(Canalización de Carla)

Soy Latwii, y los saludo, amigos míos, en el amor y la luz del Creador Infinito. Por favor, tengan paciencia mientras bajamos la energía para este instrumento, como siempre. Ella es más sensible que la que intentábamos alcanzar con la conocida como L.

Estoy con este instrumento. Soy Latwii. Ahora tenemos un contacto más cómodo para el instrumento. Permítannos decirles lo contentos que estamos de darles la bienvenida a cada uno de ustedes al grupo esta noche, y especialmente a aquellos que han estado ausentes por un tiempo, como el conocido como Jim. Les agradecemos a cada uno de ustedes el privilegio de compartir nuestra meditación, porque nosotros en la Confederación en Servicio del Creador Infinito estamos aquí sólo para ser los espejos en los que ustedes encuentran la sabiduría de su propia alma. Y es sólo por su invitación que podemos estar con ustedes. Los saludamos en amor y en luz.

La luz de esta época particular del año es tan brillante que es dura para muchos de sus pueblos, y hay muchos entre sus pueblos en este momento particular del ciclo que dejarán esta encarnación y pasarán a otras cosas. Hay otros que son muy infelices o están enfermos o tienen el corazón inseguro de muchas maneras. Si te encuentras entre los afortunados que se han visto envueltos en la alegría de esta particular celebración que llamas Navidad, te pedimos que medites especialmente y envíes luz a aquellos que están a tu alrededor y que puedes o no conocer, porque hay tantos que es necesario en este momento que sean ayudados si es posible que lo hagas. Simplemente comparte al Creador con ellos sosteniendo el amor y la luz del Creador en tu corazón y liberándolo para el uso del mundo. Esto es todo lo que necesitas hacer. No necesitan conocer los detalles.

Les decimos, amigos míos, que están bajo la tierra. Este es su tiempo de crecimiento, de conocer y realizar quiénes son. Este es, en su ciclo de lo que este instrumento llamaría estaciones, el invierno, el tiempo de quietud. Por lo tanto, mis amigos, traigan tranquilidad a sus almas mientras descansan en la oscuridad de la tierra, reuniendo la fuerza para moverse y florecer en la estación. Este es el momento de ser paciente con uno mismo. Este es el momento de sentir la luz interior en lugar de buscar la luz exterior. Este es el tiempo de la semilla.

Puede que vean este tiempo terrestre como una prisión, porque de hecho no es un tiempo en el que su ser pueda hacer las transformaciones de color y armonía que hará en su estación. Sin embargo, amigos míos, ustedes tienen la llave de esa prisión y esa llave, una vez utilizada, abre la puerta a más color y más armonía de lo que jamás experimentarán como manifestación. Mientras meditan en su tiempo de semilla, mientras descubren el amor que es su esencia, dense cuenta de la fuente de ese amor, el Pensamiento original que creó ese amor, y deléitense en la armonía y la belleza y el florecimiento de esa realidad. Sus manifestaciones sólo pueden ocurrir en mucha plenitud como te preparas en este momento por la fuerza y la solidaridad con la que te enraízas en tu propio ser.

Voy a transferir en este momento. Tendrán que perdonar la ligera pausa mientras volvemos a aumentar la energía. Soy Latwii.

(Canalización L)

Soy Latwii, y los saludo [inaudible]. A menudo se dice [inaudible] recibirán, sin embargo, cuántas veces encontramos que el objeto de nuestros deseos rara vez es tan atractivo como lo era en nuestra imaginación. Así es, mis hermanos, con muchos de los deseos del corazón. A menudo [inaudible] pensamos que sabemos a dónde nos lleva. Con todo nuestro corazón deseando un fin, sin embargo, una vez que lo hemos conseguido y hemos seguido el camino hasta su conclusión [inaudible] por nuestros deseos [inaudible]. Hermanos míos, el camino no tiene [inaudible] y como el universo sigue y sigue y sigue [inaudible] que la oración de sus corazones no sea por fines sino por crecimiento, no por mirar sino por luces, no por [inaudible] sino por fuerza, porque de los tales se construye el camino al reino [inaudible].

[inaudible] cualquier pregunta en este momento [inaudible].

Pausa

Hermanos míos, me gustaría compartir con ustedes un simple pensamiento en este momento [inaudible].

Hermanos míos, se les ha dicho, y lo diré de nuevo la luz del universo sigue y sigue y sigue. Nosotros de Hatonn nos damos cuenta que esto es confuso pero es importante que entiendan [inaudible] la importancia de la meditación en este mensaje. Nosotros de Hatonn nos damos cuenta de que encuentran poco de valor en su primer examen de este mensaje, sin embargo les animamos [inaudible] a meditar más [inaudible] su comprensión [inaudible] del amor y la luz del Creador. Adonai, amigos mios [inaudible]. Yo soy Hatonn.

(Carla canalizando)

Chanting

Ami-Ra.

Los saludo, hijos míos, en el nombre de mi Padre. Elevo mi corazón hacia ustedes porque ¿no son de mi Padre? Esta pequeña a través de la cual hablo se llama por mi nombre. Hijos míos, no es necesario porque yo soy y ustedes son de mi Padre. Te pido que sean el esposo de la creación en la que andan este día, y que esperen el precioso regalo de su amor mientras se despierta hacia el reino del amor. ¿Y no irán donde han buscado ir? Sí, lo harán; yo estoy ustedes como mi Padre está con ustedes; como soy llamado, hablo. Porque como no hay tiempo, yo estoy siempre y ustedes conmigo forman parte de lo que es siempre. Gracias, hijos míos, por pensar en mí y solicitar mi vibración. Su presencia es tan agradable para mí como las flores más dulces, porque ¿no eres tú mi Padre? Paz a ustedes, hijos míos.

Hay alguien más en la sala. ¿Alguien pidió a Nona? C, no lo sientes, ¿verdad? Sí lo siento. BIEN.

Carla canaliza una canción de Nona hasta el final de la cinta.