Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 95 - 2 de septiembre de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 95

2 de septiembre de 1982

Ra: Soy Ra. Amigos, os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Se mantiene como se ha indicado anteriormente.

Interrogador: Gracias. ¿Cuál es la situación respecto a nuestro compañero de quinta densidad negativa?

Ra: Soy Ra. La entidad mencionada ha escogido diversos medios de proseguir su servicio y, aunque cada uno de ellos es eficaz en sí mismo, ninguno consigue debilitar la dedicación al servicio al prójimo o la apreciación de la interacción armoniosa. Por lo tanto, la entidad, aunque no descansa, ha quedado algo despolarizada en general.

Interrogador: Parece haber una probabilidad sumamente elevada de que nos traslademos desde este lugar a otra ubicación. Si nos vamos de este lugar y dejamos de utilizar esta estancia para las sesiones con Ra, ¿hay algún ritual mágico apropiado para cerrar este lugar de trabajo, o algo que debamos hacer antes de dejar este lugar concreto?

Ra: Soy Ra. Sería conveniente eliminar de esta estancia en concreto y, en menor medida, de la residencia, la carga de lo que podría denominarse una «distorsión hacia la sacralización». Para eliminar esa carga es útil, o bien que apuntéis en un papel vuestro propio procedimiento y lo sigáis, o bien que utilicéis rituales ya existentes para la desconsagración de un lugar sagrado, como puede ser una de vuestras iglesias.

Interrogador: Gracias. Naturalmente, la nueva estancia que hemos escogido para estos trabajos se limpiará escrupulosamente, y las superficies estropeadas se repararán. Utilizaremos también el Ritual del Pentagrama Menor antes de comenzar el trabajo. ¿Hay algo más que Ra pueda sugerir? También quisiera saber si hay algún consejo respecto al lugar concreto que hemos escogido para nuestra nueva ubicación.

Ra: Soy Ra. Examinamos las configuraciones de la memoria reciente del interrogador. En primer lugar, se han producido interacciones en ese lugar que no han sido del todo armoniosas. La dinámica de esa interacción ha sido lo bastante potente como para atraer a una forma-pensamiento inferior. Por lo tanto, sugerimos que se lleve a cabo el ritual de la sal y la limpieza mediante el agua bendita en todas las ventanas y los umbrales que dan acceso al interior del domicilio o a toda dependencia exterior que forme parte de él.

Por otra parte, sugerimos que se dejen colgados dientes de ajos cortados en la parte de la estancia que ha acomodado a aquellos cuyo gozo se ha transformado en una emoción más sombría; debéis centraros en la zona que llamáis el minibar, y también en la estancia destinada al descanso, contigua a la cocina. Las palabras apropiadas para despedir a los seres del bajo astral se pronunciarán cuando se dejen colgados los dientes de ajo por un periodo de alrededor de 36 de vuestras horas. Creemos que esto equivale a dos de vuestros periodos nocturnos y a uno de vuestros periodos diurnos. Ese procedimiento debería limpiar la casa para volverla a encontrar neutra en sus vibraciones de armonía, amor y gratitud, que este grupo ofrecerá al domicilio a medida que prosigue la experiencia de la encarnación.

Interrogador: Supongo que debemos preparar el agua bendita de la misma forma que preparamos el agua que bebe el instrumento después de cada sesión de trabajo, y después limpiar las puertas y las ventanas con ese agua. Sin duda, tendremos que hacerlo con un cubo. Quisiera saber si esto es correcto, y cómo debemos emplear exactamente la sal en las puertas y ventanas.

Ra: Soy Ra. En primer lugar, podéis bendecir el agua vosotros mismos, o bien podéis pedir agua bendita en cualquier lugar bendecido; esto es, bendecido por la intención. En segundo lugar, el agua será cuidadosamente salpicada con los dedos a lo largo de los alféizares y umbrales a medida que se abran puertas y ventanas. En tercer lugar, antes de proceder a rociar con este agua bendita de limpieza, se habrá dejado una estela de sal a lo largo de umbrales y alféizares en forma de línea, y de nuevo se dejará en esa disposición por un plazo de 36 a 48 horas. Seguidamente, una escoba que no haya sido utilizada antes podrá barrer ritualmente la sal de cada alféizar y umbral, y en cada barrido llevará consigo las vibraciones menos afortunadas de la morada, que pueden hallar difícil la coexistencia con el grupo.

Interrogador: Supongo que queréis decir que debemos colocar la sal sobre los alféizares y los umbrales de accesos exteriores, y no en el interior de la casa, ¿es correcto?

Ra: Soy Ra. Así es. No podemos expresar la naturaleza de la sal, el agua y el ajo con claridad suficiente para informaros de la eficacia con que la sal absorbe las vibraciones que han sido invitadas a entrar en ella, cuando esa sal ha recibido el agua. No podemos expresar plenamente la naturaleza mágica de vuestra agua, ni la semejanza y la atracción del ajo cortado para las formas astrales inferiores. La atracción es negativa, y ninguna forma del bajo astral de servicio al yo aceptará coexistir con el ajo cortado.

Por lo tanto, ofrecemos estas sugerencias. Solicitamos también, encarecidamente, que se limpie la escoba y que se queme el ajo. Que la escoba no haya sido utilizada antes es muy efectivo.

Interrogador: Veamos si planteo correctamente el escenario (daré mi versión): debemos colgar ajo recién cortado en la zona del minibar y en la habitación contigua a la cocina. Debemos poner sal en todos los alféizares de las ventanas y umbrales de las puertas exteriores, y a continuación salpicar agua bendita con nuestros dedos sobre los lugares donde se ha colocado la sal. A continuación, debemos pronunciar las palabras adecuadas para despedir a los seres del bajo astral. No estoy seguro de qué palabras son. ¿Podría Ra comentar lo que acabo de decir?

Ra: Soy Ra. Lo que habéis captado de nuestras sugerencias es correcto. Señalamos que la sal debe extenderse formando una línea recta, sin interrupción. Existen diversas palabras rituales de bendición y de despido de entidades como las que queréis hacer marchar. Podemos sugerir las palabras siguientes:

Cuando se esparza la sal, podéis repetir: «Alabamos al Creador único que dio a la sal la capacidad de permitir a estos amigos, a los que deseamos despedir, hallar un nuevo hogar».

Mientras se salpica el agua, podéis decir: «Damos gracias al Creador por el don del agua. Sobre ella, el Creador extiende Su mano y permite que se haga Su voluntad».

Cuando se cuelgue el ajo cortado pueden pronunciarse las palabras: «Alabamos al Creador por el don del ajo, y bendecimos su capacidad de ofrecer a estos amigos a los que deseamos despedir la flecha cuya punta les muestra el camino de salida».

Después de barrer, podéis decir: «Alabamos al Creador y le damos gracias por la limpieza espiritual de este lugar que habitamos».

Mientras se quema el ajo, podéis decir «Damos gracias al Creador por el don de la limpieza espiritual de nuestra morada, y sellamos la partida de todos los que han partido por esta salida mediante esta sustancia que se consume».

Interrogador: ¿Hay algún lugar más apropiado que otro donde colgar el ajo en la estancia; por ejemplo sobre las ventanas? Sé que se supone que debe colgarse en la zona del bar, pero me refería ahora a la habitación. ¿Hay algún lugar más indicado que otro?

Ra: Soy Ra. Las ventanas y las puertas de paso son las más indicadas y, además, sugerimos que se eche la sal y se rocíe el agua sobre cualquier puerta que dé al exterior de la habitación, para que las entidades entiendan que no se desea su presencia en el interior.

Interrogador: Entiendo que el ajo debe utilizarse en la zona del bar y de la habitación cercana a la cocina, que tiene una salida al techado para el coche. Si no me equivoco, son los únicos dos lugares donde hace falta utilizarlo, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es.

Interrogador: Quisiéramos escoger la estancia más adecuada para santificar el contacto con Ra. ¿Hay alguna habitación que sea más apropiada?

Ra: Soy Ra. Cuando hayáis terminado vuestro trabajo, la habitación será como una morada virgen en el sentido mágico. Podéis escoger la parte de la estancia que os parezca apropiada y, una vez escogida, podéis iniciar la misma preparación que llevasteis a cabo aquí.

Interrogador: Supongo que el nuevo lugar escogido cumple los parámetros que permiten el mejor contacto con Ra en el exterior de la casa, y quisiera preguntar si hay alguna sugerencia al respecto.

Ra: Soy Ra. La morada parece rodeada de árboles y campos de vuestro entorno, lo cual es aceptable. Sugerimos el principio general de preparar cada parte de vuestro entorno como mejor convenga a cada uno de los miembros del grupo, con la belleza que cada uno de vosotros considere adecuada. Hay una gran bendición en la jardinería y en el cuidado de los alrededores, pues cuando esto se lleva a cabo en el amor por la creación las flores, las plantas y los pequeños animales de segunda densidad son conscientes de ese servicio y lo devuelven a su vez.

Interrogador: En un extremo de la casa hay cuatro casillas de establo que han sido ocupadas por caballos. ¿Estaría indicado o sería necesario modificar de alguna forma el estado de esa zona, aunque se encuentre fuera de la residencia?

Ra: Soy Ra. No hay ninguna energía negativa indeseable almacenada en esa zona. Por lo tanto, es aceptable, siempre que se limpie físicamente.

Interrogador: ¿Hay algún otro comentario que tenga que hacer Ra sobre nuestra nueva ubicación?

Ra: Soy Ra. Agradecemos que nos hayáis hecho estas preguntas, pues ha habido una concentración de patrones negativos de pensamiento al norte, a 10° norte, a una distancia de aproximadamente 42 metros, extendiéndose a partir de ahí en las cuatro direcciones, en forma rectangular aunque irregular.

Os pedimos que el ajo se cuelgue a unos 18-20 metros del extremo más alejado de esta zona que se encuentra a unos 52 metros de la habitación en una orientación norte, a 10° norte. Sugerimos que el ajo se cuelgue en un embudo, de forma que las energías sean atraídas hacia la parte estrecha o sur del embudo y salgan despedidas hacia el norte y lejos de la habitación. El procedimiento para colgar el ajo pondrá a prueba vuestro ingenio, pero hay muchas formas de hacerlo, y es bueno que así sea.

Interrogador: Estoy imaginando un embudo de cartón de aproximadamente un metro de largo, y un pequeño cartón, con la misma configuración, colocado en el interior de este embudo, y el ajo colocado entre las dos superficies de cartón, de modo que él mismo forme parte del embudo y se mantenga en su lugar por los dos conos de cartón. El extremo más estrecho del cono se dirigirá hacia la casa, y el extremo más ancho se alejará de la casa.

También quisiera asegurarme de la posición precisa de la que hablamos. Si tomo un punto concreto de la casa, como la puerta de entrada, supongo que la salida del embudo apuntará en dirección a la carretera que conduce fuera de la propiedad. Sería útil tener la medida precisa desde el pomo de la puerta hasta el centro de la zona de negatividad de la que hablamos. ¿Puede comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. Estábamos aplicando estas pautas desde el otro lado de la habitación. No obstante, la distancia exacta no es tan importante, dada la naturaleza general de las partidas astrales. La dirección aproximada sería entre 5º y 10° al este, del norte. No es indispensable una precisión absoluta. La métrica es aproximadamente la que se ha proporcionado. En cuanto al ajo colgado, debe poder balancearse al viento. Por lo tanto, la estructura que habéis imaginado no llega a ser óptima. Podríamos sugerir que se colgara entre dos postes colocados a cada lado del embudo que contiene las cabezas de ajo suspendidas.

Interrogador: ¿Una estructura metálica, como una red de alambre que forme una pequeña malla (con orificios de unos dos centímetros y medio) o algo similar y dispuesto en forma de cono, con el ajo sujeto al cono, cuyo extremo más estrecho esté dirigido hacia la casa, y el otro extremo más abierto alejado de la casa y sujeto entre los dos postes sería adecuada?

Ra: Soy Ra. Es adecuada. En ese caso, podéis observar que el centro de negatividad es el descrito, pero que habrá una limpieza general de la vivienda y de su terreno por este medio. Algo que podríais hacer para mejorar la eficacia de la limpieza del entorno sería caminar todo su perímetro manteniendo en la mano el diente de ajo cortado, meciéndolo al viento. No es necesario pronunciar palabras, a menos que cada uno desee pronunciar, en silencio o verbalmente, las palabras descritas antes para el ajo.

Interrogador: ¿Hay algo más que podamos hacer para preparar este nuevo lugar y que Ra pudiera mencionar en este momento?

Ra: Soy Ra. No hay otras sugerencias específicas para el lugar concreto al que pensáis ir. En general, la limpieza es muy útil. Desembarazar el complejo mental de esos pensamientos que no sean armoniosos es sumamente útil, y las prácticas que aumentan la fe y la voluntad para que el espíritu pueda llevar a cabo su trabajo son muy provechosas.

Interrogador: Tras la puesta en práctica de las sugerencias relativas a la limpieza de la propiedad, ¿prevé Ra que nuestro contacto será tan eficaz allí como lo es en este lugar particular?

Ra: Soy Ra. Todos los lugares en los que este grupo esté en amor y gratitud son aceptables para nosotros.

Interrogador: Gracias. Se ha planteado una pregunta que quisiera hacer en esta sesión. Para procesar el catalizador de los sueños, ¿existe un lenguaje universal de la mente inconsciente que pueda emplearse para interpretar los sueños, o cada entidad tiene un lenguaje único en su propia mente inconsciente que puede emplear para interpretar su significado?

Ra: Soy Ra. Existe lo que podría llamarse un «vocabulario parcial» de los sueños, dada la herencia común de todos los complejos mente/cuerpo/espíritu. Ahora bien, debido a las experiencias de encarnación únicas de cada entidad, a medida que se adquiere experiencia existe una superposición que ocupa una proporción cada vez mayor del vocabulario onírico.

Interrogador: Gracias. En la última sesión, cuando hablabais del hombre inmaduro que conoce a una mujer inmadura, habéis indicado que la información intercambiada no tiene nada que ver con lo que ocurre en realidad, debido al velo. ¿Podríais dar un ejemplo de un intercambio de información que tuviera lugar antes del velo, en ese mismo caso?

Ra: Soy Ra. En un caso similar; es decir, en una excitación sexual aleatoria del rayo rojo, activo tanto en el hombre como en la mujer, la comunicación hubiera sido con mucha mayor probabilidad acerca de la satisfacción de ese impulso sexual del rayo rojo. Cuando esto hubiera ocurrido, podría intercambiarse otra información con una percepción clara, como por ejemplo los nombres. Cabe señalar que el catalizador que puede procesarse por la experiencia anterior al velo es insignificante en comparación con el catalizador al alcance del hombre y de la mujer que se encuentran en la profunda confusión creada tras el velo. La confusión que ofrece esta situación, por simple que sea, es representativa de la eficacia de la ampliación de los procesos catalíticos sobrevenida tras la implantación del velo.

Interrogador: Para las condiciones del encuentro tras la implantación del velo, cada una de las entidades escogerá, en función de sus preferencias anteriores o carta Cuatro, la experiencia y la forma en que desea tratar la situación con respecto a la polaridad, y por tanto producirá nuevos catalizadores para ella misma a lo largo del camino de polarización que haya escogido. ¿Puede comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. La afirmación es correcta.

Interrogador: En la última sesión, a propósito de la carta número Cuatro, estuvimos hablando sobre la forma del faldón de la figura que representa el arquetipo de la Experiencia de la Mente, y se nos ha ocurrido que se extiende hacia la izquierda para indicar que el prójimo no será capaz de acercarse a esta entidad si ella ha escogido el camino de la izquierda; habría una mayor separación con los demás, mientras que si ha escogido el camino de la derecha habrá mucha menos separación. ¿Puede comentar Ra esa observación?

Ra: Soy Ra. El estudiante es perceptivo.

Interrogador: Y parece que el cubo sobre el que se sienta la entidad, que es casi totalmente negro, representa la ilusión material, y el gato blanco custodia el camino de la derecha, que ahora está separado en experiencia del de la izquierda. ¿Puede Ra comentar esa observación?

Ra: Soy Ra. Estudiante, casi ves lo que se pretendía mostrar. Sin embargo, las polaridades no necesitan guardianes. ¿Qué es entonces, estudiante, lo que debe custodiarse?

Interrogador: Lo que quería decir es que la entidad es custodiada a lo largo del camino de la derecha, una vez que ha escogido ese camino, ante los efectos de polaridad negativa de la ilusión material. ¿Puede comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. Es una percepción precisa de nuestra intención, estudiante. Podemos observar también que el gran gato custodia en proporción directa a la pureza de las manifestaciones de la intención y a la pureza del trabajo interior realizado a lo largo de ese camino.

Interrogador: De todo ello interpreto lo siguiente: si la Experiencia de la Mente ha escogido el camino de la derecha con suficiente resolución, y puesto que la pureza total está cerca cuando se ha escogido ese camino, entonces se halla también cerca la impermeabilidad total en cuanto a los efectos de los catalizadores del camino de la izquierda, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Esa interpretación es finamente perspicaz. Ciertamente, el buscador que haya escogido con pureza el camino del servicio al prójimo no tendrá experiencias divergentes de encarnación aparente. En vuestra ilusión no existe un refugio exterior contra las borrascas, las ráfagas y los temporales del catalizador que sobreviene rápida y cruelmente.

Sin embargo, para los puros, todo lo que encuentran habla del amor y de la luz del infinito Creador. El golpe más cruel es visto en un entorno de retos que se ofrecen y de oportunidades que están por venir. Así pues, una gran intensidad de luz se mantiene en lo más alto, por lo que pudiera verse que todas las interpretaciones están protegidas por la luz.

Interrogador: A menudo, me pregunto por la acción de los catalizadores aleatorios y programados respecto a la entidad que está fuertemente polarizada, ya sea positiva o negativamente. ¿Se liberaría cualquiera de estas polaridades en gran medida de catalizadores aleatorios (como grandes catástrofes naturales, guerras u otras cosas similares, que generan gran número de catalizadores aleatorios en la proximidad física de una entidad fuertemente polarizada)? ¿Este gran gato tiene entonces un efecto sobre los catalizadores aleatorios que afectan al camino de la derecha?

Ra: Soy Ra. Es así en dos circunstancias. La primera, si se ha hecho la elección anterior a la encarnación de, por ejemplo, no dedicar su vida al servicio del grupo cultural, los acontecimientos sobrevendrán de forma protectora. En segundo lugar, si una entidad es capaz de morar completamente en la unidad, el único mal que puede sobrevenirle es el cambio del vehículo exterior del rayo amarillo por el vehículo del complejo mente/cuerpo/espíritu más lleno de luz, por el proceso de la muerte. Cualquier otro sufrimiento y dolor no significa nada para una entidad así.

Podemos señalar que esta perfecta configuración de los complejos mental, corporal y espiritual es sumamente rara mientras se ocupa el vehículo físico de tercera densidad.

Interrogador: ¿Debo entender, entonces, que no existe ninguna protección si la Experiencia de la Mente ha escogido el camino de la izquierda y lo recorre? Todo catalizador aleatorio puede afectar a la entidad de polaridad negativa en función de la naturaleza estadística de dicho catalizador aleatorio, ¿es así?

Ra: Soy Ra. Así es. Podéis observar que algunos de entre vosotros, en esta confluencia de espacio/tiempo, buscan lugares para la supervivencia. Ello se debe a la falta de protección cuando se invoca el servicio al yo.

Interrogador: El hecho de que las piernas de la figura de la carta número Cuatro se encuentren posiblemente en ángulo recto se ha relacionado con el teseracto, [1] mencionado por Ra en una sesión anterior como la dirección de la transformación desde el espacio/tiempo al tiempo/espacio, y he pensado que ello podría también guardar relación con la cruz ansada. ¿Es correcta mi observación?

Ra: Soy Ra. Esta va a ser la última cuestión que se aborde en esta sesión de trabajo, pues la energía transferida se desvanece. La observación de los ángulos rectos y su significación en la transformación es muy perspicaz, estudiante. Cada una de las imágenes que conduce a las Transformaciones de Mente, Cuerpo y Espíritu y, en último lugar, a la gran Elección transformadora, tiene una intensidad creciente en la mayor articulación del concepto; es decir, que cada imagen en la que encontráis este ángulo puede verse de forma creciente como una voz de oportunidad cada vez más estridente que invita a utilizar cada uno de los recursos (que pueden ser las experiencias tales como las observáis o bien otras imágenes) para la gran obra del adepto hacia la transformación, que se construye valiéndose de la generosa lanzadera del espíritu a la infinidad inteligente. Os rogamos que planteéis preguntas breves en este espacio/tiempo.

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Observamos un pequeño empeoramiento de las distorsiones dorsales, debido a la naturaleza inicial del uso de la corriente de agua. Las dificultades se han acentuado físicamente, pues la corriente de agua comienza a favorecer a la musculatura que rodea el nexo de distorsiones. Animamos a que se siga con la aplicación de las corrientes de agua, y observamos también que la inmersión completa en ellas es más eficaz que la técnica empleada actualmente.

Os pedimos que el grupo de apoyo trate de ayudar al instrumento a que recuerde que tiene que mantener las energías físicas y no gastarlas en movimientos asociados con la preparación del embalaje, como llamáis a esa actividad, ni en desplazamientos entre distintos lugares geográficos de vuestra esfera.

Los ajustes son excelentes. Todo está bien.

Os dejamos en la gloria del amor y la luz del infinito Creador. Id pues, y regocijaros en la omnipotente paz del infinito Creador. Adonai.

 

[1] teseracto: en matemáticas especulativas, un cubo que ha desarrollado al menos una dimensión adicional.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 95 - 2 de septiembre de 1982

Copyright © 2017 L/L Research