en la partícula más simple de ese complejo existe en su totalidad el infinito Creador; posteriormente, ese complejo mente/cuerpo descubre en segunda densidad el crecimiento y la aspiración hacia la luz, despertando así lo que llamaríais el complejo espíritu, que intensifica la espiral ascendente hacia el amor y la luz del infinito Creador.

La suma de ese complejo espiritual, aunque aparente antes que real, pues existe potencialmente desde el comienzo del espacio/tiempo, se perfecciona por la entrada en tercera densidad, cuando el complejo mente/cuerpo/espíritu llega a ser consciente de la posibilidad de servicio al yo o al prójimo; entonces se activa el complejo mente/cuerpo/espíritu.

Interrogador: Gracias. No deseo tratar temas que ya hemos visto antes, pero a veces es útil volver a formular estos conceptos en aras de una mayor claridad, ya que las palabras son un recurso insuficiente para nuestra labor.

Solo por mencionarlo, me preguntaba si, como tengo entendido, en el mismo espacio/tiempo coexistieron sobre este planeta, en el curso de la segunda densidad, entidades bípedas y lo que llamamos dinosaurios, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Estos dos tipos de entidades parecían ser totalmente incompatibles, por decir así. ¿Podríais indicar la razón de su coexistencia en el mismo espacio/tiempo?

Ra: Soy Ra. Considerad los mecanismos del libre albedrío aplicados a la evolución. Hay caminos que sigue el complejo mente/cuerpo para sobrevivir, reproducirse y buscar a su manera lo que inconscientemente es percibido como el potencial de crecimiento; estos dos ámbitos o caminos de desarrollo son dos entre muchos otros.

Interrogador: En segunda densidad es donde se origina el concepto de reproducción sexual, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: ¿Podéis indicar la filosofía que hay tras este método de reproducción del complejo corporal?

Ra: Soy Ra. En la segunda densidad se establece la estructura básica para el trabajo de tercera densidad. De ese modo, puede considerarse que el mecanismo básico de la reproducción se subordina a un inmenso potencial en tercera densidad para el servicio al prójimo y al yo, no solo por las funciones de transferencia de energía, sino también por los diversos servicios llevados a cabo en el estrecho contacto de aquellos que se ven, digamos, atraídos magnéticamente entre sí; de esa forma, estas entidades tienen oportunidades para muchos tipos de servicio que no estarían disponibles a la entidad independiente.

Interrogador: ¿La razón fundamental para ello fue incrementar la oportunidad de la experiencia del Creador único?

Ra: Soy Ra. Eso no es solo correcto, sino que es la clave para lo que ocurre en todas las densidades.

Interrogador: ¿El proceso de reproducción sexual o la filosofía que subyace en ella desempeña un papel en el crecimiento espiritual de las entidades de segunda densidad?

Ra: Soy Ra. En casos aislados es así, debido a percepciones eficientes por parte de las entidades o las especies pero, en su mayor parte, no es ni remotamente el caso en segunda densidad, pues los potenciales espirituales son los de tercera densidad.

Interrogador: Gracias. ¿Podéis proporcionar una breve historia de los principios metafísicos del desarrollo de cada uno de los planetas que orbitan alrededor de nuestro sol; su función respecto a la evolución de los seres?

Ra: Soy Ra. Os proporcionaremos una descripción metafísica solo de aquellos planetas sobre los que los complejos individuales mente/cuerpo/espíritu han sido, son, o serán experimentados. Podéis comprender que las otras esferas forman parte del Logos.

Comencemos por el planeta que conocéis como Venus. Esta esfera planetaria tuvo una evolución rápida. Es nuestro planeta nativo, y la rapidez del avance de los complejos mente/cuerpo/espíritu sobre su superficie se debió a una interacción armoniosa.

En cuanto a la entidad que conocéis como Marte, como ya se ha dicho, detuvo su avance en mitad de su tercera densidad, siendo así incapaz de continuar su progresión debido a la falta de condiciones aptas para la supervivencia en su superficie. Este planeta experimentará un proceso de sanación durante un periodo de miles de años de vuestro espacio/tiempo.

El planeta que habitáis tiene una historia metafísica que conocéis bien, y podéis hacer las preguntas al respecto que consideréis oportunas; no obstante, ya hemos hablado suficientemente sobre ese tema.

El planeta que conocéis como Saturno tiene una gran afinidad con la inteligencia infinita, y por ello ha sido habitado en sus campos magnéticos de tiempo/espacio por los que desean proteger vuestro sistema.

La entidad planetaria que conocéis como Urano está avanzando lentamente a través de la primera densidad y tiene el potencial de progresar a través de todas las densidades.

Interrogador: Gracias. Ayer afirmasteis que gran parte de este sistema galáctico principal permanece espiritualmente como parte del Logos. ¿Queréis decir que cerca del centro de este sistema galáctico principal las estrellas carecen de sistemas planetarios?

Ra: Soy Ra. No es correcto. El Logos se ha repartido en todo vuestro sistema galáctico. Sin embargo, la continuidad de tiempo/espacio de algunos de vuestros sistemas solares más centrales está mucho más avanzada.

Interrogador: Entonces, ¿podría afirmarse que, en general, a medida que nos aproximamos al centro de este sistema principal existe una mayor densidad o calidad espiritual?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última pregunta extensa de la sesión, pues este instrumento se encuentra algo incómodo y no deseamos agotarlo.

La densidad o masa espiritual de los más cercanos al centro de vuestra galaxia es conocida. Sin embargo, esto se debe, sencillamente, a la variación de estados intemporales durante los cuales las esferas planetarias pueden aglomerarse, produciéndose este proceso de inicio de espacio/tiempo más pronto, digamos, a medida que os aproximáis al centro de la espiral galáctica.

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo, o para mejorar el contacto?

Ra: El contacto es adecuado y el instrumento está bien equilibrado, aunque experimenta ciertas dificultades por una distorsión que llamaríais «espasmo muscular», lo que produce cierta incomodidad en la posición de inmovilidad; por tanto, vamos a dejarlo.

Soy Ra. Estáis haciendo bien vuestro trabajo, amigos. Os dejo en el amor y la luz del infinito Creador. Id, pues, y regocijaros en el poder y la paz del Creador. Adonai.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1981 - Español La Ley del Uno, Libro II, Sesión 30 - 24 de febrero de 1981

Copyright © 2017 L/L Research