Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 100 - 29 de noviembre de 1982
Skip Navigation Links
L/L Research
Home
Library
Are you a wanderer?
About Us
Carla’s Niche
Podcast
Online Course
Search
E-mail L/L
Copyright Policy
Recent Updates

Now on Bring4th.org

Bring4th.org

Forums

Online Store

Seeker Connector

Gaia Meditation

Subscriptions

Links

Donate/Volunteer

Join Us

Facebook

Twitter

Tumblr

Instagram


Biblioteca

Transcripciones de L/L Research

ACERCA DEL CONTENIDO DE ESTA TRANSCRIPCIÓN: Esta canalización telepática sintonizada se publicó originariamente como La ley del Uno, Libros I a V, por Don Elkins, James Allen McCarty y Carla L. Rueckert. Se facilita con la esperanza de que pueda serle útil. Al igual que las entidades de la Confederación siempre reiteran, le rogamos que aplique su juicio y su propio criterio al evaluar este material. Si algo le parece convincente, acéptelo; de lo contrario, descártelo, pues ni los miembros de la Confederación ni nosotros mismos desearíamos ser un escollo en el camino de nadie. (Traducción al español realizada por Pilar Royo.)

La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 100

29 de noviembre de 1982

Ra: Soy Ra. Amigos, os recibo en el amor y la luz del infinito Creador. Estamos en comunicación con vosotros.

Interrogador: En primer lugar, ¿podéis indicar cuál es el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. Continúa como se ha indicado anteriormente, con la excepción de la distorsión de energía vital, que se inclina más hacia la fuerza/debilidad que la última vez que preguntasteis.

Interrogador: Gracias. Para continuar con el tarot, quisiera hacer una observación adicional respecto a la carta número Seis, que representa una figura masculina con los brazos cruzados. Si la mujer que está a su derecha tira de su mano izquierda, giraría todo el cuerpo del hombre, y lo mismo ocurre con la mujer de su izquierda que tira de la mano derecha del hombre desde el otro lado. Esa es mi interpretación de lo que significa el cruce de brazos. La transformación, entonces, ocurre por la acción de tirar de la entidad, lo que la haría girar hacia el camino de la izquierda o el de la derecha. ¿Podría Ra comentar esta observación?

Ra: Soy Ra. Vamos a comentarla. El concepto de atracción hacia la polaridad mental puede examinarse perfectamente a la luz de la información que el estudiante ha acopiado ya respecto a la naturaleza del consciente, ilustrado por la figura masculina, y del inconsciente, ilustrado por la figura femenina. De hecho, la mente profunda, tanto la prostituida como la virginal, invitan y esperan a ser alcanzadas.

En esta imagen de la Transformación de la Mente, cada una de las mujeres señala el camino que tomaría, pero no es capaz de avanzar, ni tampoco se esfuerzan por hacerlo. Están en reposo. La entidad consciente sujeta a las dos y se volverá a un lado u otro, o quizá irá hacia atrás o hacia adelante, balanceándose primero hacia un camino u otro, sin alcanzar la transformación. Para que ocurra la Transformación de la Mente, debe abandonarse un principio que gobierna el uso de la mente profunda.

Cabe señalar que la forma triangular formada por los hombros y los codos cruzados de la conciencia es una forma que se asocia con la transformación. De hecho, podéis ver que esa forma se reproduce dos veces más en la imagen, cada eco tiene su propia riqueza que añadir al impacto de este complejo de conceptos.

Interrogador: Gracias. Probablemente volvamos a ocuparnos de esta carta en la próxima sesión con más observaciones, después de recapacitar sobre los comentarios de Ra. Para aprovechar mejor el tiempo de que disponemos hoy, voy a hacer algunas observaciones respecto a la carta número Siete.

En primer lugar, se ha retirado el velo entre la mente consciente y la inconsciente. Supongo que el velo es la cortina superior, que está levantada. Aunque ese velo se haya alzado, la percepción de la infinidad inteligente sigue distorsionada por las creencias y los medios de indagación del buscador. ¿Puede Ra comentarlo?

Ra: Soy Ra. Cuando se observa el velo de la imagen del Gran Camino de la Mente, puede ser útil trasladarlo a los conceptos partiendo del marco del entorno. El Gran Camino de la Mente, del Cuerpo o del Espíritu está destinado a definir el medio en que se situará el trabajo de mente, cuerpo o espíritu.

Por ello, el velo aparece alzado hasta cierto punto pero sigue ahí, pues el trabajo de la mente y su transformación implica el levantamiento progresivo del gran velo entre la mente consciente y la mente profunda. El éxito total de ese intento no es propiamente parte del trabajo de tercera densidad y, más especialmente, de los procesos mentales de tercera densidad.

Interrogador: El hecho de que el velo se alce más del lado derecho indica que el adepto que escoge la polaridad positiva lo atraviesa con mayor facilidad. ¿Podría Ra comentar este punto?

Ra: Soy Ra. Es cierto, siempre que quien plantea las preguntas hable de un éxito potencial. En efecto, vuestra experiencia de tercera densidad está distorsionada o sesgada para favorecer a la orientación positiva respecto a la negativa.

Interrogador: Creo también que, puesto que Ra ha dicho en la última sesión que la limitación del punto de vista es la fuente de toda distorsión [1], la misma naturaleza de las distorsiones de servicio al yo que crean el camino de la izquierda está en función del velo. Por lo tanto, podríamos decir que son dependientes, en cierta medida, de una presencia permanente y al menos parcial del velo. ¿Tiene sentido lo que digo?

Ra: Soy Ra. Hay un hilo de lógica en esa suposición.

Ambas polaridades están sujetas a un punto de vista limitado. Sin embargo, la polaridad negativa se supedita más profundamente a la separación ilusoria entre el yo y el resto de complejos mente/cuerpo/espíritu. La polaridad positiva trata de percibir al Creador en cada complejo mente/cuerpo/espíritu a través de la ilusión, pero en su mayor parte atañe a comportamientos y pensamientos dirigidos hacia el prójimo a fin de servir. Esa actitud, en sí misma, rebosa de todo lo que constituye vuestra ilusión de tercera densidad.

Interrogador: Creemos que la corona de tres estrellas representaría el equilibrio de mente, cuerpo y espíritu. ¿Es de alguna manera correcto?

Ra: Soy Ra. Ese elemento es de origen astrológico, y la interpretación que habéis dado es algo confusa. En esta imagen abordamos el entorno de la mente. Quizá sea apropiado liberar esa corona de estrellas de sus limitaciones.

Interrogador: Las pequeñas entidades en blanco y negro (o rojo) han cambiado, de manera que ahora se representan como esfinges, y suponemos que eso significa que se ha dominado el catalizador. Supongo también que actúan como la fuerza que impulsa el carro representado, y ese dominio permite a la mente en transformación tornarse móvil, en contraste con su inmovilidad anterior, atrapada como estaba en la ilusión. ¿Puede comentarlo Ra?

Ra: Soy Ra. En primer lugar, pedimos al estudiante que considere el Gran Camino no como la culminación de una serie de siete actividades o funciones, sino como una imagen mucho más claramente definida del entorno en que operarán la mente, el cuerpo o el espíritu. Por esa razón, las criaturas culturalmente conocidas como esfinges no indican la maestría sobre el catalizador.

La segunda suposición, la de ver a las criaturas como impulsoras del carro de la mente, tiene mucho más mérito. Podéis relacionar el concepto del tiempo con la imagen de la esfinge. El complejo mental/emocional madura, avanza y se transforma con el tiempo.

Interrogador: He ahí la señal de los cuarenta y cinco minutos. ¿Recomienda Ra poner fin a esta Sesión, teniendo en cuenta el estado del instrumento?

Ra: Soy Ra. La información relativa a esta pregunta ya se ha proporcionado anteriormente. La decisión de poner fin a la sesión, como lo llamáis, corresponde únicamente a quien plantea las preguntas, hasta el punto en que percibamos que el instrumento comience a recurrir a sus recursos vitales por ausencia de energía, ya sea propia o transferida. El instrumento continúa receptivo, como siempre.

Interrogador: En ese caso, voy a hacer una pregunta más, relativa a la espada y al cetro. Parece que la espada representaría el poder del adepto negativo para controlar al prójimo, y el cetro indicaría el poder del adepto positivo para operar en la unidad de mente, cuerpo y espíritu. Sin embargo, creo que deberían estar precisamente en las manos opuestas. ¿Puede comentar Ra estas observaciones?

Ra: Soy Ra. Esos símbolos son de origen astrológico; por tanto, las formas podrían librarse de sus restricciones.

Podemos señalar que existen un entorno espiritual y una protección primordiales para el entorno de la mente. Además, podemos añadir que el adepto de polaridad negativa tratará de dar forma a esa alianza para su propio uso, mientras que la entidad de polaridad positiva puede proponer tenazmente lo que ilustra la espada astrológica; es decir, la luz y la verdad.

Interrogador: ¿Habría dos objetos o símbolos más apropiados que pudiera sostener la figura de la carta número Siete, en lugar de los que se muestran?

Ra: Soy Ra. Estudiante, eso lo dejamos a vuestra reflexión, y comentaremos cualquier observación que podáis hacernos.

Interrogador: ¿Hay algo que podamos hacer para que el instrumento esté más cómodo o para mejorar el contacto?

Ra: Soy Ra. Todo está bien. Los accesorios están colocados con la mayor meticulosidad y agradecemos la diligencia de este grupo. Hay mucha mayor distorsión hacia la armonía en esta sesión de preguntas, y nos unimos a vosotros en alabanza y gratitud. Esa es siempre la mayor bendición para mejorar el contacto, pues la armonía del grupo es lo que lo mantiene.

Soy Ra. Os dejo en el amor y la luz del Uno. Id pues, y regocijaros en el poder y la paz del infinito Creador. Adonai.

(La sesión 101, de 21 de diciembre de 1982, y la sesión 102, de 22 de abril de 1983, contienen únicamente material personal —relativo a las enfermedades del instrumento y del escritor, que aplazaron el contacto Ra durante el invierno— y por esa razón fueron suprimidos.)

 

[1] Ra hizo esa afirmación en respuesta a una pregunta personal que, con su respuesta correspondiente, se ha eliminado de la sesión anterior.

  Skip Navigation LinksL/L Research Library Transcripts - Table of Contents 1982 - Español La Ley del Uno, Libro IV, Sesión 100 - 29 de noviembre de 1982

Copyright © 2017 L/L Research